Blogs

Encabronado

Si Cela viviese y viese lo que está ocurriendo en Cataluña o entre Cataluña y el resto de España, diría:

-El país está encabronado.

A Cela, por su vigor macho y enjundia, le gustaba este vocablo:

-Yo –decía también- cuando algo me pone hervir la sangre, grito que estoy encabronado.

España, pues, está encabronada. Hierve mucho la sangre de los españoles. ¿Quién ha puesto a hervir la sangre del país: Rajoy por su sostenida su pasividad, los golpistas Puigdemón y Junqueras o Piqué por su chifladura o manía “tuiteadora”.

-Las redes sociales –me alecciona un sabio en este masificado invento de comunicación e insulto- son ya tan peligrosas como esos desconocidos virus malignos y letales que surgen de pronto,

No soy cliente de las redes sociales.

-¿Por qué?

-Me encanbrona que me insulten sin ironía y con adjetivos zafios.

El otro día, Rafa Nadal, siempre sensible y comedido, dijo:

-Me dan ganas de llorar viendo lo que está sucediendo.

Como a uno. ¿Por qué somos así los españoles?

-¿Cómo somos los españoles?

-Como estoy encabronado, lo diré con encabronamiento: nada demócratas. Los “golpistas” no son demócratas. Son sencillamente “golpistas”, y golpista es el que pisotea la Constitución como un toro la hierba. ¿Miento?

-No, no mientes.

Rajoy. Pasivo. Lo es. Si cuando Artur Más prendió la mecha del separatismo, hubiese actuado, cual bombero dirigente, con el agua de la ley, nadie, hoy, estaría encabronado. “Sin ley –recuerda frecuentemente Rajoy- no hay democracia”. Tampoco hay democracia sin la gónada de la autoridad. “La autoridad es la corona de la ley”, que dijo quien lo dijera.

-Por lo tanto, culpables de lo que hace llorar a Nadal unos y otros.

Si bien, otros más que unos.

Piqué. ¿Debe o no debe jugar en la selección? Piqué es un enfermo “nada” inteligente del “tuiteo”. Piqué, sin embargo, también esto es verdad, con la zamarra roja es tan español como el resto de sus compañeros. Bravo, leal, honrado. He aquí, pues, el “laberinto” Piqué: ¿qué hacer con él? , No opino. Sólo digo que yo también, hoy, estoy encabronado por culpa de la “casta” política.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario