Blogs

Encantados los dos

Dijo alguien, un seleccionador argentino, que el fútbol es un estado de ánimo.

- Eso lo dijo Valdano, eso lo puso de moda Valdano.

- Valdano lo puso de moda. Cierto.

Pero el fútbol, aun siendo eso, es también emoción.

- ¿Cuál es la diferencia?

- La emoción mezcla la razón con la pasión.

- Y ocurre a veces que la pasión nubla la razón.

También. O sí. En un Mundial de fútbol se mezclan muchos valores, muchos sentimientos. En un Mundial de fútbol, si eres favorito y te pasa lo que le acaba de pasarle a la selección de Argentina contra Croacia, la emoción se impone a la razón.

- Yo no razono, yo siento –dijo por cierto un filósofo griego.

Toda Argentina ha sentido la derrota de su selección con la ponzoñosa emoción de la ira.

- ¿Cómo lo sabe?

Lo sé por los periódicos argentinos y las emisoras de radio. Crueles las cosas que traen y vociferan. A Messi lo crucifican metafóricamente como los judíos crucificaron sin paliativos metafóricos en la cruz a Jesucristo.

- ¡Vete de la selección, Messi! –le ha soltado por la radio un crítico.

Otro crítico:

- No, Messi, no eres el mejor del mundo. El mejor del mundo sigue siendo Maradona.

El fútbol, efectivamente, ciega a veces la razón. Escribió Lamartine:

- La emoción es la convicción de las masas.

Por eso la política es también emoción:

- A las masas no hay que convencerlas, hay que emocionarlas.

Emocionarlas, sí. Pedro Sánchez, antes de sentarse en la Moncloa, las emocionó con promesas golosas (elecciones en unos meses, reforma laboral, mejora de las pensiones, ayudas económicas a las autonomías, dialogo con los sediciosos…).

- Como ya come y duerme en la Moncloa, donde dijo “sí es sí” parece que va a aplicar su cataplasma de “no es no”.

- La gente, pues, se cabreará como se han cabreado los argentinos con Messi.

No lo dudo. Pero Pedro Sánchez está en la Moncloa de igual modo que Messi está en el Barça, su Moncloa: encantados los dos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario