Blogs

Ser demócrata

¿Qué es ser demócrata? La verdad: no lo sé. ¿Es demócrata el diputado Pablo Iglesias, tan versátil y ambiguo? Si él es así y yo no soy así, ¿quién es demócrata, él o yo?

-A lo peor ni tú ni él.

Si yo quiero una España con Cataluña y Junqueras, no, ¿quién es demócrata, él o yo?

-No lo dudes: tú.

Cuando habla en el Congreso de los “payasos, los tenores y los jabalís” (Ortega), el diputado Tardá, catalán/ no español, dice cosas tan asombrosamente chocantes y tan chocantemente asombrosas, que yo, en seguida, digo, me digo:

-Si este señor es demócrata y yo no comparto en absoluto lo que proclama, ¿quién es el demócrata, él o yo?

-Tú, en cuanto que tú respetas el catecismo de la Constitución.

A veces, me pasma también la pareja de Pablo Iglesias, la aparentemente frágil Irene Montero. Revoltosa, aguerrida, monilla.

-Mi lógica política no es la suya –rumio para mis adentros- . Cuanto dice es quimérico e irracional. Y sin embargo, ocupa escaño en el hemiciclo de los demócratas con salario del Estado. Yo, en cambio, soy un simple votante de papeleta y urna cada cuatro años, esto es, un ciudadano pacotilla.

Un día, siendo yo joven, leí en un libro de Poncela que el político es un señor enredador que se pasa la vida tocando el pandero de la demagogia.

-Qué observado sagaz era el gran Poncela.

Poncela, en efecto, de vivir hoy, en lugar de asombrarse, escribiría delicias nihilistas contra los políticos y diría una vez más:

-No se pescan truchas en la Puerta del Sol, en la Puerta del Sol se pescan a lo sumo peligrosos bolivarianos podemitas.

Algo así. Lo que sí tiene claro uno es que hay más democracia en el fútbol que en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo. Y en el Parlamento (escribo en castellano) de Barcelona.

-En el fútbol, oiga, hay árbitros, y los árbitros son los políticos del fútbol. Por eso, usualmente, no se habla bien de ellos.

No había caído en ello. Un día, un político cojo de la pierna izquierda –vive todavía- me dijo:

-Me he dado de baja en el “partido” y me he hecho socio del Atlético. Me siento mucho mejor.

Ser demócrata, ¿qué es? Para mí, ser demócrata es amar a tu país ante todo, en lugar de dividirlo, y amar al prójimo, en vez de inquietarle. Hoy los españoles, creo que todos, estamos tristes por el cisco separatista que “nos” han organizado en Cataluña unos “demócratas” despreciables y fuleros. ¿Ser demócrata es ser como ellos? Yo, desde luego, no soy como ellos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario