Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jorge Garbajosa’

“Uno como Garbajosa”

Jueves, 28 Junio 2012

Se retira Jorge Garbajosa y no conviene pasarlo por alto. Hay jugadores históricos, talentazos de época, carismáticos y otros que, siendo buenísimos, tienen una gran trascendencia por haber ayudado a definir una posición de juego, Garbajosa es uno de ellos.

Su evolución. Hay varias características que han hecho de Jorge Garbajosa un jugador especial. Sus inicios no aventuraban para nada su desarrollo posterior como jugador, era un pívot rocoso, sin miedo al contacto y que desarrollaba su juego principalmente cerca de canasta. El paso por Italia le ayudó a ir moldeando unas cualidades que le ayudaron a dar ese paso de buen complemento a excelente jugador. Su nivel competitivo aumentó y su registro ofensivo empezaba a orientarse más allá de la línea de 6,25. Hubo un momento que ejemplificó como nadie aquello de “menos es más” porque desarrollaba menos variedad de acciones pero era un jugador más efectivo.

Málaga 05/06. El mejor Garbajosa que he visto. Unicaja es campeón de Liga  y asistimos a un magisterio del jugador madrileño. No es sólo aquello tan manido de que hace el campo más grande para sus compañeros, es también esa sensación que transmiten los más grandes en el mejor momento de su carrera de control absoluto de la situación. Mucho del mejor Unicaja de la historia tenía que ver con Jorge Garbajosa que, cumplida su misión en Málaga, emprendió la aventura de la NBA. Su marcha de la Liga ACB dejó tanta huella que muchos equipos emprendieron una desaforada búsqueda de jugadores de parecidas características. Se buscaban pívots que resultaran una amenaza en el lanzamiento exterior y que permitieran espacios para el “cinco”. Unos años después, en plena época dónde los equipos planifican sus plantillas, ésta sigue siendo una de las figuras que más cuesta encontrar. Como toda idea, el “efecto Garbajosa” tuvo un lado perverso que se manifestó en las presuntas incompatibilidades entre pívots que habían jugado muchos años juntos. Hubo un momento que pareció que la necesidad de encontrar una virtud limitaba el baloncesto de los equipos.

La selección. Aunque en Málaga vivió sus mejores momentos, cuesta identificar a Garbajosa con un único club. El equipo de la carrera de Garbajosa es la selección española. Su papel en los éxitos recientes ha sido decisivo porque entendió como nadie qué era lo que necesitaban los talentazos de la generación del 80, porque ofreció los mejores partidos defensivos de su carrera y porque explicó qué significaba el equipo nacional a los nuevos jóvenes que se iban incorporando como Rudy Fernández, Marc Gasol o Ricky Rubio.

El final. Los últimos tiempos no han sido buenos para Garbajosa. Los problemas físicos han marcado sus últimos años y ni siquiera su habilidad para entender el juego ha podido sobreponerse a esta época acaudillada por el músculo. Hace bien la Federación Española de Baloncesto en reclutarlo. Acaba su etapa como jugador pero su legado es tan inmenso que ahora sospechamos de cualquier “cuatro” que no pueda tirar, se les permite que no reboteen y que miren la zona como la consulta del dentista, pero por favor, que anoten de tres puntos.

Recuerdos de la Copa

Lunes, 7 Febrero 2011

¡ Qué bueno que viene la Copa!. Entre que la Liga camina hacia una bipolaridad descorazonadora, las noticias de problemas económicos en los equipos son cada vez más recurrentes  y que el nivel medio de la ACB está bajando de manera considerable (aunque nadie lo dice), la emoción de la Copa del Rey nos reconciliará con lo mejor de este juego.

Antes de que comience la edición de Madrid, todos tenemos la sana costumbre de escarbar en nuestra memoria buscando aquellas imágenes que más nos han impactado en nuestro recuerdo. Quizás cometa errores en algún detalle o sede pero no me apetece apoyarme en Internet esta vez.

El triple de Solozábal. Creo que fue en Valladolid, ¿finales de los 80?. Dio la victoria al Barcelona frente al Real Madrid. Alguna vez he escuchado que fue el inicio del fin de los complejos en el equipo catalán. No creo que fuera para tanto o quizás sí..

Petrovic. El primer título del Real Madrid con Petrovic, antes de sus famosos 63 puntos en la Recopa que tanto daño hicieron al grupo. Un genial jugador que dignifica aún más la historia de esta competición.

El susto de Nicola. Marcelo Nicola era un genial jugador argentino, quizás algo frío y peor competidor que lo que suelen ser los jugadores de aquella tierra. Intentando un mate en las semifinales (creo que fue en Sevilla) cayó de mala manera y sufrió convulsiones en la pista. Un susto tremendo que, afortunadamente, se quedó solo en eso.

Gasol, Málaga. Quizás en la Copa del Rey que ganó el Barcelona en Málaga, también al Real Madrid, fue dónde todos asumimos que la dimensión de Pau Gasol como jugador escapaba al ámbito europeo. La sensación que transmitió el de Sant Boi fue la de un jugador absolutamente IMPARABLE. Recordando a aquel jugador, comparado con el de hoy observamos que el aumento de masa muscular ha hecho de Pau alguien más determinante cerca del aro y que su capacidad para pasar ha experimentado un excepcional progreso. Por el contrario, “el joven Gasol” era más explosivo, más rápido y quizás mejor tirador de media-larga distancia.

Unicaja. Octavo, campeón y Jorge Garbajosa. Creo que fue en Zaragoza, el equipo se clasificó en la última jornada. LLegó de tapadillo pero realizó una competición brillante en el quizás mejor momento deportivo de Jorge Garbajosa. Unos años después, el equipo navega en tierra de nadie y Garbajosa es el jugador número 13 del Real Madrid. La falta de previsión en el caso del club y las lesiones y el paso de los años en el caso del jugador han dejado aquella Copa del Rey como algo muy, muy lejano.

Nombres. La Copa del Rey es sobre todo una historia de hombres y nombres. Algunos de ellos quedarán irremediablemente unidos a esta Competición. Recuerdo a Nacho Rodilla, antiguo base del Pamesa Valencia que guió a su equipo a un título y del que poco se supo después, a Alfonso Reyes que brilló en la última Copa del Rey ganada por el Estu. A Mark Davis, fenomenal escolta del Cai Zaragoza cuando el equipo maño vivió sus mejores momentos y también a Alberto Herreros que sufrió los sinsabores de fallar el último tiro en una final con Estudiantes para verse recompensado muchos años después anotando el triple que dio la última liga al Real Madrid.

Garbajosa y lo que no viene

Martes, 25 Mayo 2010

Un tipo discreto, inteligente, de los que conviene escuchar cuando habla se ha convertido en protagonista de los Play Offs de la ACB. Jorge Garbajosa es muy responsable de que el Proyecto Messina no haya sufrido su revolcón más contundente. El jugador madrileño ha dado un paso al frente en un momento delicado reivindicando su papel en un equipo que empezaba a marginarle en la rotación en las últimas semanas.

Garbajosa es uno de los nombres que más circula entre los aficionados al baloncesto en la presente temporada. Su fichaje por el Real Madrid y su presencia en la selección española es motivo de debates y análisis constantes. Lo cierto es que estamos ante un jugador fundamental para entender el éxito del baloncesto español en los últimos años y una referencia táctica que ayudó a instaurar una forma de juego determinada en todo el basket continental. Porque ahora Garbajosa no goza de total unanimidad pero hace no mucho todos los equipos buscaban su Garbajosa particular, ese jugador que dotara de espacios a un pívot dominante y que supiera lanzar y pasar desde más allá de la línea de 6,25. El de Torrejón representaba el  ”cuatro” por excelencia, síntoma de un baloncesto dónde los espacios adquirieran mucha más importancia y dónde se explotara al máximo la capacidad de sumar de tres en tres de la mayoría de jugadores de los equipos.

Pero no solo me acuerdo de Garbajosa por su extraordinaria aportación en las dos victorias del Real Madrid frente al Cajasol sino también porque todos estamos empezando a elucubrar sobre la composición del equipo nacional en las próximas citas. La temporada del madrileño no invita a considerarle como uno de los fijos pero las alternativas a su presencia no parecen lo suficientemente sólidas y anticipan uno de los problemas a los que se puede enfrentar el baloncesto español en los próximos años y es la ausencia de relevos de garantías en las posiciones interiores para los Garbajosa, Felipe Reyes y Pau Gasol. En este sentido, probablemente habrá jugadores con más empuje físico que el jugador del Real Madrid pero no conviene despreciar el valor de la inteligencia y de la habilidad para saber lo que necesita el colectivo que representa Garbajosa. Es entendible que haya un cierto cansancio de determinadas caras pero no por ello se debe caer en la injusticia de menospreciar la aportación de algunos veteranos. Por todo ello y porque ninguna alternativa interior salvo Fran Vázquez parece derribar la puerta de la selección, Garbajosa, si el quiere, SÍ.

Y ahora España. Blanco o Suárez

Jueves, 30 Julio 2009

Hoy arranca España su camino hacia el Eurobasket. Hay una cierta sensación de revancha en el grupo, de acabar con ese regusto amargo de la Final de Madrid, de alcanzar un título tantas veces esquivo para nuestro balonceso. Todo lo que no sea conseguir la medalla de Oro tendrá un poso de decepción, bendita presión.

Antes de empezar Berni Rodríguez se cae de la lista por no haber superado su lesión. Lecturas buenas y malas de esta ausencia. No es una noticia positiva por su conocimiento del “método Scariolo“, por su asimilado papel de especialista en la selección. Lo positivo es que se introducirán caras nuevas en España y se hará más llevadero el relevo de la generación del 80. El elegido, bien sea Saúl Blanco o Carlos Suárez, acumulará una experiencia en la mochila que seguro le será de utilidad en eventos posteriores.

La elección entre Blanco y Suárez no será sencilla. Los dos vienen de hacer una buena temporada. Blanco es más versátil, puede defender a escoltas y aleros, aunque Suárez ha mejorado enormemente en esta faceta. El jugador de Estudiantes es mejor reboteador y ofrece una seria amenaza jugando en el poste bajo. Probablemente Saúl Blanco es, ahora mismo,  un punto más completo pero Carlos Suárez ofrece un perfil que puede enriquecer más al colectivo. El rendimiento de ambos en la preparación previa y su encaje en la estructura táctica del equipo darán la respuesta a Scariolo, que tendrá que decidir también qué papel le da a Víctor Claver en el juego, si como “tres” o como “cuatro” o quizás, alternando en ambas posiciones.

Mientras tanto, la convivencia de la selección puede verse alterada por los contenciosos que atañen al futuro de algunos jugadores. Ricky Rubio sigue en boca de todos, el asunto está empezando a eternizarse con más actores en liza y con los Timberwolves extrañamente pasivos. Tampoco tiene buena pinta lo de Saúl Blanco, que se ha acogido al Decreto 1006 para evitar acabar en Valencia debido a uno de los innumerables vericuetos legales que rodean a nuestro baloncesto y quizás Garbajosa tampoco tenga muy claro que va a seguir en Moscú….

La Lista. Fran y Sergio

Lunes, 29 Junio 2009

Ya tenemos los 12 de Polonia. Un gran equipo, sin duda. Un combinado de garantías para conseguir el ansiado Oro en un campeonato de Europa que tanto se resiste a nuestro país. Aquel tiro de Holden en Madrid nos privó del campeonato de Europa pero puede haber resultado decisivo para que jugadores como Gasol y Navarro hayan dejado a un lado su cansancio y problemas físicos para comprometerse, una vez más, con el equipo nacional.

Ricky Rubio, Cabezas y Raúl López serán los encargados de intentar hacer olvidar a Calderón. Talento, Físico y Dirección son las principales virtudes de tres jugadores que intentarán evitar a toda costa quedar relegados al tan temido papel de tercer base. Este temor ha podido alejar a Sergio Rodríguez de la selección. El canario acaba de ser traspasado a Sacramento Kings y afronta con gran ilusión la posibilidad de ser un jugador importante en la NBA. La cercanía del europeo con la pretemporada americana y no tener la garantía de jugar un rol importante en España han hecho que Sergio decida no acudir a la convocatoria en una decisión respetable pero que puede tener consecuencias negativas en un futuro para el ex jugador de Estudiantes.

Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro son los dos mejores escoltas de Europa. Junto a ellos, Berni Rodríguez es un pretoriano de lujo al que Scariolo siempre le ha sacado un gran rendimiento. Mumbrú es un jugador sólido, muy necesario por su experiencia y su competitividad. Claver es la incógnita y la esperanza. Después de su lesión no ha tenido partidos esperanzadores pero el comienzo de la pasada temporada empezó a alumbrar el jugador que todos imaginamos que puede llegar a ser. Probablemente también sea utilizado en la posición de “cuatro”.

La posibilidad de que los hermanos Gasol jueguen juntos es uno de los aspectos que más me interesa observar en la etapa de Scariolo al frente de la selección. El técnico italiano apostó en su etapa de Unicaja por tener siempre en cancha un pívot capaz de abrir el campo. Esa misión corresponderá a un Garbajosa que seguro que tiene ganas de volver a ser un jugador-referencia en el combinado nacional como lo era antes de los últimos Juegos Olímpicos. Completa un gran juego interior un Felipe Reyes que siempre acaba siendo importante en este grupo por su facilidad para rendir a gran nivel sin necesidad de disputar siempre 25 ó 30 minutos por partido. Una virtud poco destacada del pívot cordobés.

Sorprende la renuncia de Fran Vázquez a disputar el Campeonato de Europa. Como ocurre en el caso de Sergio Rodríguez, su decisión merece todo el respeto del mundo, aunque los que no conocemos los entresijos de su cabeza podemos extrañarnos de cómo un jugador con infinitas condiciones renuncie a medirse todos los días a alguno de los mejores jugadores del mundo.

El mensaje Scariolo

Mircoles, 4 Febrero 2009

Sergio Scariolo será el próximo seleccionador español durante los próximos cuatro años. Era un secreto a voces que se ha confirmado en las últimas horas y, en mi opinión, un acierto de los dirigentes de la FEB por el mensaje de ambición que sigue asociándose al equipo nacional.

Tras disfrutar de dos brillantes estrategas como Pepu Hernández y Aíto García Reneses, tendremos la suerte de que España esté dirigida por uno de los técnicos de más prestigio del baloncesto europeo.

No todo será un camino de rosas para el entrenador italiano. España ha marcado un listón muy alto que hace que el trabajo de Scariolo será examinado con lupa, la brillante generación del 80 se acerca a la treintena y algunos jugadores reflexionan sobre la posibilidad de dosificar sus esfuerzos. Además, Scariolo tendrá que engranar sus conceptos del juego con el equipo, en sus palabras, de mayor talento que ha dirigido, algo que requerirá un esfuerzo por ambas partes y que será clave para el buen funcionamiento del colectivo.

La duración del contrato de Scariolo (cuatro años) hace que debamos interpretar que no solo se ha confiado en el ex técnico de Unicaja y Real Madrid la labor de seguir con la senda triunfal del último trienio sino preparar al equipo nacional para el relevo generacional de los Gasol, Navarro, Garbajosa y compañía. El primer paso de ese relevo vendrá dado en la elección de Scariolo en los puestos de alero para compensar la retirada de Carlos Jiménez de la Selección española.

El baloncesto español necesita de un tiempo de estabilidad en el banquillo de la selección. Si hay algo que ha chirriado en los últimos tiempos ha sido la salida de Pepu y Aíto del combinado nacional con la sensación de que algo no ha funcionado en su relación con los dirigentes de la FEB. España está en una situación dominante en el baloncesto mundial que con la elección de Scariolo se pretende mantener pero debe trabajar para que esta situación dominante se aproveche al máximo. Para ello se antoja imprescindible que, en estos cuatro años, después de cada competición importante no acudamos irremediablemente al debate sobre la continuidad o no del entrenador de España.