Blogs

Pau Gasol

18 Septiembre 2017 por Miguel Ors

Lo importante no es el dinero, lo Importante es tenerlo. Lo importante no es ser viejo, lo importante es sentirse joven. Lo importante no es lo que se ha hecho, lo importante es seguir haciendo.

A Churchill, que yo sepa, no se le daba el deporte, y lo deploraba:

-El deportes magnífico –decía-. Enseña a superarnos y nos enseña algo tan humanamente difícil como reír ante la victoria y felicitar con una sonrisa a quien nos ha vencido.

Qué importante, ¿a qué sí?, es el deporte. Paul Gasol es el otro Rafa Nadal del deporte español. Imposible no admirarlos, imposibles no quererlos, imposible no reír y sonreír con ellos, cuando gracias a ellos reímos y sonreímos.

-Mientras el cuerpo no me diga que no, seguiré compitiendo.

Así se ve Pau. Lo importante es sentirse joven, lo importante es seguir prodigando sonrisas y risas. Pau Gasol, como Rafa Nadal:

-Ya, sí, tengo 37 años – reitera-, pero no me siento viejo.

La selección española de baloncesto sin Gasol –si se me permite la odiosa comparación- sería como el Real Madrid sin CR7 o el Barça sin Messi.

-Oiga, no exagere .Nadie es insustituible.

Frase hecha, frase tópica. Gasol y Nadal son dos espejos. “La vida es como un espejo, te sonríe si la miras sonriendo” (Gandhi). Eso es lo que hacen Nadal y Gasol. Sonreír a la vida para que la vida les sonría. La vida y todos nosotros.

Lo siento. No puedo evitar comparar deporte y política. Quizá porque, como decía Churchill, el deporte enseña a ser mejores. La tolerancia no es otra cosa que saber perder con una sonrisa ante las inteligencias superiores.

–En el deporte de la no política se pugna por la victoria. En el deporte de la política se pugna - por desprestigiar con soflamas y sin estilo al rival –opina un amigo.

Si ahora mismo hay en España un espejo en el que da asco mirarse –a veces- es el Parlamento de los descamisados y desafeitados.

-Y encima demagogos, y la demagogia es la osteoporosis de la democracia.

Gasol, otra medalla en el Campeonato de Europa de Baloncesto para su currículo.

-Yo voy a seguir –declara.- Treinta y siete años, sí, los tengo, pero no me pesan. Me gustaría cumplir los cuarenta años haciendo lo que me gusta, que encima es de lo que vivo. Qué placer poder vivir de lo que le gusta a uno.

Ya lo creo. ¿Es eso felicidad suprema?

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tres grandes

14 Septiembre 2017 por Miguel Ors

Parece que, en cuanto a óptimas opciones de triunfo, los tres “grandes” del fútbol español en la Champions son el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético,

-¿Por qué por ese orden?

-El protocolo de la aritmética nos dice que el Real Madrid es el que más títulos europeos ha ganado, luego el Barça y a continuación el Atlético.

Ver para valorar y opinar. El Atlético, de los tres, es, a juicio de uno, el más conjuntado, el más hecho.

-Gran sastre Simeone.

Ajusta, corta y cose magníficamente. Obvio. Pero, y aquí el puñetero pero (sin peros no hay crítica) al Atlético le falta gol. Cierto es que no conoce todavía la derrota. O empata o gana, en la Liga como en la Champions. Pero su estreñimiento es el gol. El propio Simeone, el otro día, arrugando la nariz, reconocía que hay que mejorar algunas cosas.

-Tiene a Griezmann.

No es suficiente. La cosa del gol, de momento, no acaba de de encontrarla Simeone. ¿Tiene o no tiene goleadores el Atlético? Esta es la cuestión: uno, de momento, no puede asegurarlo. ¿Griezmann? Digo de él que, arriba, en punta, a veces, da la impresión de un solo pez en la pecera del equipo.

-Poca ayuda, ¿no?

Algo así.

El Barça, como siempre, es el repajolero y mágico talento de Messi. Lo dije el otro día y lo repito hoy: el Barça sin Messi, no sería lo que es. El alma, que dijo alguien, es el huésped y compañero del cuerpo. Messi es el huésped y compañero del Barça.

-Coincidencia: al Real Madrid le pasa igual. Su huésped y compañero es CR7.

Por eso son los que son. Si bien los tres, Real Madrid, Barça y Atlético, tienen todavía que encontrar lo que les falta (lo digo por el Atlético)) y ajustar los esquemas. Los tres, sin embargo, tienen cuerpo y alma para generar incertidumbre entre sus adversarios en la Liga como en la Champions.

-Incertidumbre. El fútbol seduce por la sencilla razón de que es incertidumbre, de igual manera que la política asusta por la sencilla razón, también, de su incertidumbre.

-¿Se imagina usted a un Messi en lugar de a Puigdemont en el zarzagán del independentismo catalán?

-Claro que sí. Cataluña sería, como siempre ha sido, benditamente “bona, bona, bonísima”.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Olé Nadal

11 Septiembre 2017 por Miguel Ors

Colosal, inmenso, sí, el cuerpo a cuerpo de Rafa Nadal con el tenis, con el mundo del tenis y con el mundo de los humanos. Lo de ayer de Nadal ganando el Open de Nueva York es gesta de muchas cosas. Gesta plural. Nadal es plural.

-Cuando juego –ha repetido-, pienso en mí. Pienso en ganar. No pienso en ser mejor que mi rival, sino que enfrente hay un compañeror que piensa como yo, que piensa también ganarme.

Nadal es un espécimen fuera de serie. Tengo escrito que es como el Lázaro de los evangelios, con la diferencia de que Lázaro resucitó una sola vez y Nadal lleva años resucitando.

-Qué bien, Rafa, se te da lo de resucitar.

Sonríe y confirma:

-Es verdad.

Con 31 años, sigue estando vivo, vivísimo, sigue siendo magistral y nadie sabe, ni él, cuantos años le quedan todavía de magister y mago en el arte de sorprender.

-Nadal es un embajador del tenis.

Así le ha piropeado su derrotado rival Kevin Anderson, 2,03 metros, qué tío, de inmensa estatura.

Embajador de muchas cosas. Por eso digo que Nadal es plural. Es inmensamente sencillo, es inmensamente humano, es inmensamente amical, es la mente más inmensamente poderosa –tal vez- del tenis.

-Ganarle a Nadal con la mente –dijo una vez Federer- es imposible. La raqueta es su mente.

Antes, cuando la Alta y la Baja Edad Media, también después, los reyes “condecoraban” a sus militares leales y de gesta con títulos como marqués, conde y duque, lo cual que hoy esos títulos “suenan” en los oídos a arcaicos.

-Es bonito ser marqués de Äguilas, está bien, pero no sé, suena a cosa antañona – reflexionó entre amigos, una tarde, Alfonso Escámez apenas recibido el título.

Vicente Del Bosque es marqués también, pero tampoco presume de ello.

-Se sonroja cuando le llaman marqués.

Me lo creo. Nadal es todo eso, marqués, dique, conde y resucitado. Nadal baja a los infiernos y asciende a los cielos de la gloria una y otra vez.

-Qué ángel, pues, Nadal.

Eso también, ángel. Ser divinamente plural.

-Mientras pueda, seguiré jugando al tenis –dice.

Hacer España en el mundo y hacer España en España es lo que él hace. Diplomático del mundo del tenis y de España en el mundo, y sin necesidad alguna de intentar “trocear” la piel de toro de España. Olé, Nadal.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Creencias

7 Septiembre 2017 por Miguel Ors

Una creencia no es simplemente la idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente. Florentino Pérez cree ciegamente en su mente, si no fuese así no seguiría en el Real Madrid.

-Yo tengo clara la idea del Real Madrid que quiero –me confesó hace años, cuando iniciaba su carrera presidencial- , y esa idea me da que pensar. Sueño con ella y ella sueña conmigo.

Su idea: un Real Madrid mandón y poderoso en España y en Europa. Su creencia: que eso, con él, podía ser. Su mente, que diría, de vivir, don Gregorio Marañón (con el don, sí; con el don, al menos yo, expreso usualmente mi rendida reverencia y admiración) es vigorosa y lúcida. El Real Madrid, pues, es Florentino Pérez, de igual modo que Zara y sus otras marcas hermanas son Amancio Ortega.

-Dadme un punto de apoyo y moveré montañas –dijo Arquímedes.

FP y AO, como Arquímedes. Bartomeu, el presidente del Barça, en cambio, está sin punto de apoyo, y encima miente.

-¡No! – ha bufado el plácido Iniesta a la pregunta de si tenía principio de acuerdo con el Barça para renovar el contrato

Bartomeu, en efecto, está empezando a perder el pinto de apoyo del forofismo azulgrana.

-Con otro presidente –me comenta gente de su entorno - , seguro, Neymar seguiría aquí. “Es un presidente de broma”, ha soltado, sorpresiva y doloridamente agresivo, Neymar contra Bartomeu. Enigmática frase. Sería poder desentrañarla desentrañara. ¿Por qué es un presidente de broma? Tampoco ha atinado Bartomeu, por otro lado, con los fichajes que realmente ansiaba. E Iniesta, un bendito de Dios, mosca, o cabreado, como nunca.

-Y en cuanto a Messi, ¿qué?–pregunto.

-Otro cantar. Atado y bien atado, que se dice, no está todavía bien atado

El fútbol de élite es ya en este joven siglo, guste o no, ‘empresa’ tan difícil de gobernar como España.

-¡Exagerado!

-A los hechos me remito ¿Acaso no está cada a día más embolicado el cotarro de los ‘demócratas’ que nos gobiernan?

Creo en las mentes y en las ideas de gente inspirada y lúcida como Florentino y Amancio.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Sí es sí

4 Septiembre 2017 por Miguel Ors

“La filosofía es nivel”, que dice el filósofo; “Isco es nivel”, que proclama unánimemente toda la prensa, tanto la de Madrid como la de Barcelona, y el Bernabéu, el sábado, fue “el hermoso nivel de la unidad”.

-Lo mejor del Real Madrid FP es Zidane. Zidane efluye cordialidad y unidad.

¿Opinión excesiva? No. Zidane aviva en mi memoria el recuerdo del histórico y legendario (uno, por edad, es también algo legendario) Miguel Muñoz.

-No es que yo sea un mago -decía-, mi magia es charlar con los jugadores, con todos, y unir. Lo más difícil de un vestuario es mantenerlo unido, evitar los grupos. Y discutir amistosamente con ellos las discrepancias técnicas y tácticas.

Zidane, más o menos, me parece que es así. Llegó al Real Madrid sin el doctorado de un currículo anonadador. Pero ahí está: ya con un rutilante gaudeamus de títulos.

-El fútbol son goles y títulos, con goles y sin títulos el fútbol no es fútbol.

Contundentemente real. Vean el cabreo que hay en el Barça desde la  ”baja” de Neymar.

-Aspiramos a todos -repite, sin embargo, para consolar y consolarse Bartomeu.

No cala la cantinela.

La masa azulgrana compara al Barça vaciado de Neymar con el Real Madrid de los “nuevos astros” Asensio e Isco, y grita desgañitada:

-¡Bartomeu, dimisión!

Cuando llegó al Real Madrid, Isco, físico extraño, no acababa de convencer. Lento, poco belicoso, despistado… Sin embargo, con el balón en los pies, era lúcido y creativo. Como la constancia y la aplicación forman y afinan, Isco, hoy, es ya definitivamente mágico. El Bernabéu, de rojo en las gradas y de rojo en el césped (rojo en su acepción buena, no en la política), ha subido, por fin, a los altares de la gloria a Isco.

-¡Sublime, otro Messi!

Se oyó, oí. Hasta Piqué -que siempre sea así- fue, a pesar de los pitos de algunos radicales, celebrado. El Bernabéu fue, sencillamente, un “sí es sí” a la selección, brillante; a Isco, brillantísimo, y a la unidad de España: todos con todos, brillantemente. ¿Por qué no engendrará la casta política gente como Isco, Zidane y españoles como los españoles del Bernabéu?

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Mentes pragmáticas

13 Julio 2017 por Miguel Ors

Guardiola se ha enfadado con Alves y el Sevilla, con Vitolo. Curiosa coincidencia: Alves le dio su sí al Manchester City de Guardiola, pero ha fichado por el PSG.

-Pero Alves, ¿por qué me haces eso?

-Yo soy yo y mi conveniencia; y París es París, una gran ciudad, que me gusta mucho, y el PSG me da mucho más dinero.

Duda: ¿qué le gusta más a Alves, la ciudad de París o el dinero de PSG?

El hombre, cuando Ortega, era él y sus circunstancias abstractas. Ahora el hombre es él y su pragmatismo mental.

-El hombre de hoy ya no es exactamente cuerpo y alma, sino cuerpo y mente terrícolamente pragmática.

Así se piensa hoy. El Barça es él y Messi. Bartomeu, el presidente azulgrana, hace unos días, en voz baja:

- Messi es carísimo, pero Messi ‘hace’ dinero.

El Real Madrid es él y CR7.

-Sigue cabreado –me aseguran en el entorno blanco- por los pitos en el estadio y por la flauta fiscal; y desde ayer, además, por lo del yate. “La han tomado conmigo –deplora-. ¿Qué he hecho yo a los españoles para que me traten tan desconsideradamente?”.

Pero como es pragmático, deglutirá el cabreo.

-Los goles de Ronaldo son caros, pero dan títulos.

Pragmático CR7 y pragmático también, pues, el Real Madrid. A lo mejor es verdad el pensamiento griego de de que el hombre es moral por sus temores e inmoral por sus deseos.

Temor de Alves, con 34 años: que a su edad ganar lo que le va a darle el PSG es casi imposible, y piensa:

-Lo inmoral para mí bolsillo y mi futuro sería dar gusto a Guardiola. No.

Vitolo, sencillamente, ha hecho un cálculo similar al de Alves

-Si el Atlético me da más dinero, ¿por qué desdeñar tan sustancioso manjar?

El romanticismo es sentimiento arcaico. Lo fructuoso hoy es una mente aritmética y terrícolamente práctica. El valor de los valores tradicionales, éticos y estéticos, ya no se llevan. ¿Qué es Pablo Iglesias? Él y su coleta, mayormente. ¿Qué pretende con su crin y su facha de obrero? Impresionar y seducir bolivarianamente a los incautos. ¿Qué es Pedro Sánchez? Un ser complejamente plurinacional y asimétrico con más sed de Moncloa que un cocodrilo en los desiertos del Sahara. ¿Qué es Mariano Rajoy? Un gallego genéticamente pachorro que lo fía todo al paso del tiempo.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Fichajes

10 Julio 2017 por Miguel Ors

Estamos, desde que se acabó la zarabanda del fútbol, en la zarabanda de los fichajes. Otra manera de seguir hablando de fútbol.

-El Barça –me cotillea un compañero azulgrana y nada independentista- está cabreado con el Real Madrid.

-Es lógico. El día que no esté cabreado con el Real Madrid, el fútbol perderá atractivo y emoción. El fútbol, como vengo sosteniendo aquí, es como la política. La política del fútbol. ¿Qué es la política? La política es que Sánchez esté cabreado con Rajoy por la sencilla razón de que Rajoy lo golea una y otra vez en las urnas.

-El otro día, sin embargo, se hablaron cara a cara durante más de dos horas y Rajoy, acabada la reunión, habló bien de Sánchez.

-Lógico también. Quien está en la Moncloa es Rajoy: eso, en fútbol, es como ganar la Liga y la Champions. ¿Quién ha ganado este año la Liga y la Champions? El Real Madrid. Por eso está cabreado el Barça.

Yo no sé si el Real Madrid es más que el Barcelona en el extranjero en punto a popularidad y notoriedad. Pero creo que sí.

-Están, según las encuestas, así, así.

-Me alegro por los dos. Los absolutismos no son recomendables, ni en fútbol ni en política. Generan envidia, y la envidia es pecado en fútbol y en política.

-¿Pecado?

-El pecado, laicamente considerado tanto en fútbol como en política, es participar y perder.

La zarabanda de los fichajes, a día de hoy, es también favorable al Real Madrid. Absolutamente favorable: he aquí la razón del cabreo del Barça con el Real Madrid. Los dos han tendido sus pescadoras redes a Ceballos y Theo, y Ceballos y Theo han elegido la red blanca.

-Y el Barça, claro es, se lo ha tomado tan mal como mejillón apresado por gaviota.

-Algo así, en efecto.

La diferencia entre el Barça y el Real Madrid, en la zarabanda de los fichajes, es que el Barça vocea o filtra sus enamoramientos. Lo contrario del Real Madrid. El Real Madrid de Florentino Pérez, si puede (he ahí su estrategia) no presume de pieza cazada o pescada hasta que no la ha pescado o cazado. Astuto y silente en esa técnica.

-La verdad es que sí, la verdad es que, usualmente, se le suele dar bien.

Lo curioso de FP es que no hace otra cosa, últimamente, que “coleccionar” centrocampistas: nueve, creo. Modric, Kroos, Casemiro,Kovacic, Asensio, James, Isco, Llorente, Ceballos. ¡Qué egoísta, y qué quebradero de cabeza para ZZ a la hora hacer la alineación. ¿A quién dejar en el banquillo, a quién no?

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Zanahorias

7 Julio 2017 por Miguel Ors

Zanahoria: palabra puesta de moda por el ministro Montoro.

-¿El del Fisco?

-Exacto.

Vivir y convivir en sociedad, a veces, es tener hacer lo que no nos apetece hacer.

-¿Cómo qué?

-Como no saltarse el disco rojo.

Antipático en la vida es querer llegar a viejo y una vez alcanzada la ancianidad comprobar que la vejez es tan netamente fea, incómoda y puñetera como pagar impuestos.

-Sin en el feo y antipático Fisco –me corrigió severamente una vez un amigo que vive de la fea y antipática profesión de ejercer como ‘ojo de halcón’ de Hacienda-, le debemos cosas tan maravillosas como la Sanidad, la Pensión y otros muchos Bienes Sociales.

Con mayúsculas todos esos parabienes.

-Creo que algo de razón ya tienes – contemporicé.

-No –me replicó-. Tengo toda la razón. Una vida de zanahorias (alegrías), desgraciadamente, es imposible. Vivir es sudar, pasarlas canutas y también, de vez en cuando, por supuesto, comer zanahorias

No me gusta discutir, mayormente cuando detecto que voy a perder. Hay, sin embargo, quien consigue que su vida sea un banquete de zanahorias en forma de goles y millones.

-¿Messi?

-Messi, sí.

La envidia es tan puñetera como el impuesto. El presidente del Barcelona ha dicho que el coste del nuevo contrato del argentino es un secreto entre Messi, el papá de Messi y él.

-Messi -ha destacado- es la madre de todos los iconos del Barça.

No ha desvelado, por consiguiente, lo que Messi va a cobrar. Se airean, al respecto-, cantidades subliminales, casi gloriosas: especulaciones. Exactamente, nunca las sabremos. El fútbol, gracias a la televisión, es la reoca y la repera: una catarata de Niágara de dinero. Messi es un efluvio de espectáculo y de goles, luego de audiencia (dinero).

-Cierto todo eso –me comenta un directivo de club de fútbol- . El problema es otro: que los que son como Messi se aproximan a él por talento y calidad, piden ya, con descaso, la repera de dinero. A ver lo que cuesta devolverle la alegría a CR7.

Fisco, vida, zanahorias.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Sudar honestidad

5 Julio 2017 por Miguel Ors

Si fútbol es futbol (Boskov), política es política (yo). Como se sabe, el fútbol es un híbrido de juego, diversión, emoción, patadas, goles, árbitros corruptos (madridistas, vaya, que escriben algunos de mis compañeros forofos del Barça, a lo Puigdemont, o sea, con insania político/futbolística).

-¿No te cae bien el independentista Puigdemot?

-¿Cómo lo has adivinado?

El fútbol es como la política, y, aritméticamente, tanto en el fútbol como en la política, que diría quien lo dijo, dos y dos no siempre son cuatro. Ser constitucionalista hoy en España es tremendamente enojoso, casi de fachas.

-¿Usted es constitucionalista?

-A rabiar. Creo en la ley, en la razón y en la decencia. No creo por lo tanto en los “desviados” que para justificar lo injustificable tienen pegada a las cuerdas vocales, a todas horas y todos los días, las equívocas expresiones “hay que hacer política” y “derecho a decidir”.

-¿No cree en el dialogo político, no cree en el derecho a decidir?

-Claro que sí, pero siempre que no sean trampas “saduceas” ( que es lo que son) para darle codazos y patadas a la Constitución: lo de Puigdemont y compañía. En el Tour, ayer, el campeón Sagan le enjaretó un codazo de lesión y abandono a Cavendish. Resultado: Sagan, expulsado de la ronda francesa. “Hemos decidido tras ver las imágenes…” (los jueces). Eso es “derecho a decidir” como mandan los cánones que todos debemos respetar, no los “cánones políticos perversos de la conveniencia partidista o personal.

-¿Has leído lo que dice Pedro Sánchez?

-No. ¿Qué dice?

-Le pide a Rajoy, referido al cáncer de la independencia catalán, “una solución política”

-¿Ves? Esa vacuidad me recuerda a Napoleón:”A veces –sostenía-, la política es la fatalidad”.

O, también, la falta de agallas.

En el fútbol, en el deporte y en la política, siempre, siempre, como en el Tour ayer, valentía para aplicar justamente la ley, y arrestos para combatir el “juego” sucio, violento y anticonstitucional.

–¿Por qué será que en verano sudamos, porque será que los políticos (algunos, claro es) no sudan honesta y reflexivamente sus decisiones?

Esto me lo dijo un político que está en el cielo con Bernabéu. Seguro. Era madridista.

-Y los madridistas –decía- cuando dejamos la corteza terrestre, tan áspera, somos premiados con la dulzura de una vida en la que siempre ganamos a los otros.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Izquierdas, derechas

3 Julio 2017 por Miguel Ors

Uno está a la que salta. Lee, escucha, ve la televisión y piensa.

-¿Todo a la vez?

-Según. Hay días que casi sí y hay días que casi no. Depende.

El otro día, un señor, en el autobús (cada día doy más horas de descanso al coche), le decía a otro señor:

-El español antepone el prejuicio de la ideología y el forofismo a la virtud de la reflexión y la objetividad.

Apunté enseguida la frase.

-Qué señor más poco español- me dije.

El español, he llegado a esta conclusión, es hiperbólicamente desconcertante.

-¿Sólo ellos o también ellas?

Los dos. La alcaldesa Manuel Carmena, 73 años, luego una señora venerablemente metida en años, es igualmente desconcertante.

-¿Por qué?

-A ver si no, a ver si tengo o no razón. De los cuarenta y seis millones de españoles, unos treinta y siete son cristianos (cifra más o menos oficial). Y unos tres millones (también según cifra más o menos contrastada) del Arco Iris. ¿Por qué, pues, si la patriarcal Carmena es la alcaldesa de todos los madrileños (presume de ello), suprime el Belén de la Puerta de Alcalá, “mírala, mírala, que cristianamente triste está”, y la engalana en cambio con generoso despilfarro (dinero de todos los madrileños) para que los chicos y las chicas del Arco Iris lo pasen de bomba y zambomba.

-Es que es muy de izquierdas. ¿No es usted de izquierdas?

En fútbol, sí. Mucho. Los futbolistas de izquierdas, zurdos, vaya, hacen felices indiscriminadamente tanto a los forofos de derechas como a los forofos de izquierdas, luego también a mí. Puskas, Gento, Collar, Rivaldo, Maradona, Messi, Saúl… Puskas presumía de su izquierda:

-La quiero como a un hijo. Es tan noble, tan buena… Sólo me da alegrías.

Messi, por lo que leo, también:

-No sé qué favor le he hecho a la vida para que me lo agradezca tan amablemente con un amor de mujer y mi amor al fútbol.

Cuando España tenga izquierdas menos venerables y más serenamente reflexivas, empezará a parecerse a las izquierdas del fútbol y entonces, ni se dude, todos seremos de izquierdas. La vida es una cosa de derechas o de izquierdas, según.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis