Blogs

Entradas con etiqueta ‘Fran Vázquez’

Respeto

Lunes, 27 Noviembre 2017

No ha sido el mejor fin de semana posible para el Baloncesto. Simultanear encuentros de la Euroliga con partidos clasificatorios para el Campeonato del Mundo de selecciones deja en mal lugar a todos aquellos encargados de dirigir un deporte con la supuesta misión de promocionarlo y engrandecerlo. Cuando los más perjudicados de una medida son aficionados y jugadores es evidente el error.

Dicho esto, he de reconocer que, particularmente, he disfrutado  y me he emocionado viendo el tremendo compromiso de la selección española durante sus dos partidos frente a Montenegro y Eslovenia. Entiendo el aire de reivindicación con el que han jugado los convocados por Scariolo. En ocasiones, hemos insistido tanto en las consecuencias de las “ventanas” que nos hemos olvidado que debajo de esa camiseta jugarían personas de trayectorias inmaculadas dispuestas a todo por dejar bien claro que son una excelente alternativa.

Las dos victorias logradas frente a Montenegro y Eslovenia son de un valor extraordinario. Si en Montenegro el equipo exhibió solidez y un buen planteamiento, frente a Eslovenia el grupo recordó a selecciones previas a la aparición de los Junior de Oro. Para los que ya vamos siendo “viejunos” el partido nos evocó a aquellos de la década de los 80 ó 90 donde España combatía su inferioridad física con valentía y descaro.  Así, Vidmar parecía haber crecido más desde el pasado Eurobasket, Prepelic seguía viendo el aro igual de grande y Cancar demostraba su enorme talento. Frente a ellos siempre ofreció respuesta un colectivo excepcional, heterogéneo en cualidades y edad pero sin fisuras en su compromiso.

Todos los jugadores merecen un gran reconocimiento pero permitidme que comience dedicando unas líneas al técnico, Sergio Scariolo. Su manera de gestionar a sus jugadores y entender sus cualidades ha sido excepcional. En un grupo con pocos puntos ha sabido dar galones anotadores a Colom, encontrar espacio a Jaime Fernández, explotar los terrenos  que mejor domina Vázquez y adivinar el tremendo potencial de chicos como Paulí o Vicedo. Scariolo compite con los Gasol, con un Gasol, y con ninguno, hay que decirlo, y muchas veces porque no estamos ni cerca de estar cansados de escucharlo.

Hay imágenes que han dejado estos dos partidos mucho más importantes que cualquier aspecto que se pueda dibujar en una pizarra. La implicación de Fran Vázquez y su manera de marcar diferencias jugando por encima del aro, los nervios de un debutante de 39 años, Oliver, y su ansiedad por no anotar sus primeros puntos con España y la manera de vivir el partido de los jugadores en el banquillo.

La selección ha conseguido que un fin de semana que veíamos con temor y cierto aire de decepción se haya convertido en un soplo de aire fresco, en un viaje a donde empezó todo y en una fiesta que sus protagonistas, incluso los más laureados, no lograrán olvidar. Mi agradecimiento a todos ellos.

Una de invictos

Martes, 18 Octubre 2016

Una de Invictos

Dinámicas. De eso se trata ahora mismo. Las primeras jornadas de la Liga Endesa nos están apuntando las primeras sensaciones de los distintos equipos y empiezan a señalar nombres interesantes que pueden ser los grandes protagonistas del curso.

Las primeras semanas de competición también están confirmando la intención de la mayoría de los equipos ACB por jugar con un ritmo rápido, explorar más los conceptos que los sistemas y no especular con el ritmo. Ya sé que venden más los mensajes siempre negativos y las críticas pero también merece la pena apuntar que se juega un buen baloncesto en la Liga Endesa y que el nivel de competitividad de los equipos es máximo. Cierto, hay menos talento que hace años pero también hay más trabajo y menos resignación.

Dominion Bilbao Basket e Iberostar Tenerife son los dos líderes de la competición. Sus cuatro victorias sin derrota son un justo premio a su nivel de juego. Sobre esa base trabajarán con más tranquilidad y, aunque es muy probable que en alguna semana sean superados por los transatlánticos que les persiguen, estos triunfos son un paso importante para optar a disputar la Copa del Rey, el primer objetivo de los primeros meses de competición.

Dominion Bilbao Basket es el equipo de Alex Mumbrú. Probablemente no hay un jugador en toda la Liga Endesa con más influencia en la personalidad de un grupo. Mumbrú es un dolor de muelas para los rivales, un activo incalculable para sus compañeros y un síntoma de las carencias que acompañan a generaciones posteriores de jugadores.  No hay otro “tres” más completo que Mumbrú capaz de tirar y de jugar para él y sus compañeros desde el poste bajo. Mumbrú da sentido a tener un alero alto porque sabe aprovechar su cuerpo. Sus habilidades y su liderazgo son claves para que un equipo que estuvo a punto de no seguir en la competición por sus dificultades económicas muestre ese carácter y personalidad cada semana.

La fortaleza de Iberostar Tenerife es  la variedad de recursos ofensivos que maneja. No tiene grandes anotadores pero tiene muchos jugadores con puntos en sus manos. Su técnico, Txus Vidorreta está desarrollando un gran trabajo adoptando decisiones y propuestas que están ayudando a la evolución de sus jugadores. Ya hablé en otro post del todoterreno Beirán pero cada semana encuentras aportaciones muy interesantes de otros jugadores como Vázquez, Grigonis, Doornekamp y un Rodrigo San Miguel quizás en el mejor momento de su carrera porque el ritmo al que quiere jugar su técnico es el que más le va a sus cualidades.

Hay varios puntos en común que comparten estos equipos, destaco entre ellos el buen y amplio uso que hacen del lanzamiento de tres puntos. Si quieres competir al máximo nivel es imprescindible contar con varios jugadores que amenacen desde larga distancia, sin duda es un aspecto diferencial y que muestra la evolución del juego en los últimos años donde los equipos no tienen que prepararse para defender al “tirador” sino a equipos que tiran.

Cierra el trío de invictos, con un partido menos, el Real Madrid. Los actuales campeones se agarran a un Llull extraordinario y a una defensa algo más consolidada que otros años por estas fechas. Los blancos siguen con una facilidad extraordinaria para anotar y eso es demasiada exigencia para sus rivales. Aún tienen puntos de mejora los de Laso, en especial en las figuras de Maciulis y Taylor y en mecánicas colectivas que puedan ayudar más a aprovechar el extraordinario talento para generar juego de Anthony Randolph.

Un par de gallegos

Lunes, 6 Octubre 2014

Conozco a José Ángel Antelo desde que aterrizó siendo un pre-adolescente en la cantera del Real Madrid. Siempre destacó por su capacidad para anotar y capturar rebotes pero su relación con el juego no era buena, acostumbraba a tomar malas decisiones, abusaba en sus lanzamientos y no se esforzaba demasiado en defensa donde consideraba que  le bastaba con aprovechar su envergadura. Bueno, no daré más rodeos, me parecía un buen jugador pero un tipo bastante egoísta, más pendiente de sus números que de su equipo.

Aun así, siempre pensé que sería un jugador importante en la ACB porque los puntos se cotizan y el jugador gallego ve el aro con mucha facilidad. Antelo es uno de los jugadores a seguir en la temporada recién comenzada. La grave lesión que sufrió en la pasada temporada no parece haberle mermado y su madurez puede ser uno de los puntos sobre los que se apoye la confirmación del UCAM Murcia como uno de esos equipos que puede estar peleando por una de las plazas de la Copa del Rey. Su consolidación como uno de los mejores “cuatros” de la competición no sólo significaría una buena noticia para su club sino para todo el baloncesto español, necesitado de nuevos estímulos especialmente en posiciones interiores. Me alegra que Antelo haya sido constante para seguir trabajando y lograr consolidarse como un jugador importante en la Liga Endesa, es más, reconozco que en categorías inferiores no me daba el perfil de un chico que pudiera asimilar no cumplir con las expectativas de manera inmediata y se “perdería” en un jugador más que, con el potencial para destacar al máximo nivel, cubriría una digna carrera en las ligas LEB. Su caso es una buena lección para muchos jóvenes que creen que la única vía del éxito es formar parte de una plantilla ACB lo más pronto posible sin atender a otros factores determinantes en su desarrollo.

Si Antelo es uno de los “cuatros” a seguir, Fran Vázquez es uno de los factores claves que determinarán el rendimiento de Unicaja en la temporada. Sus reiteradas ausencias de la selección española han apartado del foco mediático a un jugador que, cuando está implicado y se siente importante, es un factor diferencial. Lo fue por momentos en un equipo como el Barcelona (que le pregunten a Messina) y lo es en el club andaluz donde está siendo muy bien dirigido por Joan Plaza. La renovación del técnico catalán por parte de Unicaja es una buena maniobra en fondo y forma. Plaza ha dotado de solidez a un proyecto algo a la deriva cuando llegó a sus manos y los gestores del club andaluz lo han reconocido prolongando su contrato antes del primer partido oficial, simbolizando una confianza que ya agradecerían en otros lares.

Gestas y Gestos

Viernes, 13 Junio 2014

La coincidencia con las Finales de la NBA (qué maravilla los Spurs) y el habitual poco tacto en la difusión y promoción del producto, no deben hacernos caer en la injusticia de no valorar en su justa medida las semifinales de la Liga Endesa. Los dos emparejamientos han tenido (y lo que queda) momentos muy interesantes, propuestas tácticas brillantes, acciones de gran talento y, por encima de todo, un grado de competitividad muy gratificante.

La Final Four a cuestas. Tengo la sensación de que Real Madrid y Barcelona no han borrado de sus cabezas las heridas que dejó la Final Four de Milán. Vaya por delante que los blancos ya están clasificados para la Final, que su serie contra Unicaja ha sido muy exigente y que se presentan como máximos favoritos al título sea cual sea el rival. Dicho esto, la sensación que queda es que el equipo tiene menos confianza en aquellos aspectos del juego en los que había mostrado un salto cualitativo la presente temporada, su trabajo defensivo y el rebote. Este Real Madrid recuerda mucho más al de la primera temporada de Pablo Laso que al de los primeros meses del presente curso. Aquel Real Madrid ya era un gran equipo pero era mucho más vulnerable e inestable que el conjunto que nos ha maravillado durante muchos meses.

La semifinal Real Madrid-Unicaja ha tenido momentos extraordinarios propiciados por la valiente propuesta de Joan Plaza. El técnico catalán acostumbraba a plantear los partidos frente al Real Madrid llevando el partido a un ritmo lento, de posesiones largas que intentaba evitar que los blancos entrarán en “combustión”. La novedad de esta serie ha venido porque Unicaja ha jugado asumiendo muchos riesgos, con un ritmo altísimo de juego y trabajando distintos tipos de defensas con el fin de hacer pensar más de la cuenta al conjunto de Pablo Laso (cuántas pistas ha dado Maccabi). Lo cierto es que el tres a uno final con el que ha resuelto la eliminatoria el Real Madrid suena demasiado contundente para lo igualada que ha estado una serie que debe significar el primer paso de un proyecto que tiene buena pinta como es el malagueño dirigido por Joan Plaza.

Si bajamos al terreno de los nombres, la semifinal ha vuelto a poner en cuestión el momento de forma y, sobre todo, de confianza de Mirotic y la maravillosa longevidad de Felipe Reyes. Por Unicaja, además de la madurez de Jayson Granger me quedo con la aportación de dos jugadores que han mostrado sus condiciones en un momento de máxima trascendencia. Fran Vázquez ha dominado a todos sus rivales del Real Madrid y ha tenido una enorme influencia en que su equipo compitiera cada segundo de los partidos. Carlos Suárez es una gran noticia para Unicaja y para el baloncesto español en general. Durante todo el año ha sido probablemente el jugador más utilizado por Joan Plaza y eso es suficiente aval para ilustrar la importancia de su trabajo en defensa y rebote, la mayor confianza en su lanzamiento exterior, su estabilidad para limitar sus errores y su versatilidad para  generar ventajas desde la posición de “cuatro”.

Fe, trabajo y el aliento del rival. Que Valencia haya llevado su eliminatoria frente al Barcelona a un quinto partido es una gesta extraordinaria, digna de un grupo de jugadores y técnicos que se merecen cualquier premio que les llegue. El equipo ha llegado justo físicamente, con muchos problemas de lesiones y cierta falta de fluidez en su juego. La semifinal pintaba a que iba a terminarse en tres partidos pero Valencia decidió dignificar su temporada y no dejarse ir cuando tenía todo perdido. A partir de ese momento, el Barcelona puso también mucho de su parte. Algo parece haberse roto en Barcelona y tiene pinta de que en el quinto partido en La Fonteta se jugará algo más que la clasificación para la Final. El equipo transmite dudas y ya ni siquiera puede agarrarse a la pareja Huertas-Tomic. Navarro lo intenta pero está muy penalizado por lo obligado que está en defensa con los  exteriores valencianos. Demasiados jugadores  azulgranas aparecen con una interrogación debajo de su número por lo incierto de cual puede ser su rendimiento, o alguien da un paso adelante o Valencia no desaprovechará la oportunidad que tan brillantemente ha conseguido para ganar la serie ante su público.

Y de repente, Vázquez

Martes, 10 Diciembre 2013

“Fran Vázquez es más válido de lo que pensaba y es una atrocidad que no esté en la selección”. Y ahí lo dejo, debería haber añadido Joan Plaza. Lo cierto es que atrocidad quizás es algo exagerado, pero da que pensar cómo ha pasado al olvido un jugador con unas condiciones excepcionales al que le ha faltado, sin embargo, mayor constancia en su rendimiento . El jugador gallego es el típico caso de jugador preso de unas enormes expectativas que le han condenado a no ser valorado con justicia incluso cuando su rendimiento ha sido brillante. Ese Barcelona que minó la moral del Real Madrid de Messina, por ejemplo, tenía en Fran Vázquez un elemento absolutamente desestabilizador que marcaba la diferencia entre ambos equipos.Pienso en Fran Vázquez y en la selección y me pregunto por qué no han trascendido demasiado sus ausencias y como nadie ha apuntado con claridad el motivo de su rechazo. Nos hemos acostumbrado a ni siquiera contar con él, cuando es un jugador que podría haber ayudado a resolver la ecuación Ibaka-Mirotic sustituyendo perfectamente al jugador de origen congoleño y dejando espacio a un “cuatro” maravilloso como Mirotic que hubiera cubierto una posición algo coja durante toda una década. Ni dentro ni fuera del grupo, Vázquez ha sido “uno de los nuestros” y nadie parece preguntarse ni tener interés en saber por qué.

Fran Vázquez no estará en la selección ni aunque realice una temporada espectacular en su equipo y por ahí creo que vienen las declaraciones de un Joan Plaza que, acertadamente, refuerza a un jugador muy necesitado de estímulos públicos. Plaza sabe que en el mercado existen pocos jugadores con las condiciones de Vázquez y desde su llegada al equipo le ha otorgado un rol importante. Su intimidación y capacidad para jugar por encima del aro enriquece al equipo y las sensaciones positivas que transmite el grupo también influirán mucho en un jugador que deja aflorar sus miserias en dinámicas menos favorables.

Soy uno de los muchos que piensa que la trayectoria de Vázquez da para menos de lo que podía haber sido. Es un jugador demasiado dependiente de que coincidan muchas variables que le ayuden a tener el mejor rendimiento. Sin embargo, considero que es un jugador diferencial al que hay que saberle llevar para que ofrezca un gran rendimiento y que no es justo que haya caído tan pronto en el olvido cuando está en una edad perfecta para ofrecer un rendimiento óptimo.

¿La mejor España de siempre?

Martes, 26 Julio 2011

Empieza España su preparación para el Campeonato de Europa de Lituania, cuyo papel como clasificatorio para las Olimpiadas de Londres le concede aún más relevancia. Es hora de llamadas a la prudencia (Scariolo:”es el Europeo más difícil de los últimos años”) y también de análisis sobre el potencial de un combinado que deberá dar respuesta en el parquet a las enormes expectativas que genera.

Me asombra como la presencia de Ibaka despierta la euforia de comentarios y pasiones entre aficionados y entendidos. El congoleño asimilado español parece la pieza definitiva para completar un equipo de leyenda. Estamos, dicen, ante la mejor plantilla de España de la historia, pero lo verdaderamente importante es que sea la selección que mejor juegue de nuestra historia. Sigo pensando que mucha gente habla de Ibaka sin haberle visto jugar nunca, la NBA es lo que tiene, dota de un plus de leyenda a los jugadores que en ocasiones les perjudica más que les beneficia. Ibaka no es ningún “paquete” por supuesto, es un gran jugador, con un físico dominante que ayudará a la, en ocasiones, poco sólida defensa española. De ahí, a pensar que con Ibaka se soluciona todo, va un trecho. De hecho, no creo que el jugador de Oklahoma sea mejor que Fran Vázquez, ausencia que ha pasado de puntillas por otra parte.

Si España es mejor este verano que el pasado es porque están Pau Gasol y José Manuel Calderón, porque Suárez y LLull vienen de vivir un año con gran protagonismo, porque Navarro sigue siendo una garantía y porque Marc Gasol ha llenado su mochila con varios partidos de Play Off de la NBA de gran nivel. También porque está Ibaka, pero como un añadido más, no como un factor desequilibrante, o de verdad ¿alguien piensa que va a jugar más que cualquiera de los dos Gasol?.

Es cierto que el Europeo de los ”Rosters” ese que jugamos todos en nuestras cabezas cuando vemos los jugadores que forman parte de cada equipo lo gana España de calle. Tenemos experiencia, calidad, equilibrio y mayor capacidad atlética (venga vale, por Ibaka) pero el último Campeonato del Mundo dejó asignaturas pendientes de aprobar, como la autocomplacencia que se transmitió en defensa, la falta de alegría en el juego y la sensación de que cuesta encontrar un patrón de juego y de rotaciones que hagan que la mayoría de los jugadores se sientan capaces de explotar todas sus virtudes. Sería conveniente que se partiera desde aquí y no recordando viejos títulos porque un roster tan bonito no debería quedarse fuera de unos Juegos Olímpicos..

Sobre Rubio, Vázquez y la NBA

Lunes, 20 Junio 2011

Confirmado el secreto a voces y pasados unos días para la reflexión es hora de valorar lo que supone la decisión de Ricky Rubio para la ACB, el Regal Barcelona y, sobre todo, para él mismo. La ACB pierde su jugador nacional más carismático en pleno proceso de reconstrucción, cierto que el nivel de Ricky Rubio no ha sido excepcional en la última temporada pero todas las competiciones necesitan de iconos que atraigan al público joven. El primer reto del nuevo modelo organizativo de la competición será evitar que los niños y jóvenes que empiecen a aficionarse a este juego no giren demasiado la cabeza hacia la NBA.Para el Barça la ausencia de Rubio no supone un drama deportivamente hablando. El corazón de los aficionados está ocupado por Navarro y el técnico Xavi Pascual ha dirigido a Víctor Sada hacia un mayor protagonismo como anticipándole lo que puede esperarle en temporadas venideras. Rubio parecía cada vez más desencajado en el Barça y su juego se había mecanizado en exceso, ni siquiera en defensa lograba marcar diferencias.

Y ahora, Minnesota. ¿Triunfará Ricky en la NBA? La respuesta no parece sencilla. El primer Ricky Rubio, el de la “Penya” no admitiría dudas en su pronóstico. Un jugador voraz, rápido, agresivo en sus acciones y tenaz para luchar contra alguna de sus limitaciones. Un jugador perfecto para la NBA, siempre ilusionada con jugadores activos, capaces de tomar la iniciativa sobre el juego. El Ricky del Barça durará un año en la liga americana, los rookies que no generan impacto inmediato tienden a ser condenados con celeridad. La apuesta de los Wolves no admite un jugador timorato demasiado atento a disimular su edad.

Vázquez, no con Gasol. Las últimas horas nos confirman también que Fran Vázquez y Pau Gasol no parece que coincidan nunca en el equipo nacional. Los problemas físicos de Vázquez tienen una preocupante tendencia a reproducirse en cuánto Pau confirma su presencia en la selección. Parece evidente que el jugador gallego del Regal Barcelona no quiere acudir a la selección sin una cuota mínima de minutos garantizada y que interpreta que los hermanos Gasol le limitarán a ser un mero comparsa. Una derrota más para los que pensamos que los mejores grupos nacen de la competitividad y que una de las mayores virtudes que puede tener un jugador es el permanente deseo de medirse contra los mejores.

