Blogs

Entradas con etiqueta ‘James Harden’

El MVP y la dictadura de las estadísticas

Lunes, 17 Abril 2017

No caeré en la exageración de decir que es “otro” baloncesto pero el aroma y la intensidad de los play offs de la NBA no tienen comparación con casi ninguno de los más de 1.200 encuentros anteriores de la Fase Regular. La preparación táctica de los partidos se incrementa y el nivel de contacto defensivo se lleva al límite reduciendo las canastas “fáciles” que se conceden. Un lujo para los que nos gusta este deporte que en los próximos dos meses nos deparará imágenes y momentos inolvidables, sin duda.

El debate de estos días no es sólo el comienzo de los Play Offs de la NBA sino quién merece el premio a jugador más valioso de la temporada regular. Este reconocimiento goza de gran prestigio y valor entre los jugadores y algunos de los aspirantes no desaprovecha cada ocasión delante de un micrófono de reivindicar su candidatura. La NBA vive una época excepcional de “súper estrellas”, cada vez es menos ocasional la noche en la que  se bate algún récord y los amantes de las estadísticas tienen mas faena que nunca. El hecho de contar con tantos jugadores tan buenos en el “uno contra uno” realza el valor de los especialistas en el tiro que no tienen más que saber ocupar su espacio y no dudar cuando les llega el balón. Por eso, cada vez se lanza más de tres puntos y pívots como los hermanos Gasol se reinventan ampliando el uso del tiro de larga distancia.

Comparto con Marc Gasol su apreciación del mal uso que a veces se hace de las estadísticas. La mayoría de las veces los números son representativos pero en ocasiones no expresan totalmente la capacidad para entender el juego, el liderazgo y la manera de condicionar el resultado mediante acciones que no tienen su equivalente en ningún dato. El equilibrio entre los números y el dominio del juego debe permitir decirnos que Marc Gasol es el mejor cinco de la NBA por su manera de pasar, su variedad ofensiva, su liderazgo y su buena toma de decisiones pero también que su número de rebotes por partido (algo más de seis de media) es bastante pobre.

¿Y a quién darías el MVP? no seré yo el único que ha escuchado esta pregunta en cualquier tertulia de baloncesto en la que haya participado últimamente. La verdad, no lo tengo nada claro por lo que aprovecharé a compartir mis dudas y ver si dentro de unos párrafos me aclaro. Número a número, no hay mejor candidato que Westbrook, ha promediado un triple doble, ha llevado a un equipo justito a los play offs y conmociona la pasión y espíritu competitivo que transmite cada partido. Sobre el jugador de los Thunder pesa, sin embargo, sus malos porcentajes (peores que el curso precedente), sus pérdidas de balón y esa sensación de que no logra con su juego “enganchar” a ningún compañero a la causa con continuidad. No hay ningún compañero de Westbrook que haya aumentado su valor de mercado esta temporada. El máximo anotador de la competición es el que peor porcentaje en tiros de campo tiene entre los 25 mejores de esa lista.

James Harden es otro candidato más que sólido. La “barba” tampoco tiene unos porcentajes deslumbrantes pero ha consolidado a Houston Rockets como uno de los mejores equipos de la competición y ha encontrado en la propuesta de D´Antoni el mejor aliado para explotar al máximo sus cualidades. Un bloqueo directo central para Harden, Capela atacando el aro y tres compañeros esperando abiertos para lanzar. Ese es el plan A, B y C de los Rockets que ha posibilitado que Harden lidere la competición en asistencias.

Como no soy capaz de decidir entre Papá Westbrook y Mamá Harden, mi apuesta para el MVP es Kawhi Leonard. La pista me la dio Harden indicando para defender su candidatura que “esto se trata de ganar partidos”. En ese sentido, de los candidatos, Leonard no tiene rival porque sus Spurs han sido el equipo que más cerca han estado de los Warriors. Los números de Leonard no pueden competir contra Westbrook y Harden pero  Leonard es de los mejores defensores de la competición, no se dosifica en defensa y es capaz de producir en ataque en estructuras más complejas que privilegian la circulación de balón. Si los Spurs han mostrado ese nivel tan alto es, en gran parte, por el constante empeño de Leonard en ser mejor jugador cada día. Westbrook y Harden han hecho mejor que nunca ( o mejor dicho, más que nunca, no mejor) aquello que llevan haciendo toda su trayectoria pero Leonard ha evolucionado de ser un “finalizador” a ser un tipo con múltiples recursos para generarse sus puntos incluido el lanzamiento de tres puntos donde mejora a sus rivales claramente en porcentaje.

No creo que gane mi candidato, me parecerá justo el premio para Westbrook o Harden, claro que sí. Los números de ambos son tremendos pero no conviene reducir el valor del juego a una planilla estadística.

Por qué Curry, por qué no los Warriors

Viernes, 17 Abril 2015

Creo que Stephen Curry merece ser el MVP de la temporada regular de la NBA. Su juego ha sido clave para que su equipo haya obtenido el mejor registro de la Liga y merece reconocerse la aportación de un tipo que, desde que aterrizó en la competición, ha evolucionado hasta alcanzar el estatus de súper estrella. Curry es una delicia para los que pensamos que, en la época de los atletas, la diferencia se puede marcar por las habilidades técnicas. En este campo, pocos jugadores son tan agradables para la vista como el base de los Warriors.

Reconocer a Curry no quita méritos a otros candidatos, especialmente James Harden y Russell Westbrook. Harden es un anotador espectacular que ha logrado incrementar durante el curso su influencia en más apartados del juego. Su liderazgo en los Rockets es incuestionable y, si mantiene su nivel actual, el equipo tejano es aspirante a todo. Por su parte, Westbrook ha realizado un esfuerzo impresionante para que los Thunder tuvieran opciones de disputar los Play Offs. Finalmente, no ha logrado su objetivo pero no conviene olvidar el enorme margen que dio la franquicia en la primera mitad del campeonato durante los periodos de convalecencia de Durant y el propio Westbrook. Estamos ante  un jugador con gran capacidad de conexión por la pasión que le pone al juego y al que quizás le falte algo de pausa o estar mejor dirigido para lograr que su impacto tenga más trascendencia en el colectivo.

El MVP se resolverá en algunas semanas cuando el desarrollo de los Play Offs de la NBA ya nos hayan dado alguna pista de cómo se desenvuelven los equipos. Si fuera por el rendimiento en la Liga Regular apostaríamos sin dudarlo por una final entre Golden State Warriors y Atlanta Hawks, pero los Play Offs son otra historia y hay aspectos que pueden hacernos pensar que no todo será tan fácil para los líderes de las conferencias. Los Warriors tienen talento, descaro, pasión y puntos en las manos de varios jugadores pero el Oeste tiene mucho nivel y cuando el partido entra en terrenos más físicos e intensos pueden ser menos fiables frente a otros conjuntos con un poco más de cuajo. Esa es la duda que me genera el equipo dirigido por Steve Kerr, cómo sabrá manejarse en el terreno donde no se concede una canasta fácil, el nivel de contacto se eleva y entran en juego individuos con un amplio conocimiento del terreno y con algo más de colmillo competitivo.

Menos talento que los Warriors tienen los campeones de la Conferencia Este, los Atlanta Hawks, sin embargo no son pocas las virtudes que ha mostrado el equipo de Mike Budenholzer. La manera en que comparten el balón y todos sus jugadores tienen espacio para rendir al mázimo es su principal aval para pensar que pueden progresar sin problemas hasta las finales de conferencia. Me apetece mucho ese presumible duelo con los Cavaliers de Lebron James, con más calidad pero menos cohexión que unos Hawks que están ante una oportunidad histórica de alcanzar un hito por el que muy pocos podíamos apostar a principio de temporada.