Blogs

Sopa de siglas

Sopa de letras y sopa de siglas. Con estas letras y siglas, ERC, PDEcat, CUP, CatComu, Junts per Catalunya (seguro que he olvidado) Catalunya competirá contra el PP, Ciudadanos y PSC el próximo 21 de Diciembre.

-Pues ya sabes lo que dice el refranero de diciembre.

-¿Qué dice?

-Diciembre es un viejo que arruga el pellejo.

¿Arrugará el resultado de las elecciones el pellejo de toro de España?

-¡Mira –me comentan- que si las siglas derrotan a los constitucionalistas!

En la calle, y la calle es la voz del pueblo, la voz del ciudadano de papeleta y urna, habla ya de Cataluña contra España.

-¡Qué pena!

Pues sí. A esto nos han llevado los “demócratas de toda la vida”.

-¡Qué sorna! Llamar demócratas a esos señores.

-Y qué pena que la democracia, a veces, sea, en efecto, una pena.

Vine al mundo en Barcelona, como reitero aquí una y otra vez. Nací en Barcelona, sí; y mi padre me hizo enseguida del Real Club Deportivo Español.

-Miguel – me dijo un día, siendo yo todavía un niño que andaba ayudándose del culo- , el Real Club Deportivo Español es también Barcelona. Hay que querer al Español como a Barcelona y a Barcelona como al Español. Con el mismo amor.

Como fui un niño obediente y bastante bueno – sólo algo peleón en el colegio-, jamás he dejado de ser del Real Club Deportivo Español, si bien, desde los 17 años, soy también del Atlético y simpatizante del Real Madrid.

-Eres plural, como quiere Pedro Sánchez que sea España, una cosa plural.

-Entre Pedro Sánchez y yo hay muchas diferencias: él es alto y joven, yo soy ya un señor con arrugas, que me soltaría el refranero, y bajo, él piensa como piensa y yo afortunadamente no pienso como él. No obstante, nos une que él jamás permitirá el descoyuntamiento de la unidad (cinco siglos de todos con todos) de España.

-Pues no sé, no sé: eso de su federalismo, ¿qué es?

-No lo ha explicado explícitamente, claramente, aún. Misterio del político Pedro Sánchez, quien por cierto de unos meses a esta parte ha empezado como a dejar de ser joven: mirada con menos brillo, ojos sombreados, pelo castigado, más delgado. La política es mala, ya lo dijo Jardiel Poncela. Por eso a la suegra se le llama mamá política (lo sé: esto lo repito de vez en cuando: es que es verdad).

Cuidado con la salud, pues, señor Sánchez y cuidado PP, Ciudadanos y PSC con la sopa de siglas, en la que navegan muchos pelos solapados de perversidad y falsedad.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario