Blogs

Casta

Qué tarde tan bonita y alegre delante de la televisión: casta de Nadal, casta de Marc Márquez, casta del Real Madrid de baloncesto.

-¿Qué es la casta?

-Don Santiago Bernabéu la definió así: un par de huevos con fe.

La fe, la casta, esas cosas en las que no cree Pablo Iglesias.

-Yo soy gente, yo soy pueblo –presume el ínclito Iglesias.

Ay, señor Iglesias. La diferencia entre algunos políticos (usted es uno de ellos) y la inmensa mayoría de los deportistas es que éstos no son demagogos, son casta, y la casta, repito, es lo que decía don Santiago: huevos con fe.

-Citas –me comentan- con frecuencia a don Santiago.

Tengo una carpeta con más de treinta folios con ocurrencias e ingeniosidades suyas. Yo era joven y él era, en aquel entonces, experiencia y casta.

-Cuando se pierde con casta, porque el otro es mejor, me contraría pero no me enfado. Me enfado cuando les falla –a los jugadores- el motor de la casta.

Pablo Iglesias: bien venido a la casta, gracias a la “dacha” (Paco Umbral) tan burguesa y tan casta que te has comprado en la sierra.

-Me lo están reprochando a todas horas, todos –te quejas.

Ignora a los quejicas y envidiosos. Lo que te reprochan no es que te hayas comprado esa dacha, sino tu demagógica incoherencia.

-Pablo, aprende de los deportistas. Ellos son coherencia y casta, las dos cosas. Tú ya no: te has cargado tu catecismo ideológico, aunque pienses que no.

¿Qué quieren que les diga de Nadal? En punto a mimos elogiosos, está todo dicho y escrito. A Lázaro lo resucitó Jesucristo:

-Levántate y anda.

El Jesucristo de Nadal es su mente. Muchas veces lo he pensado: ¿de qué materiales estará hecha la mente de Nadal? ¿Qué es la mente? ¿Un gen? ¿Un don?

-Fe –dijo una vez- y no rendirse en la adversidad.

Marc Márquez, otro genio. Genio casi de mente “suicida”

-¡Qué se cae, que se va a caer! –exclamamos a veces viendo como toma las curva.

Pero no, no se cae. La ley de la gravedad está con él, simpatiza con él. Otra mente con un par de huevos con fe. Hasta el italiano Rossi, casi cuarentón, a pesar de que al parecer no se saludan, reconoce la maravilla de piloto que es el catalán:

-Otro año de Mac Márquez –opina.

Tres victorias consecutivas.

También con casta de huevos con fe ha ganado el Real Madrid de baloncesto su décima Copa de Europa en ambiente mayoritariamente hostil en un partido duro y de suspense acongojante al final. Europa es el Real Madrid, no la Unión Europea.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario