Blogs

CR7 y Messi

Políticos, diplomáticos, futbolistas. Tres especies humanas. Los diplomáticos son políticos a los que no les gusta decir lo que piensan. Los políticos son diplomáticos a los que no les gusta pensar lo que dicen. Los futbolistas, como no son políticos ni diplomáticos, dicen lo que piensan.

-Soy el mejor digan lo que digan- ha dicho Cristiano Ronaldo en Lisboa, donde se le ha concedido el premio al mejor futbolista portugués del año.

Como España es como España, diferente, hay quien se ha escandalizado.

-Qué chulo, qué presuntuoso, qué engreído.

Le han dicho más cosas. Cristiano es pomposamente sincero; para ser así hay que ser como es él: un convencido devoto de sí mismo.

-Creo en mí –dijo en otra ocasión-, y creen en mí.

La frase, como todas las suyas, le salió redonda y agresivamente chula, y es que él es fanfarrón.

-Soy guapo, rico y buen jugador –soltó en otra ocasión.

No mentía. Estudiar, ha estudiado poco, según él. Ignoro si lee poco o mucho. O nada. ¿Se lo han preguntado alguna vez? Lo ignoro. Lo que sí sé es que de la sesera le fluyen pensamientos chispeantes, donosos:

-Mucha humildad es un defecto.

Ese raciocinio encierra mucha miga.

-Eso, más que raciocinio, es ego.

El ego es otro gen (permítaseme decirlo así). Cuando alguien ha triunfado como CR7 y en el espejo se ve como él se ve: alto, atlético, joven y rico, es lógico, si no es diplomático y político, que se diga jactancioso

- Qué guapo y qué macho soy, y encima forrado de euros.

El ego existe. Como la envidia, como la pereza, como hacer goles. Hay, sin embargo, quien lo amordaza.

-¿Cómo Messi?

Sirva la comparación. Messi no se ve en el espejo como CR7, obvio. Es chiquito y modoso, pero seguro que piensa:

-Cierto: no tengo la estampa física de Cristiano. Pero yo gano mucho más que él. Soy más fornido que él en euros. Estoy mejor hecho que él para la cosa de los euros.

El ego, pues, como ven, es un gen silente en unos y tronante en otros. De todos modos, tanto el uno como el otro tienen la faltriquera del ego forrada de millones.

-Y eso es una suerte.

Lo es, lo es. CR7 y Messi, dos mimados de los dioses, que dirían los griegos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu comentario