Blogs

Entradas con etiqueta ‘Nikola Mirotic’

Una selección en abril

Jueves, 30 Marzo 2017

Respeto a la historia y los galones o paso al empuje, al mérito y al futuro. No es la selección española de baloncesto el primer caso, ni será el último, donde estas opciones se “enfrentarán” pero el próximo Eurobasket y las seis ventanas para compromisos de selecciones que tendremos entre finales de 2017 y comienzos de 2018, obligan a reflexionar sobre cuál es la mejor manera de afrontar el futuro del combinado.

La sensación después de la gira del seleccionador Sergio Scariolo por Estados Unidos es que todos los jugadores españoles que juegan en la NBA han manifestado su intención de acudir a la cita del próximo verano. El compromiso de los Gasol y compañía sigue siendo admirable y único en el mundo y no debe dejar de mencionarse. El rendimiento de los hermanos Gasol no genera ninguna duda pero hay otros componentes de esta época dorada de la selección que, por su momento actual, pueden generar más incertidumbre.

Después de los Juegos Olímpicos de Brasil sólo José Manuel Calderón anunció su decisión de dejar la selección nacional. La sensación previa de fin de etapa no acabó de corresponderse con la realidad.

Es evidente que hay varios jugadores que han dado un paso adelante estos meses. Willy Hernangómez ya es un habitual de las últimas convocatorias y su temporada en los Knicks está superando las expectativas. Lo mismo se puede decir de su hermano Juancho, de manera más discontinua, pero con partidos de mucho valor en un equipo que opta a los Play Offs. La energía y versatilidad del pequeño de los Hernangómez son cualidades necesarias en España así como la capacidad de tiro de un Abrines que aportaría esa amenaza exterior de la que España va menos sobrada de lo que pensamos.

Valencia Basket aporta buenas noticias colectivas e individuales en forma de progreso de Joan Sastre y un interesantísimo Pierre Oriola. Claro que también debemos destacar la solidez de San Emeterio, Rafa Martínez y los cortos pero firmes pasos de Vives. El otro finalista de la Eurocup, Unicaja de Málaga tiene un perfil interesante de especialista en Alberto Díaz  y un valor seguro en un Carlos Suárez al que siempre, quizás de manera injusta, damos por descartado para estas cosas.

En definitiva, hay alternativas y Scariolo tiene que decidir entre aquel principio de que hay jugadores que deciden cuando se retiran o pensar en dar entrada a tipos que necesitará con total seguridad más adelante.

Los casos de Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes son los de más miga. Hasta este momento, la temporada de Navarro ha estado muy condicionada por las lesiones y sus Juegos Olímpicos en Brasil ya dejaron claro que no es un elemento esencial en la rotación de la selección. Su condición de mito es indiscutible pero si atendemos al mérito, a día de hoy Joan Sastre, Rafa Martínez o Fernando San Emeterio deberían estar por delante.

Reyes ha demostrado que se adapta a roles con pocos minutos y es capaz de producir en poco tiempo y nos tiene acostumbrados a finales de temporada magníficos mientras que Oriola viene demostrando en Valencia Basket su capacidad para adaptarse a todos los retos que se le presenta por delante jugando mucho o menos y en la posición de “cuatro” y de “cinco”.

Bueno, basta de dar rodeos, esta sería mi lista si el Eurobasket fuera dentro de un mes

Bases: Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Sergio Llull (sí, ya sé que jugará de dos en la selección..)

Exteriores: Rudy Fernández (hay caso Rudy es evidente, pero incluso sin anotar aporta tanto en otras facetas..), Joan Sastre, Juancho Hernangómez (también puede hacer y muy bien el “cuatro” y ahora mismo su temporada dice más cosas que la de Claver aunque el valenciano  está en plena remontada. ), Alex Abrines. Un apunte en esta posición, elijo a Sastre como guiño al futuro pero viendo jugar a Rafa Martínez siempre tengo la sensación de que ha jugado menos con España de lo que ha merecido.

Interiores: Pau Gasol, Marc Gasol, Nikola Mirotic, Willy Hernangómez

Faltaría una plaza…. Pero no pensaríais que me iba a mojar tanto. Quizás Alberto Díaz por si necesitas un base que apriete cinco minutos a una estrella rival, el mencionado Rafa Martínez por si el día está que no entra ni un tiro, u otro pívot (a día de hoy, Oriola) si se obvia que Juancho Hernangómez puede darte minutos en la posición de cuatro.

La Bola de cristal

Jueves, 23 Octubre 2014

Cercano el comienzo de una nueva edición de la NBA es tiempo de especulaciones, pronósticos y expectativas sobre una nueva edición marcada por la decisión de Lebron James de regresar a Cleveland y el excepcional baloncesto que ofrecieron los actuales campeones, San Antonio Spurs en las pasadas finales.

La vuelta a casa. La escenificación que acompañó la decisión de Lebron James de regresar a Cleveland nada tuvo que ver con aquel esperpento en el que anunció su llegada a Miami Heat. Un tipo más maduro,  con la serenidad que proporcionan dos títulos y con el sueño de lograr ser campeón en la franquicia de su tierra. No será fácil, a pesar del esfuerzo de los Cavaliers incorporando a Kevin Love y a complementos del gusto de James. El equipo tiene carencias, especialmente en posiciones interiores y mucho trabajo por hacer para que la distribución de los tiros sea cómoda para todas sus estrellas. El trío Irving, James y Love puede ser demoledor pero quizás no sea suficiente para obtener el título, personalmente tengo mis dudas ya que Irving y Love no tienen ninguna experiencia en Play Offs.

Los Cavaliers tienen otro atractivo, la presencia de David Blatt. Personalmente, es uno de los aspectos que más seguiré durante la temporada. Me interesa comprobar como el “monstruo” de la NBA afecta a la personalidad de un técnico distinguido en Europa por su habilidad para alternar defensas y exprimir el talento de sus jugadores exteriores.

El rival de los Cavaliers en la conferencia Este probablemente sea Chicago Bulls. Las prestaciones de Derrick Rose después de sus lesiones marcarán el destino del equipo. Si Rose se parece al jugador del pasado campeonato del Mundo serán malas noticias para Chicago a pesar de contar con una de las mejores parejas interiores de la Liga, Joakim Noah y Pau Gasol. El jugador español ha acertado de pleno eligiendo Chicago ya que tendrá estímulos competitivos suficientes y será un jugador importante. Más difícil se presenta el año para Nikola Mirotic que tendrá que explotar su talento en una previsión de 15-20 minutos (quizás no tantos) por partido. Su capacidad para abrir el campo tirando debe distinguirle de sus compañeros de puesto pero no obsesionarle de tal manera que se dedique sólo a eso. El carácter del jugador de origen montenegrino y su empeño por acabar siendo un jugador importante serán sus principales avales para demostrar a su técnico que está preparado para alternar minutos con Noah, Gasol y Gibson. Será un año duro para Mirotic pero su trayectoria invita a pensar que debemos confiar en su mentalidad, aspecto diferenciador en este nivel.

Lejos de los Cavaliers y los Bulls estarán, presumiblemente, los Knicks de Nueva York. El nuevo proyecto dirigido en los despachos por Phil Jackson no parece precisamente ilusionante y mantiene demasiados jugadores alejados de la competitividad necesaria para hacer crecer la franquicia. José Manuel Calderón mejora el puesto de base y tiene una buena oportunidad de recordar tiempos pasados donde su regularidad le distinguía de otros directores de juego de la competición. Calderón puede estar más que orgulloso de su trayectoria en la NBA pero debería interpretar esta oportunidad como un estímulo para intentar contribuir decisivamente en la reconstrucción de la franquicia. En los últimos años ha disputado muchos partidos intrascendentes que le han abocado a muchas actuaciones intrascendentes, esperemos que no se repita la historia…

La “pachanga” de Mirotic

Viernes, 4 Julio 2014

Hace tiempo que me apetecía escribir sobre Nikola Mirotic. El jugador de origen montenegrino ha vivido una temporada agitada. Lideró la efervescencia inicial de su equipo y tuvo un papel casi testimonial en la Final de la Liga Endesa. En el medio volvió a ponerse de manifiesto su relación “extraña” con la FEB culminada por su ausencia del equipo que representará a España en el Campeonato del Mundo. En ningún caso se puede calificar su exclusión como injusta, Ibaka también ha evolucionado como jugador, es un referente en uno de los mejores equipos del mundo y ha demostrado su capacidad para adaptarse al juego de España (esto es, emplearse a fondo en defensa sabiendo que en ataque el protagonismo es para otros).

Parece que el camino de Mirotic le conduce a la NBA. Tiene condiciones de sobra para hacerse un hueco en la Liga porque es un chico apasionado, con muchas ganas de ser mejor cada día y con una buena mentalidad para ganarse su presencia en la pista. Sin embargo, la evolución en la temporada de su juego me deja algún apunte preocupante. En mi opinión, hemos asistido a un proceso de excesiva robotización y mecanización de sus gestos técnicos que han afectado a su rendimiento. De un tiempo a esta parte, Mirotic tiene unos tics  que parecen excesivamente interiorizados y que poco tienen que ver con lo que demanda la situación del juego en ese momento. Casi siempre que recibe en situaciones exteriores utiliza una finta de tiro para poner el balón en el suelo con su mano izquierda, cuando juega cerca del aro ralentiza su toma de decisiones como si hubiera perdido agilidad mental y por si fuera poco arrastra su poca productividad ofensiva al campo de defensa ( el aspecto donde más perdido ha estado en la final).

Me consta que Mirotic es un chico comprometido con su profesión y empeñado en trabajar y trabajar para mejorar sus aptitudes. Desde fuera parece que esa obsesión le ha perjudicado en algunos momentos cargándose de excesiva responsabilidad y tomando demasiada distancia con los aspectos más lúdicos del deporte. A estas alturas de verano, seguro que además de cerrar su futuro está pensando en cómo seguir mejorando para jugar en la NBA. Le recomendarán ganar potencia física, mejorar su lanzamiento exterior, tanto en efectividad como en velocidad. Seguro que trabajan con él la explosividad de sus piernas y le insistirán en su trabajo defensivo. Seguro que todo ese trabajo le vendrá muy bien, aunque lo que más necesita Mirotic es jugar a baloncesto por jugar, recuperar instinto, sentir que disfruta sobre la pista y recordar por qué se enganchó a este deporte.

El periodo entre temporadas es muy importante para que los jugadores puedan depurar y perfeccionar determinados aspectos técnicos, tácticos y físicos. El trabajo es incompleto si el jugador no es capaz de incluir esos detalles de manera adecuada en el juego. Por eso es importante complementar el trabajo individual con jugar situaciones colectivas alejadas del rigor táctico de la competición. No hay que desmerecer el valor de una o varias buenas “pachangas”, a Mirotic y a otros muchos les vendría muy bien.

¿Más vale blandito conocido…?

Martes, 26 Junio 2012

Ante Tomic y Nole Velickovic no seguirán en el Real Madrid. Dos jugadores unidos por el talento y por la sospecha que siempre les ha acompañado dejarán de formar parte del club madrileño decidido, parece, a dotar de algo más de capacidad atlética a su juego interior.

Suena y es ventajista pero la valoración de la no continuidad de Ante Tomic viene muy condicionada por quién será su sustituto. Digo esto porque asumiendo que Tomic no es ningún fajador de este juego y que en defensa está lejos de ser un factor positivo sigo pensando que tiene muchas cualidades difíciles de encontrar en el mercado, sobre todo una, sabe qué hacer con el balón en las manos cuando recibe en el poste medio. La decisión del Real Madrid tiene una base lógica en la que apoyarse, los defectos de Tomic tienen un componente actitudinal y físico que parecen difíciles de corregir, pero no por ello debemos negar que el caso del jugador croata marca una tendencia que se va consolidando en el juego, el físico se impone al talento a la hora de confeccionar las plantillas. No creo que Tomic tarde mucho en encontrar equipo, quizás incluso en España, con 25 años no es ninguna promesa pero sí un jugador más que útil para cualquier equipo de máximo nivel si se le sabe encontrar acomodo a sus cualidades y él entiende que debe dejar de ser un jugador para coleccionistas.

El Real Madrid de Laso necesita jugadores que se adapten inmediatamente al ritmo de partido, que sepan engancharse con rapidez al juego, no hay tiempo para minutos de transición. Carroll y Felipe Reyes lo entendieron desde el primer día, Tomic no lo logró, con el tiempo veremos si a estas alturas de la próxima temporada en la casa blanca no están pensando aquello de “más vale blandito conocido que blandito por conocer…”.

En contra de la opinión mayoritaria veo con algo más de lógica la decisión del Real Madrid de prescindir de Novica Velickovic. No es que no me guste el jugador serbio, todo lo contrario, pero cuando tienes en tu plantilla a Nikola Mirotic la apuesta en la posición de “cuatro”  tiene que ser el jugador montenegrino-español del que se espera que en la próxima temporada un paso más en su desarrollo. El fichaje que se apunta de Slaughter complementa las cualidades de Mirotic ofreciendo una mayor solidez defensiva y capacidad atlética que el cuestionado físico de Velickovic no parecía estar en condiciones de aportar. Dicho de otra manera, Mirotic debe ganarse ser un jugador de muchos minutos y para el tiempo que deje, el perfil más adecuado puede que no sea Velickovic.

Mirotic Wall

Lunes, 16 Abril 2012

Nikola Mirotic no está pasando por un buen momento. Nada grave, ni extraño, pero la realidad es que empiezan a acumularse las semanas sin encontrar una buena actuación del pívot de origen montenegrino.

El momento actual de Mirotic hay que encuadrarlo dentro de una situación particular de su equipo y de la dureza de la Liga Endesa con equipos y entrenadores muy preparados para castigar cualquier deficiencia de los jugadores. El punto de inflexión con Mirotic fue la serie de tres partidos consecutivos que jugó el Real Madrid contra Gescrap Bizkaia. Desde entonces, su peso en el equipo ha disminuido y el jugador no ha dado nunca la sensación de encontrarse cómodo. Como estamos hablando de un jugador con el don de los “elegidos” seguramente será inteligente para no inventarse enemigos en la figura de sus entrenadores sino se centrará en reforzar aquellos aspectos que dependen exclusivamente de él. Como yo soy de los que creo que estamos ante un jugador muy inteligente apuesto a que estas semanas forjarán un Mirotic mucho más sólido para el tramo decisivo de la Liga Endesa.

El camino Banic. Una de las claves del éxito de Gescrap Bizkaia es la capacidad para explotar al máximo las cualidades de sus jugadores atendiendo a las debilidades de los rivales. Al fin y al cabo, el juego se trata de eso pero da la sensación que los de Katsikaris piensan antes en hundir el barco enemigo que en ponerse los salvavidas. La serie de tres partidos con Bizkaia consolidó una tendencia que ya venían empleando muchos equipos contra Mirotic, atacarle en situaciones cercanas al aro dónde el bueno de Nikola aún no cuenta con la ayuda física, la experiencia y quizás la mentalidad para pelear por una situación ventajosa. La manera en que Banic percutía una y otra vez contra Mirotic incomodó de tal manera al joven jugador del Real Madrid que, como sucede en muchos jugadores, no supo aislarse en ataque dónde mostró una precipitación y ansiedad inusual en su trayectoria.

Desde los partidos contra Gescrap Bizkaia, Pablo Laso se ha mostrado mucho más exigente con Mirotic en su rendimiento defensivo penalizando con más dosis de banquillo sus errores. La recuperación de Velickovic y el constante buen hacer de Felipe Reyes no juegan a favor de Nikola como tampoco la falta de contundencia de Tomic que no es precisamente un buen corrector de los errores defensivos de sus compañeros. Es importante que el muro no se haga más grande, que Mirotic asuma con mentalidad positiva cuál es el camino que debe tomar, que sus entrenadores sigan confiando en todo lo que aporta Nikola al equilibrio del grupo y que los aduladores profesionales que seguro rodean al jugador tengan algún minuto de lucidez y le indiquen que irse a la NBA al finalizar la actual temporada sería una auténtica irresponsabilidad que no haría otra cosa que perjudicar el desarrollo del jugador.

“Matar” al veterano

Viernes, 24 Febrero 2012

Pasada la Copa del Rey, anda uno repasando las imágenes que nos dejó la cita de Barcelona y empezando a imaginarse como será el resto de la temporada. Además, no olvidamos que es año Olímpico y la especial ilusión que nos hace la próxima cita en Londres. Empezamos a elucubrar con posibles candidatos para formar la selección nacional y cuesta encontrar alguna aparición rutilante que cuestione el grupo de 15 ó 16 candidatos que se manejan en los últimos tiempos. Dos reflexiones sobre esto, los que están son muy buenos y tenemos que disfrutar al máximo lo que nos queda de alguno de ellos porque el futuro, en este caso, no va a ser mejor.

Pero más allá de quién forme el grupo final, que tiempo habrá para analizarlo, pienso hasta qué punto se ha valorado y se valora la trayectoria de determinados jugadores veteranos que han sufrido demasiado desgaste mediático por el mero hecho de llevar mucho tiempo en la élite. Estamos en un país con demasiada tendencia a cansarnos pronto de determinadas caras y todos ( repasando alguno de mis escritos me incluyo) quizás realizamos aseveraciones demasiado categóricas sobre jugadores que merecen mucho más respeto por conseguir lo más difícil de esta profesión, mantenerse durante mucho tiempo en el máximo nivel.

Tengo la sensación de que además, en muchos casos, no hemos hecho un gran favor a los jugadores llamados a reemplazar a estos veteranos ya que les hemos  ponderado mucho más por el mero hecho de representar la novedad  que por verdaderos méritos deportivos. Hay varios ejemplos representativos, me centraré en un par de ellos.

- “Los tres de España”. Pienso en Carlos Suárez, Víctor Claver, Alex Mumbrú, Carlos Jiménez y, aún en menor medida, en Rabaseda. Me alegró muy especialmente el partidazo de Carlos Suárez en la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Desde que le conozco siempre me ha parecido un jugador extraordinariamente competitivo, no recuerdo en su etapa de formación un partido de máxima importancia en el que no rindiera al máximo. Sin embargo, en muchos momentos de estas temporadas no ha mostrado ese deseo de ser protagonista de un partido como lo hizo en Barcelona, su presencia fue decisiva en los dos lados del campo. A Carlos Suárez y Víctor Claver les lanzamos entre todos como relevos de los ya curtidos Mumbrú y Jiménez. En esa “campaña” probablemente pecamos de injustos relativizando la aportación de éstos. La verdad es que ni Claver ni Suárez han tenido un rendimiento tan constante como para afirmar con rotundidad que “han retirado” a Mumbrú y Jiménez que, sobre todo en el caso del primero, vienen realizando una temporada excepcional. La presencia de Suárez y Claver en el equipo nacional es muy necesaria para que vayan teniendo más experiencias que puedan ayudar en los diferentes procesos de transición en el equipo nacional pero debemos ser más exigentes con jugadores de su enorme capacidad, que la tienen. Creer en ellos no significa “matar” a veteranos para que se les haga hueco sino exigirles que realmente muestren que son superiores a ellos.

Felipe y Nikola. El caso de Mirotic y Felipe Reyes tiene el interés añadido de que además comparten equipo. La irrupción de Mirotic pareció descentrar en algún momento a Felipe Reyes. El jugador de origen montenegrino es un talento superior de aquellos que pueden marcar una época. Sin embargo, las ganas que tenemos de “más Mirotic” no deben hacernos caer en la injusticia de no valorar en su justa medida a Reyes. La temporada del capitán del Real Madrid sólo puede calificarse de fantástica. Ante la irrupción de Mirotic ha hecho lo más beneficioso para él, para su equipo y para su compañero de puesto, competir como un animal y “marcar distancias” con el aún inexperto Mirotic en los aspectos del juego dónde es superior. En ese rebote ofensivo que no pelea Niko, aparece Reyes; cuando Lorbek castiga con dos triples porque Mirotic hace ayudas demasiado largas, ahí está Felipe para cortar esa sangría; cuando el partido está más en el barro que para pasos de ballet siempre está Don Felipe Reyes. A todos nos gusta ver acciones plásticas técnicamente o demostraciones de exhuberancia física pero no debemos dejar de ponderar los mensajes actitudinales de muchos jugadores. Felipe Reyes quiere jugar los Juegos Olímpicos y seguir teniendo protagonismo en el Real Madrid, quién no quiera que sea así, que demuestre lo contrario, en el campo, por favor.