Blogs

Entradas con etiqueta ‘Carmelo Anthony’

¡Ay, Carmelo!

Viernes, 27 Enero 2017

Carmelo Anthony está en el mercado, o eso parece. Los New York Knicks están buscando un traspaso para “canjear” a su mejor anotador. No sé cómo acabará este movimiento pero entiendo la decisión de los Knicks. Si hubiera un manual que definiera el deterioro de la relación entre una súper estrella y su franquicia, la trayectoria de Anthony en Nueva York encajaría a la perfección.

Carmelo Anthony es uno de mis jugadores favoritos, o era, o ya no lo sé. Anthony tiene puntos en sus manos, muchos, y ese es el bien más preciado de este juego. Sin embargo, el “desencanto” de los Knicks está más que justificado por esa sensación que transmite el alero desde hace tiempo de dejarse llevar por cierta inercia. La evolución del juego y de muchos compañeros que comparten con él la élite de este deporte avanza mucho más rápido que la voluntad de Carmelo que parece ser feliz haciendo las mismas cosas en la cancha que hacía cuando ingresó en la competición hace más de una década. Anthony aporta muchos puntos y sigue siendo un gran jugador pero compite contra verdaderos animales que parecen mucho más estimulados que él y que son capaces de añadir cada temporada un matiz diferente que eleva el nivel de su juego. Algo falla en  Anthony cuando no acompaña sus evidentes cualidades técnicas con componentes imprescindibles como la ambición o la rebeldía que hace tiempo parecen haberle abandonado

Es probable que Anthony no encaje en el perfil de jugador capaz de liderar un proyecto ganador porque hace tiempo que parece preso de la frustración y hacen bien los Knicks buscando otros jugadores que, poco a poco, ayuden a crecer a la franquicia. El deterioro de la reputación de Carmelo es visible por los rechazos de ciertas franquicias a cambios que hace meses, o quizás años, parecían más que convenientes. Ni siquiera su “hermano” Lebron James parece decidido a rescatarle y los Cavaliers han rechazado un cambio por Kevin Love. Como seguidor, ex seguidor o lo que sea de Carmelo Anthony me hubiera encantado esa posibilidad. Quizás en un entorno de un equipo aspirante a todo y sin el indudable peso de sentirse obligado a ser el líder del equipo, Anthony encontraría el medio de recuperar su mejor versión, de volver a engancharse a este juego y de aportar lo que sabe hacer más lo que puede llegar a hacer. Evidentemente, los rectores de los Cavaliers son más inteligentes y no atienden a la nostalgia o quizás piensan que pueden repetir la hazaña de este año obviando un “pequeño” factor llamado Kevin Durant.

Esperaremos a ver quién rescata al Soldado Anthony y seguiremos admirando sus deliciosas suspensiones, su colmillo en los últimos segundos y la estética de muchos de sus gestos técnicos, vamos, como hace más de diez años….

Récords, Gestas y mucho más

Martes, 6 Diciembre 2016

Transcurrida una cuarta parte de la Liga Regular se confirma que la NBA vive un momento extraordinario por la gran cantidad de jugadores de primerísimo nivel que coinciden en el tiempo. Lebron James, Durant, Curry, Wesbrook, Anthony Davis, Carmelo Anthony, Harden, Cousins o Klay Thompson y alguno más se empeñan en romper registros y es rara la noche que no asistimos a alguna exhibición que no se cuela en los libros de historia. De entre los españoles, Marc Gasol está en un momento extraordinario, muy cómodo en su papel de líder de los Grizzlies y dominando los partidos por su conocimiento del juego. Esta versión de Marc Gasol también es una amenaza en el lanzamiento de larga distancia lo cual siempre es positivo si el recurso no acaba por convertirse en la norma.

De entre todos ellos, que Westbrook promedie un triple doble y mantenga a los Thunder en sólidos puestos de Play Offme parece el aspecto más relevante y el que decantaría la carrera por el premio al jugador más valioso si se votara ahora.

Más allá de las extraordinarias actuaciones individuales, estas primeras semanas están consolidando o desmintiendo algunas impresiones que podíamos tener cuando veíamos como estaban confirmadas las diferentes plantillas.

- ”Quién pilla a los Warriors”. Poco más de 20 partidos han consolidado la posición de máximos favoritos de los Warriors. Han sumado tres derrotas y han jugado mal muchos minutos pero me cuesta imaginar un equipo que les venza en una serie larga e iguale su enorme capacidad para anotar. Desde que veo NBA no recuerdo un equipo con tantos puntos en sus manos. Sus rivales son ellos mismos.

Las dudas de los campeones. Los Cavaliers dominan la Conferencia Este con comodidad y no parece muy presuntuoso afirmar que esta situación no cambiará de aquí al final de la Liga Regular. El progreso de Kevin Love es evidente, así como la eficacia de Irving. Lebron James sigue a un gran nivel pero Thompson y J.R Smith aún parecen de pretemporada.  De momento, el grupo parece menos consistente y muestra una gran irregularidad durante los partidos pero su “Big Three” les basta para sacar muchos encuentros adelante.

Los Rockets y el viejo D´Antoni. Houston Rockets es uno de los equipos del momento por sus triunfos logrados y por su propuesta de juego. El fichaje de Mike D´Antoni para dirigir al equipo generó muchas dudas (lo reconozco, me incluyo) pero el técnico se ha encontrado con un equipo ideal para su filosofía. Los Rockets son un equipo al que apetece ver jugar, cada posesión parece la última y no hay rastro para especular. En este contexto, James Harden está jugando el mejor baloncesto de su carrera. No es sólo un gran anotador sino que también es un tipo capaz de interpretar lo que está sucediendo en la pista. En defensa.., bueno, en defensa es el Harden de siempre.

Siempre los Spurs.  Como siempre, los Spurs mantienen su dinámica ganadora y acechan a los Warriors en el Oeste. Pau Gasol mejora poco a poco pero Popovich aun le envía señales de que hay algo de él que no le convence mucho. Los Spurs son el equipo de Kawhi Leonard, asumiendo más tiros que nunca en un colectivo que sigue desarrollando como nadie el juego en media pista. Sigo pensando que faltan piernas en estos Spurs para poder competir contra el ritmo de muchos conjuntos. Nada me gustaría más que equivocarme.

-Por fin, los Knicks¡. Parece que este año tendremos a los Knicks en los Play Offs. Presuntuosa afirmación con tan pocos partidos disputados y hablando de esta imprevisible franquicia. Los de Nueva York van en línea ascendente y su plantilla les da de sobra para ser uno de los mejores equipos del Este. Porzingins es un jugador deslumbrante que hará historia en la competición y Anthony mantiene su colmillo para definir partidos igualados. Rose no volverá a tener nivel MVP pero puede ser un buen base que asegure 20 puntos por partido. Mención especial para Willy Hernangómez que se ha ganado un hueco en la rotación de manera más que merecida.

¿Y si fueran los Knicks?

Mircoles, 10 Abril 2013

Campeones de División varios años después, inmersos en la mejor racha de victorias de la Liga y  transmitiendo buenísimas sensaciones en su juego ofensivo, los New York Knicks obligan a preguntarse ¿Por qué no?. A priori la respuesta es sencilla y tiene nombre de ciudad del estado de Florida pero hay muchos detalles en estos Knicks que hacen pensar que pueden ser un equipo enormemente peligroso en los play offs.

El tiro. Estamos ante el equipo de la competición con mayor número de jugadores capaces de anotar desde larga distancia. Dado que el nivel defensivo de los equipos NBA tiende a subir en varios puntos en los Play Offs, contar con muchos tiradores es una gran alternativa si tenemos en cuenta las pocas “bandejas” que se conceden especialmente en los últimos cuartos. Generalmente, los equipos de este perfil tienden a pervertir sus virtudes exagerando su uso. Por eso es muy importante que Chandler y Stoudemire (cuando se recuperen) estén bien alimentados para que puedan finalizar cerca del aro y que incluso Carmelo Anthony también trabaje en situaciones cercanas. Con un buen equilibrio y una buena mentalidad colectiva para pasar al compañero mejor situado es fácil que los Knicks superen los 15 triples anotados por noche y eso es mucho decir.

Los Knicks y el juego.  Hay muchas cosas que me gustan del manejo que realiza el entrenador Mike Woodson de su plantilla, algunas de ellas se suman a una cierta tendencia que se va imponiendo en el juego y en la que creo bastante. Woodson no cataloga exclusivamente a sus jugadores por su presumible mejor puesto de juego sino por sus prestaciones de tal manera que sus rotaciones se enriquecen porque no encuentra límites a la hora de “mezclar” jugadores en la pista. Esto posibilita que coincidan muchas veces dos supuestos bases como Prigioni o Felton (a veces Kidd), que Anthony y Novak sean por momentos los pívots del equipo (cierto que en el juego interior hay muchas bajas) o que tenga hueco en el equipo un jugador versátil como Copeland. Me gusta esta mirada al baloncesto sin tanta rigidez y la echo de menos en otros equipos que sacrifican tener a los mejores jugadores a la vez en pista por tener una estructura más académica (pienso en los Thunder por ejemplo).

El límite. La presencia del mejor equipo de la Liga, los Heat, en la misma Conferencia señala el presumible límite de los Knicks en esa frontera. Aunque sea mucho aventurarnos, ese hipotético enfrentamiento tiene algunos aspectos que le hacen más igualado de lo que parece. Los Knicks han competido muy bien frente a los James, Wade y compañía en los partidos de Liga Regular, saben adaptarse a la estructura ofensiva de Miami y además castigarles en el rebote, el eslabón débil de los actuales campeones. Los aspectos diferenciales a día de hoy son la defensa, donde los Knicks a veces no son lo suficientemente sólidos porque quizás en algunos puestos no pueden igualar la capacidad atlética de otros equipos y la sombra de la irregularidad que acompaña a algunos de sus jugadores como J.R Smith o Raymond Felton sobre los que pesa, quizás injustificadamente, cierto aire de sospechosos. Miami se ha ganado el cartel de súper favorito pero apetece y mucho esta presumible final de conferencia.

Cuatro fenómenos y… Westbrook

Mircoles, 26 Diciembre 2012

La jornada de partidos del día de Navidad en la NBA no es sólo una gran idea promocional de la competición sino una buena oportunidad para revisar el estado de algunos de los aspirantes a un título que se decidirá seis meses después.

Como interés añadido, los encuentros programados este año permitían la opción de disfrutar de los cuatro jugadores más destacados de este inicio de competición, Carmelo Anthony, Lebron James, Kobe Bryant y Kevin Durant. Ninguno de ellos ha defraudado, Kobe Bryant ha mostrado de nuevo sus rejuvenecidas piernas y su extraordinaria capacidad competitiva. La versión de Bryant contra los Knicks es la mejor que puede ofrecer a su equipo ya que sin alejarle de ser la primera opción ofensiva permitió que el resto de sus compañeros pudieran disfrutar de un protagonismo muy necesario para mantener al equipo enchufado. El escolta de los Lakers tuvo un gran rival en Carmelo Anthony, sin duda instalado en el “siguiente nivel”. Anthony ha dado un paso adelante porque ya no deja que los partidos le atropellen sino que sabe lo que se espera de él en cada momento, su efectividad ha aumentado porque ya no tira como si le fuera la vida en cada lanzamiento sino con un mayor aplomo que le ha dado la experiencia y la buena dirección de su técnico Mike Woodson. Un gustazo ver la evolución de Carmelo y su gran influencia para hacer de los Knicks un gran equipo.

Lebron James y Kevin Durant han vivido un nuevo capítulo de un duelo que promete ser legendario. Los dos han estado en su papel, Durant tiene más recursos que James para anotar pero éste tiene mayor presencia en los partidos por su actividad defensiva y su voluntad para implicar a más jugadores de su equipo en el juego ofensivo.

La coincidencia de estos cuatro jugadores históricos en una misma jornada me hizo fijar la atención en otro jugador con enormes condiciones que desde hace tiempo me genera enorme contradicciones quizás porque su juego es una contradicción en sí mismo. Entiendo a Russell Westbrook, con esas condiciones técnicas y físicas es difícil no pensar que cada vez que tienes el balón puedes anotar sin muchos problemas. Aún así me sigue transmitiendo la sensación de que es un jugador desubicado, obligado a jugar de base y a atender a muchos factores sobre los que no tiene el control. Westbrook es el Carmelo Anthony de sus primeros años, él tiene su partido en su cabeza y da igual lo que requiera cada momento. No tengo claro que los problemas de Westbrook se resuelvan exclusivamente con el paso del tiempo, creo que sería más efectivo si jugara de escolta y no tuviera tanto tiempo contacto con el balón, ya sabéis “menos es más”. Los Thunder deben pensar muy bien qué plan tienen con Westbrook incluso si una opción del mismo es valorar que pueden obtener por él en un hipotético traspaso.

Play Offs NBA. Una de Bases

Lunes, 20 Abril 2009

Apasionante primeros partidos de los Play Offs de la NBA. Es inevitable girar la mirada hacia el baloncesto americano mientras languidece la Fase Regular de la ACB con pocas incógnitas por resolver salvo la dramática lucha por evitar el descenso.

Los primeros partidos de la Conferencia Este nos han dejado las sorprendentes derrotas de Boston y Orlando ante Chicago y Philadelfia. Los Celtics sucumbieron en la prórroga ante los jóvenes Bulls en los que destacó el llamado a ser “Rookie del Año”, Derrick Rose. El joven base demostró la personalidad y el carácter de los más grandes y logró robar el factor campo a los actuales campeones que, sin Garnett, dependen demasiado de la inspiración de sus jugadores exteriores. El partido deparó un excepcional duelo de bases entre Rose y Rajon Rondo, llamados a ser los mejores directores  del Este como Deron Williams y Chris Paul lo son ya en el Oeste.

Entre tanto base joven deslumbrante, Chauncey Billups se empeña en reivindicar a la vieja guardia. De Billups me gusta todo, hasta su nombre. Estamos ante un competidor de primer nivel que ha cambiado la débil mentalidad de unos  Nuggets que están ante una oportunidad histórica de jugar unas finales de Conferencia. Muy lejos queda ese equipo donde Iverson y Anthony se repartían los tiros (malos en muchos casos del equipo). Con Billups, Melo Anthony acapara menos titulares pero es mejor jugador para el equipo y el juego interior tiene más utilidad que la de poner bloqueos.

Los Cavs y los Lakers han cumplido con su papel de favoritos. La enésima demostración de Lebron bastó para superar a unos Pistons limitados que parecen haber perdido aquel orgullo que les hacía temible en esta fase de la temporada. Los Lakers, por su parte, derrotaron a unos Jazz con una versión de juego colectivo bastante atractiva y que vuelve a hacernos pensar que es inútil en empecinamiento de Bryant en algunos partidos  por olvidarse de sus compañeros. En los Lakers se está abriendo hueco Shannon Brown, un base atlético, con buena mano, que puede ser muy útil para compensar la irregularidad de Farmar y el descenso en el rendimiento de Derek Fisher.