Blogs

Yo o tú

El capitalismo lo inventó un avaro, el socialismo un resentido y el deporte, Dios.

-¿Dónde ha leído usted eso?

Ni lo sé, ni me importa. ¿Es verdad o es mentira.

-Las dos cosas, con matices.

Matices. El mundo del mercado, o del dinero, o de ambas cosas, tiene razones que la lógica seca, dura y pura no siempre entiende.

-Si el mundo fuese lógico, la emoción no existiría.

Comparación: Hamilton y Vittel, tal como lo veo yo, son a la F1 lo que CR7 y Messi al fútbol. Los cuatro ganan, ganan y ganan, últimamente.

-Fernando Alonso, en cambio, no.

Sequía en títulos, también últimamente, de nuestro compatriota, sí. Sin embargo, su imagen, su manera de conducir, su fama es, o sigue siendo, fantanstica.

-Nadie conduce como él –estoy harto de leer-. No hay en el circuito nadie que conduzca con su técnica y su talento.

A sus 36 o 37 años, no es viejo. No está acabado o amortizado, que se dice. Sigue siendo el mejor. ¿Cómo matiza o razona esto el mercado neuronal y dinerario de la lógica?

No lo explica. En el mundo hay muchas cosas –a lo mejor la mayoría de cosas- inexplicables.

-El mundo - dijo un hedonista- es para disfrutarlo, no para explicarlo. Esta es la razón por la que casi todos los filósofos son seres tristes o pesimistas. Piensan en lugar de disfrutar.

McLaren parece que le ofrece 40 millones para que no se vaya, para que siga con ellos a Fernando Alonso. Un pastón. Hamilton y Vettel ganan menos. También Messi y CR7, creo.

-¿Qué tiene Alonso, pues, de oculto o velado para que McLaren lo “ame” tan ciegamente? –pregunto a dos compañeros que saben de esto, que yo no.

Me responden casi al unísono

-Le van a cambiar el motor al coche, y Alonso, con un motor como los que tienen en sus marcas Vettel y Hamilton, es el mejor

Mi curiosidad insaciable:

-La F1 es un deporte de mucho riesgo, exige a veces casi jugarse la vida, y el hombre, conforme suma años y millones s, se hace más bien prudente y conservador.

A la vez los dos:

-Todos sabemos que Alonso, con un motor campeón, es el campeón. No hay que darle más volantazos a la cuestión.

Me lo creo. ¿Por qué no? Ellos saben de F1 y yo quiero que el invento de Dios siga dándonos a los españoles el orgullo de ser españoles, eso que tanto nos regatean muchos políticos.

-Es que la política, como se sabe, no es una pugna de “tú y yo”, sino una pugna ambiciosa de “yo o tú”. En el deporte, en cambio, también la pugna es de “yo o tú” pero sin la pecaminosa ambición de joder a los ciudadanos.

Vivir, por lo tanto, es el “deporte” de aprender algo o mucho todos los días.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario