Blogs

SIN

No sé si llevan o no se llevan Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

- ¿Se llevan ustedes?

- Con respeto.

Respeto es palabra que usa mucho Pedro Sánchez.

- Es que Pedro es muy educado.

Los dos están “sin”. Florentino Pérez se ha quedado “sin” Zidane.

- ¿Se le ha pasado a Florentino el susto de la dimisión de Zidane?

- Es que lo de Zidane, lo mires como lo mires, es de susto Frankestein, como lo de Pedro Sánchez. Cuando las cosas, en política y en fútbol, se ponen Frankestein es, ciertamente, para cabrearse desde el colodrillo hasta los tobillos.

A día de hoy, no sé mañana, ni Florentino Pérez, que es la medida de medir todo en el Real Madrid, sabe todavía qué entrenador puede venir, de su gusto, al Real Madrid. Un Real Madrid “sin” Zidane es, por el efecto impacto/terremoto, algo así como la Moncloa “sin” Rajoy.

- La vida es así. Hoy sol Rajoy en la Moncloa y de la mañana a la noche, inopinadamente, sol Frankestein en la Moncloa. Esto me recuerda aquello de España se acostó monárquica y se levanto republicano, del año 1931.

Lo de Pedro Sánchez, de todos modos,, es genial democráticamente.

- ¿Genial democráticamente? ¿Por qué?

Pedro Sánchez, “sin” ser diputado y “sin” haber pasado por las urnas ha prometido su cargo de presidente también “sin” Biblia y “sin” crucifijo. O sea, un “sin” genial bien afeitado y con corbata, no como Pablo Iglesias aquel día que se presentó en La Zarzuela con vaqueros y sin corbata,

- Es que Pablo es muy progre, muy prole siglo XXI. Obviamente, no es tan pulcro y tan fino como Pedro.

A Pedro, por lo que leo y oigo, le llaman ya don Pedro Frankestein.

- ¿Por qué?

- Por el cóctel de ideologías tan nada de fiar que le ha ayudado a ganar la moción de censura: separatistas, proetarras y populistas.

- ¡Cáspita, es verdad!

Lo democráticamente chocante e incoherente de todo esto es que si en la Constitución se dice que España es una e indivisible, ¿por qué existen, legalizados, partidos separatistas?

- La política tiene razones que la razón de la política no siempre comprende. Lo de siempre: España es diferente.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario