Blogs

Entradas con etiqueta ‘Tavares’

Entrantes de lujo

Viernes, 16 Febrero 2018

Buen nivel en los dos primeros partidos de la edición 2018 de la Copa. Dos partidos dominados por patrones distintos y que se decidieron por pequeños detalles. Se confirma el crecimiento y el buen momento de juego de Iberostar Tenerife y el favoritismo de un Real Madrid capaz de superar un gran partido de Unicaja de Málaga.

Iberostar Tenerife cimentó su victoria en una defensa intensa pero, sobre todo, muy inteligente. No le preocupó que Pleiss tuviera opciones de tiros lejanos o que el balón pasara más tiempo en las manos de Abalde y Sastre que de Green o San Emeterio. Durante la mayor parte del encuentro, los ataques de Valencia Basket transcurrieron sin el timing adecuado y con sus mejores jugadores desconectados de las situaciones en las que son más productivos. Hay que dar mucho crédito al equipo canario que no dejó sus méritos exclusivamente en el campo defensivo. En ataque, los de Fotis Katsikaris eligieron con mucho criterio el ritmo más adecuado a cada momento, hizo un buen uso del dribling y exprimió al máximo las medidas del campo para castigar las buenas rotaciones defensivas de Valencia Basket.

El empuje de Iberostar Tenerife es un síntoma muy positivo para nuestro baloncesto y un reflejo de la calidad de la Liga Endesa en comparación con otros países europeos. Hay vida, y mucha, más allá de los equipos de la Euroliga que también indirectamente se benefician de la exigencia a la que se ven obligados por los progresos de Iberostar Tenerife, Herbalife Gran Canaria, Montakit Fuenlabrada o conjuntos que no están en esta edición como UCAM Murcia y Morabanc Andorra.

Unicaja y Real Madrid disputaron un partido atípico para unos cuartos de final. Aquello de los nervios y la tensión del primer partido quedó en un plano inexistente y ambos conjuntos jugaron con una lucidez extraordinaria. Cada minuto de duda se castigaba con parciales contundentes y eso llevó a un partido igualado hasta el último cuarto donde Unicaja parecía llevar la mejor “mano” para ganar la partida. En ese momento Laso decidió dejar de mirar a otro lado con los despistes defensivos de Doncic y metió en el campo a Taylor. Un atrevido movimiento que respalda el primer principio de cualquier remontada que pasa por mejorar el rendimiento en defensa. Bajo el liderazgo de Campazzo, los detalles de Rudy Fernández y la mano de Thompkins el Real Madrid demostró más callo en las jugadas decisivas mientras que a Unicaja le entraron ciertas dudas.

Me quedo con varios aspectos del partido como el enorme encuentro de Carlos Suárez, el impacto que ejerce Alberto Díaz sin necesidad de lanzar a canasta y los progresos en el tiro de Waczynski. Preocupante para los andaluces el poco peso en un encuentro tan importante de Nedovic y Augustine, llamados a ser dos referentes de este equipo.  El Real Madrid confirmó su condición de favorito superando un partido tan acertado en el lanzamiento exterior de sus rivales. No tendrá un camino de rosas hacia el título sobre todo si no recuerda que sus mejores momentos en la temporada han venido desde el esfuerzo y la solidaridad defensiva. Espero la mejor versión de Doncic en el siguiente encuentro y seguiré disfrutando del impacto de un Tavares que recordó a Shermadini que ya no es tan fácil hacer puntos por dentro al Real Madrid.

El primer plato de la Copa ha dejado buen gusto y ganas de más. Objetivo cumplido. Vamos a por el resto.

La sonrisa del maestro

Jueves, 9 Abril 2015

Mira que el partido tuvo momentos interesantes y la gesta de Gran Canaria merece de por sí todos los elogios, pero siempre asociaré el encuentro que clasificó al “Granca” para la Final de la Eurocup con  esa imagen de Aíto García Reneses retirándose en soledad a los vestuarios mientras sus jugadores celebran eufóricos su hazaña.

Esa medio sonrisa que acompaña su pausado caminar mientras mira al público y les aplaude agradecido, es la imagen que explica por qué un señor que ha conseguido todo tiene la motivación de seguir enseñando y disfrutando de una profesión que le debe muchísimo. Y reconozco que yo soy de los que en su momento pequé y en algún instante de las aventuras andaluzas de don Alejandro llegué a pensar aquello de “qué necesidad”, porque  quizás había perdido algo de poder de transmisión a los grupos. Afortunadamente, el tiempo nos ha permitido la oportunidad de seguir disfrutando de las ideas de un técnico particularísimo, al que, como tantos otros, no se le ha valorado en su justa medida.

Hay en esta etapa de Aíto todas las ideas que han marcado su trayectoria adaptadas a su propio ciclo vital. Sus gestos están medidos porque no tiene necesidad de atender a más factores que a los necesarios, enseña más que entrena y logra inculcar a sus grupos las ideas que han definido su trayectoria, trabajo en toda la cancha, ritmo alto de juego, poco espacio para la ausencia de actividad  y esa habilidad para pulir talentos. Este “Granca” de Aíto es un dragón de tres cabezas, las de su técnico y las de dos bases nacionales ideales para construir grupos sólidos. Albert Oliver y Tomás Bellas son parecidos, a la vez que complementarios,  y  tienen su mejor cualidad en que cuesta encontrarles alguna carencia. El reto que les espera en la final es mayúsculo con el base de Khimki, Tyrese Rice, habituado a ser decisivo en encuentros de máxima trascendencia.

El mérito de Gran Canaria viene determinado también por el camino escogido para afrontar los retos. Nada de esperar a que el otro falle sino una clara intención de llevar la iniciativa en todos sus partidos y de exprimir al máximo los recursos de los que dispone la plantilla. Un equipo sin figuras, con un proyecto de estrella como Tavares, que ya ha marcado diferencias en muchos partidos,  y con muchos jugadores ambiciosos con ganas de no dejar pasar la oportunidad de vivir un momento excepcional en sus carreras. El nuevo ciclo del club después de abandonar el Centro Insular de Deportes no puede comenzar mejor y, seguramente, la plantilla seguirá creciendo después de esta dosis de confianza para poder disputar los Play Offs de la Liga Endesa. Y ahora vendría aquello de que la final ya es un premio y todas esas cosas pero no pienso escribirlo no sea que, por casualidad, le de por leer este blog al entrenador de Gran Canaria, a ver si os vais a pensar que por no pasarse todo el partido gritando o con un pie dentro de la cancha no le gusta ganar más que a nadie.

La Copa en ocho nombres

Mircoles, 18 Febrero 2015

Las últimas ediciones de la “Copa”  han alejado a esta competición de ciertos tópicos que la venían acompañando. Aquello de “la competición de las sorpresas” o “la plataforma de lanzamiento de nuevas estrellas” ha dado paso en los últimos años a desenlaces más previsibles y a demasiados encuentros, sobre todo de cuartos de final, resueltos demasiado pronto. Tengo gran confianza en que este año, la igualdad que está presidiendo la Liga Endesa, pueda trasladarse a la Copa del Rey y aquellos conjuntos que están haciendo de la rebeldía y el desenfado su seña de identidad sepan agarrarse a la oportunidad única que supone disputar una competición tan atractiva.

Claro está, que favoritos, solo hay dos, Real Madrid y Barcelona pero equipos como  Bilbao Basket o Joventut se merecen refrendar en Gran Canaria el enorme mérito de su rendimiento en la temporada y la personalidad que tienen sus respectivas propuestas de juego. Por tanto, la primera incógnita de esta edición viene determinada por cómo afecta la entidad de la competición y su formato a conjuntos que se han establecido en la élite de nuestro baloncesto a través del riesgo, la valentía y la determinación en creer en sus propuestas para superar sus limitaciones.

Además de cómo afecta el formato de la Copa a los distintos equipos, uno intenta imaginar en los días previos cuáles pueden ser los distintos protagonistas de cada conjunto. No son necesariamente los mejores jugadores de sus equipos, o sí en algún caso, pero por debilidad personal o por su impacto en el rendimiento de su grupo, este año estaré atento a estos nombres.

- Justin Doellman. Si nos preguntan por el rendimiento de Doellman en el Barcelona no tendremos una respuesta muy rápida. Diría que el norteamericano se ha dejado llevar por la dinámica del equipo y, a las buenas, ha destacado y en los peores momentos no ha dado un paso adelante. Su versatilidad debe marcar diferencias en el puesto de “cuatro” aunque hay ciertos momentos en los que no parece al nivel defensivo de sus compañeros. La Copa puede darnos algo de luz sobre el impacto de Doellman en el Barça.

- Jaycee Carroll. Los esfuerzos de Pablo Laso por recuperar a Carroll para la causa parece que empiezan a dar sus frutos y el escolta está empezando a dar señales de vida. Ayuda que alguna vez empiece de inicio y no tenga siempre que “meterse” en los partidos sobre la marcha. Los rivales tienen como consigna clara jugar contra él para aprovecharse de su debilidad defensiva pero un Carroll enchufado y con confianza compensa esa limitación.

- Nemanja Nedovic. Esperaba algo más de Nedovic. Cuando Valencia anunció su fichaje pensé que tendría un impacto inmediato y que el estilo de juego del Valencia Basket iba a favorecer a sus cualidades. Es cierto que parece que está progresando en las últimas semanas pero aún es un jugador poco sólido, con tendencia a tomar decisiones equivocadas. Si los valencianos quieren sorprender al Barcelona, Nedovic se antoja fundamental para intentar igualar la aportación de la pareja Huertas-Satoransky.

- Raúl López. Porque sí. Ya es hora de dejar de aludir a aquello de “lo que podía haber sido sin lesiones” y disfrutar su talento, sus detalles técnicos y la pasión con la que vive cada minuto que juega.

- Carlos Suárez. El pegamento de Unicaja. Jugador imprescindible para Joan Plaza. Un buen momento para recordar a todos que sigue aquí, que es un jugador muy útil y que merece volver a estar en la terna de “seleccionables”.

- Tariq Kirksay.  Un tipo ejemplar, el rey de los intangibles que ha encontrado en Badalona el lugar perfecto para seguir disfrutando del baloncesto. Da la sensación de que está en el partido un poco de paso, como el que juega una pachanga con sus amigos. Pero ese desenfado no puede ocultar la realidad de un competidor tremendo que ha dejado buenísimos recuerdos en todos los equipos de nuestra Liga en los que ha jugado.

- Steven Jelovac. El CAI Zaragoza vuelve a estar presente en la Copa del Rey. Conviene recordarlo y valorarlo en su justa medida por el mérito que supone la estabilidad entre los mejores. Jelovac se ha consagrado en pocos meses como un referente en un equipo que necesitará mucho más que la aportación del jugador serbio para derrotar al Real Madrid en su cruce de cuartos.

- Walter Tavares. Me gusta la progresión de Tavares. Creo que las carreras largas se consolidan con pasos pequeños y el gigante de Cabo Verde cada vez muestra más seguridad en la cancha. Quién sabe si será su última Copa antes de su aventura en la NBA pero lo cierto es que apetece y mucho disfrutar de sus progresos y de ese duelo con Savané donde el veterano jugador de la Penya a buen seguro que le dejará de recuerdo algún otro truquito para llevarse en la maleta rumbo a Atlanta.

Perdedores, pero no tanto

Mircoles, 4 Junio 2014

Interesantes (y muy  clandestinos) Cuartos de Final de la Liga Endesa. La eliminatoria “estrella” resultó todo un fiasco porque Baskonia dejó de creer en sus posibilidades en los primeros minutos del segundo partido y el Barcelona no desaprovechó el regalo para regalarse varios días de preparación para su tremendo choque de semifinales. El resto de emparejamientos ha deparado muchos momentos de interés y curiosamente ha reforzado la posición tanto de ganadores como de perdedores, que han encontrado en estas eliminatorias muchos motivos para asentar sus diferentes proyectos.

La mencionada derrota de Caja Laboral cierra una temporada bastante discreta del equipo vasco. Es cierto que durante el año ha tenido arrebatos de gallardía que defendían el prestigio de un club indispensable en el crecimiento de esta competición en la última década, pero el equipo ha carecido de continuidad tanto en su juego como en su entusiasmo. Muchas voces avecinan una renovación profunda en Vitoria, los recursos económicos no son los de otras temporadas y habrá que acudir a la imaginación, al arrojo y a esa ambición que fue el motor que elevó a este club a ser referencia del baloncesto europeo. Parece que no será Sergio Scariolo quién dirija el nuevo proyecto, ni tampoco Sito Alonso, veremos si Querejeta acierta con un técnico que logre ser referencia y estímulo para los jugadores que permanezcan, sepa integrar a las nuevas incorporaciones y se atreva a dar salida a los jóvenes con calidad con los que cuenta en las categorías inferiores el Caja Laboral.

El sabor de la derrota del Cai Zaragoza frente al Real Madrid es poco amargo. El equipo dirigido por José Luis Abós ha competido de manera admirable en los dos partidos. Este es un equipo que merece mucho respeto porque los dos encuentros han dado para que en un momento determinado el Cai bajara los brazos pero su empeño en mantenerse con opciones ha sido admirable. Lo más importante que se puede decir del club aragonés es la sensación que transmite que nos hace pensar que estamos ante un proyecto bien construido, medido, ambicioso y capaz de regenerarse temporada tras temporada.

 Cai Zaragoza ha llegado para quedarse y lo mismo se puede decir de Herbalife Gran Canaria. Su eliminatoria contra el meritorio Unicaja de Joan Plaza ha sido dura, de esas en las que cada canasta deja litros de sudor en el camino. En el desenlace ha tenido mucho que ver el factor cancha y el mayor talento de los jugadores de Unicaja. No hay ningún motivo para pensar que los canarios no estarán dando guerra la próxima temporada sobre todo si mantienen el núcleo de jugadores principales (esa pareja de bases Oliver-Bellas está pero que muy bien) y logran incorporar algún jugador con buena capacidad para generarse sus puntos en posiciones exteriores. Otra conclusión del Play Off es que Tavares está muy bien, tiene un potencial tremendo y también que otra temporada en las Islas le vendría de maravilla.

Aíto y punto. Cajasol ha obligado a Valencia Basket a luchar hasta el último minuto por estar en semifinales. Nada que reprochar a un conjunto que en sus dos últimos partidos del curso se desenvuelve de manera tan admirable. Aíto ha conseguido que sus jóvenes jueguen y compitan, ganarse el respeto de todo el mundo del baloncesto y algo mucho más importante e impagable, hacer de su club un referente para aquellos jóvenes que busquen una oportunidad para su talento. Todos los elogios se quedan cortos para técnico y plantilla y por qué no decirlo también para unos dirigentes que en estas dos temporadas tuvieron la paciencia suficiente para seguir apostando por una idea representada en el técnico cuando las derrotas abundaban más que las victorias.

De “Cuatros” y “Cincos”

Mircoles, 26 Febrero 2014

Camina la temporada en ese momento post Copa del Rey donde se termina de definir por qué luchará cada equipo de la Liga Endesa. El Real Madrid se empeña cada semana en quitar emoción a la disputa por el primer puesto de la Liga Regular (algo que seguramente le valdrá para gestionar los partidos de diferente manera cuando la Euroliga entre en su fase decisiva) pero afortunadamente todavía son muchas las cuestiones por resolver.

El transcurrir de la competición no evita que empiece a especularse sobre el futuro de determinados jugadores ni que podamos detenernos a analizar rendimiento y percepciones de diferentes nombres. En esta ocasión me centro en la situación de varios jugadores interiores. El centímetro sigue siendo un valor cotizado, quizás más en el mercado que en las propuestas de juego y es por ello que muchos de los debates alcancen a determinados jugadores grandes.

El futuro de Nikola Mirotic tiene pinta de ser el culebrón del final de temporada. No tengo muy claro que al Real Madrid le beneficie que la resolución se demore mucho teniendo lo que tiene por delante pero la sensación general es que, ahora mismo, Mirotic tiene ganas de dar el salto a la NBA y los Bulls estarían encantados de recibirle otorgándole un rol importante. No es de extrañar, por tanto, que se empiece a especular con sustitutos teniendo en cuenta que, probablemente asistamos a que tanto los blancos como el Barcelona compartan objetivos para reforzar un puesto que, ahora mismo, probablemente decanta la balanza entre los dos equipos. Me pregunto si la decisión de ambos equipos estará determinada por los resultados que obtengan esta temporada, esto es, si un título europeo ahorraría prisas y  permitiría al Barcelona apostar definitivamente por Todorovic o que alguno de ellos se fijara en un proyecto a medio-largo plazo como podría ser Porzingins, con todas las condiciones para ser un jugador dominante. La apuesta más segura sería Doellman, aunque la competición agradecería que permaneciera en este Valencia que tanto bien está haciendo este año. En el horizonte apunta Dario Saric, la perla croata que destaca en la Liga Adriática y que tiene en su contra ciertas dudas sobre su carácter y que quizás el esfuerzo por su contratación no se compensaría con una estancia corta por sus opciones de recalar en la NBA.

Mientras parece que habrá lío en el tema de los “cuatros”, la temporada está delimitando y concretando la evolución de “cincos”  muy interesantes sobre los que había grandes perspectivas a comienzos de temporada. El paso de los meses ha afianzado a Pleiss y a Tavares, no ha resuelto incertidumbres sobre Mejri, penalizado por la indudable aportación visible e invisible de Slaughter, y nos ha privado de observar la evolución de Lucas Nogueira, muy condicionado por sus problemas físicos. Pero sin duda, uno de los “cincos” más determinantes hasta el momento ha sido  Shermadini que, probablemente, ha mejorado las ya optimistas previsiones sobre su rendimiento que se hicieron cuando se conoció su fichaje por el Cai Zaragoza. El jugador georgiano ha vuelto a confirmar que los jugadores grandes “rompen” algo más tarde, algo que también ha debido pensar Olympiakos para intentar (y conseguir por lo que parece) recuperarle algunos meses después de que abandonara sus filas. Qué suerte la de algunos que tienen margen para remendar sus errores.

Datos y nombres

Lunes, 27 Enero 2014

El fin de la primera vuelta de la competición siempre es un buen momento para analizar, evaluar y también especular sobre lo acontecido en la Liga Endesa y lo que queda por llegar, que aún es mucho. También, es hora de reconocer el mérito de los equipos clasificados para la Copa, de todos, por supuesto, pero con un plus especial a aquellos proyectos que se confirman en nuestra élite como los de Herbalife Gran Canaria y Cai Zaragoza y a ese grupo de atrevidos inconformistas que han llevado al Iberostar Tenerife a la cita de Málaga. El “corte” de la Copa del Rey de este año ha sido ilustrativo y sólo los ocho mejores han obtenido más victorias que derrotas.

No es que sea mucho de números, ando lejos de considerarme un preso de las estadísticas pero hay datos que merecen ser destacados y que explican la clasificación. En primer lugar, que el salto cualitativo del Real Madrid  de esta temporada viene dado por su defensa, especialmente por la actividad de los jugadores que no defienden el balón. También, me parece llamativo que siete de los ocho equipos clasificados para la Copa del Rey sean los que lideran el ranking de asistencias. El pase, es un elemento poco valorado pero la generosidad de los equipos suele tener recompensa, como ha sido el caso. También el pase es un síntoma de confianza, en la capacidad propia de poner el balón en buenas condiciones en los compañeros y en confiar en los demás para terminar una buena obra. El único equipo de los ocho mejores que no destaca en asistencias es Unicaja y es algo que, seguro, ha limitado al equipo de Joan Plaza de obtener un mayor número de victorias. Los malagueños han cumplido el objetivo de volverse a situar en el mapa en la posición que les corresponde, pero hay momentos de sus partidos en que varios de sus jugadores tienden a un juego demasiado individual que limita las grandes posibilidades del grupo.

Tres pívots en tres estaciones. Podría destacar a muchos jugadores pero me voy a quedar con tres jugadores interiores, de los de verdad, de aquellos que reivindican una posición que bien utilizada marca diferencias. David Doblas está en el otoño de su carrera y ha sido un factor clave en el buen rendimiento de Gipuzkoa Basket. El pívot cántabro es imparable cerca de la canasta donde cada vez tiene más recursos para anotar. Da gusto ver competir a Doblas y cómo condiciona el planteamiento defensivo de los rivales. Tibor Pleiss avanza con paso firme al pleno verano. El jugador alemán es otro ejemplo más, y van muchos, de que los jugadores grandes precisan de más paciencia para afianzar sus condiciones. Su evolución esta temporada está siendo excepcional dejando actuaciones memorables que deberán repetirse con frecuencia para que su equipo dispute los Play Offs. La primavera de Walter Tavares es un verdadero manual de cómo dirigir la carrera de un jugador llamado a marcar diferencias. El de Cabo Verde crece en cada minuto de la competición aprovechando la estabilidad de su club,  la buena mano de entrenadores y compañeros y, sobre todo, una estupenda mentalidad (o eso transmite desde la distancia) que le ayuda a exprimir al máximo todos los recursos de los que dispone para progresar. Si la máxima urgencia de Tavares y los que le rodean es ser mejor cada día y no otra, aquí hay un proyecto espectacular.