Blogs

Entradas con etiqueta ‘Laia Palau’

Mondelo y el mensaje

Lunes, 26 Junio 2017

La selección española femenina se ha proclamado por tercera vez campeona de Europa. El equipo dirigido por Lucas Mondelo  ha doblegado a la selección francesa haciendo gala de todos los valores que han construido durante el brillante ciclo del técnico catalán.

Avalada por sus grandes éxitos recientes, hay un aspecto esencial en esta selección, su capacidad para emocionar y enganchar por la capacidad de competir siempre al máximo. España ha logrado transformar las dificultades en estímulos, las carencias en retos y con la mochila de la confianza a tope ha consolidado su dominio en el baloncesto europeo.

El técnico. Lucas Mondelo ha conseguido ganar el campeonato de Europa de clubes y de selecciones en el mismo año. Datos lo suficientemente contundentes como para que demos por hecha la valía de su trabajo. Su labor, sin embargo, merece que rasquemos un poquito más. Mondelo maneja muy bien cómo y cuándo transmitir sus mensajes y tácticamente explota como nadie el principal cometido de cualquier entrenador, esto es, explotar al máximo las virtudes de sus recursos y camuflar sus carencias.  Este análisis tiene un punto reduccionista pero es la esencia de cualquier éxito. Hay un gran conocimiento por parte del seleccionador español de  su grupo de jugadoras, sabe cómo sacar el máximo de ellas, proporcionarlas los recursos tácticos que necesitan para sacar lo máximo y estimularlas con sus mensajes para mantener intacta su ambición. No he tenido esa misma sensación con los entrenadores de los equipos que se han cruzado con España en el camino hacia el título. Ninguno de ellos ha mostrado capacidad para alterar con continuidad el timing ofensivo de España que desgasta cualquier defensa por su buen uso del pase.

España ha construido su éxito desde la defensa, donde las limitaciones físicas respecto a otros equipos se han compensado con actividad, buenas decisiones tácticas (cómo y con quién ayudar y rotar, buenas elecciones en la forma de defender pick and roll) y un espectacular compromiso en el trabajo de rebote.

La estabilidad del grupo en las últimas convocatorias ayuda y mucho a que los mecanismos estén consolidados, además de una rotación muy estable donde el núcleo principal de ocho jugadoras que tienen un mayor rol, tienen muy claro lo que deben hacer.

La dirección de Mondelo desde el banquillo tiene su prolongación en la pista en Palau y Domínguez. Laia Palau es el liderazgo, la personalidad y la buena toma de decisiones. Domínguez representa el inconformismo y ese punto de osadía tan necesario para cambiar ritmos y actitudes.

Alba Torrens es el mayor talento del equipo y una merecidísima MVP del Europeo. Torrens tiene múltiples recursos para generarse sus opciones para anotar y ha entendido que el equipo necesita su aportación en otras facetas (rebote) para elevar su nivel. La balear es una de las mejores jugadoras de la historia de nuestro baloncesto y comparte rotación exterior con otros dos talentos como Cruz y Xargay, decisivas por su implicación defensiva y su capacidad para asumir protagonismo en momentos trascendentes. Este trío en la rotación exterior española es diferencial en el continente.

La nacionalización de Sancho Lyttle en 2010 (aquí me perdonaréis, pero estas nacionalizaciones por carta de naturaleza no acabo de verlas) fue el primer paso de este ciclo ganador de la selección española. La norteamericana es fundamental por su conocimiento del juego, su aportación reboteadora y la capacidad para anotar en situaciones cercanas, con el oxígeno que eso provoca para Torrens, Cruz y compañía. A su lado Nicholls y Gil batallan habitualmente contra jugadoras que las superan en físico pero a las que doblegan en entusiasmo, intensidad  y compromiso. Laura Nicholls exhibe un optimismo contagioso que siempre ayuda para cualquier batalla. En plena madurez deportiva, la cántabra es un elemento fundamental en la selección cuya trascendencia no reflejan  habitualmente sus números.

El próximo campeonato del Mundo, en España, será otro enorme reto para este grupo. Merecerá la pena seguirlas, esperarlas y apoyarlas al máximo en la cita porque estaremos presenciando a una selección histórica con jugadoras de las que se seguirán hablando dentro de muchos, muchos años.

Bartzokas y la “trituradora”

Lunes, 30 Enero 2017

El doble duelo del Barcelona contra el Baskonia ha mostrado esas dos caras que el equipo catalán está exhibiendo desde principio de temporada. En Euroliga, los de Bartzokas volvieron a evidenciar falta de ideas, de dureza mental y de un plan de juego concreto. En Vitoria, el equipo jugó algo más concentrado, identificó mejor los aspectos en los que supera a Baskonia y manejó con gran criterio una renta lograda a base de una gran actividad defensiva y un buen uso de los pases en ataque.

Bartzokas no sólo cambió su plan de juego en Vitoria, introduciendo a Faverani y Perperoglou en el quinteto titular por los habituales Tomic y Claver, sino que adoptó una actitud más tranquila en el banquillo tanto con sus jugadores como con los árbitros. Me parece importante este detalle por la influencia que tiene en los equipos la manera de dirigir a sus jugadores. Una medida inteligente la de Bartzokas que sabe que en estos momentos no sólo debe atender a la táctica sino a buscar todos los recursos que le ayuden a conseguir una mejora anímica del grupo y un entorno adecuado para que todos los jugadores muestren su potencial.

En contradicción a su actitud en la pista, Bartzokas sigue reclamando fichajes para su plantilla. La lesión de Renfroe parece obligar al club a buscar otro base pero no sólo se mira en este puesto sino que se abre la puerta a cualquier jugador que se considere que pueda elevar el nivel de la plantilla.

El último rumor señala al máximo anotador de la Liga Endesa, Edwin Jackson, como otro objeto de deseo del club azulgrana. Es cierto que Oleson y Ribas están lesionados pero no acabo de entender este afán derrochador del Barça. Edwin Jackson está jugando a un nivel excepcional en Movistar Estudiantes y no es de extrañar que llame la atención de cualquier equipo pero no debemos dejar de señalar varios contextos. Jackson ya estuvo en Barcelona y no tuvo un buen rendimiento, como tampoco en Málaga. El jugador francés necesita sentirse importante y estructuras ofensivas que le permitan tener mucho tiempo el balón en las manos. En Barcelona probablemente no dispondría de tanta continuidad de minutos y su papel no sería tan preponderante porque el balón en el Barcelona tiene en Rice y Tomic  a sus dueños.

Los aficionados del Barcelona deberían preocuparse de que en su sección de baloncesto no se instale el modelo  “trituradora” que no permita a los jugadores asentarse ni establecerles en un rol concreto. Es evidente que las lesiones han afectado al equipo y Bartzokas no ha dispuesto de continuidad en la plantilla para hacer más sólido el proyecto pero ayudará más mostrar confianza por el grupo que ponerles permanentemente en cuestión. Está bien pedir un base, a Jackson o a quién sea que puede ayudar al grupo siempre y cuando no se desatienda lo prioritario, esto es buscar el máximo rendimiento de los Koponen, Claver, Rice y compañía en los que, en algún caso, se ha pagado un dineral hace poco tiempo por su traspaso y desde el propio club se traslada la impresión de que no se cree en ellos.

Por eso, siempre será más útil la versión de Bartzokas de Vitoria que la de Barcelona. Mejor pensar en ayudar que en culpar, buscar recursos tácticos con lo que tienes, que es mucho,  antes que añorar lo que no tienes y a partir de ahí construir un buen baloncesto que explote los recursos de la plantilla y no uno que trate exclusivamente de disimular sus carencias.