Error, cambio

Lunes, 27 Septiembre 2010


Admitiré que no pensaba que el Real Madrid ganara al Regal Barcelona en las Semifinales de la Súpercopa. Un equipo hecho con la mejor plantilla de Europa frente a otro equipo nuevo con todo por hacer. Eso sí, la amplísima derrota del equipo de Messina fue una decepción por la falta de orgullo que mostró el equipo, empeñado en tirar los partidos contra el Barça en cuanto los catalanes sueltan el primer arreón.

El título del Barça significa que los de Xavi Pascual están preparados para todos los retos y con el cuchillo entre los dientes para recuperar el trono de la ACB. Por lo visto en Vitoria, el resto de candidatos tienen muchísima tarea por delante.

- Messina y la impaciencia. El técnico italiano está olvidando la importancia de crear un grupo y establecer unos roles. El partido del viernes daba para ello pero debería reflexionar sobre la conveniencia de perpetuar la dinámica error-cambio. De esta manera no logrará la confianza de los jugadores ni que estos refuercen la autoestima. Hay un grupo de jugadores jóvenes que necesitan mayor estabilidad y saber a lo que atenerse para progresar. Los recursos que se convierten en norma no suelen llevar a nada.

- La línea de tres y los espacios. No es sorprendente que los porcentajes no empeoren sensiblemente, la línea está más lejos pero hay más tiempo para lanzar porque los espacios a defender también se amplían. En el caso del Real Madrid es un grandísimo problema. Jugar con Velickovic-Reyes y Tomic juntos hace el campo pequeño. Reyes y Velickovic pueden anotar desde el 6,25 pero tienen más problemas en el 6,75. Si Messina utiliza a Velickovic de “Tres”, la presencia en el campo de Garbajosa parece obligatoria.

- Mensajes a Scariolo. Inevitable comparar el rendimiento de los jugadores del Barça en su equipo con el mostrado recientemente en la selección. Ricky Rubio ha estado excelente porque ha tenido más libertad de interpretar el ritmo del juego y porque ha tenido más referencias interiores. Vázquez ha jugado a la vez con Perovic y con N´Dong por lo que también puede hacerlo con los hermanos Gasol.

- Solidaridad. El Barça es el equipo que mejor defiende porque todos los jugadores se responsabilizan al máximo de lo que tienen que hacer sin esperar la ayuda de los compañeros, que en caso de necesitarla la tendrán. En ataque botan poco  y se pasan mucho, nada que ver con los desesperantes ataques del Real Madrid donde el balón se eternizaba en las manos de sus jugadores.

- Esperando a Claver. En la Final tuvo algún destello pero en un tiempo donde muchos nos empeñamos en reivindicarle como pieza fundamental en el futuro de nuestro baloncesto, sería bueno que Claver mostrara una mayor determinación y continuidad en sus acciones.

Un España-Grecia como los de antes

Viernes, 3 Septiembre 2010

España jugará contra Grecia en Octavos de Final. Da igual el resto, pensar en posibles cruces siguientes sería un error sublime ya que el conjunto griego tiene suficientes recursos como para no permitir la más mínima distracción. La batalla prepartido la hemos ganado, aunque no cuente mucho, España no tiene ningún miedo a Grecia y los helenos no parecieron tener mucho interés en cruzarse con España. Nueva Zelanda estropeó sus planes.

- La Teoría Scariolo. Dice el técnico italiano que España ha ido por delante el 97% del tiempo en esta primera fase. Compro parte de la teoría. El dato es real e irrefutable, el matiz viene porque el 3% restante se ha jugado extraordinariamente mal. Sin embargo, en este deja vú constante que parece remitirnos al pasado europeo tengo la sensación de que el equipo jugó bastante peor en las derrotas del pasado verano.

- Líbano, Canadá y el cuadro final. El panorama español dos días después de los minutos fatídicos contra Lituania es radicalmente distino. Los dos partidos finales no han sido excelsos pero han subido el ánimo de jugadores como Vázquez, Rudy Fernández y Felipe Reyes que se antojan fundamentales en el resto del Campeonato. Además, el grupo ha conseguido el segundo puesto del grupo que hubiera sido el preferido de los internacionales si hiciéramos una encuesta entre ellos. Los dos partidos contra Líbano y Canadá tenían poco a ganar y mucho que perder. Hemos conseguido el máximo beneficio posible de ellos

- El rival. Grecia es un gran equipo, en mi opinión junto a España y Serbia el trío dominante del continente (aunque Turquía estará en semifinales del Mundial) pero España siempre ha sabido cómo jugarles. En esta ocasión la perspectiva de una victoria abultada española parece muy lejana. Todo apunta a un partido contra Grecia como los de antes de nuestra época doradísima; duro, trabado, intenso, bronco, igualado y decidido por acciones puntuales. Grecia es superior físicamente y España domina claramente el apartado técnico. La batalla con Bouroussis y Schortsianitis es clave para el desarrollo del encuentro. Necesitamos la mejor versión de nuestros interiores.

- Ajustes. Ante un equipo tan duro como Grecia, la utilización de Llull como base puede ser un recurso muy necesario. El jugador balear no está en su mejor nivel pero solo necesita dos o tres acciones consecutivas buenas para ser el revulsivo que necesitamos. Sus prestaciones defensivas pueden sernos útiles ante los directores de juego helenos y su velocidad alterar el plan griego de llevar el partido a pocos puntos. Por otro lado, tampoco descartaría la opción de jugar algún momento con Fran Vázquez y Marc Gasol juntos para dar más intimidación al equipo y en ataque es importante que Ricky Rubio y Navarro coincidan con el pívot gallego del Barcelona más tiempo porque son los que mejor entienden sus capacidades atléticas.

Malos hábitos

Sbado, 28 Agosto 2010

Lo sabemos. España perdió contra Serbia el primer partido del pasado europeo, incluso la selección de fútbol ganó el pasado mundial después de caer derrotada en su primer compromiso. No se trata entonces de alarmar y elucubrar con un presumible fracaso en el recién estrenado campeonato del Mundo sino de analizar cómo un equipo que ha tuteado a la, hasta ahora inabordable, selección de Estados Unidos, se ha mostrado tremendamente errático, nervioso y ansioso como en este partido ante Francia.

Francia. Explotar sus “rarezas”. El equipo galo es atípico y muy discreto en muchas facetas del juego. Estamos ante uno de los peores grupos de pasadores y tiradores del campeonato. Para limitar sus deficiencias ofensivas, Francia trata de llevar el partido a un ritmo bajo e incomodar a sus rivales con muchas situaciones defensivas de cambios entre jugadores. Entre que a esta España le cuesta anotar en situaciones rápidas y que no hemos estado muy hábiles leyendo la disposición defensiva de nuestros rivales, es evidente que el plan francés ha resultado un éxito.

España. Fría y errática. Los cinco primeros ataques de España no presagiaban nada bueno. Curiosamente todos ellos fueron después de errores franceses, pero incomprensiblemente se desarrollaron en media pista y a un ritmo lento. El primer mensaje que se mostró a Francia fue oxígeno puro para los jugadores del país vecino.

Nombres. A priori España superaba claramente a Francia en los puestos capitales de este juego. El base y el “cinco”. Nuestros bases no han contribuido a encontrar las respuestas que demandaba el partido y han sido superados por Albicy, sin duda, el jugador de esta primera jornada del mundial. Marc Gasol ha estado muy condicionado por sus dos tempraneras faltas y no ha podido exhibir su superioridad absoluta frente a los galos. Preocupante, sin duda, los problemas que tiene el equipo nacional para alimentar de manera constante al pívot de Memphis. Su sustituto Fran Vázquez tampoco ha estado acertado, en realidad como todo el banquillo español.

Y ahora. España debe jugar pensando en recuperar sensaciones más que con la idea de sumar victorias. El nivel del grupo posibilitará sumar triunfos suficientes para avanzar en el campeonato. A corto plazo debemos encontrar capacidad para anotar más veces en situaciones de contraataque, canastas con efecto revitalizador y muy dañinas animicante para los rivales. Desde ese punto de partida, también parece prioritario que recordemos que los principales éxitos de España han venido respaldados por actuaciones muy sólidas de los reservas. Actualmente nuestros suplentes parecen menos titulares que nunca, debemos remediarlo.