Blogs

Archivo de la categoría ‘Nikola Mirotic’

El caso Mirotic

Martes, 14 Marzo 2017

Nikola Mirotic ha vuelto a disponer de minutos en el último partido de Chicago Bulls y se ha destapado con uno de sus mejores partidos del curso en la victoria de su equipo frente a los Hornets. A pesar de esta actuación es evidente que hay “caso Mirotic” y que el jugador de origen montenegrino no goza de la total confianza de su entrenador que durante varios partidos ha mantenido a Mirotic sin jugar e incluso fuera de la convocatoria.

Vaya por delante que las condiciones de Mirotic le dan, no sólo para jugar, sino para ser pieza importantísima en estos Bulls de Fred Hoiberg. Si hablamos de condiciones, no tengo muchas dudas. Si nos fijamos en el rendimiento, ¿es tan ilógico que Hoiberg empiece a mirar hacia otro lado?. Seguramente también, si la alternativa es Lauvergne, pero son tantas las condiciones del ala-pívot que conviene enfocar el asunto desde el prisma de la exigencia más que el de la condescendencia.

No se ha observado una gran evolución en el juego de Mirotic desde su llegada a la NBA. Hace igual o algo peor aquello que ya dominaba cuando jugaba con el Real Madrid y no ha dado un paso adelante en aquellos aspectos del juego en los que tenía más margen de mejora (defensa y consistencia fundamentalmente). Mirotic sufre en sus carnes ese proceso de especialización al que son reducidas muchas piezas en la NBA. De ser un “cuatro” con capacidad para tirar, ha pasado a ser un “cuatro” tirador. La diferencia es notable y nada trivial, máxime cuando el talento de Mirotic le da para bastante más. Lo cierto es que Mirotic juega como un  especialista en el tiro de tres (más del 60% de sus tiros son de tres puntos frente al 50% de su primera temporada en los Bulls) que apenas supera el 30% de acierto en este tipo de lanzamientos. Es una pena que un tipo con habilidad para jugar en el poste medio, que siempre ha demostrado ambición para capturar rebotes y que conoce el juego como para promediar más de 1 asistencia en 22 minutos de juego, se reduzca de esa manera.

Es probable que estemos ante un momento muy puntual dentro de la trayectoria profesional  de Mirotic. Me consta que es un tipo muy profesional y comprometido y se supone que los mejores años de su carrera están por llegar. Veremos si la medida de Hoiberg de no concederle minutos se vuelve a repetir y cómo afecta a su posible continuidad o no en los Bulls.

Suena bien un cambio de equipo para Mirotic pero no será suficiente si no viene acompañado de un cambio de mentalidad. El proceso de evolución de los jugadores no sólo afecta a su parte técnica y táctica sino también a su grado de competitividad y rebeldía ante los momentos adversos.  Mirotic está ante un gran reto para superar dudas que le vienen acompañando desde que jugaba en el Real Madrid cuando Felipe Reyes era el que disputaba los  minutos trascendentes de los partidos. Por edad, condiciones y capacidad de trabajo no se puede mirar al futuro de Mirotic más que con optimismo, sobre todo si acierta en pensar que no todo pasa por su “mano” sino por su cabeza. Cometería un error Mirotic si decide jugarse su carrera exclusivamente a su porcentaje en el tiro de tres puntos. Seguro que le  dará para tener buenos contratos y para tener momentos de gloria, pero no dejaría de ser un gran ejercicio de conformismo.

Un paisaje distinto

Martes, 11 Agosto 2015

Bélgica, Polonia, Macedonia, Venezuela, República Checa. Sin duda, no podemos hablar de unos partidos de preparación del todo exigentes para nuestra selección. Bien es cierto que la preparación es simplemente eso, ir afinando la puesta a punto física de los jugadores (sobre todo de aquellos que llevan bastante tiempo sin competir) y  aventurar posibles respuestas a las diferentes demandas que surgirán durante el Eurobasket. Probablemente, rivales de mayor entidad y entornos menos cómodos ayudarían algo más para conseguir estos objetivos pero tampoco debemos engañarnos y otorgar mayor importancia a este hecho.

He de reconocer que el próximo campeonato de Europa es el más atractivo que recuerdo desde hace bastante tiempo. Su condición de “preolímpico”  y el buen nivel de selecciones como Francia, Serbia y Grecia en el pasado campeonato del Mundo dotan a esta cita de un aroma distinto a recientes citas continentales que se afrontaban, desde nuestro prisma, pensando en qué selección podría estar cerca del nivel de España.

El panorama ha cambiado bastante. España es una candidata más, tan candidata como cualquiera, pero no para mirar por encima del hombro a otras selecciones. Además, el equipo afronta situaciones novedosas que originan nuevos retos pero también algún interrogante adicional con el que no solíamos acudir a eventos de este tipo. Muchos jugadores con experiencia pero roles distintos, incorporaciones de impacto y curiosidad por ver qué modelo de juego logra encajar todo el talento del grupo.

Me parece relevante que en la inmensa mayoría de las declaraciones escuchadas hasta el momento, se repita de manera constante la palabra “humildad”. Es un buen punto de partida, sin duda, y una velada autocrítica hacia determinadas actitudes, seguramente inconscientes, que invadieron el colectivo y su entorno en eventos anteriores. Desde la actitud adecuada, España necesitará conjugar un alto ritmo de juego que beneficia a los “Sergios” y Rudy Fernández (los tres jugadores exteriores probables en los momentos decisivos del partido) con la influencia que debe ejercer Pau Gasol en el ataque español. A diferencia del Real Madrid donde a los interiores se les pone en juego a través de bloqueos, Gasol necesita producir recibiendo de espaldas por lo que se impone equilibrio  para que los exteriores no abusen de intentar generar ventajas siempre y  paciencia para aprovechar la atención que recibe Gasol en situaciones cercanas.

Y en estas, Mirotic. La “aparición” de Nikola Mirotic tiene un impacto en el fondo y forma de España. La convivencia de los hermanos Gasol en cancha y su complemento con Ibaka significaba una cierta (y bendita) anomalía respecto a la tendencia actual del juego que identifica en la posición de “cuatro” a tipos rápidos con capacidad para abrir el campo a través de su lanzamiento exterior. Mirotic y su versatilidad harán de España un equipo distinto, probablemente menos previsible en ataque pero con mayor capacidad para anotar en situaciones rápidas aunque también concederá más canastas “fáciles”.

Un reto bonito el que afronta Scariolo, intentar arrebatar a la mejor Francia ¿de siempre?  el título en su país y con una selección con la misma esencia pero aires novedosos y atractivos.  Los “Sergios” a los mandos, el debut de Mirotic y el esperadísimo paso delante de jugadores que vienen empujando desde hace algún tiempo. Y si no empujan estos, siempre estará Felipe Reyes.

Jawai, Exhuberancia matizada

Lunes, 24 Septiembre 2012

Dentro de los muchos méritos acumulados por Pablo Laso desde que está al frente del Real Madrid, uno de los más reseñables es cómo ha logrado cambiar la mentalidad del club madrileño en sus enfrentamientos directos frente al Barcelona Regal. El grupo deprimido y acomplejado que era incapaz de acercarse a su mejor nivel anterior a su llegada ha dado paso a un equipo orgulloso de mostrar sus cualidades ante la mejor defensa del campeonato.

Rudy y … Slaughter. La Súpercopa Endesa 2012 ha confirmado que el Real Madrid parte con más camino andado que el Barcelona porque ha realizado menos modificaciones en su plantilla tanto en nombres como en roles pero que el club catalán cuenta con argumentos suficientes para volver a conquistar cualquier título en liza. La definitiva incorporación de Rudy Fernández ya se amortiza adecuadamente. El jugador balear es un referente en ambos lados del campo y poco a poco empieza a quitarse la megaespecialización en el lanzamiento que le aportó la NBA y se acerca al jugador total de la “Penya”. Marcus Slaughter será un jugador muy útil para el Real Madrid porque contagia actividad, impide que el hombre que defiende colabore activamente en la circulación de balón y muestra intensidad en la lucha por los rebotes, eso sí, tiene toda la pinta que será más valorado por los entrenadores que por la afición. Hay dos jugadores que se sienten especialmente acertados cuando juegan contra el Barça, Llull y Carroll, asignaturas defensivas pendientes de Xavi Pascual para próximos enfrentamientos.

Jawai-Tomic Vs Vázquez-N´Dong. Rondaba hace tiempo esta comparación en mi cabeza y empiezo a encontrar alguna respuesta que me ayude a una resolución definitiva sobre cuál es la mejor pareja. La presentación en la Súpercopa de Nathan Jawai ha sido como él, contundente. Su evidente sobrepeso no impide cierta movilidad para correr al aro después de jugar bloqueos y Pablo Laso ya tendrá apuntado este detalle como objetivo prioritario de mejora para próximos enfrentamientos. Evidentemente, Jawai es un gran fichaje porque además de sus cualidades como jugador desprende carisma y ayudará a poblar algo más las desangeladas gradas del Palau. Respecto a Tomic, no será esta final de la Súpercopa el partido de la reivindicación  ante su ex-equipo. El jugador croata empezó enchufado pero su primer paso por el banquillo le enfrió demasiado  (algo bastante habitual en este jugador que necesita de mucha continuidad para mentalmente mantenerse en los encuentros). La sensación que deja la pareja de “cincos” del Barcelona es que ofensivamente ofrecen más alternativas que sus predecesores Vázquez y N´Dong pero que el Barcelona Regal recibirá muchos más puntos debajo del aro esta temporada y sufrirá mucho más en la defensa del “pick and roll” porque Jawai y Tomic sufren y mucho en estas situaciones. La intensidad y agresividad de Jawai están demasiado concentradas en un lado del campo.

Por último, un comentario merecido para Mirotic y Reyes, excepcionales librando combates en inferioridad física, claramente mejorado el primero en estas artes. Tampoco tiene pinta que ésta será la temporada donde dará la sensación de que Felipe Reyes ya no tiene sitio en el Real Madrid. Mucha culpa del progreso de Mirotic la tiene la actitud de Reyes que permanentemente le hace saber que está listo por si el jugador de origen montenegrino se despista.

“Matar” al veterano

Viernes, 24 Febrero 2012

Pasada la Copa del Rey, anda uno repasando las imágenes que nos dejó la cita de Barcelona y empezando a imaginarse como será el resto de la temporada. Además, no olvidamos que es año Olímpico y la especial ilusión que nos hace la próxima cita en Londres. Empezamos a elucubrar con posibles candidatos para formar la selección nacional y cuesta encontrar alguna aparición rutilante que cuestione el grupo de 15 ó 16 candidatos que se manejan en los últimos tiempos. Dos reflexiones sobre esto, los que están son muy buenos y tenemos que disfrutar al máximo lo que nos queda de alguno de ellos porque el futuro, en este caso, no va a ser mejor.

Pero más allá de quién forme el grupo final, que tiempo habrá para analizarlo, pienso hasta qué punto se ha valorado y se valora la trayectoria de determinados jugadores veteranos que han sufrido demasiado desgaste mediático por el mero hecho de llevar mucho tiempo en la élite. Estamos en un país con demasiada tendencia a cansarnos pronto de determinadas caras y todos ( repasando alguno de mis escritos me incluyo) quizás realizamos aseveraciones demasiado categóricas sobre jugadores que merecen mucho más respeto por conseguir lo más difícil de esta profesión, mantenerse durante mucho tiempo en el máximo nivel.

Tengo la sensación de que además, en muchos casos, no hemos hecho un gran favor a los jugadores llamados a reemplazar a estos veteranos ya que les hemos  ponderado mucho más por el mero hecho de representar la novedad  que por verdaderos méritos deportivos. Hay varios ejemplos representativos, me centraré en un par de ellos.

- “Los tres de España”. Pienso en Carlos Suárez, Víctor Claver, Alex Mumbrú, Carlos Jiménez y, aún en menor medida, en Rabaseda. Me alegró muy especialmente el partidazo de Carlos Suárez en la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Desde que le conozco siempre me ha parecido un jugador extraordinariamente competitivo, no recuerdo en su etapa de formación un partido de máxima importancia en el que no rindiera al máximo. Sin embargo, en muchos momentos de estas temporadas no ha mostrado ese deseo de ser protagonista de un partido como lo hizo en Barcelona, su presencia fue decisiva en los dos lados del campo. A Carlos Suárez y Víctor Claver les lanzamos entre todos como relevos de los ya curtidos Mumbrú y Jiménez. En esa “campaña” probablemente pecamos de injustos relativizando la aportación de éstos. La verdad es que ni Claver ni Suárez han tenido un rendimiento tan constante como para afirmar con rotundidad que “han retirado” a Mumbrú y Jiménez que, sobre todo en el caso del primero, vienen realizando una temporada excepcional. La presencia de Suárez y Claver en el equipo nacional es muy necesaria para que vayan teniendo más experiencias que puedan ayudar en los diferentes procesos de transición en el equipo nacional pero debemos ser más exigentes con jugadores de su enorme capacidad, que la tienen. Creer en ellos no significa “matar” a veteranos para que se les haga hueco sino exigirles que realmente muestren que son superiores a ellos.

Felipe y Nikola. El caso de Mirotic y Felipe Reyes tiene el interés añadido de que además comparten equipo. La irrupción de Mirotic pareció descentrar en algún momento a Felipe Reyes. El jugador de origen montenegrino es un talento superior de aquellos que pueden marcar una época. Sin embargo, las ganas que tenemos de “más Mirotic” no deben hacernos caer en la injusticia de no valorar en su justa medida a Reyes. La temporada del capitán del Real Madrid sólo puede calificarse de fantástica. Ante la irrupción de Mirotic ha hecho lo más beneficioso para él, para su equipo y para su compañero de puesto, competir como un animal y “marcar distancias” con el aún inexperto Mirotic en los aspectos del juego dónde es superior. En ese rebote ofensivo que no pelea Niko, aparece Reyes; cuando Lorbek castiga con dos triples porque Mirotic hace ayudas demasiado largas, ahí está Felipe para cortar esa sangría; cuando el partido está más en el barro que para pasos de ballet siempre está Don Felipe Reyes. A todos nos gusta ver acciones plásticas técnicamente o demostraciones de exhuberancia física pero no debemos dejar de ponderar los mensajes actitudinales de muchos jugadores. Felipe Reyes quiere jugar los Juegos Olímpicos y seguir teniendo protagonismo en el Real Madrid, quién no quiera que sea así, que demuestre lo contrario, en el campo, por favor.

Los “cuatro” de Europa: Teletovic, Lorbek y Mirotic.

Lunes, 19 Diciembre 2011

Mirza Teletovic y Erazem Lorbek son, probablemente los mejores “cuatro” que juegan en Europa (perdón, dos de los mejores si contamos con Kirilenko) y Nikola Mirotic está llamado a competir con ellos por el honorífico trono. El principio de temporada aventuraba que el jugador del Real Madrid aún estaba lejos del nivel de Teletovic y Lorbek pero en las últimas semanas Mirotic ha cambiado la mirada, ya no agacha la cabeza ante los errores ni juega demasiado pendiente de cómo había realizado la acción anterior. Su margen de progresión aún es tremendo y quizás sea pronto para medirle a los jugadores del Caja Laboral y Regal Barcelona pero sirvan estas líneas para comparar a tres jugadores que definen una posición en constante evolución en los últimos años.

Mirza Teletovic: Piernas y mano. Es curioso como siempre se ha resaltado más el poder “destructor” de Ivanovic con sus jugadores que su importancia en la evolución  de muchos de ellos. Probablemente Dusko no acuda a muchas bodas de jugadores o ex jugadores pero Teletovic, como Scola, Splitter y otros muchos deben gran parte de su progresión a la tremenda exigencia mostrada por el técnico de Baskonia. Teletovic es un “cuatro” atlético, poderoso, rápido y con una grandísima capacidad para anotar lanzamientos lejanos. El salto cualitativo de esta temporada viene dado por la mayor variedad de su juego ofensivo, dónde ha añadido movimientos simples pero efectivos jugando de espaldas a canasta, y por su tremenda ayuda en el rebote defensivo. Definitivamente Teletovic ha cambiado su estatus, estamos ante un jugador que sería importante en cualquier equipo del continente.

Lorbek: Así de fácil. Erazem Lorbek es más talentoso que Teletovic pero transmite menos pasión jugando. A veces tiene cara de despistado pero nada de eso. El jugador esloveno es un manual de fundamentos jugando de espaldas a canasta, tiene salida por ambos lados, sabe utilizar sus condiciones físicas y leer cuál es su ventaja con el defensor. Además, cada año es un poquito mejor tirador de tres puntos, positivo, sin duda, pero que debe alejarle de la tentación que produce sólo dedicarse a esa suerte porque Lorbek es mucho más que un “cuatro” tirador, es un jugador de baloncesto completo con una tremenda capacidad para pasar. Todo parece fácil para Lorbek, un grande del baloncesto europeo que, por su carácter, quizás no sirva para ser el verdadero líder de un proyecto.

Lo que aún separa a Nikola Mirotic de Teletovic y Lorbek es la regularidad y algunos errores de más fruto de la ansiedad en los partidos importantes. Que no haya dudas, Mirotic será, en breve ( a lo mejor muy breve) tan bueno o más que ellos. El jugador del Real Madrid tiene la personalidad de los más grandes. Se ha hecho un hueco en un club poco dado a regalar minutos a nadie y ha ayudado a que en el club blanco se mire hacia abajo con algo más de confianza (y creedme abajo hay dónde mirar) . De Mirotic me gusta lo que hace en el campo y lo que dice fuera de él. Se sabe elegido pero mide  sus palabras y sabe mostrarse agradecido haciendo partícipe de su éxito a club y compañeros. Con Mirotic sólo cabe esperar que mida su prisa, que no se precipite con aventuras americanas y, sobre todo, que no cambie su mirada.