Blogs

España 155

Leo siempre con deleite a Javier Reverte. Reverte expresa con el corazón lo que sinceramente piensa su caja neuronal. Ha sin embargo quien amordaza al corazón para que no diga lo que piensan sus neuronas.

-Son los fariseos.

Javier –hace tiempo que lo deduje de la lectura de sus libros-, Javier, digo es un tío que sabe que la vida no es como la describen los escritores rosas o virginales. Esta semana, en ABC, Javier escribe que “el ser humano es, ante todo y en líneas generales, un hijo de puta” Matiza a continuación:” Luego, ya en detalles, puede ser también otras cosas”.

-¡Qué bravo!

Honradamente realista. Lo del 155, por ejemplo, ¿es o no es una putada? El famoso, y ya popularizado artículo 155 de la Constitución, es un artículo legal. Aplicarlo, no es “joder” a los catalanes ni un “golpe” del Gobierno español contra los catalanes, que dice el demediado cerebral Echenique de “Podemos”, para quien Rajoy es un pirómano, tóquense la flauta El 155 lo único que nos dice, que les dice a los no menos demediados políticamente Puigdemont y Junqueras es que sin ley la democracia es quimera, pendencia, desastre.

-¿Es usted demócrata?- pregunta un peatón en el autobús.

Me contesta el interpelado:

-Claro que sí. Yo estoy con el 155.

Pues eso. Cuando aquello (franquismo), se decía, decíamos los viejos de esta piel de toro llamada España que España era una y grande (suprimo lo de libre, pues libre no era: esa era la putada de aquello). Era lo que queríamos, pues, y lo que queremos que siga siendo: una y grande, lo cual, sin Cataluña, no es posible.

-Escribe usted, también, como Reverte, con el corazón, sin cobardía neuronal.

Como debe ser: deber, dicho sea al paso, de todos los periodistas no ideologizados. Las ideologías a rabiar (Podemos, la CUP y todas esas malas hierbas) son las putas avispas y las putas sanguijuelas de las democracias.

-Diga usted que sí.

Gracias.

155, qué cifra metafórica, también deportivamente. Deportiva y metafóricamente qué “legales” son nuestros deportistas, todos: en fútbol, en baloncesto, en atletismo, en motociclismo, en golf, en tenis, natación… Tíos 155, a carta cabalísima. Eso es lo que queremos todos los españoles que pensamos, como Reverte, con el corazón: una España 155, esto es, legal, limpia y desintoxicada de oportunistas y gente marca Puigdemont/ Junqueras.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario