Blogs

Entradas con etiqueta ‘Diop’

Efecto Martínez

Lunes, 20 Noviembre 2017

No sé si exagero si digo que Baskonia es uno de los equipos que mejor baloncesto practica en Europa en estos momentos. Incluso diría que el mejor, si no hubiera tenido esa sensación en el reciente CSKA Moscú-Fenerbahce, de que rusos y turcos son capaces de llevar su intensidad defensiva y capacidad para circular el balón a un nivel muy difícil de igualar para sus rivales.

Lo cierto es que la llegada de Pedro Martínez ha revitalizado a un conjunto que, no sólo ha cambiado la dinámica de resultados, sino que está exhibiendo un nivel extraordinario en el que  merecen destacarse varios detalles de valor que podrían ser perfectamente una guía sobre qué hacer para impulsar un grupo e imponer un sello propio en muy poco periodo de tiempo.

Definir una rotación. Baskonia tiene una rotación definida que hace que cada jugador tenga muy claro lo que se espera de él. La titularidad de Malmanis no exime que Shengelia sea el “cuatro” de referencia y que compense con su dureza  los minutos de  convivencia con Voigtmann. La renovación de Janning hasta final de temporada es una apuesta por el jugador y por su técnico que parece valorar la implicación defensiva y los pocos errores que comete un chico con condiciones extraordinarias que no pone ningún “pero” en adaptarse al rol de jugador de “equipo”.

Interiores en toda la pista. El juego interior de Baskonia tiene mucha parte de culpa del momento actual del equipo. Es cierto que los exteriores anotan de tres con grandes porcentajes y muchos de ellos tienen talento para generar ventajas cuando ponen el balón en el suelo. Dicho esto la versatilidad, movilidad y capacidad para jugar en muchos lugares de la cancha de los Malmanis, Shengelia, Poirier, Voigtmann  y, en menor medida, Diop (aunque tendrá su momento) son factores diferenciales. Detrás de muchos tiros librados de sus compañeros hay un buen trabajo de rebote, continuaciones veloces al aro después de bloqueo y una voluntad extraordinaria de correr la cancha y obligar a los defensores a proteger el aro por su amenaza. El pegamento perfecto entre el juego interior y exterior es Janis Timma que, ahora sí, está cumpliendo con las expectativas generadas con su fichaje.

Granger  y el mensaje. Acertó Pedro Martínez en poner el foco en la defensa en sus primeras declaraciones como técnico de Baskonia. El mensaje se ha trasladado en hechos concretos. El primero de ellos ha sido apuntar a la responsabilidad de cada jugador evitando situaciones algo más cómodas que se vivían en las primeras semanas de competición. A partir de aquí la influencia de Granger como “primer” defensor es muy importante así como la gran mejora en todo lo referido al trabajo de los defensores más alejados del balón. Baskonia lleva los partidos a un ritmo alto de muchas posesiones que obliga a mucha concentración defensiva y a jugadores versátiles capaces de adaptarse a la necesidad de alternar atenciones en ciclos de pocos segundos. Es un equipo muy exigido física y mentalmente que también obliga a sus rivales a entrar en esta dinámica.

Expectativas. El primer objetivo con la contratación de Pedro Martínez ya se ha cumplido, cambiar la dinámica. A partir de aquí es justo pensar que este momento extraordinario tenga algún momento de discontinuidad. La Euroliga castiga mucho y, aunque suficiente, la rotación de Baskonia no es tan grande como la de alguno de sus rivales. Por el camino queda disfrutar de la propuesta del equipo vitoriano y analizar con detalle la manera en que responde los días que su porcentaje de tres puntos sea más bajo y como es capaz de adaptarse a planteamientos de rivales encaminados a ralentizar el ritmo de juego. Lo cierto es que, a día de hoy, se ven pocos conjuntos capaces de vencerles si la batalla se lleva a campo abierto.

Bajo Sospecha

Mircoles, 4 Marzo 2015

No, no voy a escribir sobre la fantástica serie de Antena 3 (apuesto porque es la madre o la abuela) sino de aquellos jugadores que por uno u otro motivo, no acaban de responder a lo que se esperaba de ellos.  Jóvenes promesas, proyectos NBA en algún caso, que no acaban de encontrar un rol importante en sus equipos.

Hablo por ejemplo de Ilimane Diop, el canterano de Baskonia que tuvo una aparición destacada la anterior temporada. Su caso recordaba al de otros jóvenes formados por el club vasco. Avalado por su envergadura y movilidad, Diop obliga a pensar que estamos ante un jugador con un futuro prometedor que, sin embargo, parece que no está evolucionando adecuadamente a tenor del poco protagonismo que está teniendo en su equipo. Camino de los 20 años, tiene margen más que de sobra para revertir la situación ya que  es habitual que los jugadores grandes tarden más tiempo en consolidarse en el alto rendimiento, pero para ello deberá hacer gala de una estabilidad emocional importante y ser lo suficientemente constante para exprimirse en el día a día buscando estar preparado para cuando lleguen las oportunidades. La dinámica de Laboral Kutxa Baskonia está mejorando desde la llegada de Ibón Navarro y seguramente ese será un factor importante para que el internacional español en categorías inferiores logre una mayor continuidad. En sus manos está.

Desquiciado, esta es la sensación que me transmite Salah Mejri en los minutos, pocos, en los que está en pista. Conocedor de que está cuestionado y penalizado en su ánimo por haber perdido su espacio en el equipo en beneficio de Slaughter, Mejri juega pasado de vueltas y muy poco concentrado (no hay decisión arbitral que no discuta). Aquello de quién mucho abarca poco cubre viene como anillo al dedo para explicar la manera de desenvolverse en la pista del tunecino. Es momento de que Mejri haga una pausa, encuentre algo más de complicidad en el cuerpo técnico y se centre en ser constante en los aspectos del juego en los que el equipo más le necesita, intimidación, juego por encima del aro y velocidad en las continuaciones a canasta después de bloqueo. A veces, “menos es más” y a Mejri le puede ayudar esta receta.

Desconozco si eran ciertos los rumores que apuntaban a que el Barcelona estaba buscando un sustituto a Tibor Pleiss. Asumo que es un jugador de un perfil parecido a Tomic y puede que el equipo dirigido por Xavi Pascual precise de alguien más atlético en esa posición pero el rendimiento de Pleiss en la Liga Endesa el curso pasado da de sobra para no tirar la toalla  tan pronto. Algo parecido ha debido pensar Xavi Pascual que ha reforzado el papel de Pleiss en los dos partidos posteriores a la Copa en un mensaje de confianza después de que ese partido dejase algo señalado al ex jugador de Baskonia. No es fácil el reto para Pleiss, el titular en su puesto, Ante Tomic es un jugador de referencia para el equipo y de máxima confianza para su entrenador. Además, el jugador croata tiene mecanismos en su juego muy asentados con sus compañeros y más experiencia en partidos de alta trascendencia. Pleiss está obligado a que las rotaciones de Tomic se noten lo menos posible y muchas veces sus prestaciones “diesel” no le permiten tener impacto de manera inmediata y el ritmo de los partidos se lo lleva por delante. No sería el primer jugador que, con Xavi Pascual, tarda en entrar en dinámica pero acaba siendo decisivo, será muy interesante observar si con el alemán acaba sucediendo lo mismo.