Blogs

Archivo de la categoría ‘Uncategorized’

Volver a lo básico

Domingo, 18 Febrero 2018

Enorme triunfo del Barcelona en la Copa del Rey de Gran Canaria. Baskonia, Herbalife Gran Canaria como local y Real Madrid son tres rivales de enorme entidad y el equipo de Svetislav Pesic los ha superado con autoridad, solidez y momentos de gran juego.

Es indudable que Pesic ha cambiado la cara del equipo catalán. No renegaré de mi gusto por Sito Alonso (como muchos) pero parece claro (más que nada por algunas declaraciones de sus jugadores) que su conexión con la plantilla no era la adecuada y que su estilo no lograba convencer a sus jugadores ni explotar sus mejores cualidades. Pesic ha reducido rotaciones y sistemas, lo que ha conducido  a mejorar la confianza de su plantilla, y ha logrado concienciar al grupo de mejorar en su esfuerzo defensivo y reboteador. Bajo esas medidas, empiezan a reconocerse las virtudes que se suponían a este equipo.

El duelo inesperado. Dominar las posiciones de base y pívot suele ser determinante para decidir las suertes de los partidos. Pocos esperábamos que en la lucha Doncic-Campazzo frente a Heurtel-Ribas se decantara tan claramente del lado de los azulgranas. El plan de Pesic simplifica las alternativas de sus bases obligados a prestar atención a menos cosas.

Junto a ellos, Tomic es otro de los beneficiados de la nueva época. El croata sólo es un jugador útil si se siente importante y es parte preferente en el plan ofensivo del equipo. Nunca será un buen suplente, o te la juegas con él o prescindes de sus servicios. Pesic ha entendido que debe complementar sus debilidades acompañándole de músculo en los minutos iniciales y Heurtel ha reconocido como exprimir y pasar a su “gigante”. La personalidad de Pau Ribas durante todos los partidos merece también elogiarse por su continuidad en la buena toma de decisiones.

Un equipo no gana cuatro Copas seguidas sin atrevimiento, orgullo y carácter. Estas virtudes han dado al Real Madrid un tiro final para conseguir otro título después de estar a 18 puntos de distancia. Los de Laso nunca han estado cómodos en la Final. Durante muchos minutos han dado la sensación de poder jugar sólo a lo que el Barcelona les dejaba. Un ejemplo ha sido Doncic que sólo producía desde el tiro libre pero que no lograba involucrar como en otras ocasiones a más compañeros en el juego.  Cuando los blancos han visto el encuentro perdido han sabido capaces de llevar el partido a un ritmo más adecuado a sus intereses. Varios de sus jugadores no han llegado en buen momento, especialmente Randolph, Causeur y, lógicamente, Ayón,  lo que les ha penalizado para obtener canastas de alto porcentaje ante su escaso acierto en el lanzamiento  hasta el último cuarto.

Ninguna herida y muchos retos por delante para el equipo blanco que como mejor noticia se lleva la recuperación, no diré del mejor nivel, pero sí de uno muy bueno, de un Rudy Fernández diferencial en ambos lados de la pista.

Enhorabuena a un excelente Barcelona que ha reivindicado el valor de dominar los conceptos básicos y que es tan candidato como el que más al título nacional que queda en disputa.

Entrantes de lujo

Viernes, 16 Febrero 2018

Buen nivel en los dos primeros partidos de la edición 2018 de la Copa. Dos partidos dominados por patrones distintos y que se decidieron por pequeños detalles. Se confirma el crecimiento y el buen momento de juego de Iberostar Tenerife y el favoritismo de un Real Madrid capaz de superar un gran partido de Unicaja de Málaga.

Iberostar Tenerife cimentó su victoria en una defensa intensa pero, sobre todo, muy inteligente. No le preocupó que Pleiss tuviera opciones de tiros lejanos o que el balón pasara más tiempo en las manos de Abalde y Sastre que de Green o San Emeterio. Durante la mayor parte del encuentro, los ataques de Valencia Basket transcurrieron sin el timing adecuado y con sus mejores jugadores desconectados de las situaciones en las que son más productivos. Hay que dar mucho crédito al equipo canario que no dejó sus méritos exclusivamente en el campo defensivo. En ataque, los de Fotis Katsikaris eligieron con mucho criterio el ritmo más adecuado a cada momento, hizo un buen uso del dribling y exprimió al máximo las medidas del campo para castigar las buenas rotaciones defensivas de Valencia Basket.

El empuje de Iberostar Tenerife es un síntoma muy positivo para nuestro baloncesto y un reflejo de la calidad de la Liga Endesa en comparación con otros países europeos. Hay vida, y mucha, más allá de los equipos de la Euroliga que también indirectamente se benefician de la exigencia a la que se ven obligados por los progresos de Iberostar Tenerife, Herbalife Gran Canaria, Montakit Fuenlabrada o conjuntos que no están en esta edición como UCAM Murcia y Morabanc Andorra.

Unicaja y Real Madrid disputaron un partido atípico para unos cuartos de final. Aquello de los nervios y la tensión del primer partido quedó en un plano inexistente y ambos conjuntos jugaron con una lucidez extraordinaria. Cada minuto de duda se castigaba con parciales contundentes y eso llevó a un partido igualado hasta el último cuarto donde Unicaja parecía llevar la mejor “mano” para ganar la partida. En ese momento Laso decidió dejar de mirar a otro lado con los despistes defensivos de Doncic y metió en el campo a Taylor. Un atrevido movimiento que respalda el primer principio de cualquier remontada que pasa por mejorar el rendimiento en defensa. Bajo el liderazgo de Campazzo, los detalles de Rudy Fernández y la mano de Thompkins el Real Madrid demostró más callo en las jugadas decisivas mientras que a Unicaja le entraron ciertas dudas.

Me quedo con varios aspectos del partido como el enorme encuentro de Carlos Suárez, el impacto que ejerce Alberto Díaz sin necesidad de lanzar a canasta y los progresos en el tiro de Waczynski. Preocupante para los andaluces el poco peso en un encuentro tan importante de Nedovic y Augustine, llamados a ser dos referentes de este equipo.  El Real Madrid confirmó su condición de favorito superando un partido tan acertado en el lanzamiento exterior de sus rivales. No tendrá un camino de rosas hacia el título sobre todo si no recuerda que sus mejores momentos en la temporada han venido desde el esfuerzo y la solidaridad defensiva. Espero la mejor versión de Doncic en el siguiente encuentro y seguiré disfrutando del impacto de un Tavares que recordó a Shermadini que ya no es tan fácil hacer puntos por dentro al Real Madrid.

El primer plato de la Copa ha dejado buen gusto y ganas de más. Objetivo cumplido. Vamos a por el resto.

Proyectos de Papel

Jueves, 8 Febrero 2018

Sito Alonso, Diego Ocampo y Jota Cuspinera. Es parte de la dinámica del deporte profesional pero no quiero  acostumbrarme a asumir con normalidad ciertas decisiones.

Tampoco quiero cegarme pecando de corporativista. Seguro que los tres entrenadores se han equivocado y debemos tratar sus casos de forma  individual pero es evidente que no son los únicos responsables de la situación de sus equipos y que sigue habiendo demasiada inconsistencia en las direcciones de los clubes sobre las apuestas por unos proyectos determinados.

El Barcelona identificó su proyecto a Sito Alonso y lo ha despedido antes de disputarse la Copa del Rey. Entiendo como un fracaso que el club catalán apenas tenga opciones de clasificarse para los Play Offs de la Euroliga, pero no tengo la certeza de que el mensaje que manda la dirección deportiva azulgrana consolide valores necesarios para construir proyectos ganadores. Hay aspectos en los que considero que sí se puede poner el foco en Sito Alonso. El número de partidos aumenta y los entrenadores demandan, con criterio, contar con plantillas amplias. Sin embargo, este hecho a veces no redunda en mayor competencia sino en dificultades para consolidar roles, automatismos y dinámicas. El mensaje en casos como los de Vezenkov o Sanders ha sido desconcertante en muchos momentos y han puesto de relieve una planificación que ha destapado perfiles de jugadores similares, puestos demasiado poblados y cierta falta de carácter competitivo en algunas posiciones. Es una gran plantilla la del Barcelona, sin duda, la mayoría de sus jugadores están entre los diez mejores que juegan en Europa en su posición pero ¿hay alguno que esté entre los tres mejores en su puesto? El mejor Tomic, desde luego…pero me temo que hace tiempo está lejos de ese nivel.

Soy un fan de la capacidad pedagógica de Diego Ocampo. Me fastidió que su etapa en Estudiantes no terminara bien y me sucede lo mismo después de su cese en la Penya. Me gusta la personalidad de Ocampo por mantener sus apuestas y la manera en que involucra a los jóvenes, aún a riesgo de verse penalizado por la falta de colmillo competitivo que se ha traducido en varias derrotas por escaso margen. Sigo pensando que Ocampo encontrará su proyecto en el que se vean todas las virtudes de contar con un entrenador de club y no sólo de un equipo.

Un entrenador dimite, el club no acepta esa dimisión y a los tres días le cesa. Ese ha sido el caso de Jota Cuspinera en Zaragoza. Su último partido en Gran Canaria me dejó imágenes durante tiempos muertos que hablaban de cierta química desgastada en el grupo. Entiendo que la propuesta de juego de Jota Cuspinera no puede ser más atractiva para un jugador. Concede mucha libertad en la toma de decisiones y sobre unas reglas sencillas crea dinámicas que ayudan a los jugadores más creativos. Como toda propuesta exige de cierto compromiso que en Zaragoza no ha logrado inculcar porque muchos jugadores no han dado un paso adelante y no han alcanzado constancia en su rendimiento.  La primera sensación que me venía a la cabeza viendo al equipo aragonés durante muchos momentos era la ausencia de liderazgo en pista que se traducía en malas decisiones tanto en ataque como, especialmente, en defensa. Ya sabéis, demasiados casos de “qué puede hacer el equipo por mí” en vez de “qué puedo hacer yo por el equipo”.

Debilidades

Mircoles, 31 Enero 2018

Sirvan  estas líneas como desahogo. Un pequeño  tributo a jugadores que me gustan y sobre los que, en muchas ocasiones, demasiadas quizás, debes justificar esa atracción. No comparten un mismo patrón, ni siquiera todos ellos están realizando una buena temporada, pero son de  los primeros a los que me dirijo para ver “qué han hecho” cuando analizo las estadísticas de sus partidos o los que más me llaman la atención viendo sus encuentros.

Nunca me gustó Pepe Pozas, lo siento…, pero este año estoy aprendiendo a valorarle. Siempre me pareció que jugaba con el freno de mano puesto, que se daba poco margen para el error. Ahora aprecio más su generosidad,  la manera en que ha asumido el rol de base titular y la personalidad para asumir tiros en momentos trascendentes de los partidos. Pozas en un base con todas las letras que no engancha por su creatividad pero sí por su solidez. Merece la pena seguir su progresión.

Muy distinto es el juego de Darío Brizuela. El jugador de Movistar Estudiantes entra dentro del perfil de los “generadores”. Pocos jugadores tienen su capacidad para provocar ventajas y superioridades. Brizuela va ganando espacio poco a poco pero le falta continuidad en su rendimiento y solidez en defensa para que su equipo no se vea tan penalizado cuando no es tan efectivo en ataque. Ha valido la pena esperar por Brizuela y sigue mereciendo la pena la espera para ese salto de nivel que seguro llegará.

Dentro de San Pablo Burgos me llama la atención como el equipo ha interiorizado los conceptos necesarios para ser competitivos cada partido. La rebeldía del grupo viene generada por el paso delante de algunos tipos que han “comido” muchas canchas alejadas del lujo de los campos de la ACB. El canario Álex López es un ejemplo representativo por su atrevimiento, carácter y talento. López deja unos detalles técnicos interesantes cada partido.

De López me llama la atención su brillantez para pasar en determinadas situaciones. El pase, qué poco se valora y lo  importante que es en la dinámica del juego. Por ejemplo, Blake Schilb es un pasador excelente. Reconozco que no está en su mejor momento, pero su manera de  asistir en situaciones de “pick and roll” o desde el poste medio tiene comparación con pocos aleros de la competición. Schilb ejemplifica por qué es importante que los gestos técnicos se realicen con precisión. Sólo de esa manera se explica que, a su ritmo, siga generando ventajas.

En la cabeza de Marcus Eriksson está ser un gran tirador o un gran jugador. Me sorprendió que el Barcelona se desprendiera tan a la ligera de un jugador joven, con puntos en sus manos y que, en momentos complicados, demostró estar preparado para asumir minutos con garantías. La sombra de la irregularidad persigue con cierta persistencia a un Eriksson que encuentra en la propuesta de juego de Herbalife Gran Canaria el entorno perfecto para seguir evolucionando. Espero que el sueco dé el paso adelante que muchos esperamos y, al igual que en los casos mencionados anteriormente, sus seguidores tengamos que justificarnos menos.

Valores y retos I

Lunes, 22 Enero 2018

El final de la primera vuelta siempre es buen momento para analizar y evaluar la temporada de los equipos de la Liga Endesa. Me reafirmo en mi sensación de que estamos asistiendo a la mejor competición en varios años gracias a la competitividad de la “clase media” y que la lucha por los play offs y por evitar el descenso será tremenda hasta probablemente la última jornada. Os dejo unas breves líneas por equipo de lo más positivo y negativo de los ocho mejor clasificados.

Real Madrid. Valores: Las ausencias han reforzado el sentimiento de equipo y esfuerzo colectivo. Su defensa parece más constante que otras temporadas. Tiene al mejor jugador de la competición, Doncic, y faltan por llegar Ayón, Llull y Randolph.

Retos: Todos los lesionados son estrellas. Laso debe manejar con criterio su paulatina incorporación con el respeto por los jugadores que dominan la liga con solvencia. El deporte no es tan simple, seguro, el  Real Madrid es mucho mejor equipo incorporando a sus lesionados pero no necesariamente tiene que jugar mejor si la actitud de todos no es la más adecuada.

Valencia Basket. Valores. Su segundo puesto es muy meritorio con todos los problemas de lesiones que ha tenido. Ha demostrado por qué es el campeón y ha exhibido una buena mentalidad. La sensación es que irá a más en la segunda vuelta.

Retos: Las lesiones no han ayudado a avanzar en la definición de roles. Por momentos, el equipo es poco consistente y en el propio partido tiene minutos de desconexión que le han costado alguna derrota.

Barcelona. Valores. Ha avisado de su potencial de manera esporádica, pero cuando ha jugado bien  ha mostrado  un nivel difícil de alcanzar.

Retos. Su inconsistencia es alarmante, no se han definido los roles claramente. Habituales descartes de convocatorias pueden ser los jugadores más destacados el siguiente partido. Defensivamente el equipo es poco sólido y aunque se adivina una idea de cómo se quiere jugar, queda mucho recorrido para construir una identidad reconocible.

Montakit Fuenlabrada. Valores. El equipo de la primera vuelta. Ha sabido agarrarse y sacar muchos partidos igualados. Popovic, Vargas y Paco Cruz son una garantía de conocimiento de juego y personalidad. Néstor García ha entendido como dar continuidad a lo heredado y ha mejorado el compromiso defensivo del grupo.

Retos. El principal objetivo debe ser que el equipo no piense demasiado pronto que la temporada está hecha.  Smits y Rupnik pueden dar mucho más.

Unicaja. Valores. Un equipo claramente en ascenso. Shermadini cada vez más adaptado y con el sello de Joan Plaza en su defensa. Retos. McCallum no acaba de jugar buenos partidos con continuidad y en ataque, en sus peores momentos, el equipo es poco vertical.

Baskonia. Valores. Una propuesta de juego que engancha en la que la movilidad y los espacios que generan los jugadores interiores es clave para que los “pequeños” puedan exprimir su talento. Un equipo con muchos puntos en sus manos.

Retos. Puede manejar  mejor  la diferencia entre libertad y libertinaje en ataque. Voigtmann debe  dar más en una propuesta de juego que le viene como anillo al dedo pero que también le obliga a pensar más y más rápido.

Iberostar Tenerife. Valores. Katsikaris ha mejorado al equipo, fundamentalmente en ataque, donde ha aportado mayor variedad y ritmo al juego del equipo. En defensa  sigue siendo un grupo bastante sólido. Ponitka es una auténtica joya.

Retos. Para empresas mayores necesitará mayor acierto desde la línea de tres puntos. Tobey es demasiado irregular y White, aunque ha crecido con Katsikaris, necesitará dar un paso adelante con la baja de Richotti.

UCAM Murcia. Valores. Ibón Navarro ha creado un equipo con identidad. Sólido en defensa, duro, competitivo, un rival al que apetece poco enfrentarse. Hannah se crece en su rol de base titular y Soko ha aprovechado al máximo su protagonismo con la baja de Antelo.

Retos. Kloof es un tiro al aire que depende de su acierto en los primeros minutos. La recuperación de Antelo debe ser un refuerzo pero puede repercutir en los roles de otros jugadores. Su bajo porcentaje en el tiro de dos puntos viene determinado por la poca facilidad anotadora de los jugadores que ocupan la posición de “cinco”.

Ilusión

Martes, 9 Enero 2018

Estamos asistiendo a una primera vuelta de la Liga Endesa bastante atractiva. Hay que decirlo, y muchas veces si hace falta. Es necesario el espíritu crítico y que no dejemos de exigir a los responsables de dirigir el apasionante deporte de la canasta que cuiden y velen por crear productos apasionantes. Esa exigencia no debe cegarnos para no reconocer y mencionar aquellos aspectos positivos que deja una competición que lleva más que dignamente su convivencia con el estímulo evidente que ofrece la espectacular Euroliga.

Creo que el nivel medio de los jugadores ha descendido respecto a hace  unas temporadas pero también afirmo que el grado de competitividad de los equipos y  la preparación de los entrenadores están logrando que cada jornada vivamos partidos muy atractivos en los que cada vez es menos fácil pronosticar su desarrollo y desenlace. Son muchos más los equipos que están de manera constante cerca de su máximo potencial que aquellos que no logran consolidar una buena dinámica y eso produce que, en líneas generales, se esté jugando un buen baloncesto.

Los esfuerzos de equipos como Monbus Obradoiro, ahora en una mala racha, Delteco GBC, con resultados muy por encima de los que a priori garantizaba su plantilla, San Pablo Burgos y Montakit Fuenlabrada, son vitamina esencial para una competición en la que la lucha por evitar el descenso se presume más dramática que nunca porque no hay ningún equipo especialmente descolgado.

Dentro de las historias que está dejando la primera vuelta de esta Liga Endesa, la más meritoria es la de Montakit Fuenlabrada, brillantemente clasificado para la Copa que se disputará en Gran Canaria. El conjunto madrileño tiene todo el motivo del mundo para celebrar como se merece su presencia en una cita tan importante pero además debe valorar que, recién comenzado el mes de enero, casi ha garantizado su permanencia en la competición, seguramente, su objetivo principal al comenzar el curso.

Hay muchos matices en la gestión del “Fuenla” que suelen ser receta habitual de los equipos  exitosos. Su entrenador, Néstor García ha sabido heredar los aspectos positivos que ya había dejado el trabajo de Jota Cuspinera y añadir  “colmillo” defensivo al colectivo.  Hay un par de diferencias esenciales entre el rendimiento de Montakit Fuenlabrada y equipos de similar presupuesto. El primero de ellos es su capacidad para “agarrarse” a los partidos en sus momentos malos, que por cierto ha tenido en casi todos los encuentros. Es difícil realizar parciales contundentes al grupo del “Ché” porque no acostumbra a encadenar errores y sabe jugar perfectamente con el ritmo que demanda el partido. La otra clave fundamental es su eficacia en los finales igualados donde cuenta con el aval  de gozar de tres jugadores tan competitivos como Vargas, Paco Cruz y Marko Popovic, que ha encontrado en Fuenlabrada y su entorno el hábitat ideal para revitalizar su carrera.

El ejemplo de Montakit Fuenlabrada es representativo y enriquecedor para una competición que no deja margen a la resignación. Claro que hay diferencias presupuestarias, igual o más que nunca, pero también hay un deseo de rebeldía evidente y menos partidos  que en otras ediciones “entregados” desde el vestuario. El paso adelante de varios jugadores jóvenes nacionales que hacen temer menos por el comentado “relevo” y el empuje de feudos entregados al baloncesto como Santiago o Burgos (qué bueno que viniste) son otros motivos por los que ilusionarse y considerar a esta primera vuelta como la mejor en muchos años. O quizás es cosa mía, que he comenzado demasiado optimista el año….¿Cómo lo veis?

Un grande en apuros

Viernes, 15 Diciembre 2017

Cuatro victorias en doce partidos. Sin duda, no es el balance que esperaba del Barcelona a estas alturas en la Euroliga. La situación no es irreversible pero el equipo dirigido por Sito Alonso está obligado a hacer una gran segunda vuelta para tener opciones de disputar los play offs y no consumar el fracaso que supondría no acceder a esta fase por segundo año consecutivo.

Escribe un fan de Sito Alonso. Me gusta la actividad que imprime a sus equipos, su propuesta de juego y su afán por explotar el valor de los detalles que he podido disfrutar en algunas de sus charlas o conferencias. Siempre me ha parecido un técnico muy preparado para entender la evolución que se estaba produciendo en el juego. Dicho esto, creo que el Barcelona no ha encontrado el nivel de continuidad necesario para manejarse en una competición tan exigente como la Euroliga, en un contexto mucho más favorable que el año pasado.

Es verdad que el Barça ha realizado varios buenos partidos este curso donde el equipo ha avisado del potencial que puede llegar a  tener pero es alarmante la falta de continuidad que demuestran los de Alonso. Es muy representativa la diferencia entre actividad e intensidad que  exhibe un equipo que intenta jugar rápido, tiene interiores que corren bien el campo pero que, especialmente en defensa, tienen minutos de excesiva apatía donde permiten situaciones demasiado ventajosas a los rivales.

Pienso en el grupo de jugadores y me cuesta poner el foco en un único responsable concreto de esta falta de continuidad. Los dos bases son complementarios pero quizás la duda es si alguno de ellos da el nivel para ser titular de un aspirante a la Euroliga. Heurtel, a priori, podría cumplir ese papel pero te sumerges en su trayectoria y se generan ciertas dudas. Por dentro, Seraphin encaja más que Tomic en la propuesta de juego de Sito Alonso pero los dos comparten la necesidad de más continuidad en sus minutos para sacar su mejor versión. Moerman ha respondido a la confianza de su técnico pero si enfocas el ostracismo de Vezenkov de manera colectiva es cuestionable que se olvide tan pronto una de las pocas noticias positivas de la temporada pasada, la evolución del búlgaro. En definitiva, cuesta encontrar jugadores de los que puedas esperar con certeza una producción mínima por partido, incluso el extraordinario, Hanga parece algo más contenido que en Vitoria por la competencia que tiene en Sanders.

Este es otro tema a analizar. Entiendo que los equipos quieran contar con plantillas amplias por la dureza del calendario. Sin embargo, a veces, la tentación permanente de utilizar todo el banquillo ralentiza el proceso de asimilación de roles y de consolidación de dinámicas. Es lícito el deseo de tener a muchos jugadores “vivos” y que tengan su oportunidad de aportar sus cualidades pero debe ser un objetivo secundario a crear una identidad de juego. Quizás es algo sobre lo que puede empezar a producirse el cambio en la dinámica azulgrana.

Al Barcelona se le acaba el tiempo pero, por condiciones, plantilla y técnico no hay que descartar que llegue a donde se proponga, tienen que cambiar cosas, desde luego.

Respeto

Lunes, 27 Noviembre 2017

No ha sido el mejor fin de semana posible para el Baloncesto. Simultanear encuentros de la Euroliga con partidos clasificatorios para el Campeonato del Mundo de selecciones deja en mal lugar a todos aquellos encargados de dirigir un deporte con la supuesta misión de promocionarlo y engrandecerlo. Cuando los más perjudicados de una medida son aficionados y jugadores es evidente el error.

Dicho esto, he de reconocer que, particularmente, he disfrutado  y me he emocionado viendo el tremendo compromiso de la selección española durante sus dos partidos frente a Montenegro y Eslovenia. Entiendo el aire de reivindicación con el que han jugado los convocados por Scariolo. En ocasiones, hemos insistido tanto en las consecuencias de las “ventanas” que nos hemos olvidado que debajo de esa camiseta jugarían personas de trayectorias inmaculadas dispuestas a todo por dejar bien claro que son una excelente alternativa.

Las dos victorias logradas frente a Montenegro y Eslovenia son de un valor extraordinario. Si en Montenegro el equipo exhibió solidez y un buen planteamiento, frente a Eslovenia el grupo recordó a selecciones previas a la aparición de los Junior de Oro. Para los que ya vamos siendo “viejunos” el partido nos evocó a aquellos de la década de los 80 ó 90 donde España combatía su inferioridad física con valentía y descaro.  Así, Vidmar parecía haber crecido más desde el pasado Eurobasket, Prepelic seguía viendo el aro igual de grande y Cancar demostraba su enorme talento. Frente a ellos siempre ofreció respuesta un colectivo excepcional, heterogéneo en cualidades y edad pero sin fisuras en su compromiso.

Todos los jugadores merecen un gran reconocimiento pero permitidme que comience dedicando unas líneas al técnico, Sergio Scariolo. Su manera de gestionar a sus jugadores y entender sus cualidades ha sido excepcional. En un grupo con pocos puntos ha sabido dar galones anotadores a Colom, encontrar espacio a Jaime Fernández, explotar los terrenos  que mejor domina Vázquez y adivinar el tremendo potencial de chicos como Paulí o Vicedo. Scariolo compite con los Gasol, con un Gasol, y con ninguno, hay que decirlo, y muchas veces porque no estamos ni cerca de estar cansados de escucharlo.

Hay imágenes que han dejado estos dos partidos mucho más importantes que cualquier aspecto que se pueda dibujar en una pizarra. La implicación de Fran Vázquez y su manera de marcar diferencias jugando por encima del aro, los nervios de un debutante de 39 años, Oliver, y su ansiedad por no anotar sus primeros puntos con España y la manera de vivir el partido de los jugadores en el banquillo.

La selección ha conseguido que un fin de semana que veíamos con temor y cierto aire de decepción se haya convertido en un soplo de aire fresco, en un viaje a donde empezó todo y en una fiesta que sus protagonistas, incluso los más laureados, no lograrán olvidar. Mi agradecimiento a todos ellos.

Efecto Martínez

Lunes, 20 Noviembre 2017

No sé si exagero si digo que Baskonia es uno de los equipos que mejor baloncesto practica en Europa en estos momentos. Incluso diría que el mejor, si no hubiera tenido esa sensación en el reciente CSKA Moscú-Fenerbahce, de que rusos y turcos son capaces de llevar su intensidad defensiva y capacidad para circular el balón a un nivel muy difícil de igualar para sus rivales.

Lo cierto es que la llegada de Pedro Martínez ha revitalizado a un conjunto que, no sólo ha cambiado la dinámica de resultados, sino que está exhibiendo un nivel extraordinario en el que  merecen destacarse varios detalles de valor que podrían ser perfectamente una guía sobre qué hacer para impulsar un grupo e imponer un sello propio en muy poco periodo de tiempo.

Definir una rotación. Baskonia tiene una rotación definida que hace que cada jugador tenga muy claro lo que se espera de él. La titularidad de Malmanis no exime que Shengelia sea el “cuatro” de referencia y que compense con su dureza  los minutos de  convivencia con Voigtmann. La renovación de Janning hasta final de temporada es una apuesta por el jugador y por su técnico que parece valorar la implicación defensiva y los pocos errores que comete un chico con condiciones extraordinarias que no pone ningún “pero” en adaptarse al rol de jugador de “equipo”.

Interiores en toda la pista. El juego interior de Baskonia tiene mucha parte de culpa del momento actual del equipo. Es cierto que los exteriores anotan de tres con grandes porcentajes y muchos de ellos tienen talento para generar ventajas cuando ponen el balón en el suelo. Dicho esto la versatilidad, movilidad y capacidad para jugar en muchos lugares de la cancha de los Malmanis, Shengelia, Poirier, Voigtmann  y, en menor medida, Diop (aunque tendrá su momento) son factores diferenciales. Detrás de muchos tiros librados de sus compañeros hay un buen trabajo de rebote, continuaciones veloces al aro después de bloqueo y una voluntad extraordinaria de correr la cancha y obligar a los defensores a proteger el aro por su amenaza. El pegamento perfecto entre el juego interior y exterior es Janis Timma que, ahora sí, está cumpliendo con las expectativas generadas con su fichaje.

Granger  y el mensaje. Acertó Pedro Martínez en poner el foco en la defensa en sus primeras declaraciones como técnico de Baskonia. El mensaje se ha trasladado en hechos concretos. El primero de ellos ha sido apuntar a la responsabilidad de cada jugador evitando situaciones algo más cómodas que se vivían en las primeras semanas de competición. A partir de aquí la influencia de Granger como “primer” defensor es muy importante así como la gran mejora en todo lo referido al trabajo de los defensores más alejados del balón. Baskonia lleva los partidos a un ritmo alto de muchas posesiones que obliga a mucha concentración defensiva y a jugadores versátiles capaces de adaptarse a la necesidad de alternar atenciones en ciclos de pocos segundos. Es un equipo muy exigido física y mentalmente que también obliga a sus rivales a entrar en esta dinámica.

Expectativas. El primer objetivo con la contratación de Pedro Martínez ya se ha cumplido, cambiar la dinámica. A partir de aquí es justo pensar que este momento extraordinario tenga algún momento de discontinuidad. La Euroliga castiga mucho y, aunque suficiente, la rotación de Baskonia no es tan grande como la de alguno de sus rivales. Por el camino queda disfrutar de la propuesta del equipo vitoriano y analizar con detalle la manera en que responde los días que su porcentaje de tres puntos sea más bajo y como es capaz de adaptarse a planteamientos de rivales encaminados a ralentizar el ritmo de juego. Lo cierto es que, a día de hoy, se ven pocos conjuntos capaces de vencerles si la batalla se lleva a campo abierto.

Cómo encajar a un gigante

Viernes, 10 Noviembre 2017

El fichaje de Walter “Edy” Tavares por el Real Madrid es un buen movimiento del conjunto blanco. Por edad, su condición de cupo y capacidad de progresión se me ocurren pocas incorporaciones accesibles mejores que el jugador nacido en Cabo Verde.

Tengo mucho interés en ver cuál es el proceso de adaptación e integración de Tavares al Real Madrid en una época en la que el “juego” mira con cierta desconfianza y aire sospechoso a piezas que en tiempos, no tan lejanos, eran más codiciadas. Tavares es un jugador bastante móvil para su estatura, algo muy apreciado por Pablo Laso, y puede ayudar a solventar algunas carencias que exhibe el equipo, esto es, proteger su aro en defensa y recursos para conseguir canastas de alto porcentaje que rodee a un grupo en el que cada vez menos jugadores atacan el aro con decisión.

Para que la importante apuesta por Tavares se traduzca en algo positivo es importante que se ajusten las expectativas y que Pablo Laso y su equipo técnico identifiquen con clarividencia el potencial de un jugador así. Tavares no ha tenido oportunidades en la NBA porque en el baloncesto actual se pregunta antes a quién puede defender Tavares que quién puede detener a un tipo de 2,20 si se le alimenta correctamente de balones cerca del aro. Como en  muchos aspectos, manejar con equilibrio esta dualidad determinará el nivel de las respuestas.

Si ha habido un entrenador en España que ha entendido como nadie el valor de los centímetros ha sido y es Aíto García Reneses. El trabajo del actual técnico del Alba Berlín da pistas interesantes para explotar y hacer progresar a jugadores del perfil de Tavares.  Contra la idea general de “acampar” a estos gigantes debajo del aro en defensa, Aíto obligaba a Dueñas, Porzingis, Gasol y el propio Tavares a defensas agresivas en el pick and roll, alejadas del dogma, pero muy útiles para el desarrollo de los jugadores y por el mensaje de actividad que transmitía al equipo.

 La constitución física de Tavares nos hace pensar en alguien para utilizar en tres o cuatro rotaciones de cinco o seis minutos. Para sacar lo mejor de él es importante que en ese tiempo tenga un verdadero impacto en el juego. Tavares todavía no tiene muchos recursos para generarse sus propias canastas si no recibe muy cerca del aro por lo que es importante que tácticamente se trabajen situaciones previas para que pueda recibir con ventaja y en la posición adecuada. El talento de los “pequeños” del equipo hará que rápidamente  interpreten la atención que genera en las continuaciones después de bloqueo.

Hay que tener un punto de paciencia con Tavares. Viene de una  época con poco estímulo competitivo y aterrizará en dos competiciones con una exigencia tremenda que, en algún caso, son desconocidas para él. El Real Madrid, como todos los equipos de Euroliga afronta una exigencia tremenda pero tanto plantilla como aficionados deben pensar que Tavares tiene  condiciones para ayudar desde el primer día pero su mayor valor viene determinado por lo que puede llegar a ser a medida que vaya acumulando experiencias, y tanto él como los que le rodean, sepan entender todo su potencial.