Blogs

Archivo de la categoría ‘Mike Kryzewski’

A los pies de Coach K

Lunes, 15 Septiembre 2014

El peor (aunque también excelente) grupo de jugadores reunidos por Estados Unidos desde hace varios años ha “arrasado” a todos sus rivales en el Campeonato del Mundo de España. Se puede debatir mucho sobre el tan traído tema de las “distancias” entre el baloncesto internacional y el estadounidense pero la realidad es que las nuevas generaciones de jugadores americanos parecen más preparadas que las que presentan el resto de países.

Actitud. Este grupo de jugadores de Estados Unidos ha sido el más contenido y menos sobreactuado en mucho tiempo. Sin duda, mucho tiene que ver la actitud de su técnico, Mike Krzyzewski, que siempre ha mostrado un gran respeto por el baloncesto internacional y que ha realizado una selección de jugadores sabiendo perfectamente qué tipo de rivales iba a encontrarse en el campeonato. No debe ser fácil dirigir a un grupo de All Stars y condenar a alguno de ellos a papeles secundarios, pero “Coach K” ha protegido el poder del colectivo y ha logrado ir dotando de confianza a muchos jugadores para ser capaz de elevar el nivel del equipo a medida que la exigencia del campeonato era mucho mayor.

Irving-Rose. La pareja de bases formada por Kyrie Irving y Derrick Rose representa muy bien la manera de llevar el timón de  Mike Krzyzewski. En los primeros partidos de preparación, Rose parecía destinado a liderar el equipo estadounidense. Todo parecía preparado para que este mundial significara el de su “resurreción” y el del primer paso para un nuevo impulso a su carrera. La realidad es que Rose aun está lejos del nivel que le llevó a ser elegido MVP de la NBA y que su falta de confianza en el lanzamiento hacen de él un jugador menos determinante en este tipo de eventos. Coach K vive el presente y no atiende a nada más que lo que puede beneficiar al colectivo en este momento, si Rose tiene que jugar 10 minutos, los juega y punto.

Kyrie Irving ha sido el base perfecto para este equipo. En defensa es un jugador bastante estable y en ataque ha tomado las decisiones perfectas para su equipo. A  sus 22 años, repito 22 años,  ha demostrado una madurez y un liderazgo impresionante que seguirá poniéndose a prueba con la llegada de Lebron James y Kevin Love a su equipo, los Cavaliers.

¡¡Es el tiro¡¡.  Desde que el tandem Krzyzewski/Colangelo se propusieron volver a poner las cosas en “su sitio” siempre han planificado grupos de jugadores y propuestas de juego donde el lanzamiento exterior tenga un gran peso en el juego. Incluso desde estas líneas hemos denunciado alguna vez el escaso peso en el juego que proporcionan a los jugadores interiores pero la realidad es que la eficacia en el tiro de tres puntos ha marcado (entre otros muchos factores) la diferencia con el resto de los equipos. En este campeonato del mundo, el trío interior Davis, Faried y Cousins también ha rendido de una manera espectacular porque han dominado el rebote, han jugado con una actividad superior y han permitido con sus “correcciones” defensivas que sus compañeros pudieran arriesgar al máximo en defensa en busca de la recuperación del balón.

El Mundial. El campeonato del Mundo vale más por sus meritorios medallistas que por todo lo demás. La semifinal Francia-Serbia será un partido que recordaremos muchos años, igual que el orgullo de los franceses por defender su espacio entre la élite a pesar de las ausencias. Probablemente, recordaremos este campeonato como el punto de partida de otro ciclo de buenas actuaciones de Serbia y por supuesto siempre quedarán en la retina esos 15 minutos (entre el 5 y el 20) maravillosos de Estados Unidos en la final. Fuera de aquí, poco, muy poco, con España liderando el ranking de las decepciones, qué pena.

Los descartes de USA

Martes, 5 Agosto 2014

John Wall, Bradley Beal y Paul Millsap han sido los tres últimos descartes de la selección de Estados Unidos que está preparando el Campeonato del Mundo que comenzará a finales del mes de agosto. Después de esta decisión y de la tremenda y gravísima lesión de Paul George, son 16 los jugadores que forman parte de la convocatoria de un equipo que, como siempre, tendrá muchísimos puntos de interés y que mantiene en el fondo de la elección de jugadores un máximo respeto por el evento y por los rivales que podrá encontrarse en el camino.

Cantidad y calidad en los bases. Sin duda, estamos ante el puesto de más talento de todo el equipo. El descarte de un gran jugador como Wall es comprensible porque el base de los Wizards no es una amenaza en el lanzamiento exterior. Kryzewski es muy consciente que el plan contra los americanos pasará por defensas cerradas que dejen el desenlace de los partidos (en muchos casos la diferencia de la derrota) en el mayor o menor acierto de Estados Unidos desde más allá de la línea de tres puntos. Derrick Rose y Stephen Curry parecen seguros en el puesto y quizás Irving parta con ventaja sobre Lillard. Por estructura, parecería claro el descarte de otro base, pero será bastante habitual que Estados Unidos juegue con dos pequeños de manera simultánea.

Korver como síntoma. La presencia de Kyle Korver se debe interpretar como otro aspecto que denota la obsesión de Coach K de contar con muchos tiradores en el equipo. Personalmente creo que Korver y Hayward, aún siendo buenos jugadores (obviedad) no pintan mucho en la selección. Klay Thompson también es un gran tirador y es más completo y versátil que ellos. Tampoco tengo claro el papel que podría desempeñar Demar De Rozan. Quizás podría ayudar ante exteriores más físicos aunque a día de hoy me cuesta pensar que no sea uno de los descartes.

Salvar al soldado Cousins. Asumiendo que Kevin Durant jugará muchos (o todos) los minutos en la posición de “cuatro”, el espacio para los jugadores interiores se reduce bastante en número y en protagonismo si atendemos a la propuesta de juego que ha desarrollado Estados Unidos en las últimas competiciones. Anthony Davis es fijo y la incorporación a última hora de Mason Plumlee, jugador de confianza de Kryzewski parece otorgarle muchas opciones de formar parte de la lista definitiva. Este hecho pone en peligro la presencia del jugador interior de más calidad de toda la lista, Demarcus Cousins. Personalmente significaría una decepción porque Cousins sabe jugar de espaldas, generarse sus canastas y producir espacios para los jugadores exteriores. Eso sí, si la idea únicamente es tener un jugador para poner bloqueos y finalizar las ventajas creadas por los exteriores, Drummond y Plumlee pueden valer como especialistas teniendo en cuenta que en defensa son algo más productivos que Cousins. Completa el juego interior otro jugador que, en mi opinión debe ser fijo como Faried. El jugador de los Nuggets aportará actividad, capacidad para correr el campo y una buena dosis de defensa y rebotes. El juego interior de España condicionará seguramente la decisión definitiva de Kryzewski.

Estaremos atentos a los próximos movimientos en forma de descartes de Estados Unidos. Seguramente no acertaré, pero descartaría a Korver, Hayward, Drummond y uno entre De Rozan y Parsons. Muchos bases en el equipo pero son todos tan buenos..¿ o no lleva España cuatro bases por lo mismo?. En cualquier caso, la selección americana no es la mejor que pueden presentar pero es un equipo tremendo, liderados por el mejor anotador del planeta, Kevin Durant. Máximos favoritos, conviene pensarlo y también decirlo. Desde esa posición España tendrá muchas más opciones.

Lo que no me perdería de un España-USA, incluso amistoso.

Martes, 24 Julio 2012

Hay en la víspera del partido de esta noche frente a Estados Unidos una sensación especial que evita calificar únicamente el duelo como “amistoso”. En realidad, el resultado de esta noche tiene nula trascendencia y aunque se presente (peligrosamente) este encuentro como un anticipo de la Final Olímpica es cierto que estamos ante las dos mejores selecciones del mundo por lo que cualquier enfrentamiento entre ellas siempre tiene uno o muchos elementos adicionales de interés.

Calderón y los bases USA. Los dos últimos partidos del base extremeño nos han reconciliado con su mejor versión. Aceptamos que debe estar lejos de ser la primera referencia ofensiva del equipo pero no debe olvidar jugar con agresividad para evitar que se focalice en exceso la atención defensiva de nuestros rivales sobre el juego interior. Enfrente Chris Paul y Deron Williams, dos excelentes jugadores que, rodeados de Bryant, James o Durant adoptan un rol muy diferente al que desarrollan en la NBA.

Lebron, ese gran desconocido. A veces cuando leo y escucho sobre Lebron James pienso sobre cómo el envoltorio no deja ver el regalo. James es altivo y convirtió su cambio de equipo en un momento televisivo lamentable pero es un jugador extraordinario del que se pondera poco su capacidad para influir en muchas facetas del juego. Su versatilidad defensiva encaja a la perfección en los constantes cambios de asignación que ordena el seleccionador norteamericano. Por eso, le veremos defendiendo a Pau Gasol y a Juan Carlos Navarro y en ataque proporcionará numerosos tiros abiertos a sus compañeros (¿alguien ha comentado quien dio el pase previo de la mayoría de los triples de Durant frente a Argentina?).

El factor mental. Todo el mundo juega contra Estados Unidos sabiendo que cada pérdida de balón será enormemente penalizada. Este hecho condiciona el ataque de la mayoría de los equipos que se “protegen” abusando del dribling y cuidando poco los detalles en el trabajo previo a recibir el balón. Es la hora de ser valientes,  de usar el dribling sólo para generar ventajas  y de tener paciencia porque a Estados Unidos le cuesta mantener la concentración mucho tiempo seguido.

Gasol y Gasol. No me refiero en este caso a los dos hermanos Gasol, entre otras cosas porque Marc parece que no será de la partida sino a cómo condiciona el partido la presencia de Pau Gasol en ataque y en defensa. El entrenador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski pensará en soluciones de ayudas colectivas para defender el juego del internacional español cerca del aro mientras que Sergio Scariolo acudirá a defensas zonales para evitar que el pívot de los Lakers tenga que defender a James o Anthony demasiado lejos del aro. La estructura del equipo estadounidense hace que Gasol sea un factor aún más decisivo.

Los “inesperados“.  Estos partidos suelen deparar apariciones estelares de algunos jugadores que no aparecen en el cartel de promoción del encuentro. En España apuesto por LLull y Felipe Reyes como jugadores cuyas características encajan con lo que se requiere para jugar contra Estados Unidos, pasión, versatilidad defensiva y mucha decisión ofensiva. En Estados Unidos habrá que ver qué tal día tiene el irregular Westbrook, no soy un apasionado de este jugador pero no le niego su variedad ofensiva apoyada en sus prodigiosas piernas.

Kevin Durant, por supuesto: Un manual de gestos técnicos brillantes por la pista. La distancia de triples FIBA y la altura desde la que lanza le hacen prácticamente imparable. Nosotros tenemos que disfrutarle, los jugadores españoles pensar que va a hacer puntos seguro pero que es el defensor más vulnerable de Estados Unidos.

Proyecto España

Lunes, 13 Septiembre 2010

El Campeonato Mundial de Turquía o el Campeonato de Kevin Durant, como prefieran, ha llegado a su fin. Un Mundial bastante discreto en cuanto al juego, con solo tres o cuatro partidos que perdurarán en nuestra memoria y con la lógica decepción del sexto puesto de España que obliga a una  reflexión que debe ir encaminada a preparar el futuro de la mejor manera posible.- Durant y coach K. Es justo dedicar unas líneas al justísimo campeón. Estados Unidos ha dominado el campeonato con el grupo de jugadores a priori menos preparados para hacerlo. Bajo el cobijo del excepcional Kevin Durant el grupo ha mostrado una actitud excepcional de trabajo y de respeto por el Torneo. Su juego no ha sido espectacular pero sí brillante en su cuidado de los detalles fundamentales. En España vende más la crítica jocosa y oportunista que los juicios sólidos. Cuesta encontrar líneas de halago al trabajo del entrenador de Estados Unidos, Mike Kryzewski. En mi opinión su labor ha sido excepcional por su capacidad de adaptar al equipo rápidamente a las necesidades de la competición y por conseguir que jugadores que son estrellas en sus equipos asumieran roles muy distintos a los que desarrollan habitualmente, sin conceder a la galería ninguna mueca de desagrado o enfado.

Los retos de España. La selección nos tenía muy mal acostumbrados. Esta decepción nos debe hacer reflexionar sobre lo meritorio de lo logrado y las asignaturas pendientes a las que tiene que hacer frente el equipo nacional. Hay varias cuestiones que deja el campeonato.

1. Scariolo. Como no conviene separar la actuación del Técnico de la de su grupo de jugadores, conviene asumir que el técnico italiano no ha estado bien, sin embargo creo que debe continuar porque creo que su capacidad es máxima y porque está preparado para iniciar una nueva reconstrucción de un grupo ganador. El estilo de España debe pasar por jugar más rápido, con más continuidad y recuperar sensaciones de agresividad defensiva que han brillado por su ausencia en Turquía. La mayor diferencia entre esta España y la Campeona del Mundo y Europa ha estado en su falta de compromiso en defensa. Por ahí tiene que empezar el trabajo del seleccionador. Hay motivos para ser muy optimistas ya que tenemos buenos jugadores, nos faltaban jugadores determinantes y el equipo tiene alma, como demostró con la excepcional e infructuosa remontada contra Argentina.

2. “El Tres”, el “Cuatro”  o un nuevo modelo. La posición de alero alto y de pívot que juegue abierto para generar espacios son las que necesitan de alternativas urgentes. Parece que Mumbrú y Garbajosa acaban su ciclo con España. Su actuación ha sido más que digna aunque sigo pensando que los minutos que ha jugado Mumbrú hubieran ayudado más a un joven sin que el resultado de la selección hubiera variado en nada. El “Cuatro” es un reto enorme de esta selección. Claver parece la alternativa elegida por la Federación (que no por Scariolo) pero en su equipo juega de alero y no acaba de realizar una temporada redonda. Habrá que esperar la evolución de Aguilar y Mirotic pero mientras tanto conviene centrarse en lo que tenemos y quizás ser menos rígidos y plantear una estructura de juego que permita la convivencia de Fran Vázquez con cualquiera de los hermanos Gasol o los dos hermanos juntos. Scariolo ha sido demasiado rígido en este sentido y el equipo ha adolecido de poderío físico en muchos momentos del campeonato.

3. Ricky y Marc. Probablemente los dos jugadores españoles que más por debajo de las expectativas han rendido. Ricky Rubio no ha encontrado el pulso al campeonato. La Primera fase no hizo más que cargarle de dudas y no consiguió remontar el vuelo. Su juego ha perdido chispa e improvisación y su presencia en el campo ha resultado demasiado intrascendente. Ha llevado al equipo a un ritmo demasiado bajo, agradeceríamos que de vez en cuando cometiera errores propios de un chaval de 19 años.
Marc Gasol no ha estado mal, ni tampoco bien
. En su caso, disculparía que al equipo le ha costado recurrir de manera constante a él como una alternativa fiable en ataque pero Gasol se ha mostrado demasiado frío en el campeonato, poco dominador en defensa y rebote. En definitiva, le ha faltado pasión, recuperar esa sensación de gratitud que mostró en el Mundial de Japón y no mostrar siempre una cara como si se le debiera algo.