Blogs

Colón y Puigdemont

Colón descubrió América y Puigdemont ha descubierto Bruselas. Colón, con sus idas y venidas al Nuevo Mundo, se lo pasó pipa. Puigdemont, en cambio, no creo que se lo esté pasando de de rumbas y sardanas en Bélgica.

-Es que en Bruselas hace mucho frío siempre. El pobre Puigdemont, desde que llegó, se acuesta también con la bufanda de lana enrollada al cuello.

Colón, en su época, fue un vanguardista. Intuyó la existencia de otro mundo y se echó al mar o a la mar, que decía el poeta, con su par y el par de velas de sus carabelas, y triunfó.

-Ni Cristiano ni Messi. Yo, sólo yo, nadie como yo – parece que murmuró, según algunas crónicas, mientras clavaba en la playa la bandera de los Reyes Católicos, de las Españas , de la España que en pleno siglo XXI ha pretendió rajar con su faca independentista el “navajero” Puigdemon.

-Qué tío más listo era Colón.

Colón quería ensanchar el mundo, no reducirlo como Puigdemont. El día que también se vayan a Bruselas Rufián, Tardá y toda esa panda de “antiespañoles”, ni se dude: Cataluña recuperará de nuevo la paz, el domicilio social y fiscal de sus empresas y el turismo.

-¿Crees tú?

- Juan Antonio Samaranch, aquel catalán/ español o español/ catalán de cabeza prodigiosa, decía, me decía, Miguel, Cataluña es la joya de la corona española.

Publiqué el halago en el periódico “Pueblo”. Lo leyó don Santiago Bernabéu y me dijo:

-La otra joya de España, que te conste, es el Real Madrid. Para mí -matizando- es más joya el Real Madrid que Cataluña.

Creo en Cataluña, sí, siempre he creído en Cataluña. Y creo que si el 21 de Diciembre vota la sensatez, no el odio o el resentimiento, España volverá respirar, descontaminados sus pulmones de lelos y chapuceros.

-¡Qué alivio, otra vez todos con todos! -celebraremos.

Lo sé. Estoy haciendo “campaña” a favor de la sensatez.

-Se te nota, y mucho.

Es lo que quiero. Lo tengo claro: la sensatez es la democracia sin defectos. Lo de Puigdemont y su panda, es la insensatez de la democracia.

Ah, para acabar. El fútbol me gusta más que la política. Es más divertido y noble botar que votar.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario