Blogs

Archivo de la categoría ‘NBA 14/15’

Que vienen, que vienen

Jueves, 12 Febrero 2015

Los Cleveland Cavaliers ya están aquí y  son el equipo del momento en la NBA. Las expectativas creadas a principio de temporada empiezan a confirmarse aunque todavía es prematuro y arriesgado considerar a los Cavs como sólidos aspirantes al título. En el trayecto, lesiones de jugadores importantes, movimientos en el mercado buscando el rendimiento a corto plazo y también dudas sobre la capacidad de David Blatt para dirigir con éxito a una franquicia necesitada de resultados inmediatos y “amenazada” por la corta duración del contrato firmado por Lebron James.

Siempre he tenido a David Blatt por un entrenador a seguir. No sólo por sus resultados, también por su habilidad para evolucionar equipos, por su convencimiento en arriesgar con soluciones defensivas diferentes y por su extraordinaria capacidad para preparar competiciones cortas sin margen para el error. Me interesaba ver de qué manera las connotaciones que rodean a la NBA influían en la personalidad de un técnico con un sello muy definido.

Parecía lógico que el comienzo de los Cavaliers no fuera deslumbrante. Un equipo con muchas novedades, con tres jugadores llamados a acaparar muchos tiros y con un técnico con mucha experiencia a sus espaldas pero alejado de la realidad actual de la NBA. Blatt no tardó mucho en mostrar algunas iniciativas interesantes que demuestran su personalidad, en algunos partidos enseñó defensas de ajustes poco habituales en la Liga y personalizó en Kevin Love su frustración con el rendimiento defensivo del equipo enviándole al banquillo en momentos trascendentes de los partidos.

Precisamente la relación Blatt-Love es uno de los aspectos interesantes que merecen ser seguidos. Ni verbalmente ni en la práctica Blatt parece considerar a Love una súper estrella. ¿Lo es?. En mi opinión, Love es un jugador extraordinario pero con ciertas limitaciones para situarle en el primer escalón de jugadores de la competición. Es un gran tirador y un voraz reboteador pero sus números superan su influencia en el juego y especialmente son difíciles de medir las concesiones que realiza en defensa. Una gran estrella para un equipo que difícilmente juegue play offs y un gran jugador de complemento para un aspirante al título que debería (y parece en proceso) tener la habilidad para saber que sacará más rendimiento a sus cualidades si es capaz de aprovechar la atención que genera la casi permanente presencia del balón en las manos de James e Irving.

La evolución de los Cavaliers ha llegado desde la defensa. Aquel equipo al que era tremendamente fácil anotarle canastas de alto porcentaje se va endureciendo y muestra una actividad mucho mayor. Aun hay margen de mejora en este aspecto, y con ello, llegará un mayor ritmo de juego y canastas en contraataque que siempre han definido a los equipos de Blatt. Además de la recuperación de Lebron James merece señalarse la influencia del ruso Mozgov en la evolución de los Cavaliers. Su incorporación, no sólo ha significado un buen sustituto para el lesionado Varejao, sino la confianza que proporciona a un técnico tener en sus filas a “uno de los suyos”. Mozgov está respondiendo con creces porque ha ayudado a cerrar la sangría debajo del aro de su equipo y está consiguiendo construir una buena química en el juego “dos contra dos” con Lebron James.

Sobre la utilización que está realizando David Blatt de Lebron James también merecen destacarse algunos aspectos. James se ha alejado más del aro en relación a su última versión en Miami y tiene mucho más tiempo el balón en sus manos. En los Cavaliers, juega muchas más situaciones de “Pick and roll” y ha reducido sus visitas al poste bajo. Ha avanzado en su versión de “generador” y reducido su participación como “finalizador”. En el proceso, su número de asistencias mejora pero también ha incrementado demasiado sus pérdidas de balón. Su temporada del regreso está siendo buena pero puede ser mucho mejor y eso aunque no lo parezca es una buena noticia para unos Cavaliers en racha.

Pau y el título

Martes, 2 Diciembre 2014

Confiesa Pau Gasol que su deseo es conseguir su tercer anillo de campeón de la NBA y no le faltan argumentos para pensar que es un objetivo  al alcance de su nuevo equipo, Chicago Bulls. Cumplido el primer mes de competición ya se puede asegurar que la elección de Gasol ha sido tan inteligente como las decisiones que acompañan su juego y que el estímulo de formar parte de un equipo ganador está logrando sacar las mejores cualidades del jugador catalán.

El potencial de Chigago Bulls se intuye más que se aprecia porque el equipo apenas ha logrado tener a todos sus mejores jugadores disponibles a la vez y porque el rendimiento defensivo del grupo aún dista mucho del que su entrenador, Tom Thibodeau desea. Las primeras semanas de competición han ofrecido momentos que apuntan a cuales pueden ser las cualidades que hagan de Chicago Bulls un sólido aspirante al título. Estamos ante un conjunto equilibrado con talento y puntos en sus bases (de momento el estado físico de Rose va acompañado con un interrogante), un “pegamento” ideal como Butler y, probablemente, el juego interior más completo de la NBA.

Cuesta encontrar un cuarteto de jugadores interiores como Noah, Gasol, Gibson y Mirotic. De momento, no completan los dedos de una mano los partidos que todos ellos han estado disponibles  pero todos ellos han apuntado momentos de gran baloncesto. Merece la pena destacar la capacidad de pase de Gasol y Noah, conocida en el caso del español y extraordinariamente desarrollada por el jugador francés. Cuando se habla de Noah debe hacerse desde la misma pausa con la que él ha dotado a su juego porque su evolución es admirable y tiene un punto sorprendente. En ningún caso se ponía en duda su carácter competidor, su esfuerzo defensivo y su facilidad para capturar rebotes, pero personalmente dudaba de que consiguiera esa capacidad para asistir a sus compañeros. Madurez, sin duda, y también una buena labor de sus entrenadores para transformar a un jugador al que su capacidad para relacionarse en el juego con sus compañeros le han elevado a otro nivel.

Dentro de los jugadores interiores, Mirotic afronta un año de aprendizaje y adaptación a la competición. El jugador de origen montenegrino no pierde ocasión, sin embargo, de exhibir su carácter depredador y está aprovechando a la perfección los minutos que dispone. Mirotic está disipando alguna duda que manifesté en este mismo espacio respecto a su posible especialización como un mero lanzador de larga distancia. El ex jugador del Real Madrid está aportando un buen número de rebotes y no sólo se limita a abrir el campo en ataque sino a aprovechar su velocidad respecto a los jugadores que suelen ocuparse de su defensa. Cuando Noah, Gasol y Gibson estén disponibles, sus minutos en pista se verán reducidos pero de momento, Mirotic ha cumplido con su parte, está preparado.

Apetece ver el recorrido en la temporada de Chicago Bulls ya que tiene una gran oportunidad de ser el mejor equipo de su conferencia. Ni los Wizards, ni los Raptors (ahora con mejor récord ) tienen tanto baloncesto como  Chicago mientras que Cleveland Cavaliers tiene potencial pero una plantilla mucho más corta que los Bulls, además de muchos egos difíciles de manejar con un índice de derrotas superior al esperado.En el Este, apuesto por Chicago, eso sí no me preguntéis por un posible resultado contra siete u ocho equipos de la Conferencia Oeste…

El Rookie del año

Jueves, 20 Noviembre 2014

Decían que la generación actual de novatos de la NBA era una de las mejores de los últimos años. Los Wiggins, Parker, Embidd, Randle, Gordon, Exum y compañía se presentaban como proyectos de futuras estrellas. Las lesiones de Embidd, antes de comenzar la temporada y Randle nos privarán de especular cuál será su impacto y progresión en la competición hasta que estén recuperados mientras que Wiggins, Parker y Exum están demostrando que  son chicos con gran talento pero también algo inmaduros técnica y sobre todo tácticamente, algo lógico si atendemos a su edad e inexperiencia en el baloncesto de alto nivel.

De los tres, Jabari Parker parece el más preparado en este momento y no parece un riesgo aventurar que acabará la temporada como el jugador-franquicia de Milwaukee Bucks y levantando el trofeo de Rookie del año. En cualquier caso, si el trofeo se decidiera ahora mismo, el ganador en mi opinión debería ser Bojan Bogdanovic, el jugador croata de los Brooklyn Nets.

La trayectoria deportiva de Bogdanovic tiene apuntes curiosos. Su destacado nivel en categorías inferiores llamó la atención a los responsables de cantera del Real Madrid . Fue quemando etapas pero parecía que según pasaba categorías formativas su nivel no progresaba de la misma manera. En categoría cadete era de lo mejor de Europa, en Junior también, pero no tanto, y después  pareció perderse en ese mar de dudas que embarga a muchos jugadores que no acaban de hacerse un hueco en la élite de manera inmediata.  El Real Madrid intentó “activarle” con su cesión a Murcia pero tampoco allí tuvo protagonismo.  A la edad que ahora tienen Wiggins y Parker, Bogdanovic regresó a Croacia y allí pareció liberarse de la presión y comenzó a responder a las expectativas. Su rendimiento en la Cibona y, sobre todo, con el equipo nacional situaron a Bogdanovic en el primer plano europeo, hecho que consolidó en su última etapa en Turquía donde, sin duda, fue de lo poco destacable del errático Fenerbahce.

El impacto de Bogdanovic en la NBA no sorprende. A sus 25 años ya tiene la experiencia de liderar equipos, ha disputado varias ediciones de la Euroliga y se ha medido con los mejores jugadores del mundo con su selección. La sensación que transmite en la cancha es de una madurez admirable mezclada con ese atrevimiento y carácter competitivo digno de su origen. Es el debutante en la NBA que más minutos juega (más de 31 por partido) y todo hace indicar que estamos asistiendo a los primeros partidos de un jugador que hará carrera y larga en la mejor competición del mundo por su conocimiento del juego y su facilidad para interpretar qué se necesita de él en cada momento.

Bogdanovic es el heredero de aquella idea que representó en su momento Ginóbili e imitaron Scola y Splitter entre otros. Frente a otros jugadores que apuestan por desembarcar en la NBA con escasas vivencias competitivas a sus espaldas, el jugador croata ha preferido demorar algo su partida para asegurar que el “salto” tuviera una red más sólida que le protegiera. Su apuesta parece tener todo el sentido del mundo y está avalada por la confianza que le está ofreciendo su franquicia, los Brooklyn Nets. En la generación de rookies más esperada de los últimos años, el jefe, a día de hoy, es Bogdanovic.

La Bola de cristal

Jueves, 23 Octubre 2014

Cercano el comienzo de una nueva edición de la NBA es tiempo de especulaciones, pronósticos y expectativas sobre una nueva edición marcada por la decisión de Lebron James de regresar a Cleveland y el excepcional baloncesto que ofrecieron los actuales campeones, San Antonio Spurs en las pasadas finales.

La vuelta a casa. La escenificación que acompañó la decisión de Lebron James de regresar a Cleveland nada tuvo que ver con aquel esperpento en el que anunció su llegada a Miami Heat. Un tipo más maduro,  con la serenidad que proporcionan dos títulos y con el sueño de lograr ser campeón en la franquicia de su tierra. No será fácil, a pesar del esfuerzo de los Cavaliers incorporando a Kevin Love y a complementos del gusto de James. El equipo tiene carencias, especialmente en posiciones interiores y mucho trabajo por hacer para que la distribución de los tiros sea cómoda para todas sus estrellas. El trío Irving, James y Love puede ser demoledor pero quizás no sea suficiente para obtener el título, personalmente tengo mis dudas ya que Irving y Love no tienen ninguna experiencia en Play Offs.

Los Cavaliers tienen otro atractivo, la presencia de David Blatt. Personalmente, es uno de los aspectos que más seguiré durante la temporada. Me interesa comprobar como el “monstruo” de la NBA afecta a la personalidad de un técnico distinguido en Europa por su habilidad para alternar defensas y exprimir el talento de sus jugadores exteriores.

El rival de los Cavaliers en la conferencia Este probablemente sea Chicago Bulls. Las prestaciones de Derrick Rose después de sus lesiones marcarán el destino del equipo. Si Rose se parece al jugador del pasado campeonato del Mundo serán malas noticias para Chicago a pesar de contar con una de las mejores parejas interiores de la Liga, Joakim Noah y Pau Gasol. El jugador español ha acertado de pleno eligiendo Chicago ya que tendrá estímulos competitivos suficientes y será un jugador importante. Más difícil se presenta el año para Nikola Mirotic que tendrá que explotar su talento en una previsión de 15-20 minutos (quizás no tantos) por partido. Su capacidad para abrir el campo tirando debe distinguirle de sus compañeros de puesto pero no obsesionarle de tal manera que se dedique sólo a eso. El carácter del jugador de origen montenegrino y su empeño por acabar siendo un jugador importante serán sus principales avales para demostrar a su técnico que está preparado para alternar minutos con Noah, Gasol y Gibson. Será un año duro para Mirotic pero su trayectoria invita a pensar que debemos confiar en su mentalidad, aspecto diferenciador en este nivel.

Lejos de los Cavaliers y los Bulls estarán, presumiblemente, los Knicks de Nueva York. El nuevo proyecto dirigido en los despachos por Phil Jackson no parece precisamente ilusionante y mantiene demasiados jugadores alejados de la competitividad necesaria para hacer crecer la franquicia. José Manuel Calderón mejora el puesto de base y tiene una buena oportunidad de recordar tiempos pasados donde su regularidad le distinguía de otros directores de juego de la competición. Calderón puede estar más que orgulloso de su trayectoria en la NBA pero debería interpretar esta oportunidad como un estímulo para intentar contribuir decisivamente en la reconstrucción de la franquicia. En los últimos años ha disputado muchos partidos intrascendentes que le han abocado a muchas actuaciones intrascendentes, esperemos que no se repita la historia…