Blogs

Entradas con etiqueta ‘Juan Carlos Navarro’

Una selección en abril

Jueves, 30 Marzo 2017

Respeto a la historia y los galones o paso al empuje, al mérito y al futuro. No es la selección española de baloncesto el primer caso, ni será el último, donde estas opciones se “enfrentarán” pero el próximo Eurobasket y las seis ventanas para compromisos de selecciones que tendremos entre finales de 2017 y comienzos de 2018, obligan a reflexionar sobre cuál es la mejor manera de afrontar el futuro del combinado.

La sensación después de la gira del seleccionador Sergio Scariolo por Estados Unidos es que todos los jugadores españoles que juegan en la NBA han manifestado su intención de acudir a la cita del próximo verano. El compromiso de los Gasol y compañía sigue siendo admirable y único en el mundo y no debe dejar de mencionarse. El rendimiento de los hermanos Gasol no genera ninguna duda pero hay otros componentes de esta época dorada de la selección que, por su momento actual, pueden generar más incertidumbre.

Después de los Juegos Olímpicos de Brasil sólo José Manuel Calderón anunció su decisión de dejar la selección nacional. La sensación previa de fin de etapa no acabó de corresponderse con la realidad.

Es evidente que hay varios jugadores que han dado un paso adelante estos meses. Willy Hernangómez ya es un habitual de las últimas convocatorias y su temporada en los Knicks está superando las expectativas. Lo mismo se puede decir de su hermano Juancho, de manera más discontinua, pero con partidos de mucho valor en un equipo que opta a los Play Offs. La energía y versatilidad del pequeño de los Hernangómez son cualidades necesarias en España así como la capacidad de tiro de un Abrines que aportaría esa amenaza exterior de la que España va menos sobrada de lo que pensamos.

Valencia Basket aporta buenas noticias colectivas e individuales en forma de progreso de Joan Sastre y un interesantísimo Pierre Oriola. Claro que también debemos destacar la solidez de San Emeterio, Rafa Martínez y los cortos pero firmes pasos de Vives. El otro finalista de la Eurocup, Unicaja de Málaga tiene un perfil interesante de especialista en Alberto Díaz  y un valor seguro en un Carlos Suárez al que siempre, quizás de manera injusta, damos por descartado para estas cosas.

En definitiva, hay alternativas y Scariolo tiene que decidir entre aquel principio de que hay jugadores que deciden cuando se retiran o pensar en dar entrada a tipos que necesitará con total seguridad más adelante.

Los casos de Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes son los de más miga. Hasta este momento, la temporada de Navarro ha estado muy condicionada por las lesiones y sus Juegos Olímpicos en Brasil ya dejaron claro que no es un elemento esencial en la rotación de la selección. Su condición de mito es indiscutible pero si atendemos al mérito, a día de hoy Joan Sastre, Rafa Martínez o Fernando San Emeterio deberían estar por delante.

Reyes ha demostrado que se adapta a roles con pocos minutos y es capaz de producir en poco tiempo y nos tiene acostumbrados a finales de temporada magníficos mientras que Oriola viene demostrando en Valencia Basket su capacidad para adaptarse a todos los retos que se le presenta por delante jugando mucho o menos y en la posición de “cuatro” y de “cinco”.

Bueno, basta de dar rodeos, esta sería mi lista si el Eurobasket fuera dentro de un mes

Bases: Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Sergio Llull (sí, ya sé que jugará de dos en la selección..)

Exteriores: Rudy Fernández (hay caso Rudy es evidente, pero incluso sin anotar aporta tanto en otras facetas..), Joan Sastre, Juancho Hernangómez (también puede hacer y muy bien el “cuatro” y ahora mismo su temporada dice más cosas que la de Claver aunque el valenciano  está en plena remontada. ), Alex Abrines. Un apunte en esta posición, elijo a Sastre como guiño al futuro pero viendo jugar a Rafa Martínez siempre tengo la sensación de que ha jugado menos con España de lo que ha merecido.

Interiores: Pau Gasol, Marc Gasol, Nikola Mirotic, Willy Hernangómez

Faltaría una plaza…. Pero no pensaríais que me iba a mojar tanto. Quizás Alberto Díaz por si necesitas un base que apriete cinco minutos a una estrella rival, el mencionado Rafa Martínez por si el día está que no entra ni un tiro, u otro pívot (a día de hoy, Oriola) si se obvia que Juancho Hernangómez puede darte minutos en la posición de cuatro.

La sonrisa de Juan Carlos

Viernes, 5 Septiembre 2014

No es ninguna sorpresa que España esté superando a todos sus rivales pero no debemos dejar de destacar los aspectos positivos y el nivel del equipo, por previsible que sea. Además, la selección nos había acostumbrados en sus últimos eventos de importancia a mostrar ciertas dudas (y algo de indolencia, por qué no decirlo) en sus primeros partidos, por lo que, igual que en su momento se señalaron estos detalles, no se deben dejar de valorar las victorias y, por encima de todo, el nivel de actividad y brillantez mostrado hasta este momento por un grupo que parece muy mentalizado en conseguir este título.

No seré yo quién forme parte de esas teorías que indican que quizás no es tan bueno solventar los partidos tan fácilmente, que siempre viene bien llevarse un susto cuando la derrota no tiene tanta trascendencia y  que “ya nos ha ido bien otras veces cuando los primeros partidos no jugábamos tan bien”. Los mensajes de autoridad de España en estos partidos sólo pueden enfocarse de manera positiva  salvo que el buen momento deportivo derive en una euforia desmedida, relajación o pérdida de atención en el evento que ocupa al grupo en estos momentos (ya habrá tiempo de pensar quién y cómo llega a las Juegos Olímpicos).

El nivel de España está cimentado en el poderío del juego interior y en cómo los exteriores están sabiendo adaptar sus cualidades y su ego a la exhuberancia de los Gasol e Ibaka. A diferencia de la rutinaria preparación, el equipo juega con un ritmo muy elevado que provoca que los jugadores se diviertan. Ricky Rubio aporta una actividad defensiva muy contagiosa y está respondiendo a la confianza de Orenga liberándose y  atreviéndose con el paso de los partidos a tomar más iniciativas, Llull parece muy adaptado a su rol, Sergio Rodríguez y Calderón se alternan para ofrecer buenos momentos y Rudy Fernández es un espectáculo en defensa. Y luego queda Navarro.

Tenía mucho interés en ver la respuesta de Navarro en este campeonato. El jugador del Barcelona viene de unos meses luchando contra sus problemas físicos y la nueva realidad que le permiten sus piernas, algo que en determinados momentos le ha generado cierta frustración en el juego. La evidente pérdida de velocidad la está compensando con un punto más de paciencia, ya no se trata de intentar generar ventajas cada vez que recibe el balón, sino de administrar los esfuerzos y ocupar buenos espacios para castigar las ayudas sobre nuestros jugadores interiores. Además, la presencia de los hermanos Gasol está haciendo lucir una de las cualidades de Navarro menos valoradas, su capacidad para pasar a los interiores jugando situaciones de bloqueo directo. No caeré en la euforia y diré que incluso está defendiendo muy bien pero conviene fijarse en su inteligencia para protegerse de sus debilidades (hay un buen trabajo de Xavi Pascual detrás durante estos años).

Navarro y la manera en que está encontrando la manera de disfrutar en este campeonato es un buen ejemplo de todo lo positivo que ha transmitido el equipo en esta primera fase. Es cierto que el equipo no se ha encontrado con momentos incómodos, que tácticamente los rivales no han utilizado algún recurso que puede incomodarnos y que en esta dinámica positiva cuestan que aparezcan ciertos efectos provocados por jugadores disgustados con su rol. Dicho esto, España está jugando un muy buen baloncesto y no pasa nada por decirlo, es más, hay que decirlo muchas veces.

España. Apuntes

Mircoles, 13 Agosto 2014

Prudencia, son sólo unos partidos de preparación donde se nota cierta falta de tensión, lógicos desajustes y también la intimidación que la plantilla de España ejerce sobre los rivales. Complicado sacar muchas más conclusiones más allá del potencial de los nuestros y las primeras ideas de cual es la propuesta de juego y aquellos aspectos que se deben consolidar y mejorar de cara al campeonato del Mundo.

Los pívots y los espacios. El juego interior de España es inigualable. Por físico, por capacidad para generarse sus canastas, por intimidación y por la capacidad de pase de los hermanos Gasol. La convivencia durante muchos minutos de dos “cincos” en pista facilita la generación desde el poste alto y genera situaciones de lanzamiento exterior tanto para los Gasol como para Ibaka y Felipe Reyes. Conviene recordar la importancia de no convertir recursos en hábitos. Me refiero a que, independientemente de que Ibaka haya desarrollado su lanzamiento exterior y de que los rivales se protejan defendiendo espacios cercanos al aro, no debe limitarse a lanzar más allá de la línea de tres puntos. Estamos muy lejos de llegar a ese punto pero sumar una habilidad no debe conducir a reducir la producción de ningún jugador.

Riesgo. La intimidación de los jugadores interiores condiciona claramente los ataques de los rivales. Los pívots de España cambian muchos tiros, evitan canastas fáciles y ocupan mucho espacio. El lado perverso de este hecho puede conducir a cierta relajación en la defensa del uno contra uno de los jugadores exteriores sabedores de la protección que tienen a su espalda. Creo que contar con estos factores correctivos debe leerse como una manera de arriesgar, de elevar líneas en la defensa, de trabajar al máximo la defensa de las líneas de pase.  En algunas ocasiones los exteriores muestran demasiada indolencia y son superados con facilidad. He echado en falta alguna propuesta más agresiva en defensa en estos partidos pero seguramente que el cuerpo técnico tenga algo preparado en este sentido.

El base.  Lo lógico es que teniendo tres grandes bases, asegures que esa posición esté bien cubierta durante los 40 minutos. Esa es la teoría, a veces la realidad es diferente porque encuentras jugadores que necesitan más continuidad en pista para rendir al máximo nivel. Por eso es de agradecer la generosidad con la que se manejan, Sergio Rodríguez, Jose Calderón y Ricky Rubio. Con el “Chacho”, España tiene más creatividad y más ritmo, es un equipo menos previsible. Calderón es el que mejor se adapta de los tres a compartir espacio con otro base y Rubio puede dominar los partidos desde la defensa aunque en ataque su amenaza es mucho menor que la de sus compañeros.

Navarro. El escolta del Barcelona exhibe un momento físico bastante bueno y eso es una gran noticia. Su rol no debe ser el de hace unos años. Aquel jugador que España necesitaba tener en pista más de 30 minutos debe dar paso a otro que juegue algo menos pero que sea igualmente valorado en cuanto a su participación en el juego ofensivo. Los minutos en pista de Navarro serán importantes porque es el tirador más fiable de un equipo que no anda sobrados de amenazas en el lanzamiento.

El hábito y el mérito. No por habituales deben dejar de destacarse ciertos aspectos. Reitero mi admiración por Felipe Reyes por ser productivo en cada minuto en pista. Un lujo para cualquier colectivo contar con un tipo capaz de ponerse de “cero a 100″ de manera tan rápida. Ya es difícil hacerse un hueco compartiendo equipo con Pau Gasol, Marc Gasol y Serge Ibaka. No lo dudéis, Felipe Reyes jugará, igual no mucho, pero rendirá de manera excepcional.

15 años en 10 ideas.

Viernes, 23 Noviembre 2012

1. Mito. Su coincidencia en el tiempo con Pau Gasol no debe hacernos perder la perspectiva. Navarro es un jugador histórico merecedor de todos los reconocimientos, historia viva de nuestro baloncesto.

2. Base/Escolta. Navarro jugó de base en categorías de formación. Entonces se llevaba más que ahora especializar a los jugadores por su estatura más que por sus cualidades. Seguro que ese periodo fue útil para su desarrollo como jugador, pero su condición de anotador eliminaba cualquier duda al respecto.

3. Liderazgo. Su manera de influir en el grupo es la que más aprecio. No es muy dado a gestos para la galería y su presencia se agiganta en los momentos decisivos de los partidos, en un final apretado contar con Navarro es un plus incalculable.

4. Lo invisible. La dificultad que plantea defender a Navarro nace de la capacidad que tiene de implicar también a sus compañeros en situaciones de juego que cada vez se utilizan más. La manera en que pasa a los pívots es tan académica como sus infinitos recursos para anotar.

5. España. Coleccionista de medallas desde las categorías de formación, Navarro ha ofrecido momentos memorables con la selección siendo protagonista absoluto de los mejores partidos de España de su historia.

6. Talento vs físico. Navarro no es un súper clase físicamente pero tiene cualidades muy apreciables para este juego. Afortunadamente la valoración de su juego no tiene nada que ver con aspectos físicos sino por su capacidad creativa. En este sentido siempre será un referente para aquellos chavales que hoy en día parecen verse intimidados porque no son capaces de realizar mates.

7. El tiro. No es un jugador que salte mucho para tirar, suele ser más pequeño que los jugadores que le defienden y sin embargo siempre se las apaña para lograr lanzar. La respuesta está en los pies (la velocidad con las que los dispone para equilibrarse y poder lanzar después de bloqueo) y en lo bien que utiliza el bote, cuando todos piensan en avanzar para crear espacio, Navarro ha recordado que alejarse del aro también genera ventajas.

8. Ganador. El internacional español no da el perfil típico del ganador que nos quieren vender. Los ganadores supuestamente deben ser tipos permanentemente malhumorados en la competición que demuestren mucho enfado cuando pierden. Navarro es un enorme competidor que huyó de la NBA porque jugó más de 60 partidos que no valieron para nada.

9. La defensa. No voy a decir que Navarro es un gran defensor porque no lo es, pero con el paso de los años su experiencia le ha proporcionado un enorme conocimiento del juego defensivo que ha limitado sus carencias. Defiende por habilidad más que por intensidad, y este último es un elemento imprescindible en la defensa. Valoro mucho el trabajo que ha hecho Xavi Pascual en el Barcelona adaptando criterios defensivos específicos para proteger a Navarro en determinadas situaciones tácticas.

10. Barça. Su viaje de ida y vuelta a Memphis es el único paréntesis en el idilio entre Navarro y el club catalán. Los dos se han beneficiado enormemente de esta relación. El jugador ha aportado compromiso, esfuerzo, gran influencia en los títulos y el prestigio que otorga contar con un jugador de esta calidad. El club ha respaldado al jugador con una fuerte apuesta en la sección que permitiera plantillas para optar a todos los títulos.

Proteger al jugador ofensivo, sí, pero…

Lunes, 10 Septiembre 2012

“Lograr que los árbitros sean más estrictos en la aplicación del reglamento, con el objetivo de proteger al jugador ofensivo, y de este modo, limpiar el juego y no permitir en ningún caso, defensas ilegales”. Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la reunión pre-temporada de los árbitros de la ACB y que se interpreta como uno de los puntos a los que el arbitraje prestará más atención desde los primeros partidos de competición oficial.

Así, a bote pronto, parece positivo todo lo que permita proteger las acciones ofensivas de los jugadores y poner limitaciones al uso desmedido generalmente de las manos en determinadas acciones defensivas. No entiendo, sin embargo, que en la Liga Endesa el juego ofensivo se vea muy limitado por acciones defensivas que rebasen la legalidad sino por las propias apuestas de los equipos y las crecientes dificultades para aprovechar las medidas del campo (un debate que tarde o temprano habrá que abordar seriamente). Dicho de otro modo, no tengo la idea de que en la Liga Endesa los arbitrajes se hayan mostrado excesivamente permisivos con defensas ilegales y más bien el problema estaba en la disparidad de criterios de unos colegiados a otros. (more…)

Benditos nervios

Lunes, 16 Julio 2012

Hay veces que todos los que nos dedicamos a pensar un poquito sobre baloncesto intentamos dar con la fórmula del éxito sin percatarnos de que las respuestas siempre las ofrecen los jugadores.Presencio el Francia-España preparatorio para los Juegos Olímpicos con un interés añadido por no ser uno de esos partidos a medida a los que nos acostumbra la FEB en cada verano. Francia en París es un partido de preparación de verdad contra un buen equipo con muchas cuentas pendientes y con un ambiente contrario. Los dos equipos juegan sus propias partidas de cartas enseñando cómo serán sus rotaciones y los elementos tácticos trabajados hasta ahora. La prueba es más que superada por España que ofrece una versión solidísima, dominante, diría yo, especialmente en la salida del tercer cuarto cuando durante seis minutos Scariolo decidió probar con su trío exterior titular, es decir, Calderón, Navarro y Rudy y la mejor pareja interior que disponía Ibaka, Pau Gasol. La victoria con menos renta en la preparación es la que mejor sensación me ha dejado por la constancia de que España dispone de un plan definido al que sólo falta dar forma e incorporar en su plenitud a todos los jugadores que deben desarrollarlo.

Estos seis minutos del tercer cuarto sirvieron para poder ver en pista nuevamente a Juan Carlos Navarro. El escolta español declaró después del partido que se sintió algo nervioso después de algún tiempo sin pisar la pista. Pienso en esas declaraciones y entiendo por qué este equipo ha logrado ser constante en la consecución del éxito. Uno sólo siente nervios si hay un componente de pasión en todo lo que hace. Navarro y todo este grupo mantienen la ilusión por el juego y las ganas de retarse cada partido y no hay mejor aval que ese para afrontar una competición tan exigente como los Juegos Olímpicos. Me gustó mucho la “humanización” que mostró Navarro, lejos de mostrar una debilidad, insinuó todo lo que le aporta este deporte.

Rudy, Rudy. No tengo muy claro que Rudy Fernández debiera ser descalificado en su acción con Gelabale, lo que sí pienso es que es momento de detenerse un poco en la, a veces, actitud altiva de Rudy en el campo. El excepcional jugador balear tiene demasiados argumentos baloncestísticos para verse metido en todos los fregados. La exageración llevada al extremo pasa de ser pillería a provocación, y no se trata con estos comentarios de exculpar ninguna acción de los franceses pero como debería hacer Rudy (y alguien decírselo) es mejor preocuparse primero de lo que depende de uno mismo que de lo que hacen los demás.

Lorbek, San Antonio y el Barça

Martes, 3 Julio 2012

Es cierto que es sólo un jugador y que el Barcelona Regal tiene recursos financieros de sobra para volver a formar una plantilla espectacular pero la presencia o no de Erazem Lorbek en el proyecto 2012-2013 del club catalán puede ser decisiva para valorar el verdadero nivel real de su plantilla.

Las últimas temporadas del jugador esloveno le han convertido en un  elemento diferenciador en el baloncesto europeo. Sus características físicas y técnicas hacen de Lorbek un jugador extremadamente difícil de encontrar. Generalmente supera a sus defensores en tamaño y eso, unido a su habilidad jugando de espaldas, le concede una gran ventaja a la hora de anotar en situaciones cercanas. Pero su registro no acaba ahí ya que su lanzamiento exterior obliga a la defensa a estar muy cerca originado grandes espacios a sus compañeros. Siempre he visto en su capacidad competitiva un pequeño “pero” a su valoración como jugador pero la sensación de la última temporada es que también ha crecido en este aspecto, quizás, porque viendo los problemas físicos de Juan Carlos Navarro se ha visto más necesario que nunca. Lo dicho, insustituible si se va. Se puede encontrar un “cuatro” muy bueno pero que domine tantas facetas del juego, inalcanzable.

Lorbek, la NBA y los Spurs. No veo a Lorbek en la NBA pero me parece un jugador que encajaría muy bien en los San Antonio Spurs. No me he vuelto loco y se que la franquicia tejana está en la NBA, pero su forma de juego, la multinacional composición de su plantilla y la mentalidad de su técnico les coloca en otro plano al  del resto de los equipos. El conjunto de Greg Popovich valora la circulación del balón  y no reparte los tiros de cada jugador en el hotel sino que permite que varios de ellos puedan ser protagonistas a lo largo de una temporada. La presencia de Duncan no debería ser un estorbo para Lorbek que puede complementarle y sustituirle y los Parker, Ginobili y compañía sabrían encontrar acomodo a las características del juego del esloveno.

Creo que Lorbek valora el paso a la NBA porque lo haría bajo la ”red” que ofrece San Antonio,  tiene capacidad para disputar minutos en cualquier equipo del mundo, sinceramente lo creo, pero su forma de jugar requiere de un cierto protagonismo y una mentalidad colectiva que no todos los equipos americanos ofrecen. Además, no es un jugador con una especial capacidad atlética lo cuál le puede ocasionar problemas a la hora de defender a jugadores más rápidos que él y ya sabemos que en Estados Unidos este aspecto penaliza mucho a los extranjeros sobre los que la lupa parece ser de mayor tamaño que sobre el resto. No es una fácil decisión la de Lorbek, la seguridad de pelear por todos los títulos en Europa también es un aliciente supremo que puede competir con las ganas de probarse en otra liga con una mentalidad tan distinta, lo que está claro es que el equipo que cuente con él tendrá un pedazo de jugador en sus filas.

Don Carlos

Jueves, 19 Abril 2012

Don Carlos nunca ha tenido quién le escriba o mejor dicho, nunca le han escrito lo suficiente. Don Carlos siempre ha sido el mejor amigo del héroe, ese tipo silencioso que sabías que estaría allí sin pedírselo, ese que aparece de refilón en los créditos de las películas pero imprescindible para que la obra sea redonda. Don Carlos se ha partido la cara, literal y figuradamente, pero nunca ha hecho alarde de ello y ha convertido a medianías en jugadores millonarios, aunque esto no le gustará que lo diga, o quizás sí, porque ya con el “culo pelado” es hora de dejarse de tonterías.

Don Carlos permitió soñar a una entidad modesta y ahora se deja el alma por su supervivencia. Pase lo que pase, habrá poco que reprocharle porque si todo el club se manejara con su dignidad hace semanas que Asefa Estudiantes estaría planificando la próxima temporada en la Liga Endesa. Don Carlos es HISTORIA de nuestro baloncesto pero sólo pocos le recordaremos dentro de algunos años. Pensaremos en un alero extraordinario, con una voracidad reboteadora admirable, exhuberante en defensa,  en sus momentos de máxima plenitud física no he visto a nadie con esa capacidad para corregir errores ajenos y “leer” lo que se precisaba de él en cada momento. Cuando hablemos de él no olvidaremos su inteligencia en ataque, vale, no es un jugador talentoso con el balón en las manos pero sí a la hora de tomar decisiones, de ocupar espacios y de aplicar una regla poco valorada en tiempos de filigranas y saltos exhuberantes, MENOS ES MÁS.

Carlos Jiménez se retirará cuando acabe la presente temporada, con el orgullo intacto y el depósito vacío, no podrá ser de otra forma.  Espero  poder contar que vi a España campeona Olímpica, europea y mundial, que vi jugar a dos súper clases como Pau Gasol y a Juan Carlos Navarro y también que compartí equipo con un tipo que era capaz de dominar un partido sin tirar a canasta durante diez minutos, Don Carlos, por supuesto.

Navarro y su aportación invisible

Jueves, 24 Noviembre 2011

 

Juan Carlos Navarro seguirá en el Barcelona

Juan Carlos Navarro es uno de los protagonistas de la semana. En realidad, suele serlo de casi todas porque estamos hablando de un jugador legendario que a su calidad, compromiso y talentazo une una tremenda constancia y regularidad en la aportación a su equipo. A punto de convertirse en el máximo anotador de la Euroliga, Juan Carlos Navarro es el factor diferencial del Barcelona Regal, un líder sereno, tranquilo, nada tribunero y tremendamente solidario con los suyos.

  (more…)

El mensaje Scariolo

Mircoles, 4 Febrero 2009

Sergio Scariolo será el próximo seleccionador español durante los próximos cuatro años. Era un secreto a voces que se ha confirmado en las últimas horas y, en mi opinión, un acierto de los dirigentes de la FEB por el mensaje de ambición que sigue asociándose al equipo nacional.

Tras disfrutar de dos brillantes estrategas como Pepu Hernández y Aíto García Reneses, tendremos la suerte de que España esté dirigida por uno de los técnicos de más prestigio del baloncesto europeo.

No todo será un camino de rosas para el entrenador italiano. España ha marcado un listón muy alto que hace que el trabajo de Scariolo será examinado con lupa, la brillante generación del 80 se acerca a la treintena y algunos jugadores reflexionan sobre la posibilidad de dosificar sus esfuerzos. Además, Scariolo tendrá que engranar sus conceptos del juego con el equipo, en sus palabras, de mayor talento que ha dirigido, algo que requerirá un esfuerzo por ambas partes y que será clave para el buen funcionamiento del colectivo.

La duración del contrato de Scariolo (cuatro años) hace que debamos interpretar que no solo se ha confiado en el ex técnico de Unicaja y Real Madrid la labor de seguir con la senda triunfal del último trienio sino preparar al equipo nacional para el relevo generacional de los Gasol, Navarro, Garbajosa y compañía. El primer paso de ese relevo vendrá dado en la elección de Scariolo en los puestos de alero para compensar la retirada de Carlos Jiménez de la Selección española.

El baloncesto español necesita de un tiempo de estabilidad en el banquillo de la selección. Si hay algo que ha chirriado en los últimos tiempos ha sido la salida de Pepu y Aíto del combinado nacional con la sensación de que algo no ha funcionado en su relación con los dirigentes de la FEB. España está en una situación dominante en el baloncesto mundial que con la elección de Scariolo se pretende mantener pero debe trabajar para que esta situación dominante se aproveche al máximo. Para ello se antoja imprescindible que, en estos cuatro años, después de cada competición importante no acudamos irremediablemente al debate sobre la continuidad o no del entrenador de España.