Blogs

Entradas con etiqueta ‘Alex Abrines’

Una selección en abril

Jueves, 30 Marzo 2017

Respeto a la historia y los galones o paso al empuje, al mérito y al futuro. No es la selección española de baloncesto el primer caso, ni será el último, donde estas opciones se “enfrentarán” pero el próximo Eurobasket y las seis ventanas para compromisos de selecciones que tendremos entre finales de 2017 y comienzos de 2018, obligan a reflexionar sobre cuál es la mejor manera de afrontar el futuro del combinado.

La sensación después de la gira del seleccionador Sergio Scariolo por Estados Unidos es que todos los jugadores españoles que juegan en la NBA han manifestado su intención de acudir a la cita del próximo verano. El compromiso de los Gasol y compañía sigue siendo admirable y único en el mundo y no debe dejar de mencionarse. El rendimiento de los hermanos Gasol no genera ninguna duda pero hay otros componentes de esta época dorada de la selección que, por su momento actual, pueden generar más incertidumbre.

Después de los Juegos Olímpicos de Brasil sólo José Manuel Calderón anunció su decisión de dejar la selección nacional. La sensación previa de fin de etapa no acabó de corresponderse con la realidad.

Es evidente que hay varios jugadores que han dado un paso adelante estos meses. Willy Hernangómez ya es un habitual de las últimas convocatorias y su temporada en los Knicks está superando las expectativas. Lo mismo se puede decir de su hermano Juancho, de manera más discontinua, pero con partidos de mucho valor en un equipo que opta a los Play Offs. La energía y versatilidad del pequeño de los Hernangómez son cualidades necesarias en España así como la capacidad de tiro de un Abrines que aportaría esa amenaza exterior de la que España va menos sobrada de lo que pensamos.

Valencia Basket aporta buenas noticias colectivas e individuales en forma de progreso de Joan Sastre y un interesantísimo Pierre Oriola. Claro que también debemos destacar la solidez de San Emeterio, Rafa Martínez y los cortos pero firmes pasos de Vives. El otro finalista de la Eurocup, Unicaja de Málaga tiene un perfil interesante de especialista en Alberto Díaz  y un valor seguro en un Carlos Suárez al que siempre, quizás de manera injusta, damos por descartado para estas cosas.

En definitiva, hay alternativas y Scariolo tiene que decidir entre aquel principio de que hay jugadores que deciden cuando se retiran o pensar en dar entrada a tipos que necesitará con total seguridad más adelante.

Los casos de Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes son los de más miga. Hasta este momento, la temporada de Navarro ha estado muy condicionada por las lesiones y sus Juegos Olímpicos en Brasil ya dejaron claro que no es un elemento esencial en la rotación de la selección. Su condición de mito es indiscutible pero si atendemos al mérito, a día de hoy Joan Sastre, Rafa Martínez o Fernando San Emeterio deberían estar por delante.

Reyes ha demostrado que se adapta a roles con pocos minutos y es capaz de producir en poco tiempo y nos tiene acostumbrados a finales de temporada magníficos mientras que Oriola viene demostrando en Valencia Basket su capacidad para adaptarse a todos los retos que se le presenta por delante jugando mucho o menos y en la posición de “cuatro” y de “cinco”.

Bueno, basta de dar rodeos, esta sería mi lista si el Eurobasket fuera dentro de un mes

Bases: Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Sergio Llull (sí, ya sé que jugará de dos en la selección..)

Exteriores: Rudy Fernández (hay caso Rudy es evidente, pero incluso sin anotar aporta tanto en otras facetas..), Joan Sastre, Juancho Hernangómez (también puede hacer y muy bien el “cuatro” y ahora mismo su temporada dice más cosas que la de Claver aunque el valenciano  está en plena remontada. ), Alex Abrines. Un apunte en esta posición, elijo a Sastre como guiño al futuro pero viendo jugar a Rafa Martínez siempre tengo la sensación de que ha jugado menos con España de lo que ha merecido.

Interiores: Pau Gasol, Marc Gasol, Nikola Mirotic, Willy Hernangómez

Faltaría una plaza…. Pero no pensaríais que me iba a mojar tanto. Quizás Alberto Díaz por si necesitas un base que apriete cinco minutos a una estrella rival, el mencionado Rafa Martínez por si el día está que no entra ni un tiro, u otro pívot (a día de hoy, Oriola) si se obvia que Juancho Hernangómez puede darte minutos en la posición de cuatro.

Álex y Mario

Jueves, 20 Marzo 2014

Creo no exagerar si afirmo que el Barcelona cuenta en sus filas con dos de los mejores proyectos de jugadores exteriores europeos. Dos chicos llamados a ser estrellas continentales y a liderar junto con otros compañeros el cambio generacional en sus distintas selecciones. Me refiero a Álex Abrines y Mario Hezonja. Los seguidores del Real Madrid podrán replicar que tienen a Barreiro y a Doncic, pero éstos aún están en un proceso formativo distinto, donde la prudencia debe acompañarles en todos sus pasos.

La incorporación de Abrines y Hezonja fue una brillante gestión de los responsables azulgranas (no salieron gratis, eso sí) que apostaron por el talento de estos dos jugadores como proyectos sobre los que construir el futuro a medio plazo del equipo. Álex Abrines, dos años mayor que el jugador croata, tuvo una primera temporada difícil, con pocas oportunidades pero donde dejó muestras evidentes de su calidad. Hezonja tuvo una experiencia distinta disputando la Adecco Oro, aún siendo Junior. En esta competición, el jugador croata mostró una gran capacidad física, descaro y personalidad en momentos decisivos, capacidad para lanzar y también, por qué no decirlo, algún apunte de ambición mal conducida en forma de ciertas desconsideraciones. Abrines y Hezonja son dos jugadores con un perfil parecido. El croata es más explosivo y potente mientras que Abrines, que también tiene muy buenas capacidades atléticas, probablemente sea más sólido en defensa. Los dos son jugadores con muchos recursos para anotar aunque siempre me ha dado la sensación de que Abrines aún no se ha “soltado” del todo y juega algo más comedido que como lo hacía en categorías inferiores.

Mucho se ha comentado sobre la manera de Xavi Pascual de conducir los pasos de estos dos diamantes. La necesidad de caras nuevas e ilusionantes siempre generan corrientes de opinión favorables a los jóvenes pero eso no es fácil de conjugar en clubes permanentemente exigidos de títulos como el club catalán. Hezonja ha sido, hasta el momento, el descarte más recurrido por Pascual en la plantilla de 14 jugadores que maneja mientras que Abrines ha tenido más presencia pero no demasiada continuidad en su rol. Asumiendo que la calidad de los dos jugadores les da para que derriben cualquier puerta, la pregunta es hasta que punto su convivencia es un freno para su evolución, o dicho más claramente si el Barcelona será capaz de consolidar a los dos jugadores como parte fundamental de su proyecto. En favor de Abrines y Hezonja juega su calidad y su habitual buen rendimiento cuando son requeridos, en contra, unos chavalillos como Papanikolau, Oleson y Navarro, que seguro están jugando un papel importante en su formación. Mi opinión es que estos dos jugadores son apuestas bastantes fiables pero que será difícil que los dos, a la vez, tengan protagonismo en el Barcelona, por lo menos a corto plazo. A pesar de sus últimas actuaciones, considero que será difícil que esta temporada alteren los roles de los que disfrutan. La pregunta sería saber qué peso tiene desarrollar a Hezonja y Abrines en el proyecto azulgrana y la respuesta, además de los datos que está ofreciendo este curso, la tendremos probablemente cuando observemos la configuración de la plantilla de la próxima temporada.

Panko y Abrines

Lunes, 12 Marzo 2012

Mientras lamentamos la lesión de Ricky Rubio y asistimos a las numerosas especulaciones sobre el traspaso de Pau Gasol (por cierto, y lo dice un gran admirador, ¿no está un poco inflado y cómo consecuencia ha perdido velocidad?), la Liga Endesa enfila el último tercio de su fase regular lo que añade un plus de interés a los partidos por el escaso margen de error de todos los equipos.

El fin de semana deja numerosos momentos brillantes. El enorme orgullo y compromiso mostrado por Gran Canaria en una difícil situación imponiéndose al actual campeón, la extraordinaria defensa por planteamiento e intensidad (al límite, límite..) de Valencia Basket frente al Real Madrid y las bocanadas de aire tomadas por Blu Sens y Asefa Estudiantes.

Pero si me dieran a elegir dos nombres propios de los últimos días, me decantaría por Andy Panko y Alex Abrines, por sus extraordinarias actuaciones y por los diferentes perfiles que representan en la competición. De la extraordinaria marcha de Lagún Aro tienen mucha culpa unos directivos pacientes, un brillante entrenador con propuestas valientes y un grupo de jugadores enormemente competitivos. Andy Panko ya es uno de los nuestros, y cada año (camino de los 35) parece mejor jugador. Es uno de estos nombres sobre los que siempre vuela la pregunta de si valdría para alguno de los equipos con mayor presupuesto, un equipo de Euroliga. Quizás nunca sabremos la respuesta, a priori parece que le costaría tener un rol similar al que disfruta en San Sebastián pero no tengo claro, por ejemplo que Panko sea menos jugador de lo que es el actual Kyle Singler o Joe Ingles (éste de un perfil un pelín diferente). En cualquier caso no son más que meras especulaciones de Basket ficción. La realidad es que la trayectoria de Panko es envidiable, que está muy bien en el equipo dónde juega y que es agradable ver cómo jugadores americanos se implican tanto en nuestra competición y en sus clubes.

 Alex Abrines es la única noticia positiva de Unicaja en los últimos tiempos. Sus actuaciones tienen aún más mérito por la delicada situación que está viviendo su equipo. Abrines tuvo una oportunidad por su talento y por las bajas que tenía el equipo, ahora se ha ganado un espacio en el primer equipo con todas las de la ley. Estamos hablando de un jugador especial que ha llegado para quedarse con buenas condiciones técnicas, atléticas y mentales (quizás las más importantes). La valentía de su técnico Chus Mateo de darle tanto protagonismo quizás no le valga para mantener el puesto, pero Mateo ha sabido dar paso a un jugador especial, que no debe olvidar que es un recién llegado, pero que ha demostrado los arrestos que muchos de sus compañeros no han tenido.