Blogs

Jesucristo y Marx

Soy un fan del respeto, el dialogo, la tolerancia y el consenso.

-Julio –le dije hace años a Julio Anguita-, yo no soy comunista. No sólo no soy comunista, sino que soy ateo en comunismo.

Sonrió y me retó:

-Anda, dame las razones de tu anticomunismo.

Le solté:

-He estado como periodista en Moscú (Juegos Olímpicos), en Cuba, en Hungría, en Yugoslavia.

Me cortó:

-Caramba. Qué divertido es ser periodista deportivo.

Le devolví la sorna:

-Por eso elegí la especialidad que ejerzo. Gracias a ella, casi he dado la vuelta al mundo. Y no soy comunista precisamente por lo que vi en los países que te he enumerado: desigualdad, miseria, tristeza, decepción, censura, miedo y autoritarismo inhumano y visceral. Sin embargo, Julio, te voy a decir algo que te va a gustar: si el comunismo fuese como lo concibió en teoría Marx (dicho sea al paso: un gran burgués), yo, casi seguro, sería comunista. ¿Te imaginas un país en el que el presidente fuese Jesucristo y el vicepresidente económico Carlos Marx? Maravilloso, ¿a qué sí? Yo, Julio, como tú, sueño también imposibles.

Esta vez, creo, me tomó en serio:

-La quimera de Jesucristo y Marx, qué bella quimera –aceptó.

Julio cree en lo que cree. Y a mí, aquel día, en que lo entrevisté para una revista, me ganó por su calidad humana, su simpatía y su lirismo ideológico.

-Si los comunistas fuesen como tú, Julio, es que ni lo dudo: el comunismo ganaría de calle la calle. Pero el comunismo sigue sin existir.

Existir, no existir. Ver, no ver. Viajar, no viajar. Yo existo, he visto y sigo viendo, y he viajado y seguiré viajando mientras pueda. Rara vez opino de lo que me cuentan y no he visto. Pero el comunismo de Moscú, de Budapest, Belgrado y La Habana, los he visto y los he vivido.

Creo, no obstante, en la gente sana como Julio Anguita, a la vez que detesto la venganza y el rencor. Si yo fuese Florentino Pérez, el próximo domingo le haría “pasillo” al Barça.

-Amigos, enhorabuena –les diría.

Hay que ser fan de lo que hace hermosa y cordial la vida.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario