Blogs

Archivo de la categoría ‘Mundial de Turquía 2010’

Proyecto España

Lunes, 13 Septiembre 2010

El Campeonato Mundial de Turquía o el Campeonato de Kevin Durant, como prefieran, ha llegado a su fin. Un Mundial bastante discreto en cuanto al juego, con solo tres o cuatro partidos que perdurarán en nuestra memoria y con la lógica decepción del sexto puesto de España que obliga a una  reflexión que debe ir encaminada a preparar el futuro de la mejor manera posible.- Durant y coach K. Es justo dedicar unas líneas al justísimo campeón. Estados Unidos ha dominado el campeonato con el grupo de jugadores a priori menos preparados para hacerlo. Bajo el cobijo del excepcional Kevin Durant el grupo ha mostrado una actitud excepcional de trabajo y de respeto por el Torneo. Su juego no ha sido espectacular pero sí brillante en su cuidado de los detalles fundamentales. En España vende más la crítica jocosa y oportunista que los juicios sólidos. Cuesta encontrar líneas de halago al trabajo del entrenador de Estados Unidos, Mike Kryzewski. En mi opinión su labor ha sido excepcional por su capacidad de adaptar al equipo rápidamente a las necesidades de la competición y por conseguir que jugadores que son estrellas en sus equipos asumieran roles muy distintos a los que desarrollan habitualmente, sin conceder a la galería ninguna mueca de desagrado o enfado.

Los retos de España. La selección nos tenía muy mal acostumbrados. Esta decepción nos debe hacer reflexionar sobre lo meritorio de lo logrado y las asignaturas pendientes a las que tiene que hacer frente el equipo nacional. Hay varias cuestiones que deja el campeonato.

1. Scariolo. Como no conviene separar la actuación del Técnico de la de su grupo de jugadores, conviene asumir que el técnico italiano no ha estado bien, sin embargo creo que debe continuar porque creo que su capacidad es máxima y porque está preparado para iniciar una nueva reconstrucción de un grupo ganador. El estilo de España debe pasar por jugar más rápido, con más continuidad y recuperar sensaciones de agresividad defensiva que han brillado por su ausencia en Turquía. La mayor diferencia entre esta España y la Campeona del Mundo y Europa ha estado en su falta de compromiso en defensa. Por ahí tiene que empezar el trabajo del seleccionador. Hay motivos para ser muy optimistas ya que tenemos buenos jugadores, nos faltaban jugadores determinantes y el equipo tiene alma, como demostró con la excepcional e infructuosa remontada contra Argentina.

2. “El Tres”, el “Cuatro”  o un nuevo modelo. La posición de alero alto y de pívot que juegue abierto para generar espacios son las que necesitan de alternativas urgentes. Parece que Mumbrú y Garbajosa acaban su ciclo con España. Su actuación ha sido más que digna aunque sigo pensando que los minutos que ha jugado Mumbrú hubieran ayudado más a un joven sin que el resultado de la selección hubiera variado en nada. El “Cuatro” es un reto enorme de esta selección. Claver parece la alternativa elegida por la Federación (que no por Scariolo) pero en su equipo juega de alero y no acaba de realizar una temporada redonda. Habrá que esperar la evolución de Aguilar y Mirotic pero mientras tanto conviene centrarse en lo que tenemos y quizás ser menos rígidos y plantear una estructura de juego que permita la convivencia de Fran Vázquez con cualquiera de los hermanos Gasol o los dos hermanos juntos. Scariolo ha sido demasiado rígido en este sentido y el equipo ha adolecido de poderío físico en muchos momentos del campeonato.

3. Ricky y Marc. Probablemente los dos jugadores españoles que más por debajo de las expectativas han rendido. Ricky Rubio no ha encontrado el pulso al campeonato. La Primera fase no hizo más que cargarle de dudas y no consiguió remontar el vuelo. Su juego ha perdido chispa e improvisación y su presencia en el campo ha resultado demasiado intrascendente. Ha llevado al equipo a un ritmo demasiado bajo, agradeceríamos que de vez en cuando cometiera errores propios de un chaval de 19 años.
Marc Gasol no ha estado mal, ni tampoco bien
. En su caso, disculparía que al equipo le ha costado recurrir de manera constante a él como una alternativa fiable en ataque pero Gasol se ha mostrado demasiado frío en el campeonato, poco dominador en defensa y rebote. En definitiva, le ha faltado pasión, recuperar esa sensación de gratitud que mostró en el Mundial de Japón y no mostrar siempre una cara como si se le debiera algo.

Lo que va de Navarro a Spanoulis

Sbado, 4 Septiembre 2010

Oficio, confianza y calidad. España se ha clasificado para Cuartos de Final del Mundial de Turquía después de un partido duro contra Grecia dónde los nuestros supieron hacer valer su mayor talento y carácter ganador. La diferencia entre España y Grecia es lo que separa a Navarro y Spanoulis. El griego es un jugador brillante, el español es un jugador histórico, cada año mejor porque añade un extraordinario sentido de la responsabilidad en el juego que le distancian frente a otros jugadores parecidos.

Scariolo Vs Kazlauskas. Me parece justo reconocer la labor del técnico español. Más allá de la confianza que ha demostrado en sus jugadores, en especial en el banquillo y de su habilidad para plantear una zona que frenó los dos mejores momentos griegos en el partido, el técnico italiano ha demostrado en su ciclo al frente de la selección dos cualidades básicas. Flexibilidad para  modelar su manera de dirigir un colectivo y personalidad para defender sus irrenunciables ideas. Kazlauskas, el seleccionador griego empezó a perder el partido permitiendo el bochorno de su equipo en la derrota ante Rusia. Frente a España ha permitido que Spanoulis hiciera la tercera falta en la última defensa antes del descanso y no ha sabido encontrar una forma fiable de atacar la defensa zonal de los españoles.

Asignaturas pendientes. Siendo un claro aspirante al título, España debe seguir progresando para avanzar en la competición. La prioridad pasa por ser más constantes y sólidos. El equipo ha vuelto a zozobrar durante algunos minutos donde concede demasiadas opciones claras de anotación a los equipos rivales. Las miras se dirigen a la fragilidad reboteadora de los pívots pero más bien debemos fijarnos en la inconsistencia defensiva de nuestra primera línea de exteriores. Aunque el campeonato de Raúl López está siendo bueno sigo pensando que Llull podría ayudar jugando en algún momento de base.

Serbia. Si nos fiamos por el partido que ha jugado frente a Croacia, tenemos poco que temer pero el choque pinta a ser duro de verdad porque los balcánicos cuentan con una defensa bien trabajada y dominan el juego 2×2 con Krstic y Perovic. España afrontará el choque con más confianza y con más jugadores sumados a la causa y además, tenemos a Navarro.

Un España-Grecia como los de antes

Viernes, 3 Septiembre 2010

España jugará contra Grecia en Octavos de Final. Da igual el resto, pensar en posibles cruces siguientes sería un error sublime ya que el conjunto griego tiene suficientes recursos como para no permitir la más mínima distracción. La batalla prepartido la hemos ganado, aunque no cuente mucho, España no tiene ningún miedo a Grecia y los helenos no parecieron tener mucho interés en cruzarse con España. Nueva Zelanda estropeó sus planes.

- La Teoría Scariolo. Dice el técnico italiano que España ha ido por delante el 97% del tiempo en esta primera fase. Compro parte de la teoría. El dato es real e irrefutable, el matiz viene porque el 3% restante se ha jugado extraordinariamente mal. Sin embargo, en este deja vú constante que parece remitirnos al pasado europeo tengo la sensación de que el equipo jugó bastante peor en las derrotas del pasado verano.

- Líbano, Canadá y el cuadro final. El panorama español dos días después de los minutos fatídicos contra Lituania es radicalmente distino. Los dos partidos finales no han sido excelsos pero han subido el ánimo de jugadores como Vázquez, Rudy Fernández y Felipe Reyes que se antojan fundamentales en el resto del Campeonato. Además, el grupo ha conseguido el segundo puesto del grupo que hubiera sido el preferido de los internacionales si hiciéramos una encuesta entre ellos. Los dos partidos contra Líbano y Canadá tenían poco a ganar y mucho que perder. Hemos conseguido el máximo beneficio posible de ellos

- El rival. Grecia es un gran equipo, en mi opinión junto a España y Serbia el trío dominante del continente (aunque Turquía estará en semifinales del Mundial) pero España siempre ha sabido cómo jugarles. En esta ocasión la perspectiva de una victoria abultada española parece muy lejana. Todo apunta a un partido contra Grecia como los de antes de nuestra época doradísima; duro, trabado, intenso, bronco, igualado y decidido por acciones puntuales. Grecia es superior físicamente y España domina claramente el apartado técnico. La batalla con Bouroussis y Schortsianitis es clave para el desarrollo del encuentro. Necesitamos la mejor versión de nuestros interiores.

- Ajustes. Ante un equipo tan duro como Grecia, la utilización de Llull como base puede ser un recurso muy necesario. El jugador balear no está en su mejor nivel pero solo necesita dos o tres acciones consecutivas buenas para ser el revulsivo que necesitamos. Sus prestaciones defensivas pueden sernos útiles ante los directores de juego helenos y su velocidad alterar el plan griego de llevar el partido a pocos puntos. Por otro lado, tampoco descartaría la opción de jugar algún momento con Fran Vázquez y Marc Gasol juntos para dar más intimidación al equipo y en ataque es importante que Ricky Rubio y Navarro coincidan con el pívot gallego del Barcelona más tiempo porque son los que mejor entienden sus capacidades atléticas.

Algo más que una derrota

Martes, 31 Agosto 2010

Hay derrotas que dejan heridas difíciles de reconstruir. El partido contra Lituania marca un punto de inflexión que obligará a este fantástico grupo de jugadores a un reto del máximo nivel, no se trata sólo de luchar por un nuevo puesto de privilegio, sino de acabar con las sensaciones tan erráticas que ofrece el equipo desde el primer día.

Titulares-Suplentes. Entiendo que será el claro debate post partido ya que la recuperación lituana ha venido con nuestros titulares descansando. La realidad es tozuda y contundente y ya hemos venido avisando de que el nivel del cinco inicial y de los suplentes era demasiado dispar respecto al de otras citas de nuestra selección. Sin embargo, seguramente a contra corriente, voy a romper una lanza en favor de Scariolo que, seguramente pensó en revitalizar a un grupo de jugadores muy necesarios antes que finiquitar definitivamente el partido.

Termómetro Ricky. Si hay un jugador que está representando claramente la actuación de España este campeonato, ese está siendo Ricky Rubio. El base del Barça es el fiel reflejo de la irregularidad de nuestra selección, alternando momentos lúcidos con otros donde le cuesta encontrar soluciones a los problemas ofensivos. El número de botes que utiliza Rubio en España dobla a los que usa en su equipo. Botar=dudar, mala cosa.

Detalles. Independientemente de los rebotes y del pésimo porcentaje de tiros libres que están condenando a España desde principio del campeonato es necesario precisar algunos aspectos que poco recuerdan al equipo Campeón del Mundo y de Europa. En defensa el equipo se muestra poco agresivo en determinadas situaciones de bloqueo directo, estamos llevando al extremo algún aspecto del scouting, una cosa es que un jugador sea mal tirador y otra dejarle que permanentemente lance sin oposición. En ataque, la ansiedad nos está condicionando cuando el partido se aprieta, el equipo tiene capacidad para conseguir mejores tiros en esos momentos.

Malos hábitos

Sbado, 28 Agosto 2010

Lo sabemos. España perdió contra Serbia el primer partido del pasado europeo, incluso la selección de fútbol ganó el pasado mundial después de caer derrotada en su primer compromiso. No se trata entonces de alarmar y elucubrar con un presumible fracaso en el recién estrenado campeonato del Mundo sino de analizar cómo un equipo que ha tuteado a la, hasta ahora inabordable, selección de Estados Unidos, se ha mostrado tremendamente errático, nervioso y ansioso como en este partido ante Francia.

Francia. Explotar sus “rarezas”. El equipo galo es atípico y muy discreto en muchas facetas del juego. Estamos ante uno de los peores grupos de pasadores y tiradores del campeonato. Para limitar sus deficiencias ofensivas, Francia trata de llevar el partido a un ritmo bajo e incomodar a sus rivales con muchas situaciones defensivas de cambios entre jugadores. Entre que a esta España le cuesta anotar en situaciones rápidas y que no hemos estado muy hábiles leyendo la disposición defensiva de nuestros rivales, es evidente que el plan francés ha resultado un éxito.

España. Fría y errática. Los cinco primeros ataques de España no presagiaban nada bueno. Curiosamente todos ellos fueron después de errores franceses, pero incomprensiblemente se desarrollaron en media pista y a un ritmo lento. El primer mensaje que se mostró a Francia fue oxígeno puro para los jugadores del país vecino.

