Blogs

Entradas con etiqueta ‘Hanga’

El “partido” del verano

Jueves, 13 Julio 2017

Hay un “partido” en juego estas semanas, sin público ni cámaras pero que empieza a decidir resultados de la temporada 17/18. Los equipos, en función de sus posibilidades, trabajan en configurar su plantilla mientras que la ACB, la FEB y el CSD se esfuerzan en limitar su habitual ridículo simulando acuerdos que, en algún caso dignifican (reducción condiciones para facilitar ascensos),  y en otros muchos avergüenzan.

El caso es que estamos en esas semanas en que, prácticamente cada día se suceden noticias de incorporaciones o bajas en todos los equipos.  El atractivo deportivo y económico de la NBA ha propiciado, de momento, que tres de los jugadores más destacados de las últimas ediciones de la Euroliga, Teodosic, Udoh y Bogdanovic debiliten a dos equipos como CSKA y Fenerbahce. Tanto turcos como rusos cuentan con recursos de sobra para reforzarse y ser candidatos principales al título pero la dimensión de estos tres jugadores hace pensar que algunos de sus rivales puedan pensar que están más cerca de ellos.

Uno de los equipos que optará a todo será el Barcelona. El club catalán encara una voluntaria reconstrucción casi total. La incorporación de Sito Alonso como técnico y la llegada de un amplio abanico de jugadores pretenden cambiar la reciente deriva de la sección. Heurtel, Moerman, Sanders y, si se confirman, Oriola y Larkin, encajan en la propuesta de actividad e intensidad que inculca Alonso a sus equipos. No me sorprende que Rice no continúe porque siempre dio la sensación de cierta desconexión emocional con sus compañeros. Si también logra incorporar a Hanga estaremos ante otro plantillón del Barcelona, opinión que suele ser habitual todos los años por estas fechas, por otra parte.

Los dos finalistas de la última ACB como Valencia Basket y Real Madrid también tendrán cambios pero respetarán gran parte de su rotación principal. En los campeones, Valencia, lo más significativo es la llegada de un nuevo técnico, Txus Vidorreta. La salida de Pedro Martínez parecía decidida hace meses y el título de Liga generó una lógica incertidumbre para un cambio ya planificado con antelación. No tardará en encontrar ocupación Pedro Martínez y en seguir aumentando su registro de partidos en la competición. La continuidad de Diot y Vives es un buen punto de partida para garantizar la competitividad de Valencia Basket. Hay verdaderas  ganas de ver a Dubljevic en la Euroliga donde estoy convencido que tendrá un gran impacto. Doornekamp es un acierto que cuenta con el plus de que viene avalado por su técnico. Los refuerzos interiores pendientes y el anotador que quizás necesitan delimitarán los límites de un equipo que tiene como máximo reto adaptarse a la exigencia que impone la Euroliga.

El Real Madrid parece tener la plantilla cerrada. Campazzo, Causeur, Radoncic, Yusta y Kuzmic apuntan a incorporaciones mientras que Suárez, Draper, Hunter y Nocioni representan las bajas respecto a la última temporada. El cambio Kuzmic por Hunter es un movimiento extraño dentro de la habitual idea de Laso que suele apostar más por pívots móviles. El pasaporte de Randolph permitirá a Thompkins mayor continuidad en la dinámica del equipo algo que, a priori, debe resultar muy positivo. Causeur encajará bien en el equipo y reducirá los minutos de Carroll en espera de qué puede ofrecer Rudy Fernández. El alero balear ha renunciado a la selección para afrontar en mejores condiciones una temporada que marcará si lo que ha vivido es el inicio de un declive o simplemente un bache.

La presencia de Campazzo es un reto para Laso ante la explosión de Llull y la calidad de Doncic. El argentino sólo rendirá con cierta continuidad y ésta parece poco posible en la estructura actual. Haría mal el Madrid en reducir las causas de su nivel de juego del tramo de final de temporada exclusivamente al factor físico. La plantilla tiene una pinta excepcional, cuenta con la profundidad necesaria para los retos que se presentan pero puede repercutir en que haya varios jugadores confundidos y desenfocados por no ser capaces de adaptarse a un determinado rol. Además, hay una X que desveló el último curso, el crecimiento de Llull no acaba de implicar a todos sus compañeros, no debe cargar el excepcional base con el peso de ser el principio y fin del equipo, máxime con el talento que le rodea. Mientras tanto, Sergio Rodríguez sigue sin equipo…..

CSKA y el resto

Viernes, 23 Diciembre 2016

La Euroliga cerrará antes de que acabe el año la primera vuelta de su novedosa primera Fase. Entiendo que para equipos y jugadores, sobre todo aquellos que también disputan competiciones nacionales exigentes como es la ACB, el calendario es tremendo pero soy un firme defensor de esta Liga de “todos contra todos” que rara es la semana que no depara duelos de gran nivel y calidad.

El CSKA  Moscú es líder destacado de una competición en la que sus seguidores acumulan un importante número de derrotas que acercan mucho a los equipos que van desde la segunda posición en adelante. Queda tiempo y hay margen, incluso para conjuntos con dinámicas erráticas como el Barcelona, para optar a unas plazas de Play Offs muy abiertas y que van a deparar una lucha intensa hasta el final. La superioridad del CSKA de Moscú detecta el punto débil de este sistema. El primer clasificado de la Liga Regular debería acceder directamente a la Final Four y premiar de esta manera ser el mejor de los mejores en 30 partidos.

No es ninguna sorpresa que el CSKA de Moscú lidere la tabla, aunque es más llamativa la amplia distancia sobre sus seguidores. Los de Itoudis son el actual campeón, cuentan con dos de los cinco mejores jugadores que juegan en el continente (Teodosic y De Colo) y son el grupo que mejor responde en todos aquellos “medidores” que reflejan la solidez de un colectivo. Esto es, intensidad y colaboración defensiva, uso del pase en ataque e implicación de muchos jugadores perfectamente integrados en sus roles. Incluso sin sus dos mejores jugadores, el CSKA es muy competitivo y es capaz de llevar su defensa a un nivel que pocos equipos son capaces de igualar. Podrían igualarlo conjuntos como Fenerbahce y Real Madrid pero los de Obradovic y Laso acusan cierta falta de solidez que les hace no acabar de dominar los partidos como se les presupone. Si hablamos de rendimiento respecto al nivel de su plantilla merece destacarse la labor de David Blatt en Darussafaka Dogus donde está construyendo un equipo sólido en el que parece encontrarse cómodo rodeado de buenos jugadores pero sin ninguna “estrella”.

En el caso del Real Madrid la racha de derrotas fuera de casa empieza a consolidar ciertas dinámicas que debe resolver Pablo Laso. La plantilla tiene un potencial impresionante pero hay varios jugadores que, por su etapa formativa, como Doncic, o porque esta etiqueta les acompaña durante toda su carrera (Taylor, Thompkins y especialmente Randolph) son muy irregulares y cada partido es una especie de tiro al aire. Parece peligrosa la tendencia hacia esa misma línea de Rudy Fernández del que su equipo necesita más puntos de los que quizás parezcan preparados para dar sus piernas. La dependencia de Llull es otro asunto pendiente de resolver porque Draper ofrece lo que se espera de él pero hay momentos de los partidos que requieren algo más de verticalidad y claridad de cara al aro.

Pese a todos estos “problemas” el Real Madrid sigue bien posicionado para optar a su objetivo de estar entre los cuatro primeros de esta fase, algo a lo que optará también un Baskonia que, como el año pasado, está dejando su mejor baloncesto en Europa. Los vitorianos son un equipo durísimo que exprime al máximo la versatilidad de sus jugadores interiores, los puntos de Larkin y Beaubois y la omnipresencia del “tres” más determinante de Europa, Hanga. Me alegra que a un técnico del nivel de Sito Alonso le salgan las cosas bien y que junto a Laso y Pascual (buen trabajo el suyo en Panathinaikos) defiendan de manera tan brillante el papel del técnico español en un evento tan maravilloso.

Baskonia, ¿Por qué no?

Jueves, 12 Mayo 2016

Vaya por delante que ya me parece un éxito que Baskonia opte a ganar esta Euroliga. Y claro que sería una sobrada considerarles favoritos pero el equipo de Velimir Perasovic ha dado argumentos suficientes  para pensar que puede derrotar a cualquier equipo del continente.

A priori, todo lo que no sea una final que enfrente a Fenerbahce y CSKA de Moscú se puede considerar una sorpresa y es éste precisamente el principal argumento al que se deben agarrar Laboral Kutxa Baskonia y Lokomotiv Kuban para dar la vuelta a estos pronósticos. Son varias las experiencias en los últimos años que muestran a favoritos descompuestos por esa responsabilidad, a jugadores consolidados sudando más de la cuenta, a muñecas agarrotadas por la presión y a demasiados pases del miedo disfrazados de “pases extra”.

Pensando en las opciones de Baskonia creo que lo principal es que el grupo mantenga su personalidad y valentía. El mérito de los vitorianos viene principalmente porque se han ganado sus victorias queriendo ser protagonistas, sin especular y no dejando la suerte de los partidos a los fallos de los rivales sino a su capacidad para llevar los encuentros a un ritmo alto e intenso que obliga a sus oponentes a anotar muchos puntos para derrotarles.

A buen seguro que el técnico de Fenerbahce, Obradovic, está dedicando muchos de los entrenamientos previos a ver la manera de limitar a Adams y James. Parece inútil pedir una versión contenida de los dos “Directores” del equipo vitoriano, todo lo contrario, es tiempo de mayor atrevimiento, si cabe, y de evitar que el partido se decida permanentemente en situaciones de juego en media pista donde debería imponerse la mayor amplitud de recursos de Fenerbahce. Si observamos los precedentes de la serie de los turcos contra el Real Madrid, se puede aventurar un reto muy duro para los bases americanos.

Ningun equipo ha defendido mejor a los “Sergios” que Fenerbahce, que en ningún momento dejó que LLull y Rodríguez “entraran” en los partidos apostando por subir líneas en defensa y trabajando muy duro sobre ellos cuando se desprendían el balón. Fenerbahce exprimió al máximo una carencia del Real Madrid, que la mayor parte de su juego se genera a través del dribling de sus bases.  En este sentido, para Baskonia,  el alivio que supone la presencia de Bourousis como generador de juego en situaciones interiores puede ser un buen punto de partida para encontrar un espacio de seguridad donde poner el balón cuando la presión defensiva  de los turcos sea máxima. El pívot griego tampoco lo tendrá fácil con Udoh y Vesely pero, a diferencia de los interiores del Real Madrid, obligará a sus defensores no sólo a trabajar en bloqueos directos sino en unos contra unos cerca de canasta. Por el contrario, no hay que olvidar que otros de los aspectos en los que Obradovic prestará atención será  a jugar contra la defensa de Bourousis.

El plan parece obvio. Perasovic querrá que el partido se juegue en las manos de Adams, las piernas de Hanga y la cabeza de Bourousis mientras que Obradovic pretenderá llevar el encuentro a que se juegue en la cabeza de Adams, las piernas de Bourousis y las manos de Hanga.  Gran parte de la resolución del partido pasará en ver cómo se resuelve esta batalla aunque Baskonia necesitará algo más que puede venir por la calidad de Bertans y Causseur (si como parece puede estar disponible).