Blogs

Entradas con etiqueta ‘Vucevic’

España y los buenos principios

Viernes, 1 Septiembre 2017

Es difícil ser prudente con las expectativas de España en este Eurobasket después del enorme rendimiento de la selección en el partido frente a Montenegro. Conviene hacerlo, sin embargo, porque esto es muy largo y basta un mal día para irse a casa antes de tiempo. No es más favorita España al título después de la victoria frente a Montenegro pero es gratificante reencontrarse con un baloncesto de tan alto nivel que tiene en la solidaridad en ambos lados de la pista su idea principal.

Lo cierto es que, además del excelente nivel de juego, da la sensación de que el equipo acude muy mentalizado en cuanto a aquellos aspectos sobre los que tiene que poner el acento para exprimir al máximo el elemento diferencial que suponen los hermanos Gasol y sus complementarios bases.

El reiterado mensaje de Sergio Scariolo en todas sus comunicaciones respecto a que la suerte del equipo vendrá muy relacionada con el rendimiento defensivo ha tenido una respuesta muy positiva por el equipo. El impacto de Ricky Rubio en este sentido es altísimo por su actividad en líneas de pase y su inteligencia para manejar fintas y ayudas defensivas. A lomos de Rubio y con la protección que ofrecen los Gasol, España ha sabido exprimir todas las carencias de Montenegro, esto es, mal trabajo sin balón, deficiente ocupación de los espacios, poco talento para el pase y nula disposición para jugar a otra cosa que no sea un ritmo cansino en media pista.

Montenegro ha planteado un partido para llevar a España a pocos puntos y se ha llevado casi 100 porque su propuesta no ha hecho sino aumentar la confianza de un grupo que conjuga confianza y humildad en la pista como pocos. El partido ha confirmado el potencial del grupo de Scariolo que tiene la idea clara de jugar a partir de los Gasol, que es mucho mejor que jugar para los Gasol. El matiz diferencial viene dado por el hecho de que técnico y compañeros tienen muy claras la capacidad de Pau y Marc para aportar en muchas facetas además de la anotación y porque están muy pendientes de crear mecanismos que exploten la atención que generan. Conviene detenerse en la madurez de los hermanos Gasol y su extraordinario conocimiento del juego, una vez más. Antes del partido los Vucevic, Dubljevic y Todorovic añadían cierta incertidumbre al resultado. Todos ellos son buenos o muy buenos jugadores que no llegan a la excelencia de los nuestros porque no son capaces de implicar tanto a sus compañeros ni superar el muro mental que les supone no anotar con continuidad.

Si Ricky Rubio ha mandado el primer mensaje respecto a la intensidad, Sergio Rodríguez ha aportado brillantez y un punto más de velocidad en el juego. La solidez de esta pareja es fundamental para España. Los equipos seguirán poniendo a prueba el tiro de Rubio y la defensa de Rodríguez pero ambos llegan en un momento óptimo de confianza que contagian a los que le rodean.

Los objetivos de la primera fase son mejorar automatismos, identificar como camuflar carencias, obtener victorias que faciliten, a priori, buenos cruces y no “perder” jugadores por el camino. Quizás, por tanto, tenga más valor este primer triunfo por el “cómo” que por el “qué”. Todos los jugadores han aportado, se ha protegido el físico de aquellos que tendrán más desgaste y hemos asistido a momentos brillantes de aquellos que tendrán el complicado reto de mantener el nivel de este grupo.

El cascabel de España

Martes, 29 Agosto 2017

¿Exagero si digo que España acude a este Eurobasket con la mejor pareja de bases e interiores de todos los equipos?. Pienso que no. ¿Es por tanto la selección española la máxima favorita para obtener el título? Desde luego, es el combinado que más merece este calificativo. ¿Quién puede ganar a España?. Basta un partido poco sólido en defensa, desacertado en el lanzamiento exterior (los Gasol van a conceder muchos tiros librados) y  un rival con recursos para que los pronósticos no se cumplan.

A pesar de las ausencias de jugadores importantes, hay varios equipos muy interesantes que optan a los puestos de privilegio. Algunos de ellos inspiran más atractivo viendo su plantilla que verdadera confianza en sus resultados y otros, sin embargo, tienen la experiencia y calidad para pensar en ellos como verdaderos candidatos al título.

Entre los equipos que formarían el primer grupo pienso por ejemplo en Letonia, Eslovenia y Montenegro, tres de las selecciones que más me apetece ver en el próximo Eurobasket. Los letones cuentan con un jugador llamado a impactar y dominar las competiciones FIBA en los próximos años (si su compromiso permanece). Kristaps Porzingins  asumirá con 22 años la responsabilidad de intentar llevar a Letonia a la fiesta de los mayores, la lucha por las medallas. Junto al jugador de los Knicks, Timma y los hermanos Bertans lideran la mejor selección letona de siempre. Mi desconfianza hacia Letonia viene dada por esa sensación de que a la hora de la verdad les faltará cuajo, un líder en la pista y dureza defensiva.

Menor talento que Letonia y, por tanto, más dudas, me genera Montenegro  que dependerá de la implicación de Rice y de que sus exteriores puedan elevar su presumible nivel aprovechando la atención que generará el atractivo juego interior formado por Vucevic y Dubljevic.

Eslovenia cuenta con Dragic , Randolph y Doncic y eso ya hace que sea un equipo que merece la pena. La preparación de Doncic ha sido excelente evidenciando progresos en eficacia y velocidad de ejecución en su tiro. El talento esloveno tiene capacidad para jugar de base pero encasillarle tácticamente en esa posición limita a veces sus enormes posibilidades. En sus últimas semanas con el Real Madrid eché en falta verticalidad y atrevimiento para atacar el aro. En Eslovenia estamos asistiendo a la versión más anotadora de Doncic. A pesar de este hecho, no confío en esta selección para las medallas por la falta de regularidad de su juego interior y por su nivel defensivo.

Igual se cuela alguno de estos equipos en la lucha por el título pero veo un escalón por encima a Serbia, Grecia, Lituania, Croacia y Francia. Me atrevo a descartar para algo más que victorias de prestigio en la primera fase a Turquía, Alemania (con algo de prudencia), Georgia y a las irreconocibles Italia y Rusia.

 Las bajas de Teodosic y Antetokounmpo cambian la dimensión de Serbia y Grecia. Serbia dependerá de Bogdanovic pero merece un margen de confianza por sus buenas últimas actuaciones. Jovic tiene una oportunidad para demostrar que en él Serbia tiene otro  base de nivel para muchos años y habrá que seguir el impacto del gigante Marjanovic en su primera experiencia internacional de gran nivel con Serbia. Grecia cuenta con físico, experiencia y, a buen seguro, una de las mejores defensas del campeonato pero quizás le falte algo de creatividad en el juego exterior. Los griegos suelen mostrarse más sólidos en los partidos de “grupo” que en los cruces decisivos, veremos si cambia la tendencia. Lituania siempre juega mejor de lo que “pinta” su plantilla pero no descartaría que este fuera el año donde se ajustaran expectativas a resultados. Croacia tiene problemas en el puesto de base pero cuenta con uno de los más firmes candidatos a MVP del evento, Saric. Por último, Francia presenta una selección muy competitiva a pesar de las numerosas ausencias. Es el equipo con mejor fondo de armario de Europa. Su trío de bases y su capacidad atlética son avales para considerarles candidatos sobre todo si De Colo se parece al de las últimas temporadas en CSKA. Tengo interés particular en ver si Edwin Jackson, en su primer Eurobasket,  se hace con un hueco importante en la rotación y si Seraphin está en la suficiente forma como para enfrentarse a los buenos pívots que ofrece el campeonato.

Dentro de poco se acabarán las especulaciones y comenzarán las certezas. ¡ A disfrutar ¡