Blogs

Archivo de la categoría ‘Victor Claver’

Rafa, Víctor y.. Nemanja

Lunes, 28 Mayo 2012

Rafa Martínez y Víctor Claver forman una de las mejores parejas exteriores titulares de toda la Liga Endesa. Dos jugadores con buena capacidad física y que, a pesar de su diferencia de edad, comparten muchos partidos de máximo nivel en su club. Aparte de estos dos aspectos, es díficil encontrar alguna similitud más  entre ellos. Las diferencias entre Martínez y Claver van mucho más allá de la distinta posición que ocupan en el campo y vienen fundamentalmente determinadas por su manera de afrontar la competición. Quizás, sólo quizás, sus distintas trayectorias han determinado lo que son ellos actualmente.Siempre que pienso en jugadores “competitivos”, Rafa Martínez viene pronto a mi cabeza. Su ascenso hasta la élite de nuestro baloncesto ha sido ganado metro a metro (o pulgada a pulgada para los devotos del famoso discurso de Pacino en ‘Un Domingo Cualquiera’), nadie le ha regalado nada y antes de luchar por el título de la competición ha jugado muchos partidos por salvar la categoría. Rafa decidió hace mucho que su época de comparsa había terminado y que no dejaría que el azar tuviera un papel importante en su trayectoria deportiva. Por eso, cuando el partido se aprieta y cuando cada fallo pesa más en la cabeza no tiene miedo en participar, en crearse sus tiros y en auxiliar a su equipo. Un jugador de primer nivel que tiene el plus de su buena mentalidad para el trabajo defensivo. (more…)

“Matar” al veterano

Viernes, 24 Febrero 2012

Pasada la Copa del Rey, anda uno repasando las imágenes que nos dejó la cita de Barcelona y empezando a imaginarse como será el resto de la temporada. Además, no olvidamos que es año Olímpico y la especial ilusión que nos hace la próxima cita en Londres. Empezamos a elucubrar con posibles candidatos para formar la selección nacional y cuesta encontrar alguna aparición rutilante que cuestione el grupo de 15 ó 16 candidatos que se manejan en los últimos tiempos. Dos reflexiones sobre esto, los que están son muy buenos y tenemos que disfrutar al máximo lo que nos queda de alguno de ellos porque el futuro, en este caso, no va a ser mejor.

Pero más allá de quién forme el grupo final, que tiempo habrá para analizarlo, pienso hasta qué punto se ha valorado y se valora la trayectoria de determinados jugadores veteranos que han sufrido demasiado desgaste mediático por el mero hecho de llevar mucho tiempo en la élite. Estamos en un país con demasiada tendencia a cansarnos pronto de determinadas caras y todos ( repasando alguno de mis escritos me incluyo) quizás realizamos aseveraciones demasiado categóricas sobre jugadores que merecen mucho más respeto por conseguir lo más difícil de esta profesión, mantenerse durante mucho tiempo en el máximo nivel.

Tengo la sensación de que además, en muchos casos, no hemos hecho un gran favor a los jugadores llamados a reemplazar a estos veteranos ya que les hemos  ponderado mucho más por el mero hecho de representar la novedad  que por verdaderos méritos deportivos. Hay varios ejemplos representativos, me centraré en un par de ellos.

- “Los tres de España”. Pienso en Carlos Suárez, Víctor Claver, Alex Mumbrú, Carlos Jiménez y, aún en menor medida, en Rabaseda. Me alegró muy especialmente el partidazo de Carlos Suárez en la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Desde que le conozco siempre me ha parecido un jugador extraordinariamente competitivo, no recuerdo en su etapa de formación un partido de máxima importancia en el que no rindiera al máximo. Sin embargo, en muchos momentos de estas temporadas no ha mostrado ese deseo de ser protagonista de un partido como lo hizo en Barcelona, su presencia fue decisiva en los dos lados del campo. A Carlos Suárez y Víctor Claver les lanzamos entre todos como relevos de los ya curtidos Mumbrú y Jiménez. En esa “campaña” probablemente pecamos de injustos relativizando la aportación de éstos. La verdad es que ni Claver ni Suárez han tenido un rendimiento tan constante como para afirmar con rotundidad que “han retirado” a Mumbrú y Jiménez que, sobre todo en el caso del primero, vienen realizando una temporada excepcional. La presencia de Suárez y Claver en el equipo nacional es muy necesaria para que vayan teniendo más experiencias que puedan ayudar en los diferentes procesos de transición en el equipo nacional pero debemos ser más exigentes con jugadores de su enorme capacidad, que la tienen. Creer en ellos no significa “matar” a veteranos para que se les haga hueco sino exigirles que realmente muestren que son superiores a ellos.

Felipe y Nikola. El caso de Mirotic y Felipe Reyes tiene el interés añadido de que además comparten equipo. La irrupción de Mirotic pareció descentrar en algún momento a Felipe Reyes. El jugador de origen montenegrino es un talento superior de aquellos que pueden marcar una época. Sin embargo, las ganas que tenemos de “más Mirotic” no deben hacernos caer en la injusticia de no valorar en su justa medida a Reyes. La temporada del capitán del Real Madrid sólo puede calificarse de fantástica. Ante la irrupción de Mirotic ha hecho lo más beneficioso para él, para su equipo y para su compañero de puesto, competir como un animal y “marcar distancias” con el aún inexperto Mirotic en los aspectos del juego dónde es superior. En ese rebote ofensivo que no pelea Niko, aparece Reyes; cuando Lorbek castiga con dos triples porque Mirotic hace ayudas demasiado largas, ahí está Felipe para cortar esa sangría; cuando el partido está más en el barro que para pasos de ballet siempre está Don Felipe Reyes. A todos nos gusta ver acciones plásticas técnicamente o demostraciones de exhuberancia física pero no debemos dejar de ponderar los mensajes actitudinales de muchos jugadores. Felipe Reyes quiere jugar los Juegos Olímpicos y seguir teniendo protagonismo en el Real Madrid, quién no quiera que sea así, que demuestre lo contrario, en el campo, por favor.

Actitud y condiciones

Lunes, 10 Octubre 2011

Ay, el talento. Qué bonito concepto para definir la facilidad para desarrollar los fundamentos técnicos por parte de los jugadores de baloncesto. En un deporte dónde las capacidades atléticas se antojan cada vez más importantes, los jugadores talentosos nos reconcilian con la belleza del juego, con la virtud de la estética que produce un pase brillante, un cambio de mano académico o un tiro en suspensión perfectamente equilibrado.

Sin embargo, el talento no lo es todo sin una actitud adecuada, porque la competición no sólo exige de grandes condiciones sino de la mentalidad adecuada para expresarlas en momentos de máxima tensión. Y ahí, en los partidos, es dónde se ven las grandezas y las miserias.

Reflexiono sobre esto después del primer fin de semana de la Liga Endesa. Me congratula ver en nuestra competición a un jugador como Milenko Tepic, talentazo diría yo. Su partido de presentación me deja tan frío como sus últimas temporadas en Grecia. Dicen de él que puede jugar en tres posiciones, base, escolta y alero, y digo yo ¿y qué?. Lo conveniente sería que jugase bien en alguna de ellas. Sus condiciones son innegables pero su actitud no parece la más adecuada porque no parece perturbarle pasar inadvertido y se inhibe de participar en aspectos del juego no relacionados con la anotación. Parece pertenecer a esta estirpe de jugadores que necesitan anotar para empezar a producir en otras facetas. En definitiva, tiene clase pero no hambre, algo que le sobra a su compañero Pancho Jasen, menos académico y estilista pero capaz de convertir cada partido en una batalla, ¿contra quién?, contra sí mismo, sabe que el tiempo pasa pero quiere vencerle demostrando que hoy no es peor que ayer, orgullo que se dice.

La misma sensación tengo cuando coinciden en el campo Víctor Claver y Carlos Jiménez. Claver es una de mis debilidades y mis particulares decepciones. Un perfil de jugador que es difícil que ofrezca nuestro baloncesto. Grande para jugar de exterior, con gran capacidad técnica y un atleta inusual en nuestra raza. Es difícil que piense de Claver que haya hecho un partido malo, pero tampoco suelo tener la sensación de que lo haya hecho bueno, parece que siempre sabe a poco. Don Carlos Jiménez, es otra cosa. Nunca ha saltado ni mucho ni poco (ahora menos) pero rebotea por sus brazos largos, por su instinto y porque va a todas. Tampoco ha conocido la angustia del anotador porque cuando no le han entrado los pocos tiros que realizaba se bastaba para dominar el partido en defensa, en el pase o con su habilidad para ocupar los espacios más adecuados. Aún hoy, con 35 años es un jugador de máximo nivel que podría jugar en cualquier equipo de la competición. Un mito de nuestro baloncesto, eclipsado por no haber jugado en Real Madrid o Barcelona y por haber coincidido en el tiempo con otros jugadores históricos. Un campéon del mundo y subcampeón olímpico, porque sí, Carlos Jiménez estuvo en Pekín y jugó una final contra Estados Unidos coj.., digo excelente, aunque pocas veces se haya dicho.

Suárez, y van…

Mircoles, 24 Agosto 2011

Tiene un punto macabro que un mismo jugador se quede a las puertas de vivir una competición internacional por tercer año consecutivo. Lamentablemente, el exitoso Método FEB también incluye entre sus propuestas un reality veraniego que entre pachangas y pachangas ofrece a los espectadores la posibilidad de elucubrar sobre quién será el próximo descarte del seleccionador. Me repito, lo sé, pero indigna señalar de una manera tan evidente a determinados jugadores. Cualquier seleccionador debe saber lo que pueden ofrecer todos sus jugadores en cada momento. Scariolo es un trabajador incansable que habrá visto más de 60 partidos este año de cada uno de ellos y tendrá toda la información disponible a su alcance. De verdad, ¿es necesario todo esto?

Suárez vs San Emeterio. Desde el momento en que Claver ha jugado toda la preparación de “cuatro” parecía difícil que fuera uno de los descartados. El jugador de Power Electronics ofrece la posibilidad de explorar nuevas vías ofensivas con falsos jugadores interiores que abran más el campo. Será difícil que juegue más de 10 minutos en algún partido, pero su presencia se aventuraba como segura. Otro de los señalados era Víctor Sada pero se ha filtrado desde hace tiempo que Scariolo quería tres bases y los recientes problemas físicos de Ricky Rubio parecían consolidar la posición del excelente Sada que, a buen seguro, será importante en algún partido del próximo Campeonato de Europa.

Por lo tanto, vislumbrada la estructura del equipo, parecía claro que la decisión estaba entre Suárez y San Emeterio. Mirándolo así, la elección de Scariolo está amparada en la lógica. No me atrevo a asegurar que San Emeterio sea mejor que Suárez pero sí parece más preparado para un rol más secundario que el madrileño. San Emeterio parece más maduro para adaptarse rápidamente a las exigencias del partido, sabe fabricarse mejor sus propias acciones ofensivas y, con los años, ha aprendido a no restar cuando no se encuentra acertado.

Poco tiene que reprocharse Carlos Suárez de su pasada temporada. Hasta la marcha de Messina sus actuaciones disimularon muchas carencias del equipo, posteriormente le costó algo más porque quizás percibió menos confianza de la que se había ganado. Ahora se lleva un nuevo varapalo que debe revertirlo en un nuevo estímulo para seguir creciendo como jugador y recibir el premio de una convocatoria definitiva para un campeonato internacional con España. Lo logrará, aunque mirará con cierto recelo si en la lista hay más de doce, normal.

Lo mejor y peor de la primera jornada

Jueves, 10 Febrero 2011

Lo mejor:

- La defensa de Power Electronics Valencia. LLevaron su capacidad física al límite e impidieron jugar con comodidad al Blancos de Rueda Valladolid. Los pucelanos llegaban a atacar  con la lengua fuera.

- El talento: Los mejores jugadores de la primera jornada son representantes del talento en su máximo expresión.  De Colo, Claver, Carroll y Sergio Rodríguez dejaron los mejores detalles técnicos de la jornada. De Colo y Rodríguez son dos bases geniales que luchan contra los mismos demonios, la constancia, la regularidad y la defensa. Carroll es un anotador compulsivo que está acostumbrado a generarse constantemente sus propios tiros. Claver es el jugador con mayor potencial del baloncesto español desde Pau Gasol.

- La mentalidad de Gran Canaria. Nuevamente cayó en cuartos pero hizo un partido más que digno. Huyó de lamentos por la baja de Savané y logró poner a prueba la tensión con la que siempre afronta esta competición el anfitrión.

- Messina-Mirotic. Es digna de alabar la confianza que muestra el técnico italiano en su joven perla. Realizó un partido discreto (sobre todo en la defensa del uno contra uno) pero le dio la oportunidad de jugar minutos decisivos.

Lo peor.

- Esta vez no tan valientes. El Blancos de Rueda Valladolid no había lanzado ningún tiro libre al descanso de su partido. Impresionados por el músculo y la altura del Power Electronics Valencia les faltó agresividad en sus acciones ofensivas, cuando se vieron 10 puntos por debajo, la Copa se les cayó encima. Un borrón que no empaña su excelente temporada pero que, como el equipo ambicioso que es, seguro que lamentan.

- El arbitraje del Real Madrid-Gran Canaria. Empezaron queriendo demostrar que no les impresionaba la condición de anfitrión del Real Madrid. Después se dieron cuenta de su error y fueron muy rigurosos con el “Granca” el segundo cuarto. El resto del partido fue un recital de ejercicios compensatorios en ambas canastas.

- Algunos nombres propios. Slaughter y Robinson en Blancos de Rueda no encontraron la opción de ayudar a su equipo. Clay Tucker  volvió a dar argumentos a sus críticos fallando demasiados lanzamientos fáciles y perdiendo claramente en su duelo con Jayce Carroll. Por último Jim Moran mostró de nuevo su versión 2010-2011 que dista mucho de lo mostrado en su trayectoria en el equipo insular.

Messina-Begic. A día de hoy es difícil defender el cambio Begic-Garbajosa, quizás en unos meses…

Preguntas sin respuesta, o con ella…

Martes, 14 Diciembre 2010

¿Por qué el Real Madrid está en estado de permanente sospecha?. Líderes en la ACB, practicamente clasificados para el Top 16 de la Euroliga pero incapaces de quitarse de encima esa sensación de que todo podía ser mejor de lo que es. El equipo está mejorando, los progresos en la circulación de balón son notables y el esfuerzo defensivo está empezando a definir la identidad del equipo. Pero poco se habla de esto, siempre hay algo que va mal que tapa los aspectos positivos. Curioso fenómeno sin duda. El Real Madrid ha perdido el control sobre sus altavoces.

-¿Es verdad que ha resucitado Pesic a Claver?. Pesic ha conseguido buenos resultados desde que se ha incorporado al Power Electronics Valencia. El equipo ha obtenido victorias de mérito y destaca la aportación de Víctor Claver. El alero valenciano está acertadísimo en el tiro y se ha convertido en un referente ofensivo de su equipo. Claver juega con una confianza ilimitada y se nota en sus acciones. Convendría sin embargo que no utilizara su acierto en el triple para limitar su aportación cerca de la canasta. Su número de rebotes por partido sigue siendo pobrísmo.

- ¿Qué pasa en Málaga? Desde mi profunda admiración al maestro Aíto. Mi opinión es que el equipo no está preparado para asumir las amplias rotaciones que siempre han caracterizado a los equipos del técnico madrileño. La actividad en el juego no se corresponde con el número de jugadores empleados y hay jugadores que precisan de mayor continuidad para desarrollar su talento. Creo que el grupo mejoraría volviendo a una rotación más “ochentera” (si se permite el término) con dos bases-tres exteriores y tres interiores. Con la mejora consolidada sería más fácil introducir a más jugadores.

- ¿Qué representa Navarro para el Regal Barcelona?. Son ya varios partidos sin el escolta internacional. Los suficientes para aseverar que estamos ante un factor diferencial de primer orden. Sin Navarro el Barça está entre los 10 mejores equipos del continente. Con Navarro es el mejor equipo de Europa.

- ¿Tiene España seleccionador?. Ando un poco perdido, creo que no soy el único. ¿Está pendiente todo de una reunión entre Sáez y Scariolo?. ¿Si se confía en Scariolo no hubiera ayudado más una ratificación pública después del pasado Campeonato del Mundo que acallara los rumores?. ¿No estará esperando el Presidente de la FEB a que acabe la temporada para ver qué entrenadores hay disponibles?

- ¿Qué ha aportado el alejamiento de la línea de tres puntos?. Pues eso, ¿Qué ha aportado?

El Despertador

Lunes, 25 Octubre 2010

Llevamos cuatro jornadas de ACB y alguno no se ha enterado. Ya hay cuchicheos en muchos despachos sobre la idoneidad de haber fichado o renovado a Éste o aquel jugador. No es tiempo de decisiones drásticas, ni de preocuparse más de lo debido, es tiempo de DESPERTAR¡¡¡

- Promesa Velickovic. El serbio tiene todas las condiciones del mundo pero me da a mí que le sobra ego y le falta sacrificio. Como siempre, en el debate sobre su falta de minutos, la mayoría de las opiniones crucifican al entrenador y nadie se atreve a analizar su indolencia defensiva, su permanente falta de concentración en los pequeños detalles y su mala toma de decisiones. En estos momentos duros, Velickovic debería preocuparse de no conceder canastas fáciles, ayudar a muerte en el rebote y poco a poco recuperar sensaciones ofensivas, vamos, todo lo contrario de lo que está haciendo.

- Claver o el paso adelante. Ya sé que sus números no son malos, pero es raro el momento dónde no parezca que puede hacer algo más. Estamos ante un alero de 2,05 que apenas utiliza el poste bajo, que visita muy poco la línea de tiros libres y que desaparece en los momentos importantes. Su solidez en el lanzamiento es más que admirable pero tiene tantas condiciones que no se debe conformar con eso. Está en un momento de su carrera donde debe decidir si quiere ser un buen jugador o una estrella de este deporte.

-Tripkovic. Tirador o Metedor. Hasta su lesión, Tripkovic había calcado en Málaga las sensaciones que dejó en Badalona. Habilidoso con el balón, rápido, técnicamente muy dotado pero excesivamente frío, poco competidor y errático en el lanzamiento exterior. Malo cuando ya se empieza a hablar en Málaga de la necesidad de un anotador de perímetro para completar la plantilla.

- Oliver-Ellis-Assellin o el base, el anotador y la referencia interior tan importante en todos los equipos. Asefa Estudiantes no conoce la victoria y en gran parte se debe a la pobre actuación de estos tres jugadores. Ellis ha anotado 15 puntos en cuatro partidos, Oliver sufre problemas físicos que pueden justificar sus continuas valoraciones negativas y Asselin, bueno Asselin hace lo mismo que ha hecho las dos últimas temporadas…

-Edu Hernández Sonseca. Olvidamos que por su edad (27 años) debería estar en el mejor momento de su carrera. No es así. Todo lo contrario, la sensación es que o espabila o desaparecerá rápidamente de la rotación del Bizkaia Bilbao Basket. Con el tiempo ha sumado recursos a su juego pero no son acompañados con la actitud adecuada y con un elemento imprescindible para triunfar en cualquier ámbito, el hambre.

-Bjelica. Frío, frío. Muchos intuíamos que la adaptación de Bjelica no sería fácil. Ivanovic no se casa con nadie y da igual que tengas mucha proyección, muchas condiciones o seas muy elegante jugando, quiere rendimiento y eso se lo da Fernando San Emeterio que con su 1,97 rebotea casi tres veces más que el famoso alero de 2,09 metros. Es cuestión de deseo, simple y llanamente

Error, cambio

Lunes, 27 Septiembre 2010


Admitiré que no pensaba que el Real Madrid ganara al Regal Barcelona en las Semifinales de la Súpercopa. Un equipo hecho con la mejor plantilla de Europa frente a otro equipo nuevo con todo por hacer. Eso sí, la amplísima derrota del equipo de Messina fue una decepción por la falta de orgullo que mostró el equipo, empeñado en tirar los partidos contra el Barça en cuanto los catalanes sueltan el primer arreón.

El título del Barça significa que los de Xavi Pascual están preparados para todos los retos y con el cuchillo entre los dientes para recuperar el trono de la ACB. Por lo visto en Vitoria, el resto de candidatos tienen muchísima tarea por delante.

- Messina y la impaciencia. El técnico italiano está olvidando la importancia de crear un grupo y establecer unos roles. El partido del viernes daba para ello pero debería reflexionar sobre la conveniencia de perpetuar la dinámica error-cambio. De esta manera no logrará la confianza de los jugadores ni que estos refuercen la autoestima. Hay un grupo de jugadores jóvenes que necesitan mayor estabilidad y saber a lo que atenerse para progresar. Los recursos que se convierten en norma no suelen llevar a nada.

- La línea de tres y los espacios. No es sorprendente que los porcentajes no empeoren sensiblemente, la línea está más lejos pero hay más tiempo para lanzar porque los espacios a defender también se amplían. En el caso del Real Madrid es un grandísimo problema. Jugar con Velickovic-Reyes y Tomic juntos hace el campo pequeño. Reyes y Velickovic pueden anotar desde el 6,25 pero tienen más problemas en el 6,75. Si Messina utiliza a Velickovic de “Tres”, la presencia en el campo de Garbajosa parece obligatoria.

- Mensajes a Scariolo. Inevitable comparar el rendimiento de los jugadores del Barça en su equipo con el mostrado recientemente en la selección. Ricky Rubio ha estado excelente porque ha tenido más libertad de interpretar el ritmo del juego y porque ha tenido más referencias interiores. Vázquez ha jugado a la vez con Perovic y con N´Dong por lo que también puede hacerlo con los hermanos Gasol.

- Solidaridad. El Barça es el equipo que mejor defiende porque todos los jugadores se responsabilizan al máximo de lo que tienen que hacer sin esperar la ayuda de los compañeros, que en caso de necesitarla la tendrán. En ataque botan poco  y se pasan mucho, nada que ver con los desesperantes ataques del Real Madrid donde el balón se eternizaba en las manos de sus jugadores.

- Esperando a Claver. En la Final tuvo algún destello pero en un tiempo donde muchos nos empeñamos en reivindicarle como pieza fundamental en el futuro de nuestro baloncesto, sería bueno que Claver mostrara una mayor determinación y continuidad en sus acciones.

Espléndida Serbia

Mircoles, 8 Septiembre 2010

Minutos después de acabar el partido de cuartos de final del Mundial de Turquía que ha dejado a España fuera de la lucha por las medallas conviene aparcar análisis más generales (que llegarán) y dedicar unos momentos a pensar y saborear este espléndido partido de baloncesto entre dos grandísimas selecciones. Es duro que el actual Campeón del Mundo se quede lejos de repetir éxito, pero este hecho no debe evitar reconocer el sensacional partido de una Serbia que ha dignificado como no había hecho en mucho tiempo la brillante historia de su baloncesto.

El Tablero. En la partida de ajedrez Ivkovic-Scariolo, el técnico balcánico empezó tomando la iniciativa dando una lección de como ocupar los espacios en ataques. Serbia hizo el campo de ataque muy grande aprovechando la versatilidad de sus jugadores y España sufrió para defender tanto espacio. No nos han hecho daño jugadores muy creativos con el balón en las manos, sino aquellos que han tenido la virtud de ocupar el mejor espacio en cada momento. La mayoría de los lanzamientos balcánicos vinieron de ventajas generadas jugando de cara al aro. Los dos mejores tiros defendidos fueron los dos últimos, también anotados por Keselj y Teodosic. En defensa, Ivkovic recurrió por momentos a una zona de ajustes que condicionó el ritmo de España y anuló la conexión con Marc Gasol en el juego interior.

Inconsistencia y Ritmo. España ha jugado un buen partido, conviene recordarlo para los mensajes apocalípticos que se nos avecinan, pero ha sido un equipo inconstante y poco sólido. La inconsistencia ha sido la nota dominante durante todo el campeonato, al equipo le ha costado tener un buen rendimiento continuado en los partidos, probablemente debido más a desconexiones mentales que a factores tácticos. Por otra parte, España tampoco hoy ha encontrado el ritmo adecuado a sus intereses, quizás sorprendida por el descaro con el que Serbia ha afrontado el partido, una imagen muy alejada de la especulativa selección que nos imaginábamos.

El dilema de la última falta. Cuando te anotan un triple desde más de 8 metros para ganar el partido hay que dar todo el mérito al ataque. La posibilidad de tener la última posesión para empatar o ganar el partido se esfumó una vez se dejaron transcurrir demasiados segundos a Teodosic con el balón en las manos. Si no se hizo cuando restaban 10, 12 segundos la opción de defender era la correcta y un tiro tan lejano parece una buena respuesta de la defensa. Con el quinteto serbio la opción más factible hubiera sido una falta a Velickovic cuando inició la acción de bloqueo sobre Teodosic pero insisto, parece poco reprochable la última defensa de España una vez que se decidió no hacer falta.

El “Tres” y el “Cuatro”. Serbia nos ha machacado en los puestos de “tres” y “cuatro”. Entre Bjelica, Keselj, Velickovic y Savanovic han anotado más de 60 puntos. El dato es lo suficientemente contundente para que nos planteemos una reflexión de cómo vamos a ocupar esos puestos en el futuro y cómo lo hemos hecho en el presente. La exhuberancia de Rudy y Navarro han eclipsado la necesidad de ir encontrando alternativas válidas al eterno Carlos Jiménez. La gran actuación de Jorge Garbajosa en este Mundial sirve para tapar la boca a todos aquellos que cuestionaban su posición de indiscutible en el grupo. El problema es que bajo el colchón que te dan las medallas, quizás la Federación tendría que haber planificado dando algo más de espacio a jugadores que en un plazo medio de tiempo se antojan imprescindibles para el equipo nacional. En este sentido, jugadores como Suárez o Claver (que es como si no hubiera ido) están perdiendo la oportunidad de acumular experiencia al abrigo de sus laureados  compañeros. Hay veces que no conseguir un medalla se ve compensado con el paso del tiempo por las vivencias que ofreces a determinados proyectos.

España ha perdido haciendo un buen partido ante un rival que ha sido mejor y que ha jugado cerca de su máximo nivel. No hay más. Queda acabar de la manera más digna posible y aprovechar la derrota para dejar a un lado el autobombo, las giras a medida y pensar seriamente cómo queremos que se realice la tan manida “transición”.

Qué no perderse del Mundial de Turquía

Viernes, 27 Agosto 2010

Es cierto que no estamos ante el mejor Campeonato del Mundo posible. Probablemente no estén en Turquía ninguno de los 10-15 mejores jugadores del mundo. Aún así, no debemos desmerecer una competición que puede consolidar al que será uno de los jugadores de la próxima década como Kevin Durant, perpetuar la hegemonía española o respaldar la nueva colección de talentos balcánicos.

España. Ricky y Marc. Tengo la sensación de que el resultado final de España depende en gran medida de cómo rindan nuestro base y pívot titulares. Rubio asumirá el mando absoluto tras la lesión de Calderon. Su sintonía en el juego con Navarro y Vázquez serán muy útiles pero debe mostrarse más regular en su rendimiento. Una buena oportunidad para escribir un renglón de oro en una trayectoria que se presume de leyenda. Marc Gasol puede ser el pívot más dominante de la competición, el problema es que la propia selección a veces lo olvida.

La hora de los bajitos. Una de las notas más características del campeonato será la presencia simultánea de varios pequeños en cancha y de solo un jugador interior. El baloncesto camina en un peculiar regreso al pasado que está relativizando la importancia de los aleros grandes. España jugará muchos minutos con Rudy y Navarro juntos, Brasil con Alex García y Leandrinho en las alas, Estados Unidos presentará tres escoltas a la vez en el exterior y Kevin Durant de falso “cuatro”.

Tapaditos. La lógica apunta a Estados Unidos y España un peldaño por encima de Serbia y Grecia. Después situaría a Argentina y Turquía, estos más que nada por su condición de anfitriones. No me gustaría cruzarme con Argentina en cuartos, su quinteto inicial es de lo mejor del campeonato y a un partido son durísimos. De los menos nombrados, Australia y Croacia pueden ser las sorpresas. Creo poquito en Brasil (por lo que pueden llegar lejos)

Un vistazito a. Las ausencias harán que nos fijemos más en los jóvenes talentos que aprovecharán el campeonato para relanzar sus carreras. El australiano, Patrick Mills, los alemanes Pleiss y Benzing, el madridista Tomic y el canadiense Olinik, son algunos de los jugadores que pueden destacar en Turquía. Además será un buen momento para examinar a lustrosas incorporaciones de la ACB como Bjelica y observar el rendimiento de jugadores como Velickovic que disfrutará de sus últimos minutos de “cuatro” del año antes de emprender su aventura como “alero” en el Real Madrid.  En España, da la sensación de que éste tampoco será el campeonato del despegue de Victor Claver ya que parte claramente como el quinto pívot del grupo.

Sanciones “Inteligentes”. Después de la monumental tángana del Grecia-Serbia preparatorio, la FIBA ha optado más por el pragmatismo que por la justicia. Krstic no debería disputar este Mundial, tres partidos por estrellar una silla en la cabeza de un contrario parece una sanción de chiste que crea un precedente peligroso.