Nombres. A priori España superaba claramente a Francia en los puestos capitales de este juego. El base y el “cinco”. Nuestros bases no han contribuido a encontrar las respuestas que demandaba el partido y han sido superados por Albicy, sin duda, el jugador de esta primera jornada del mundial. Marc Gasol ha estado muy condicionado por sus dos tempraneras faltas y no ha podido exhibir su superioridad absoluta frente a los galos. Preocupante, sin duda, los problemas que tiene el equipo nacional para alimentar de manera constante al pívot de Memphis. Su sustituto Fran Vázquez tampoco ha estado acertado, en realidad como todo el banquillo español.

Y ahora. España debe jugar pensando en recuperar sensaciones más que con la idea de sumar victorias. El nivel del grupo posibilitará sumar triunfos suficientes para avanzar en el campeonato. A corto plazo debemos encontrar capacidad para anotar más veces en situaciones de contraataque, canastas con efecto revitalizador y muy dañinas animicante para los rivales. Desde ese punto de partida, también parece prioritario que recordemos que los principales éxitos de España han venido respaldados por actuaciones muy sólidas de los reservas. Actualmente nuestros suplentes parecen menos titulares que nunca, debemos remediarlo.

Qué no perderse del Mundial de Turquía

Viernes, 27 Agosto 2010

Es cierto que no estamos ante el mejor Campeonato del Mundo posible. Probablemente no estén en Turquía ninguno de los 10-15 mejores jugadores del mundo. Aún así, no debemos desmerecer una competición que puede consolidar al que será uno de los jugadores de la próxima década como Kevin Durant, perpetuar la hegemonía española o respaldar la nueva colección de talentos balcánicos.

España. Ricky y Marc. Tengo la sensación de que el resultado final de España depende en gran medida de cómo rindan nuestro base y pívot titulares. Rubio asumirá el mando absoluto tras la lesión de Calderon. Su sintonía en el juego con Navarro y Vázquez serán muy útiles pero debe mostrarse más regular en su rendimiento. Una buena oportunidad para escribir un renglón de oro en una trayectoria que se presume de leyenda. Marc Gasol puede ser el pívot más dominante de la competición, el problema es que la propia selección a veces lo olvida.

La hora de los bajitos. Una de las notas más características del campeonato será la presencia simultánea de varios pequeños en cancha y de solo un jugador interior. El baloncesto camina en un peculiar regreso al pasado que está relativizando la importancia de los aleros grandes. España jugará muchos minutos con Rudy y Navarro juntos, Brasil con Alex García y Leandrinho en las alas, Estados Unidos presentará tres escoltas a la vez en el exterior y Kevin Durant de falso “cuatro”.

Tapaditos. La lógica apunta a Estados Unidos y España un peldaño por encima de Serbia y Grecia. Después situaría a Argentina y Turquía, estos más que nada por su condición de anfitriones. No me gustaría cruzarme con Argentina en cuartos, su quinteto inicial es de lo mejor del campeonato y a un partido son durísimos. De los menos nombrados, Australia y Croacia pueden ser las sorpresas. Creo poquito en Brasil (por lo que pueden llegar lejos)

Un vistazito a. Las ausencias harán que nos fijemos más en los jóvenes talentos que aprovecharán el campeonato para relanzar sus carreras. El australiano, Patrick Mills, los alemanes Pleiss y Benzing, el madridista Tomic y el canadiense Olinik, son algunos de los jugadores que pueden destacar en Turquía. Además será un buen momento para examinar a lustrosas incorporaciones de la ACB como Bjelica y observar el rendimiento de jugadores como Velickovic que disfrutará de sus últimos minutos de “cuatro” del año antes de emprender su aventura como “alero” en el Real Madrid.  En España, da la sensación de que éste tampoco será el campeonato del despegue de Victor Claver ya que parte claramente como el quinto pívot del grupo.

Sanciones “Inteligentes”. Después de la monumental tángana del Grecia-Serbia preparatorio, la FIBA ha optado más por el pragmatismo que por la justicia. Krstic no debería disputar este Mundial, tres partidos por estrellar una silla en la cabeza de un contrario parece una sanción de chiste que crea un precedente peligroso.

España.Primeros apuntes

Mircoles, 18 Agosto 2010

España avanza en su preparación para el Mundial de Turquía repitiendo el mismo patrón que en los últimos años sumando victoria tras victoria en partidos muy a medida, con arbitrajes que nada se parecerán a los del Mundial y con un público entregado que abarrota pabellones de enorme capacidad.

Los problemas físicos de Marc Gasol y Rudy Fernández han puesto a prueba el fondo de armario de nuestra selección y el balance es más que positivo ya que parece que hay muchos equipos que pueden competir con su quinteto titular contra los nuestros pero pocos son capaces de mantener el ritmo de juego de España de manera constante.

Aún así conviene hacer un ejercicio de prudencia y no dejar pasar por alto aquellos aspectos que si bien no podemos calificar de preocupantes, deben mejorarse para el máximo nivel que exigirán los partidos decisivos del Campeonato del Mundo.

- Calderón. Sí, pero… El base extremeño está cumpliendo pero está lejos de su mejor versión. En este juego, abusar de los botes suele ser sinónimo de dudas y Calderón está driblando demasiado evitando una circulación de balón más productiva. Es cierto que su presencia en cancha transmite seguridad y que sus errores son limitados pero debe exigirse mayor rigor a la hora de poner el balón en las manos del jugador que más nos interese en cada momento.

- Equilibrio. A España le cuesta poner el balón en el poste bajo. Marc Gasol es un gran referente pero a Vázquez se le utiliza exclusivamente jugando continuaciones de bloqueo directo y Felipe Reyes se busca la vida de manera excepcional pero no es una prioridad ofensiva en este grupo. El equipo abusa de circulación exterior por momentos olvidando que los espacios para nuestros tiradores pueden generarse jugando balones interiores.

El efecto LLull.  La energía del jugador del Real Madrid será de gran utilidad para el combinado español. Su ausencia por lesión ha impedido probar más variantes en el juego que seguro que Scariolo tiene pensadas. La actividad defensiva de Llul y su acierto en el tiro exterior le permitirá sustituir con garantías a Rudy y Navarro. El trabajo defensivo en todo el campo de Ricky Rubio y LLull es un auténtico dolor de cabeza para nuestros rivales. Su recuperación afectará al protagonismo de San Emeterio y Mumbrú que se han mostrado bastante fiables hasta el momento.

- Balance defensivo. España no corre de igual manera en los dos sentidos del campo. En ataque la velocidad de su línea exterior complementada por los rapidísimos pívots Reyes, Vázquez y Claver hacen que sea capaz de anotar con fluidez jugando en continuidad. En defensa, el equipo se está mostrando más perezoso y ha recibido demasiados puntos fáciles en acciones de contraataque. Probablemente la falta de tensión de estos partidos y el ambiente favorable en el que siempre juega el equipo hace que por momentos se relaje innecesariamente en estos detalles.

Contra el método “Descartes”

Mircoles, 11 Agosto 2010

Fernando San Emeterio es el jugador que finalmente completará la Selección española que acudirá al Mundial de Turquía. El jugador del Caja Laboral obtiene un justo premio a su brillante temporada y acudirá por primera vez a una cita mundialista en la que no estará Carlos Suárez que también hubiera merecido representar a España pero que se ha visto perjudicado por la mayor versatilidad de San Emeterio y la confianza de Scariolo en Mumbrú al que reconoció como “intocable” desde el primer momento.

El casting público al que se han visto sometidos estos dos jugadores no parece propio de estos tiempos. Si después de 9 meses de competición no se puede evaluar qué puede ofrecer cada jugador es que algo no funciona. Entiendo que  hay que manejar otro grupo de jugadores que estén en forma ante posibles lesiones pero parece más lógico que todos sepan claramente su papel desde el principio. La situación vivida en los últimos días por Suárez y San Emeterio parece innecesaria salvo que ellos supieran la decisión final desde hace tiempo.

Las posibilidades tácticas que ofrece San Emeterio de adaptarse a la posición de “dos” y “tres” y su mayor versatilidad defensiva han resultado decisivas a la hora de su elección. Además el jugador del Caja Laboral ha sabido manejarse mucho mejor estos últimos días dónde ya era muy público (demasiado) que entre él y Suárez se jugaban la última plaza.

Carlos Suárez se ha mostrado más nervioso e inseguro, queriendo demostrar su valía en cada acción. Aún así, estamos ante un jugador básico para el futuro de nuestro equipo nacional y debe hacer valer su capacidad permanente de superación para seguir progresando en aquellos aspectos del juego que le han alejado del Mundial de Turquía.

Por lo demás, la preparación de España avanza con buenas sensaciones. El equipo se siente cómodo en los sencillos movimientos tácticos planteados por Scariolo que incentivan la creatividad del grupo y la recuperación de LLull dará todavía más energía a la segunda unidad. El partido jugado ayer en Eslovenia será tremendamente útil para extraer conclusiones, lástima que el resto de los amistosos sean tan a medida….

Lo que va de Japón a Turquía

Mircoles, 21 Julio 2010

Arranca España su preparación para el Campeonato del Mundo de Turquía y es irremediable echar un vistazo atrás para analizar como ha evolucionado nuesto baloncesto en estos cuatro años desde la anterior y exitosa cita mundialista hasta ahora donde nuestro equipo nacional sigue gozando de una extraordinaria salud.

Seleccionadores. Tres seleccionadores en cuatro años parecen demasiados, aunque es cierto que Scariolo parece destinado a dar estabilidad a un puesto porque es el que más afinidad tiene que con José Luis Sáez. Las marchas de Pepu y Aíto dejaron cierto poso amargo. Los métodos de Scariolo son muy distintos a los de los dos técnicos españoles, sus sesiones de entrenamiento son más exigentes y sus sistemas algo más rígidos pero el entrenador italiano es una auténtica garantía.

El núcleo duro. Navarro, Mumbrú, Calderón, Garbajosa y Pau Gasol son los verdaderos líderes del equipo. La de Gasol no iba a ser la única ausencia este verano en la selección pero el presidente de la Federación Española ha hecho un gran esfuerzo por asegurar la presencia de otros pesos pesados como Garbajosa y Navarro. Pau Gasol sigue haciendo historia en la NBA mientras que Navarro huyó de la liga americana desesperado por no estar en una franquicia ganadora.

La generación intermedia. Rudy Fernández y Marc Gasol tuvieron un papel fundamental en el éxito de Saitama de hace cuatro años. Ambos daban muy buenos minutos desde el banquillo  resultaron decisivos en momentos puntuales. Ahora están más consolidados aunque vienen de realidades muy distintas en la NBA. Mientras el prestigio de Marc Gasol aumenta sin parar, Rudy vive en las dudas propias de quien se siente con capacidad de hacer muchas cosas y le limitan a realizar solo una. Tengo gran curiosidad por ver cómo afronta Rudy el Mundial de Turquía y si es capaz de vencer la sombra que Portland ha hecho crecer sobre él.

Ricky y Llull. Desde Japón, y con el permiso del reincorporado Fran Vázquez, son las dos apariciones más brillantes de nuestro baloncesto. De Ricky Rubio ya sabíamos hace cuatro años que su futuro estaba destinado a ser un jugador determinante en el combinado nacional, entonces con 16 años ya jugaba en la ACB y su cabeza no apuntaba a un desvío prematuro del camino correcto. La aparición de Llull es más sorpresiva pero igual de contundente. El jugador balear representa  muchas de las cualidades del jugador moderno, versátil, atlético y completo en ambos lados de la pista. Si a esto le añades la pasión que desprende en todas sus acciones no es de extrañar que Scariolo aguante hasta el último momento para ver si puede viajar a Turquía y que se haya ganado el exigente corazón de Messina.

Carlos Jiménez y Sergio Rodríguez. Otros dos jugadores decisivos en el éxito del Campeonato del Mundo de Japón que no estarán en Turquía por diversos motivos. Carlos Jiménez puso punto final a su presencia en el equipo nacional hace dos años. El hecho de estar rodeado de grandes estrellas no debe cegarnos y dejar de valorar lo que ha significado Carlos Jiménez para nuestra Selección. Su carácter silencioso y altruista parece haber contagiado a los que debían haberle rendido un reconocimiento mucho más público. Sergio Rodríguez jugó el Europeo de Madrid después del Mundial de Japón y no ha vuelto a jugar con  España. El canario afronta una nueva etapa en su carrera que le definirá definitivamente como jugador. Los que creemos en él pensamos que está capacitado para llevar las riendas del Real Madrid y volver a hacerse hueco en España con capacidad para disputar el puesto de tú a tú a Calderón y Ricky Rubio.