Blogs

Entradas con etiqueta ‘parker’

Grandeza

Viernes, 12 Mayo 2017

El baloncesto necesita de iconos, ídolos que arrastren aficionados y “enchufen” a niños el amor por el juego.  La NBA ofrece un momento magnífico en este sentido con un grupo de jugadores de gran nivel, probablemente más que nunca, que cada noche dejan actuaciones e imágenes extraordinarias.

La presencia de estas estrellas condiciona el funcionamiento y las dinámicas de muchas franquicias y nos descubren la verdadera dimensión de algunos jugadores. El tiempo nos ha dado, por ejemplo, respuestas sobre Dwight Howard (bueno pero no tanto para construir alrededor de él), o sobre cómo se benefician mutuamente Lebron James y la corte de tiradores que le acompañan.  También hay espacio para historias de superación admirables como la del  pequeño base, Isaiah Thomas,  capaz de convertirse en un icono de un equipo legendario como los Boston Celtics desde una segunda ronda del draft, o para ejercicios extremos de perseverancia como el extraordinario empeño de Russell Westbrook de convertir a los Thunder en un equipo competitivo a pesar de las limitaciones de su plantilla.

En la época de mayor acumulación de talento (y de no talento… aunque eso lo dejaremos para otro día) merece destacarse el ejercicio de orgullo, sabiduría y respeto por el colectivo que ejemplifican los San Antonio Spurs. Y no es que los tejanos no cuenten con jugadores magníficos, que los tienen, sino que es capaz de crear mecanismos donde jugadores con poco protagonismo estén preparados para ayudar al colectivo cuando se necesite.

Hay varios matices que separan a los Spurs de muchos de los equipos de la competición. Su propuesta ofensiva explora el uso del pase y no sólo del dribling, los pívots son usados para bloquear y para generar desde el poste medio y su reclutamiento de jugadores no sólo obedece a la calidad individual sino a la posibilidad de ser un “Spur”, esto es, tener buen rendimiento defensivo, dejar tu ego a un lado, entender el juego y estar preparado mentalmente para cuando llegue tu oportunidad, porque seguro que llegará.

Sólo con estos ingredientes y con una mentalidad extraordinaria se explica que los San Antonio Spurs hayan accedido a la Final de la Conferencia Oeste derrotando 4-2 a los Houston Rockets después de jugar el último partido de la serie sin Tony Parker ni Kawhi Leonard. La abultada última victoria es una muesca más en la extraordinaria trayectoria de una franquicia diferente y muy  necesaria que explorará sus límites ante uno de los mayores retos de su carrera, tratar de derrotar a uno de los equipos de la historia con más puntos en sus manos, los Golden State Warriors.

Unas horas antes, en una competición empeñada en caminar hacia el abismo por su incapacidad para apelar al consenso y a la lógica, un modesto equipo canario dignificó también el valor del grupo frente al vedetismo. Iberostar Tenerife derrotó al Barcelona en el Palau exhibiendo una paciencia infinita en ataque y una solidaridad defensiva deslumbrante. Una victoria histórica que refleja la ambición de un grupo capaz de alejarse de la tentadora relajación que llamaba a sus puertas después de su brillante título europeo.

Francia, otra vez..

Martes, 16 Agosto 2016

¿Qué hacemos con los niños?, ¿Dónde vamos de vacaciones? y ¿Cuándo jugamos contra Francia en baloncesto? pueden ser algunas de las preguntas que se repiten en muchos hogares cuando se acerca el verano. En efecto, el enfrentamiento contra la selección “vecina” en algún cruce decisivo es todo un clásico y se repite cada verano en el último lustro.

España ha vuelto a demostrar en su encuentro frente a Argentina que se maneja perfectamente en los partidos de “todo o nada”. Por eso, porque la “historia” con Francia juega a su favor y por el nivel de sus dos últimos partidos, podemos ser optimistas respecto a las posibilidades de nuestra selección. Conviene estar preparados, eso sí, para un partido durísimo, en el que España tendrá muchos problemas para jugar al mismo ritmo que contra lituanos y argentinos ya que el seleccionador francés sabe que las opciones de su equipo pasan por llevar el partido a media pista, a posesiones largas y donde la superioridad física de su equipo tenga más peso que el mayor talento español.

Comparto con Scariolo la apreciación de que Francia es, después de Estados Unidos, el rival más duro para España. La madurez y el talento de De Colo, en el mejor momento de su carrera, el conocimiento del juego de Parker y Diaw, la intimidación de Gobert y los chispazos de Batum y Heurtel son sólo algunos de los argumentos de un equipo que ha confirmado en los Juegos una irregularidad que ya apuntó en los partidos de preparación. No acaba esta Francia de ser un equipo “redondo” (aunque estuvo a punto de dar un susto a Estados Unidos) pero eso no quita para advertir de su potencial.

España llegará reforzada a su partido de Cuartos de Final. Sus dos últimos partidos han sido de un gran nivel pero Francia puede destapar algunos asuntos tácticos sobre los que se puede dar mejor respuesta. Uno de ellos será la defensa del bloqueo directo que jugarán permanentemente Parker y De Colo. Otro,  la tendencia a abusar del bote que muestra el equipo cuando las defensas rivales suben líneas y  por último, sigue echándose en falta algo más de claridad en el juego sin balón cuando Gasol recibe en situaciones cercanas al aro. El partido tendrá en el rebote uno de los factores claves para conocer su desenlace. Si España domina el rebote, las posibilidades de conseguir superioridades aumentan y muchos jugadores parecen sentirse más cómodos. Destacable en este sentido la contribución de Rudy Fernández. A su habitual actividad defensiva en el trabajo en las líneas de pase, en las segundas y terceras ayudas y en rebote, el balear está añadiendo una confianza en ataque inusual desde hace varios (muchos ) meses. Fernández, en este nivel, es un activo de máximo nivel en Europa y un factor diferencial que convierte a un buen equipo en un aspirante a todo. Buenísima noticia para nuestra selección.

Más allá de la implicación emocional porque juegue España, como aficionado al baloncesto, los partidos España-Francia siempre ofrecen detalles muy interesantes. España luchará por imponer su estilo rápido compaginándolo con la superioridad de Gasol sobre sus pares. Francia intentará trabar el encuentro y evitar que los de Scariolo jueguen con margen desde el comienzo. Será importante que Ricky Rubio muestre la agresividad del día de Lituania para que Parker tenga que preocuparse de “jugar” también en defensa. Sobre la pista varios duelos individuales de primer nivel y muchas cuentas pendientes generadas en los últimos años. Un “clásico” que llega antes de lo que merece el potencial de ambos equipos pero que llega en cuartos de final por la preparación con la que llegaron los dos equipos a esta cita. A disfrutar¡

El texto de todos los años

Lunes, 21 Marzo 2016

No debemos dejar de elogiar la vigencia en la élite de San Antonio Spurs. La franquicia tejana es un caso extraordinario que merece un constante reconocimiento. El vendaval de los Curry, Thompson y compañía arrasa con todo incluso con unos Spurs que van camino de registros históricos pero, justo un par de días después de que los de San Antonio vencieran a los Warriors es un buen momento para analizar la versión 2016 de estos viejos rockeros.

Siempre me ha gustado la manera en que Gregg Popovich maneja la fase regular de la temporada. Frente a otros equipos que aparentan ser obras acabadas antes de tiempo, Popovich dosifica las piernas de sus jugadores con descansos oportunos mientras no deja de preocuparse de construir rutinas sólidas en ambos lados de la pista.

El reto de los Spurs de esta temporada era muy ilusionante. La incorporación de Lamarcus Aldridge era el apunte necesario para cubrir dos objetivos básicos, optar al título y asegurar junto a Kawhi Leonard dos pilares básicos para afrontar una reconstrucción que se afrontará en breve con las presumibles retiradas de Duncan y Ginobili.

La evolución de Aldridge desde comienzo de temporada está siendo magnífica. Especialmente después del All Star, el rendimiento del ex jugador de los Blazers está al nivel de los mejores jugadores interiores de la competición. Aldridge siempre ha tenido puntos en sus manos pero ha necesitado tiempo para adaptarse al “passing game” que propone Popovich y para encontrar los mejores espacios para explotar sus cualidades.

Los argumentos de los Spurs comienzan con Aldridge y Leonard y continúan con los momentos excelsos de conocimiento del juego que ofrecen Parker, Ginobili, Duncan y Diaw (qué bueno eres). Junto al irregular Green parece una base sólida para presentarse como candidatos al título. Además, me intriga qué busca Popovich con el fichaje de Kevin Martin, al que seguro que es capaz de sacarle buenos minutos.

La pregunta que nos hacemos es si San Antonio Spurs realmente tienen capacidad para derrotar en una serie a los Warriors y creo que es la exigencia mayúscula del reto el mayor estímulo posible para Popovich y compañía. A día de hoy parece algo muy complicado pero los Spurs han demostrado que tienen un plan, lo han demostrado con la intención de mandar un mensaje a sus rivales y con la clara intención de reafirmarse. A fin de cuentas para eso sirve esa eterna pretemporada que es la Fase Regular, para ajustar roles y dinámicas y para ir aventurando que estrategias castigan a tus futuros rivales planteando determinados encuentros con mentalidad de Play Off. Los favoritos son los Warriors pero no me cabe duda de que Popovich y San Antonio tienen un plan, ¿ lo tienen los Cavs o los Thunder?

10 NBA que apetecen

Viernes, 28 Agosto 2015

No son necesariamente los mejores,  pero por diferentes motivos, son los jugadores que juegan en la NBA que más curiosidad y atractivo me provocan de cara al próximo Eurobasket. Dentro de una amplia nómina de jugadores extraordinarios, estos 10 hombres enriquecen la competición y elevan el nivel de sus diferentes selecciones.

- El trono de Parker.  Tony Parker es un clásico de estas listas. No aporta novedad su presencia pero sí que lidere a la selección favorita de esta edición. Después de un irregular curso en los Spurs, Parker ha demostrado en la preparación estar listo para dar ese punto de conocimiento del  juego y equilibrio que tanto valora una Francia llena de talento y de poderío físico. Dennis Schröeder hará su “presentación” en Europa tratando de ayudar a Nowitzki y compañía para que Alemania opte a puestos de privilegio. Los mejores bases de Europa no son ningunos niños y ya tenían ese estatus hace cinco años. Schröeder tiene 21 años y este Eurobasket ayudará a especular sobre su verdadera dimensión. El chico tiene personalidad y arrojo pero por muchos partidos que lleve en la mejor liga del Mundo en esta competición se encontrará con otro tipo de estímulos que ayudarán a conocer su nivel.

- Bargnani o “la tomadura de pelo”. Igual el bueno de Phil Jackson se ha pasado un poco en sus calificativos a Bargnani pero lo cierto es que el jugador italiano nunca ha tenido un rendimiento acorde a su elección de draft y, lo que es peor, a sus condiciones. Bargani es uno de los aspectos que me hace sospechar de una Italia talentosa pero con tendencia a diluirse en esfuerzos individuales y a exhibir poco esfuerzo en defensa.

- El “fenómeno griego”. Gianis Antentokoumpo está llamado a ser uno de los referentes del baloncesto europeo en la próxima década. Los partidos de preparación han dejado claro que su peso en Grecia será mucho mayor que en el pasado campeonato del Mundo. Las reglas FIBA penalizan algo más su escasa amenaza en el lanzamiento exterior pero su impacto en el juego es total por su envergadura, velocidad y capacidad para romper defensas.

- Gobert y Koufos.  Rudy Gobert fue  uno de los grandes culpables de la dolorosa derrota de España en el pasado Campeonato del Mundo. Su trabajo defensivo y su actividad en el rebote compensó la teórica ventaja que exhibía España con los Gasol e Ibaka. A priori, la versión de Gobert que veremos en este Eurobasket debe ser aun mejor. Su temporada en la NBA ha sido muy  buena y poco a poco está siendo capaz de ir depurando sus limitaciones técnicas. Pocos jugadores juegan tan por encima del aro como el jugador francés cuya trayectoria ejemplifica la paciencia que se debe tener con los jugadores grandes que no tienen una evolución tan previsible. Kostas Koufos disputará su primera gran competición con la selección absoluta griega. A diferencia de Gobert, Koufos pareció no cumplir con las expectativas que apuntaba en edad juvenil. Ahora es un jugador algo más asentado que apetece verle medirse contra los grandes jugadores interiores del continente en una edición que presenta una  nómina de jugadores interiores impresionante.

- El reto de Hezonja. Tengo curiosidad por ver si Hezonja será ya un jugador importante en este Eurobasket. Lo lógico es que tenga minutos en los que deslumbre y otros en los que exhiba aquellos aspectos mejorables  (manejo de balón, lectura del juego y pase) propios de su edad y su carácter. Croacia será uno de los equipos a seguir aunque a priori está un escalón por debajo de selecciones como Francia, España, Grecia y Serbia.

- El tiro, el pase, el talento. Nowitzki, Diaw y Mirotic comparten posición y mucho talento en sus manos. El alemán vuelve a implicarse con su selección para buscar otra experiencia olímpica. Que todos deseemos que aparezcan “nuevos” jugadores no debe hacernos despreciar a tipos como Nowitzki, historia de este deporte. Boris Diaw es otro “clásico” para paladares algo más exquisitos, un “base” desde el poste bajo que rinde al máximo en su selección nacional. Mirotic, por su parte, representa el cambio del modelo de España. Su compenetración con Pau Gasol será fundamental para que España consiga sus objetivos.

Revoluciones e involuciones

Jueves, 30 Julio 2015

Anda uno esperando que se anime algo esto, echando de menos un poco más de chicha en espera del inicio de la súper gira de la “ÑBA”. Es tiempo de rumores, especulaciones y certezas que empiezan a consolidar sensaciones sobre determinados personajes y lo que nos pueden deparar los próximos eventos. Comparto algunas de mis inquietudes.

¿Y Claver?. El Barcelona ficha a Perperoglou y el Real Madrid parece que a Taylor. Ninguno de los dos equipos con más presupuesto de nuestro baloncesto ha caído en la cuenta de incorporar a Víctor Claver. Después de confirmarse su no continuidad en el Khimki, el futuro del jugador valenciano es una incógnita que quizás nos ayude a resolver la convocatoria con la selección española. Personalmente, pienso que Claver está en una edad perfecta y que hay pocos jugadores con sus condiciones y su versatilidad. El hecho de que aun esté sin equipo parece indicar que esta opinión no está muy extendida.

Revolución azulgrana. Ya he escrito sobre esto en más ocasiones pero es que el Barcelona no para de hacer fichajes y con ello se refuerza mi sensación de que el afán por cambiar piezas está haciendo olvidar otros aspectos muy importantes para consolidar el rendimiento de una plantilla. Es incuestionable que Arroyo y Perperoglou son buenos jugadores pero los dos creo que ya han dado su mejor baloncesto. Arroyo es un base de talento que se complementará seguramente muy bien con Tomic en el juego 2×2 pero su rendimiento sólo ha sido óptimo cuando ha jugado con continuidad y sintiendo que el equipo le pertenece. Esto es muy difícil en el Barcelona actual y el matiz diferenciador y que más valoro de los bases del Real Madrid, especialmente de Sergio Rodríguez que rinde al máximo con poco más de 20 minutos de media en pista. En definitiva, la plantilla del Barcelona tiene una pinta estupenda y sobre el papel es candidata a todo. Una plantilla amplia por aquello de dosificar esfuerzos ante la dureza del calendario aunque difícil de manejar cuando estén todos los jugadores disponibles.

Italia y Francia. En clave de Eurobasket, estas dos selecciones me llaman la atención por las plantillas que presentan aunque mi pronóstico para ellas es muy distinto. Italia presenta un “roster” magnífico, el más redondo de los últimos años pero me da poca confianza porque algunas de sus presuntas estrellas no acompañan su talento con un carácter competitivo idóneo, además, no tiene mucha calidad en el puesto de base y eso le penaliza frente a otras selecciones. Francia es el máximo favorito para el Eurobasket. Físicamente es el mejor equipo del continente y cuenta con el conocimiento del juego que aportan hombres como Parker, De Colo y Diaw.

Es el tiro… Sigo con atención los campeonatos de Europa de selecciones en categorías inferiores. No hay mayor termómetro para identificar cuales son los aspectos que imperan en la formación de los jugadores y aventurar hacia donde camina nuestro deporte. Este verano confirma lo que viene anticipándose desde hace tiempo en los jugadores españoles. Hemos ganado en capacidad competitiva y contamos con técnicos muy preparados a nivel táctico capaces de formar grupos sólidos y difíciles de ganar. Por contra, se va agudizando la escasa solidez de nuestras promesas en el lanzamiento exterior. Cada vez contamos con menos jugadores fiables en el tiro, muchos de ellos son capaces de anotar (mayor versatilidad) pero pocos se les puede considerar como especialistas en el tiro. Mala selección de tiro y poco acierto.

Siempre San Antonio

Jueves, 13 Marzo 2014

No es que me sorprenda que San Antonio Spurs tenga el mejor balance victorias-derrotas de la NBA pero reconozco que no esperaba este excepcional rendimiento del equipo tejano. Por mucho que uno confíe en las cualidades de los Parker, Duncan, Ginobili, Leonard y compañía, pensaba que este año les costaría bastante más defender su espacio en la Conferencia Oeste ante la gran cantidad de franquicias jóvenes con capacidad de optar al título que habitan en esta Conferencia.

Es por ello por lo que me atrevo nuevamente a escribir unas líneas de reconocimiento a un equipo inolvidable del que merecen destacarse numerosas cualidades pero por encima de todo, su enorme orgullo competitivo, ese que hace que, a pesar de que su núcleo duro tenga la barriga llena de títulos, les empuja a querer superarse, a dignificar su trayectoria y, en definitiva, a hacerse respetar, cada vez que saltan a la cancha. Nadie encarna mejor este espíritu que Tim Duncan, sin duda en una versión muy alejada de sus mejores días, pero aún capaz de ser un referente en uno de los mejores conjuntos de la competición.

La versión de esta temporada de los Spurs mantiene su capacidad competitiva porque sigue entendiendo el pase como un elemento diferenciador y no como un accesorio. A diferencia de otros conjuntos que viven del talento individual de sus estrellas, San Antonio compite gracias a que nadie iguala su capacidad en el juego colectivo. Esta característica permite que varios de sus jugadores se desarrollen y puedan tener cierto protagonismo y que además logren grandes porcentajes en el lanzamiento exterior por su habilidad para encontrar al compañero mejor situado.

Siempre me ha gustado analizar cómo ha influido aterrizar en San Antonio a los distintos jugadores. El objeto de mi atención este año se llama Marco Belinelli. El jugador italiano es de los que ha llevado una progresión firme desde que llegó a la NBA. Su última temporada en Chicago fue muy positiva y Popovich entendió que su presencia enriquecería a los Spurs. Belinelli siempre ha tenido cualidades pero, a veces, ha dado la sensación de ser un jugador desordenado y con un punto de impaciencia en su juego que le hacía tomar malas decisiones. En los Spurs, su lanzamiento luce más porque encuentra mayores opciones desde la larga distancia y sabe que, aún saliendo desde el banquillo, se encuentra en un equipo donde los tiros no están repartidos antes de jugarse el partido.

La manera de agarrarse a la élite de los Spurs es una noticia muy positiva para la NBA y una lección permanente que debemos disfrutar y valorar más allá de que al final consigan el título o no. Larga vida a Popovich y sus chicos.

Parker y algo más

Viernes, 20 Septiembre 2013

Probablemente sea Francia el equipo europeo con más potencial para inquietar a España. Hay equipos más talentosos que los galos pero éstos cuentan con una capacidad atlética incomparable y son capaces de llevar el partido a un nivel de dureza incómodo para los nuestros. Cierto, la derrota duele pero también pone en perspectiva y valor la cantidad de veces que nos hemos impuesto a este rival.

Y lo cierto es que la cosa pintaba para “otro día en la oficina” para los nuestros. Poco a poco, aunque desde el principio sin la brillantez del partido contra Serbia, España se imponía a Francia merced a su dominio en los dos conceptos fundamentales de este juego, el pase y el tiro. Lo curioso de este encuentro ha sido que la memoria, tantas veces aliada de los nuestros ha sido un elemento traicionero que ha resultado decisivo para el desenlace del duelo. Curiosamente han pesado más la forma y el fondo de las tres derrotas de España en este Europeo que la innumerable lista de victorias precedentes frente a Francia. Eso, y varias cositas más.

El músculo de Francia se ha impuesto a partir de la segunda parte. Cada ataque español ha tenido un cierto aire de tortura también por nuestro empecinamiento en abusar de los botes y limitar la circulación del balón a pocos espacios.

El tiro. Francia ha superado el 65% en tiro de tres puntos en los últimos 25 minutos de partido. Es verdad que no suelen hacerlo y que el planteamiento de la selección española pasaba un poco por esto pero no debemos olvidar pensar que, siendo un equipazo, no todo lo que pasa en un partido corre de la cuenta de España. Mérito de Francia.

Parker y el plan. El base francés ha hecho lo que se espera de una estrella de su dimensión y ha sido el encargado de llevar a cabo el principal plan ofensivo diseñado por el entrenador francés, esto es, jugar permanentes situaciones de bloqueos directos contra Marc Gasol.  Pero no basta eso contra España y por eso merecen destacarse otros elementos fundamentales en el triunfo francés. El temple de Diot en los tiros libres, el trabajo fundamental de Pietrus y una debilidad personal como Diaw, el mejor pasador y generador de juego de los franceses. Decepcionante, eso sí, el partido de Batum. Despistado, errático y por momentos superado por la tensión.

En el debe de España. Estas cuatro derrotas de España en este Eurobasket (demasiadas) han tenido el denominador común de no saber interpretar correctamente las situaciones en los finales apretados. Contra Francia no ha sido una excepción, Es verdad que muchos de nuestros jugadores han tenido momentos brillantes y que, alguno de ellos han estado excelentes en la faceta defensiva (Rudy y Calde por encima) pero ha faltado claridad y gente que acompañara en su empeño a un Sergio Rodríguez audaz, competitivo, brillante al que le ha sobrado coraje y talento y le ha faltado ver algo más de decisión en las caras de sus compañeros.

Esto que van un francés, un argentino y uno de las Islas Vírgenes

Martes, 28 Mayo 2013

Los San Antonio Spurs disputarán su quinta final de la NBA en los últimos 15 años. Las cuatro anteriores las ganaron. Mi admiración por esta franquicia y su entrenador ha evolucionado como el conocimiento del juego de su base Tony Parker. Con sus primeros anillos me faltaba encanto en el equipo, iluso de mí, relacionaba la NBA con aquello de las 10 mejores jugadas de la semana y claro, casi nunca salían los Spurs. Además, los gurús de la Liga en España decían que era un equipo aburrido, que especulaba mucho y que nunca tendría el encanto de otros campeones de Leyenda. Luego, cuando empecé a ver más partidos interpreté que lo que llamaban especulación era que este equipo se pasaba la pelotita más que otros y les empecé a mirar de otra forma.Hay que ser muy ciego para no calificar de extraordinario a un equipo que mantiene sus pilares fundamentales desde hace más de una década y que ha sabido enriquecerse con la presencia de jugadores y propuestas internacionales. La longevidad del éxito de la franquicia tejana se ha ganado de manera indiscutible un lugar en la historia y merece reconocerse la influencia de su entrenador Gregg Popovych en este ciclo. Popovych es un revolucionario silencioso que cuestiona el “Star System” de la Liga. Vale, ha entrenado durante más de 15 años al mejor “cuatro” de la Historia, Tim Duncan pero su manera de organizar el juego ofensivo ha permitido espacio para muchos jugadores porque siempre ha entendido que la diferencia en este negocio siempre la determina “el pase”. Siempre ha parecido que uno fichaba por los Spurs y se dejaba un cuarto de su ego antes de abrir la taquilla de su vestuario.

La columna vertebral de estos Spurs es la misma desde hace mucho tiempo, no siempre han ganado, es más, a veces se han pegado unos batacazos considerables pero Popovych nunca ha parecido dudar de estos tres jugadores extraordinarios.

De Tim Duncan está casi todo dicho, lo más admirable a día de hoy es su empeño por respetar su propia trayectoria y  por hacer más grande su leyenda. Más allá de sus incuestionables números, lo de Duncan es un tema de jerarquía, de trascendencia en el juego, de dominio…

Tony Parker fue MVP de las finales de la NBA en 2007, su juego actual es bastante mejor que el de entonces. El base francés domina los partidos gracias a su mayor experiencia, a su habilidad y a su capacidad por aprovechar la atención que generan otros compañeros. Su rango de tiro no ha evolucionado mucho en los últimos años pero ni falta que hace porque sus recursos con el balón son tantos que es capaz de anotar de mil maneras. Me gusta que el Parker más maduro y estable siga teniendo esos destellos geniales que no han ido en detrimento de que su toma de decisiones haya mejorado.

La pasión es un elemento imprescindible en cualquier equipo campeón. Duncan y Parker compiten con extraordinario orgullo, de otra manera no podría explicarse su éxito, pero lo de Ginóbili es otra cosa, algo así como una continua reivindicación, sorprendente en un jugador que genera unánime admiración y con la panza llena de títulos en Europa y Estados Unidos. El argentino tiene el cuerpo castigado por las lesiones y su versión más errática es más frecuente que en otras temporadas pero se viene una final y éste es de los que no perdona…

El valor del pasado

Mircoles, 8 Agosto 2012

Hay muchas frases tópicas que se suelen utilizar de manera despreocupada, aquello de que “cada partido es distinto” o “el pasado no cuenta para nada”. Una vez visto el España-Francia pienso que los precedentes entre ambos equipos y el curriculum reciente de ambas selecciones han tenido mucho que ver en el desenlace final de un encuentro en el que la selección dirigida por Sergio Scariolo ha tirado de  carácter y acierto en  decisiones puntuales desde el banquillo para obtener un nuevo e indudable éxito como es luchar por las medallas de unos Juegos Olímpicos.

Y Llull jugó de base. Llevar tres bases y utilizar en los momentos decisivos a un escolta de base puede interpretarse como un síntoma de improvisación o como una manera de exprimir todos los recursos disponibles en la plantilla.  Me quedo con la segunda opción, por coherencia con lo escrito en los días anteriores donde aludíamos a que la sobreexplotación de determinados jugadores podía limitar la variedad de recursos de los que disponía el grupo.

Lo cierto es que Parker dirigía irremediablemente a Francia a la victoria hasta que Llull ha logrado incomodarle recordando principios defensivos básicos “no hay que defender cuando el atacante recibe sino defender para que no reciba”. Con Parker fuera del partido, Francia ha empezado a ver el campo más pequeño y la memoria ha hecho el resto, ni rastro ha quedado de la facilidad para circular el balón de los franceses, encogidos ante el panorama de una nueva derrota frente al rival al que más desearían ganar. La frustración demostrada en las acciones violentas del final del partido de Turiaf y Batum explican muy bien el estado mental con el que Francia ha competido los últimos minutos.

Nombres y detalles. La victoria constata, una vez más, la capacidad competitiva del grupo y las dudas que arrastra España durante todo el campeonato. En ataque el desacierto en el tiro exterior desgasta mentalmente al equipo. Los minutos de Ibaka deben valorarse por lo que condiciona el ataque de los rivales y las opciones de transiciones rápidas que posibilita. La aportación de Marc Gasol ha sido positiva y quizás lo sería más si no acumulara ciclos de muchos minutos seguidos y Navarro sigue con su particular puesta a punto después de sus problemas físicos anticipando que en la semifinal estará aún mucho mejor. No bastan estos aspectos para reconocer aún a este equipo al nivel del pasado Campeonato de Europa pero pueden ser un buen punto de partida para afrontar los dos últimos partidos.

Sobre Francia, Rudy e Ibaka

Martes, 7 Agosto 2012

España “inicia” mañana los Juegos Olímpicos. Una realidad tan innegable como que en el partido contra Brasil el equipo intentó ganar, fue ganando pero cuando empezó a perder recordó que no era tan grave la derrota. Dicho esto, la “preparación” para los partidos que ahora comienzan han minado la confianza de un grupo cuyas caras no transmiten la alegría de otras ocasiones y que da una sensación de fragilidad desconocida. Aún así, el palmarés de este equipo nos obliga a pensar que las posibilidades de disputar la Final olímpica son muchas porque una victoria frente a Francia en cuartos de Final haría que estos depredadores de medallas  se alimentaran de la enorme motivación que supone “oler” un nuevo éxito.

Francia. Seguro que España era el rival que menos le apetecía en Cuartos de Final. Moralmente partimos con gran ventaja, aunque menos que antes de empezar los Juegos Olímpicos ( nuestro juego ha permitido que cualquier equipo piense que tiene más opciones de ganarnos). Los galos tienen capacidad física pero sus jugadores interiores tienen pocos centímetros para detener nuestro juego interior y poca movilidad para castigar a los hermanos Gasol en situaciones lejanas al aro. Es un rival que nos va bien pero con el que no bastará el nivel de juego mostrado en esta primera fase. Más allá de la importancia de la defensa de Parker y Batum habrá que prestar atención a recuperar esa actividad defensiva que permita canastas en situaciones de transición que tienen un componente terapeútico muy necesario para los nuestros.

Ibaka. El jugador de origen congoleño puede aportar muchas de las cosas de las que está careciendo el equipo. Intensidad, intimidación (recibimos muchos puntos debajo del aro sin él en pista) y actividad. Conjugar todo lo que aporta Ibaka con los puntos que ofrecen los Gasol es el gran reto de Scariolo que seguro que tiene en la cabeza la indudable aportación del jugador de los Thunder en la final del pasado Eurobasket. La coincidencia en el campo de Ibaka y Sergio Rodríguez ha ofrecido buenos momentos de España, no se trata de dudar de Calderón y Marc Gasol sino de ofrecer más variantes y sumar más nombres a la causa. Soy de los que piensa que los entrenadores deciden quién empieza los partidos y la actuación de los jugadores determina quién los termina.

Rudy Fernández. La versión “contenida” de Rudy no me gusta. En defensa es un jugador imprescindible vistas las carencias del equipo pero en ataque ha interiorizado demasiado que no es una opción principal. La atención que generan los Gasol no se debe traducir sólo en juego con el otro pívot sino también en conceder opciones de lanzamiento exterior para sus compañeros. Rudy es un jugador de primer nivel europeo que está jugando con la prudencia de un debutante. Tanto el propio jugador como el equipo deben analizar cómo ser capaces de “meter” al jugador del Real Madrid en la competición.