Blogs

Entradas con etiqueta ‘San Emeterio’

“Hay final”

Viernes, 9 Junio 2017

Sería algo pretencioso y quizás injusto no conceder el cartel de favorito al Real Madrid de Pablo Laso en la final de la Liga Endesa contra Valencia Basket. Los blancos han caminado hacia la final dejando alguna incógnita respecto a su nivel de juego pero con esa seguridad que transmiten los equipos en dinámica ganadora de que, a la hora de la verdad, tienen infinitos recursos para sacar los partidos adelante.

Valencia Basket optará al título después de derrotar a Barcelona y Baskonia (casi nada)  y con varios jugadores quizás en el mejor momento de la temporada. San Emeterio, Sastre, Thomas o Sato demuestran una enorme confianza cuando atacan el aro y proporcionan equilibrio al talento de Diot y a la capacidad de Dubljevic para generarse puntos cerca del aro. El nivel de intensidad de los de Pedro Martínez en los últimos partidos ha sido excelente y debe ser la base que sustente las opciones del equipo “taronja”. Si decíamos que el Real Madrid merecía el cartel de favorito, por trayectoria, antecedentes y, sobre todo, por nivel de juego, Valencia Basket es un candidato serio a un título que vendrá condicionado en función de cómo se resuelven algunos de los siguientes aspectos.

.- Sergi Llull es un azote habitual de Valencia Basket. El liderazgo del jugador balear en el Real Madrid es incuestionable. Particularmente, me gusta más la versión de LLull que es capaz de alternar anotación con voluntad de integrar a más compañeros en el juego. Creo que Pedro Martínez también tendrá este detalle en la cabeza y no se obsesionará exclusivamente con que Llull no anote sino en evitar, por ejemplo, esa productiva conexión con Ayón. Al mejicano le cuesta entrar en los partidos si en los primeros minutos no se encuentra bien “alimentado” por sus compañeros.

.- La recuperación de Vives puede tener trascendencia en la serie. La pareja con Diot da un gran  nivel en la posición de base de Valencia Basket. El Real Madrid ha tenido problemas defendiendo bases durante toda la temporada. En varios momentos  ha tenido que recurrir a Taylor para esta misión. Veremos los recursos que utiliza Laso pero quizás el sueco sea más útil intentando limitar la verticalidad de Sastre o San Emeterio. Desde el “base” se empiezan a construir los títulos, un tópico que no pierde vigencia por mucho que las características de los jugadores que ocupan esa posición sean distintas a las de hace unos años.

.- Dubljevic es otro tipo de jugador que suele castigar la estructura defensiva del Real Madrid. Es cierto que los de Laso no suelen recurrir a ayudas en situaciones interiores para evitar que, a partir de estas situaciones, se generen tiros librados pero a veces se echa en falta cierta agresividad para que el balón no llegue tan fácil a situaciones cercanas al aro. Será interesante ver cómo responde el físico de Dubljevic en la serie y la manera en que se protege de cometer demasiadas faltas al principio del partido.

.- El “más-menos” de Carroll. El tirador norteamericano está en un momento muy dulce. Tanto que se vuelve a plantear si quizás debería estar en pista más minutos. La respuesta a esta pregunta la ofrece su rendimiento defensivo. Es saltar Carroll a pista y todos los equipos “giran” su plan ofensivo para atacar sus debilidades. Pedro Martínez no será una excepción e intentará que los minutos del bueno de “Jaycee” en pista le salgan favorables.

.- Mentalidad y atrevimiento. El Real Madrid castiga mentalmente con esos minutos en los que infringe parciales importantes a través del ritmo y la inspiración de sus mejores jugadores. Habitualmente marca diferencias porque en sus minutos malos sale mejor parado que sus rivales. Valencia Basket tiene una estructura defensiva sólida que obligará a que los blancos se esmeren en una de sus carencias habituales, el juego sin balón. Los de Pedro Martínez competirán si juegan con atrevimiento, huyen de la especulación y obligan al Real Madrid en el balance defensivo. La manera en que han trabajado el rebote en sus series previas a la final debe ser un motivo de alerta para Pablo Laso y su equipo.

Una final apasionante entre los dos mejores equipos del curso y una oportunidad extraordinaria para volver a reivindicar el enorme valor de nuestra competición, o de sus equipos, mejor dicho, que no es exactamente lo mismo.

Don Fernando

Martes, 6 Junio 2017

Me ha gustado mucho la serie entre Valencia Basket y Baskonia. Entiendo que tienen más eco los mensajes pesimistas y que son fechas en las que duele cierta comparación con otros eventos coincidentes al otro lado del “charco” pero me parece necesario que resaltemos aspectos positivos de nuestra competición.

Los valencianos han resultado justos vencedores porque han sido capaces de ir elevando el nivel de intensidad y de acierto según se acercaba el desenlace de la serie. Baskonia ha ido a remolque en los dos partidos disputados en Valencia, le ha faltado constancia, acierto y un punto de paciencia y serenidad para interpretar mejor determinadas situaciones del juego. Un rato Larkin, otro Ledo y algún momento de Shengelia, pero pocos minutos de juego colectivo fluido. Buena temporada en cualquier caso de Baskonia. Sito Alonso ha sido capaz de dar continuidad al trabajo de Perasovic y ha logrado evolucionar a un buen grupo de jugadores que deberían ser la base de un ciclo positivo del club vitoriano.

Valencia Basket afrontará la final de la Liga Endesa con la certeza de que su temporada también ha sido magnífica. Es verdad que la derrota como local en la final de la Eurocup supuso una decepción pero ese hecho concede todavía más mérito a su clasificación para una nueva final. El grupo ha demostrado madurez, entereza y orgullo para levantar el ánimo y sobreponerse a lesiones de jugadores importantes volviendo a recuperar las señas de identidad del equipo, a saber, intensidad defensiva (qué bien trabajan el pick and roll), gran ocupación de espacios, buen uso del pase y capacidad para explotar cualquier ventaja física en el poste bajo.

Los ideólogos de todas esas virtudes son Pedro Martínez y su cuerpo técnico (me temo que se valorará más su trabajo dentro de unos años) y uno de los mejores ejecutores de ese plan es Fernando San Emeterio. El jugador cántabro representa muchos de los valores que más aprecio en un deportista. “SanEme” no regala ni un gesto de cara a la galería pero siempre da un paso adelante en momentos donde a muchos jugadores les tiembla el pulso y algo más. Bajo su disfraz de jugador de rotación, el internacional español es una estrella en toda regla.

El hecho de que Fernando San Emeterio no tenga el mínimo interés en darse importancia no debe afectar a los juicios que hagamos de un tipo generoso que asumió con dignidad y sentido colectivo decisiones cuestionables como aquel guiño al futuro que hizo Scariolo llevando a Abrines a los Juegos Olímpicos después de que San Emeterio se “comiera” toda la preparación sin ausencias, lesiones o viajes para firmar por un nuevo equipo.

San Emeterio y sus compañeros tendrán un reto enorme ante el Real Madrid. Si el equipo responde físicamente podemos asistir a una serie larga porque los valencianos ya saben lo que es llevar al límite a los actuales campeones. Seguro que en su trabajo de scouting, Pablo Laso dedica tiempo a hablar de San Emeterio aunque no hay estudio que ayude a detener la deliciosa anarquía de un tipo admirable.

Dos de Euroliga

Jueves, 23 Marzo 2017

Ayer jugaron Real Madrid y Barcelona,  Bartzokas volvió a exhibir ese estado de nerviosismo que le acompaña desde que las derrotas abundan en el equipo azulgrana, Rice demostró su clase y su pasotismo a partes iguales y el Real Madrid certificó tanto la ventaja de campo en los Play Offs de cuartos de final como que no está en un momento fluido de juego.

Pero hoy los titulares no los merecen Real Madrid y Barcelona sino dos equipos que asegurarán un equipo más, al menos, en la próxima Euroliga y que se disputarán un título europeo al que optan después de un camino durísimo.

La trayectoria de Valencia Basket y Unicaja de Málaga en la Eurocup define, en parte,  el momento por el que atraviesan ambas entidades. Creo que en el club valenciano y en su técnico, Pedro Martínez, en particular, quedó un sabor amargo de la pasada edición de la Eurocup y este año han afrontado la competición más mentalizados y conscientes de que su excelente nivel de juego les daba una oportunidad de optar a un título de prestigio. Su regularidad les ha hecho valedores de la ventaja campo que han sabido explotar frente a equipazos como Khimki y Hapoel a los que ha enfrentado con jugadores importantes de baja por lesión.

Hay muchos detalles en el juego que reflejan lo bien trabajado que está Valencia Basket. Su manera de defender el “pick and roll” tiene pocos rivales en Europa, la ocupación de espacios y el equilibrio entre el juego interior y exterior hablan de la riqueza táctica de un colectivo que huye de la “dictadura del pick and roll” a la que cada vez se reduce más el juego de muchos equipos. Sería injusto no mencionar el crecimiento en el carácter competitivo de un jugador diferente como Bojan Dubljevic pero creo que los jugadores que mejor representan el espíritu de Valencia Basket son Fernando San Emeterio, Rafa Martínez y Pierre Oriola. Los dos primeros ejemplifican el compromiso, la sapiencia y la oportunidad para aparecer en momentos decisivos de los partidos. Dos tipos con trayectorias ejemplares a los que quizás no damos demasiado bola porque andamos demasiado pendientes de nuestros “americanos” o los referentes nacionales de Real Madrid y Barcelona. Oriola, sobre el ya he escrito en alguna otra ocasión, es un jugador que transmite ambición, solidaridad y hambre por defender un sitio en la élite ganado a base de mucho curro.

Unicaja será sin duda un rival complicado para Valencia Basket. Los de Joan Plaza llegarán con mucha confianza después de superar dos eliminatorias con el factor cancha en contra. Hasta esta fecha, la temporada de Unicaja está llena de altibajos quizás determinados por la propia personalidad de muchos de sus jugadores, talentosos pero poco estables, en muchos casos. Unicaja me dejó algo frío en la Copa de Vitoria, creo que tenían una gran oportunidad de derrotar al Barcelona en Cuartos pero se vinieron demasiado pronto abajo en cuanto los catalanes consiguieron ponerse por delante. Ese punto de espíritu competitivo que les faltó en Vitoria sí que lo han demostrado en Europa donde su nivel defensivo de los últimos partidos ha sido sencillamente espectacular.

La sensación es que Joan Plaza empezó la temporada buscando un ritmo de juego más alto pero que el equipo muestra más solidez cuando el partido camina a menos posesiones y al juego en media pista. El ritmo de juego y el rebote serán probablemente los aspectos que determinen el ganador de la Eurocup, hasta su desenlace, sólo queda por felicitar a ambas plantillas y prepararnos para unos partidos dignos de los mejores de la Euroliga.

La duda de España

Lunes, 11 Julio 2016

Algo menos de un mes para que España comience su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Hasta ese primer partido contra Croacia, Sergio Scariolo tendrá que decidir definitivamente los 12 convocados y construir los roles y el modo de juego de un combinado que parte con la ventaja de contar con estructuras muy asentadas pero que, como todos los grupos, tiene incógnitas pendientes de resolver.

En la lista de los 20 jugadores con los que está trabajando Scariolo hay cuatro bases más Sergio LLull. La estructura de la selección hace pensar que es muy complicado que Llull ocupe la posición de base y que Guillem Vives es uno de los descartes casi seguros para la cita olímpica. Entiendo que esta cita tiene un cierto aroma a fin de etapa y que hay jugadores que, por su historial, se han ganado el derecho a decidir cuándo dejan de acudir a la selección pero llevar a Rubio, Rodríguez, Calderón y Llull obliga a que, alguno de ellos tenga un rol muy limitado y en una posición que no es habitual. Llull jugará de escolta porque en esa posición, ahora mismo,  es el mejor de los convocados y entre los otros tres habrá alguno que será el “sacrificado” en minutos, presumiblemente, Calderón.  Hay veces que muchos jugadores buenos en un mismo puesto no consiguen un buen rendimiento en una posición. La última vez que estos cuatro jugadores coincidieron con España, en el Campeonato del Mundo de Madrid, ninguno de ellos rindió a su nivel, todos parecieron desubicados y sin saber muy bien lo que se esperaba de ellos. Seguro que Scariolo tomó buena nota de aquello y delimitará muy claramente los papeles de cada uno de ellos.

La presencia de los cuatro “bases” deja muy limitadas las opciones en el resto del juego exterior , contando con que  Navarro y Rudy tienen plaza fija salvo que sus problemas físicos se lo impidan. Si pensamos que en el Juego interior, España acudirá con Claver como comodín y cuatro jugadores  más (Pau Gasol, Felipe Reyes, Mirotic, Mar Gasolc o Willy Hernangómez), cabe deducir que entre San Emeterio, Ribas y Abrines se disputan una única plaza.

No lo tiene fácil Scariolo. Si la decisión dependiera del rendimiento en la temporada, me quedaría con San Emeterio. Si fuera por trayectoria reciente en la selección debería pesar el recuerdo del gran Eurobasket de Ribas el pasado verano y  si fuera por necesidades específicas del grupo y como un guiño al relevo inevitable que se avecina, la elección debería ser Abrines.

San Emeterio, que siempre suele ir de “tapado” tiene sus opciones porque siempre ha parecido muy del gusto del seleccionador por su alto grado competidor y por su experiencia en el rol que se le pediría. Ribas es un gran jugador pero con Calderón, Ricky, Navarro y Llull quizás se necesite a alguien con otro perfil aunque su presencia no “cantaría” en absoluto. Particularmente pienso que por estructura del equipo, que Ribas estuviera en la lista de 12 sería la decisión menos lógica pero me gustaría  por lo que significaría el reconocimiento de su trabajo en el pasado Eurobasket cuando otros se bajaron del carro. Si Abrines hubiera “roto” como muchos esperábamos quizás a estas alturas no habría mucho debate sobre su convocatoria definitiva. La realidad es que por unas causas u otras, el balear no tiene un rendimiento constante aunque si Scariolo elige por características que puedan complementar lo que ya tiene, quizás sería la decisión más lógica.

Apuestas

Mircoles, 15 Julio 2015

Estas semanas aparentemente intrascendentes de verano empiezan a decidir los títulos y el rendimiento  de los distintos equipos durante la próxima temporada. Es momento de reflexión, de construcción y, en algunos casos, por lo que parece, de demolición. Siempre es interesante observar los movimientos de los distintos clubes y ver qué respuesta ofrecen ante las últimas experiencias.

En Barcelona, por ejemplo, dan la sensación de que les vale poco de lo que tenían y, sin embargo, su movimiento más costoso ha sido la apuesta por consolidar a Tomic como eje de su juego. El pívot croata se merece el reconocimiento que le ha otorgado el club catalán. Su pareja de baile será Lawall, lo que parece un acierto aunque habrá que ver cómo encaja no tener tanta continuidad en pista como en su anterior equipo. También se presume que pueden llegar Vezenkov, Diagne y Pau Ribas, cuya evolución es significativa en los últimos años. Sin duda, sería un gran refuerzo en una posición que ya ocupan Oleson y Navarro. Conviene recordar este hecho porque creo que uno de los errores del Barcelona en los últimos años ha sido la de prestar demasiada atención a tener buenas alternativas en todos los puestos y no atender tanto a consolidar ciertos roles que pudieran ayudar a que los jugadores puedan tener una continuidad en su rendimiento.

La capacidad de Ribas para ocupar la posición de base puede serle de gran utilidad y ayudar al Barcelona a solventar el problema en una posición en la que ha sido superado en los momentos decisivos de la temporada. La X que falta en ese puesto y que acompañe a Satoransky  y la ayuda puntual de Ribas (si se confirma su fichaje) ayudará a dimensionar realmente el nivel de una plantilla que, como todos los años por estas fechas, se presume impresionante.

Quién no estará en el Barcelona será Todorovic y es una pena porque parecía que el jugador estaba en condiciones de responder a las expectativas marcadas por su club cuando le contrató. Su caso no es una excepción, demasiada impaciencia, poca perspectiva y poca habilidad para sacar el máximo a todos los recursos disponibles.

Otro equipo que parece apostar por una renovación profunda es Unicaja. Algunos cambios han sido obligados (Granger) y otros parecen encaminados a intentar dar un salto más. La incorporación de Nedovic y Jackson mejora el talento del equipo pero añade algo de incertidumbre porque son de esa clase de jugadores que no se les puede calificar de constantes y regulares. Nedovic viene de decepcionar en Valencia aunque la segunda temporada de los jugadores que regresan de la NBA suele ser bastante mejor. El fichaje de Dani Díez es interesante por el margen de progresión del jugador y porque puede significar que Carlos Suárez ocupe durante más tiempo la posición de “cuatro”. Entre los que siguen, o parece que siguen, apetece ver si Kuzminskas sigue evolucionando y logra convertirse en un verdadero referente del club andaluz.

Sería interesante que Unicaja acierte con sus incorporaciones y pueda mantener el excelente nivel del curso recién terminado. Cabe esperar lo mismo de Valencia Basket. Diot, Sikma, San Emeterio y un técnico como Pedro Martínez son buenos movimientos en el mercado. También lo sería, en mi opinión, la incorporación de Lima, uno de esos “tapados” que progresan año a año y que representa un perfil de “cinco” cada vez más cotizado, móvil, atlético y con capacidad para contagiar energía a sus compañeros y público.

Parece

Lunes, 13 Octubre 2014

Sirven estas primeras jornadas de la Liga Endesa para hacerse una idea del potencial de los equipos e interpretar y adivinar cuales serán las claves que delimiten su rendimiento durante la temporada. Los partidos de pretemporada ajustan el nivel físico y  delimitan roles pero es la competición la que da una verdadera medida del nivel real de los distintos conjuntos.

Y es pronto, claro, muy pronto, no dejan de ser tiempos del “parece” pero no sería la primera vez que aspectos que se reflejan en las primeras jornadas de la temporada tienen trascendencia durante el desarrollo de la misma. Por ejemplo, Laboral Kutxa no ha sacado nada provechoso de estos dos primeros partidos, es cierto que el calendario le ha deparado duelos difíciles pero no ha sido capaz de competir decentemente ni contra el Barcelona ni contra Unicaja. Heurtel y San Emeterio continúan siendo sus jugadores-referencia algo que pone en cuarentena los movimientos en el mercado del conjunto vitoriano. Estoy convencido que hay jugadores preparados para destacar en la competición pero que sólo lo harán cuando el grupo encuentre una continuidad en el juego que lleve a conseguir victorias y tranquilidad. Entonces, los Johnson, White y Bertans podrán desarrollar su talento. El reto deberá ser encontrar esa dinámica de la manera más rápida posible para lo que ayudaría una mayor actividad e intensidad en defensa, algo de lo que ha carecido el equipo de Crespi hasta este momento.

Sensaciones parecidas a las que ofrece Laboral Kutxa transmite Baloncesto Sevilla. Muchos jugadores nuevos en la competición, un entrenador inhabilitado y una frágil defensa es lo que ha ofrecido de momento el nuevo proyecto andaluz. Poco provecho a la pretemporada ha sacado un equipo que aún anda buscando definir su rotación. Esta liga es muy puñetera y  penaliza al máximo todo el tiempo que se pierde en construir un grupo sólido. En Sevilla andan buscando y buscando, no parece que por paciencia sino por dudas (en su último partido 10 jugadores juegan entre 10 y 25 minutos). De este entorno dubitativo tampoco parece librarse, Porzingins, uno de los jugadores con mayor potencial  de la Liga Endesa.

Seguro que las expectativas de Gipuzkoa Basket no eran tan altas como las de Baskonia o Sevilla. Su derrota contra el Real Madrid significó, sin embargo, cierta evolución del equipo respecto a mostrado la primera jornada contra Estudiantes. Los motivos de preocupación en San Sebastián vienen por el rendimiento de sus bases y del  jugador que habían pensado que fuera su referencia anotadora en posiciones exteriores, Taquan Dean. Los bases Jared Jordan y Josep Franch deberán dar un paso adelante. Jordan es un buen pasador y director pero la configuración del equipo le obligan a tener algo más de protagonismo en la anotación, algo difícil teniendo en cuenta que nunca ha sido un gran lanzador de larga distancia y que las bandejas en la ACB tienen algo más de dificultad que en la Liga alemana. Josep Franch está ante una nueva oportunidad en una carrera que acoge demasiados equipos para su juventud, mala cosa, sin duda.

Ni dramas ni soberbia

Viernes, 6 Septiembre 2013

No me han gustado algunas declaraciones de jugadores españoles después de perder contra Eslovenia. Aquello de que “sabíamos que nos iban a caer palos” o, el muy recurrente, “nos están esperando” puede transmitir cierta sensación de soberbia que contrasta con la  auto exigencia que ha demostrado este grupo en los últimos años y que, sin duda, ha sido un elemento imprescindible para su éxito. Además, sinceramente, yo  no veo que se esté esperando a nadie, si acaso al seleccionador, si atendemos a la crueldad de algún comentario.

Conviene, por tanto, alejarse de las trincheras y buscar explicaciones a una derrota inesperada, pero posible, que reforzó sensaciones y síntomas que nuestra selección viene mostrando desde los partidos de preparación y también en el encuentro contra Croacia, de engañoso marcador por la intolerable actitud del rival. Una derrota, sin más, porque no está más lejos España de ganar el campeonato de lo que estaba hace un par de días, que debe vivirse con tranquilidad y  conducir a la reflexión y no al histerismo porque esto ya lo hemos vivido incluso con los Pau, Navarro, Ibaka y compañía.

El debate de las rotaciones. Los dos primeros partidos del Eurobasket han demostrado que los jugadores 11 y 12 del equipo son Fernando San Emeterio y Germán Gabriel. El noveno parece ser Xavi Rey, penalizado por la importancia de Marc Gasol en el equipo. En los demás puestos exteriores, Orenga mantiene la idea de  no “elegir” y  tener a todos los jugadores “vivos”, especialmente a los bases. La apuesta del seleccionador favorece que todos tengan oportunidades pero, en algún momento, va en detrimento de los méritos, de lo que demanda el partido y de consolidar una cierta estructura de seguridad en el grupo. Pienso que el seleccionador  piensa a largo plazo con determinadas decisiones, seguro que si el partido de ayer hubiera sido el cruce de Cuartos las rotaciones hubieran sido distintas.

Y después de Marc… El Plan A del juego en media pista de España es Marc Gasol, y bien lógico que parece. A partir de aquí aún queda por encontrar alternativas más sólidas y constantes. Según avanza la competición se confirma que Gasol es nuestro jugador más determinante pero que el rendimiento competitivo del grupo lo marcarán jugadores como Rudy Fernández, Sergi LLull y lo que pueda sumar la pareja Claver-Aguilar que, de momento, no es mucho. Afortunadamente, los porcentajes de tiro de tres puntos no están siendo nada malos, sobre todo, por la excelente aportación de Calderón en esta faceta, pero el juego en media pista tiene mucho margen de mejora sobre todo en lo que se refiere a la circulación de balón, a la optimización de los botes y a aprovechar el faro que supone tener a Marc Gasol en pista.

El lado “perverso”.  Me gusta la “flexibilidad” de España y la capacidad para combinar jugadores de puestos similares, lo defenderé siempre y creo que el baloncesto camina en esa línea.  No comparto tanto la idea de convertir recursos en hábitos porque das más opción a que se te vean las costuras. El hecho de abusar de quintetos pequeños puede provocar que no logres compensar con la actividad de los exteriores la inferioridad física en determinadas posiciones. Algo de eso pasó contra Eslovenia donde en un momento dado hubo poco cuerpo y poco brazo en el camino hacia el aro de los Dragic, Lakovic, Nachbar y compañía.

Sobre la Lista

Mircoles, 10 Julio 2013

Ya es oficial la lista de jugadores que representarán a España en el próximo Eurobasket, juventud, veteranía, oportunidad para varios jugadores de relanzar sus carreras y para otros de interpretar un rol distinto al que habitualmente exhiben con la selección. La primera lista de Juan Antonio Orenga y seguro que no la última.

- Los bases. Estaba claro que la temporada de Sergio Rodríguez le llevaría directo a la selección. Junto con Calderón y Ricky Rubio forman probablemente el puesto más sólido del equipo. La duda en estos casos es saber cómo se reparten los minutos y cómo afecta a su rendimiento saber que será muy difícil que alguno de ellos supere los 20 minutos en pista. No es fácil rendir bien con poca continuidad y alguno de ellos ya lo ha sufrido en el equipo nacional. A priori, una garantía, pero veremos…

- El Llull de Messina. El papel de Sergi Llull en esta selección ante la ausencia de Navarro recuerda al que tenía en el Real Madrid de Messina. Presumbiblemente será el escolta titular con responsabilidad en la anotación exterior del grupo. El jugador balear no es de los que precisa periodo de adaptación, veremos si controla la ansiedad y la experiencia de jugar en el puesto de base le ayuda a interpretar mejor situaciones determinadas del juego. Su rendimiento aumentará si Orenga apuesta por un juego rápido.

- El reto de Rudy. La temporada de Rudy Fernández ha dejado una sensación de “sí pero no”. En el Campeonato de Europa tendrá la oportunidad de despejar dudas sobre su evolución como jugador y ser el referente del equipo junto a Calderón y Marc Gasol. En especial prestaremos atención a su lanzamiento exterior, no sólo en lo que se refiere al acierto sino a lo habitual que viene siendo la mala selección que está realizando. Sin duda, una oportunidad para reencontrarse con su mejor versión.

- Claver, ¿por fin? Tengo gran curiosidad por ver si Víctor Claver es capaz de dar un paso adelante. Ya son varias convocatorias donde la palabra que define su presencia es “intrascendencia” y ésta no debería ser igual. Fundamental, en su caso, que en los partidos de preparación demuestre evolución, personalidad y atrevimiento.

- El juego interior. Las ausencias se acumulan en las posiciones interiores  y es lógico afirmar que el equipo pierde gran potencial. Por contra, veremos mayor capacidad para abrir el campo con jugadores como Gabriel y Aguilar, la solidez que siempre aporta Xavi Rey y contamos con la garantía que supone tener a Marc Gasol que quizás deberá asumir más tiros que nunca en la selección. Ilusionante la presencia de Aguilar por el test que supone el Europeo de cara a futuras convocatorias, justa la presencia de Gabriel por su buena temporada y por el reconocimiento a una trayectoria e interesante la aportación que pueda realizar un jugador como Xavi Rey que puede ser muy útil por su entrega defensiva y su capacidad para rebotear, siempre necesaria en estos campeonatos.

- Las ausencias. En mi opinión la lista es poco cuestionable aunque entiendo que pueda generar debates. La presencia de Mumbrú no debe extrañar si hemos seguido su temporada, y la ausencia de Rafa Martínez cobra sentido desde el momento que se llevan tres bases y se apuesta por LLull de escolta. No ha sido el mejor año de San Emeterio pero conoce al grupo y es un buen competidor y, por dentro, Nacho Martín ha realizado méritos para ir convocado pero Aguilar es una alternativa para más años, Xavi Rey es necesario para defender a jugadores más físicos y Germán Gabriel ofrece un perfil más polivalente. No sería injusta la presencia de Martín pero tampoco lo es la presencia de las elecciones de Orenga.

- El caso Mirotic.  No distingo la ausencia de Mirotic del resto de bajas voluntarias. Tampoco entendería comportamientos revanchistas que evitaran que el jugador pudiera cumplir su deseo de jugar con Montenegro, si fuera el caso. No está y no quiere estar pero no pensamos que, en su momento, pudo y quiso estar y no se le citó. Respeto para su decisión y a centrarse en los convocados.

Por cosas como éstas

Mircoles, 13 Marzo 2013

Andan las cosas movidillas en el baloncesto nacional, se cuentan con los dedos de una mano (¿y sobran?) los equipos que pagan al día, se empieza a tener la sensación de que muchos partidos tienen poca o ninguna trascendencia y aquella prometida renovación, reinvención o revolución, que de todas las maneras se llamó, de la que tanto se habló hace un par de temporadas se ha quedado en nada. Es tiempo de espantadas, de equipos que no pagan pero fichan, de partidos en streaming entre el primer y el segundo clasificado y de batallas por evitar la desaparición, aunque se disfrace con la palabra descenso.

Y aún así, todo esto sigue mereciendo la pena porque siempre quedará el juego y esos detalles que merecen recuperarse de cada jornada. Comparto algunos de los últimos que más me han llamado la atención.

Qyntel Woods. Woods es uno de los jugadores de más talento de la competición que juega en uno de los equipos que mejor pueden aprovechar sus cualidades, Lagún Aro de San Sebastián. Las cualidades técnicas del jugador norteamericano le valdrían para jugar en cualquier equipo de Euroliga, pero hace mucho tiempo que a sus habilidades no le acompaña cierta voracidad competitiva. Aún así, cada partido deja dos o tres cositas de esas en las que de repente te ves de pie y no sabes por qué. Un lujo con cierto aire de culto, de esos con los que a veces hay que cerrar un poquito los ojos cuando defiende o eso que hace cuando su equipo no ataca.

C.B Canarias, EQUIPO. Si nos fijamos en los resultados del conjunto dirigido por Alejandro Martínez, su temporada debe calificarse como excelente. Si analizamos su juego la valoración anterior se queda bastante corta. Su apuesta por consolidar un sitio en esta liga no pasa por la especulación sino por la rebeldía y por asumir que las limitaciones no son impedimentos. Ganan y pierden pero casi siempre juegan bien.  Que nadie olvide que no sólo los equipos de Euroliga hacen grande una competición sino actitudes como las que transmite C.B. Canarias.

Manresa, porque sí.  Entenderé que a alguno le parezca presuntuoso incluir a BasquetManresa en una lista de este tipo, pero uno tiene memoria y mucho respeto hacia la trayectoria de un equipo y un club admirable, plataforma de lanzamiento de muchos buenos jugadores de esta competición y por qué no decirlo de otros muchos nombres que sólo tendrían la opción de jugar en una liga tan complicada como la española en el equipo catalán. Me gusta de Manresa hasta su último fichaje, Nemanja Aleksandrov, jugador deslumbrante en categorías inferiores, castigado por las lesiones y por prematuras expectativas que, como otros muchos, puede encontrar en la localidad catalana un lugar adecuado para poder mostrar todo su potencial.

El PARTIDO. El Caja Laboral-Real Madrid fue algo extraordinario. Dos equipos por encima del 50% en tiros de campo, momentos puntuales de brillantez de todos los grandes jugadores que se juntaron. Que si empieza golpeando Nocioni, coge el testigo San Emeterio y siempre está Nemanja Bjelica, ¡ talentazo¡ pero el Real Madrid sigue a lo suyo, confía tanto en su método que cualquier desventaja le parece poca, y aparece Rudy, el mejor Rudy, muchos puntos y pocos gestos, se suman por momentos los bases y como casi siempre está Carroll y su punto por minuto, pues eso, el juego, siempre el juego al rescate.

España de aquí a Londres

Viernes, 23 Septiembre 2011

Cuesta despedirse de España, es como los amiguetes del verano que no volverás a ver hasta dentro de un año y con los que has pasado grandes momentos. Es hora de volver a la rutina, a nuestra liga ACB o Endesa, a nuestra NBA con su “Lock Out” y esa Euroliga apasionante con la irrupción de los turcos y su dinero.

En ese “Hasta luego” particular que decimos a la selección, aún quedan algunas reflexiones sobre este equipo legendario y algunas incógnitas por resolver hasta que volvamos a encontrarnos. Miramos con enorme ilusión al próximo verano y al gran objetivo de nuestro baloncesto, ganar unos Juegos Olímpicos. Sin duda, lo merecemos y sería un magnífico homenaje para aquellos chicos de Los Ángeles 84, los que señalaron el camino,  y una justa reivindicación para el actual grupo de jugadores después de su partido legendario en Pekín. (more…)