Blogs

Entradas con etiqueta ‘White’

Un equipazo

Martes, 2 Mayo 2017

El triunfo de Iberostar Tenerife en la Champions League organizada por la FIBA es un éxito incuestionable que consolida el proyecto del equipo canario y confirma su buen hacer en los últimos años.

Desde que Alejandro Martínez, actual técnico del Real Betis, consiguió superar la travesía de las competiciones FEB e  instalar al equipo en la  ACB, el “Canarias” ha seguido progresando hasta conseguir este importante hito en el que también ha tenido mucho que ver la personalidad y el sello que ha impuesto su entrenador, Txus Vidorreta.  El técnico vasco ha creado una dinámica en la que el colectivo es lo más importante y donde la ambición y el deseo son  imprescindibles para que el grupo luche por los primeros puestos de la Liga Endesa con algunos de los mejores equipos de Europa.

Cuando comenzó la Champions League se percibió que Iberostar Tenerife quería hacer algo importante en esta competición. Además del título en sí, Vidorreta ha logrado consolidar la dinámica ganadora de la Liga Endesa en Europa y ha sabido explotar su momento hasta el final. Cuando un equipo se acostumbra a competir al máximo contra los mejores, logra asentar unos hábitos que son imprescindibles para sacar adelante partidos por pura inercia, incluso sin jugar su mejor baloncesto.

La Final Four disputada en su pabellón ha sido un buen resumen de muchas de las virtudes y valores que definen la temporada de Iberostar Tenerife.

Equipo. Si en las semifinales destacarn Abromaitis y Bogris, en la final fueron White y Grigonis. No hay una estrella en el equipo de Tenerife sino muchos buenos jugadores que tienen capacidad y confianza para dar un paso adelante cuando se precisa. La propuesta de juego del equipo exhibe la variedad táctica que impone su entrenador con movimientos y sistemas que permiten tener a muchos jugadores enchufados y no dejar la suerte del partido en el acierto exclusivo de alguno de ellos. Me gusta mucho el  uso del tiro de tres puntos que hace Iberostar Tenerife. Entiende la importancia de este concepto en el juego moderno porque tiene muchos jugadores con capacidad para lanzar pero también pone mucho celo en que la circulación de balón proporcione buenas situaciones de tiro. No se ven malos tiros en el equipo canario.

Defensa.  No ha sido ajeno Iberostar Tenerife a los nervios típicos de una “Final Four”. El número de pérdidas de balón (33 entre los dos partidos) refleja tensión, nervios y un punto de aceleración al que también pudo contribuir la presión de ejercer como local. Para compensar esas posesiones malgastadas, el equipo exhibió una actitud defensiva diferencial. No es casualidad que los canarios sean el equipo que recibe menos puntos por partido en la Liga Endesa. Hay varios aspectos que definen el trabajo defensivo de los de Txus Vidorreta. Sus jugadores son muy versátiles y eso les permiten jugar situaciones de cambios defensivos con garantías, sus bases (San Miguel y Bassas) mandan un mensaje muy positivo al resto del equipo “apretando” desde los primeros segundos de posesión y el equipo entiende que la defensa de un “pick and roll” implica a mucho más que sólo dos jugadores.

Química.  Tiene que haber mucho y buen trabajo desde hace años y una buena labor en el día a día para generar todas esas buenas sensaciones que transmite Iberostar Tenerife. Da gusto ver como Rodrigo San Miguel juega el mejor baloncesto de su carrera y se ha convertido en un tirador sólido de tres puntos, la implicación de los Doornekamp  y Abromaitis, el liderazgo de White, lo bien que complementa Vidorreta a sus “cincos”, Vázquez, Bogris y Niang y la manera en que Grigonis va dando esos pasos para convertirse en la estrella que puede llegar a ser. Todo ello sin contar por lesión con el que estaba siendo su mejor jugador y uno de los mejores de la Liga Endesa como es Javier Beirán, que, a buen seguro, contribuirá a partir de la próxima temporada a más éxitos del equipo canario.

Iberostar Tenerife tiene grandes y próximos retos. El más próximo, intentar conseguir la ventaja de campo en los Play Offs de la Liga Endesa. A medio y largo plazo, el objetivo será seguir asentando un proyecto que cuenta con una afición entregada. De momento, sirvan estas líneas como un pequeño homenaje para un equipo histórico, expresión de un proyecto que viene madurándose desde hace varios años.

Parciales de enero I

Martes, 17 Enero 2017

Terminada la primera fase y definidos los  participantes en  la Copa del Rey de Vitoria (qué mérito lo de Iberostar Tenerife y Morabanc  Andorra),  es buen momento de evaluar el rendimiento de los 17 equipos de la Liga Endesa y aventurar sus perspectivas para la segunda vuelta de la competición.

Paradojas del líder. El actual campeón, el Real Madrid lidera la Liga Endesa y por ello merece todo el reconocimiento. El rendimiento del equipo parece algo menos sólido aunque sus múltiples recursos le han valido para salvar encuentros que caminaban en el alambre. Doncic y LLull figuran dentro de los aspectos positivos, Ayón es una garantía aunque está un pelín por debajo del curso pasado, Randolph es un talentazo que peca de irregularidad y el rendimiento de Carroll y Rudy delimitará el límite del grupo.

La primera vuelta de Valencia Basket ha sido excelente y, bajo mi punto de vista, ha tenido poco eco. Su segunda posición, sus 12 victorias y su nivel de juego merecen destacarse. Consolidarse en la élite es muy difícil y el equipo de Pedro Martínez mantiene su gran nivel del curso pasado. La apuesta de Diot como base titular ha dado sus frutos y es el detalle más destacado de un grupo sin estrellas pero  con un amplio número de grandes jugadores comandados por los incombustibles Rafa Martínez y Fernando San Emeterio.  Me interesa ver la evolución de Van Rossom en la segunda vuelta, antes de su larga lesión estaba a un nivel espectacular y el base belga va apuntando poco a poco que va recuperando sensaciones. Un activo más para el equipo y un reto más para Martínez saber conjugar el liderazgo de Diot, la evolución de Van Rossom y la proyección de Vives.

“Libra por Libra” el mejor equipo de esta primera vuelta ha sido Iberostar Tenerife.  Grandísimo trabajo de Txus Vidorreta que ha logrado superar además adversidades en forma de lesión de jugadores importantísimos como Richotti, Vázquez y Beirán, este último de larga duración cuando estaba siendo uno de los mejores jugadores de la competición. Me parece significativo el paso delante de Rodrigo San Miguel que completa la aportación de Doornekamp y White. Desde su regreso a la Liga ACB, Iberostar Tenerife siempre ha sido un equipo alegre, con buena capacidad para hacer puntos. Su salto de calidad de esta temporada viene dado por su gran rendimiento defensivo y el aumento del carácter competitivo del grupo.

Igual que Valencia  e Iberostar Tenerife, el Barcelona ha sumado 12 victorias. El conjunto de Bartzokas ha mostrado su potencial en varios encuentros pero también ha enseñado demasiadas costuras propias de un equipo en construcción. Rice y Tomic han rendido a buen nivel pero han estado rodeados de muchos jugadores que ofrecen poca certidumbre.  Decepcionante la primera vuelta de Claver después de una Supercopa prometedora. La mala suerte del Barça con las lesiones es proporcional a sus inagotables recursos para asumir traspasos por encontrar sustitutos. Peligrosa inercia de convertir la sección en una “trituradora” de jugadores.

Sito Alonso ha convertido a Baskonia en uno de los equipos más atractivos de ver. El estilo de juego vitoriano exhibe intensidad, ritmo y versatilidad propiciada por las especiales características de sus jugadores interiores. Larkin es un base de primer nivel y Beaubois un “combo” del que cabe esperar algo más de regularidad. Voigtmann está superando las expectativas (por lo menos las mías) y es uno de los jugadores a destacar. Con 24 años, su proyección es tremenda. Dos aspectos a corregir en la segunda vuelta. El primero, mostrar algo más de solidez fuera del Buesa Arena y el segundo que contar con  muchos jugadores capaces de anotar desde larga distancia no pervierta el plan de juego y obvien cierto equilibrio que les posibilite mejores opciones de tiro.

Herbalife Gran Canaria superó sus derrotas iniciales y ha conseguido clasificarse nuevamente con brillantez para la Copa del Rey. No es ninguna sorpresa porque tanto en el banquillo como en la pista, los canarios tienen jugadores experimentados que saben manejarse en múltiples situaciones. McCalebb no es el de sus mejores días pero da un buen nivel, Kuric es una amenaza desde la larga distancia, O´Neale es un todo terreno súper interesante y Pasecniks, junto a Doncic es el jugador con mayor potencial de todos los que habitan la Liga Endesa. El letón es una joya que Casimiro está puliendo con brillantez.

La apuesta de Unicaja esta temporada otorga gran protagonismo a su amplia colección de bases-escoltas que habitan en el equipo.  Los de Málaga son el equipo con mejor porcentaje de tiro de tres de la competición pero acusan cierta falta de continuidad de sus jugadores. Cierto, un día es Nedovic, otro Fogg, y alguna vez, Smith, pero cuesta apostar sobre seguro con alguno de ellos. Buena primera vuelta de Carlos Suárez y de un Dejan Musli necesitado de un recambio de garantías. Creo que Unicaja tiene potencial para acercarse al nivel de Valencia o Baskonia, ese debe ser su objetivo y están dando los pasos correctos para lograrlo.

Morabanc Andorra ha hecho bueno un dogma tan usado y pervertido como válido. Aquello de “dame un base y un pívot y construiré el mundo”  es muy aplicable para los andorranos que han explotado su buen rendimiento en su cancha para clasificarse brillantemente para la copa del Rey. A los mandos de Albicy y con la solvencia de Shermadini, Andorra ha encontrado buena respuesta en Walker, Jelinek y Burjanadze. Es bueno que se mueva el árbol y que más equipos vivan experiencias como la Copa del Rey por lo que no se puede más que celebrar este éxito del equipo dirigido por Joan Peñarroya