Blogs

Macron y Messi

“Bonjour, Macron”. Macron, ayer, en la dulce Francia, fue el Messi de las elecciones a la presidencia de la siempre, repito, dulce Francia. “Bons dies, Messi”. Messi, ayer, salvó al Barça del KO en la Liga, con dos goles de KO al Real Madrid.

Bajitos los dos, Macron y Messi.

-Casi todos los bajitos de estatura, son genios por la estatura de jugadores de baloncesto de sus neuronas.

Leído. ¿Cuándo, a quién? Vaya usted a saber. Macron es un político moderadamente liberal, liberalmente social, socialmente híbrido.

-¿Híbrido?

-Inteligentemente híbrido en cuanto que pica indistintamente en los valores de la derecha y en los valores de la izquierda. Selecciona, mezcla los valores y le sale una tortilla a la francesa ideológicamente al gusto de los votantes galos.

-Le votan porque ni es populista ni demagogo.

“En Marcha” es el nombre de su partido. Nombre raro, ciertamente, pero lo suyo, si se sienta en El Elíseo (todo indica que sí), es hacer marchar a Francia por otros caminos más de todos para todos y con todos, a imagen y semejanza de los “Tres Mosqueteros”.

-Lo mío- dice, piensa, proclama- es desenfrentar, es hacer más solidarios entre sí a mis compatriotas.

Una de sus palabras predilectas, por cierto, es la palabra patria. En España, como se sabe, la progresía de vaqueros rotos y coletas desgreñadas, huye con horror pavoroso de la palabra patria.

-¡Arcaico y fascista palabro! –exclaman.

El otro Messi de ayer fue, naturalmente, el Messi del Barça, gracias al cual la Liga no ha muerto para el Barça. Nadal dice que él no es héroe, aunque lo es, y Messi, que es como Nadal y Macron, tampoco presume de héroe.

-Me limito a cumplir –dice- con mis obligaciones.

La modestia, como se sabe, no es atolondradamente verbenera y verborreíca.

-¿Está usted pensando en esos jóvenes diputados que hablan torrencialmente, sin comas ni puntos, ahogándose?

-Pues sí.

Messi, con las botas, habla sin hacer ruido. Atropella sin empujar, pasmando. Y jamás se queja ni de los árbitros ni de los trastazos que le dan.

-Gracias a Messi, pues, hay Liga.

Para rabia del Real Madrid, sí. De donde se infiere que los bajitos, por causa de la “estatura” de sus neuronas, son peligrosísimos siempre, aun moribundos. Alejandro Magno, César, Napoleón, Macron, Messi.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario