Blogs

Archivo de la categoría ‘2017’

Divisas

Lunes, 13 Marzo 2017

Dicen que los conoceremos por sus frases o divisas. Divisa de Pedro Sánchez: “No es no”.

-Esa es una divisa implacable, inexorable, rígida y peligrosa por insociable

Divisa de Patxi López: “Unión, hay que unir”

-Ya sabes:”La familia que reza unida, permanece unida”. Divisa sociable.

Divisa de Susana Díaz: “Me encanta ganar”.

-Deportiva. El “sport”, que decía Julio Camba, hace liberales y caballerescos a los ingleses.

Divisa de Luis Enrique tras el frenazo y marcha atrás del resultado en La Coruña: “Quedan todavía muchas jornadas”

-O sea: que nada de rendirse. Y que recuperaran la fe gracias a la cual, dicho sea al paso, a lo “peor” el PSG, por “orgullo”, se carga a Umai.

Orgullo. Otro matiz. Lo del PSG ha herido el orgullo galo. Mucho. Y en lugar de tomarla con el árbitro y cebarse con él – lo hispánico-, la han “tomado” con lo mal que planteó el partido el entrenador.

-Es que los franceses son menos místicos que nosotros, menos líricos. Más autocríticos.

Creo que sí Piensan de otra manera. Otra divisa. No quiero que se me pase. Divisa de Bale: “La Premier es más competitiva que la Liga”.

-¿Amor nostálgico de Bale?

No. Análisis certero. En la Premier, todos los equipos pugnan, ganen o no por muchos goles, durante los 90 minutos. Corren sin descanso. En España, no. En La liga –obsérvese que esto es verdad- los equipos, cuando creen “resuelto” el partido, levantan el pie del acelerador. ¿Qué ha pasado esta semana? El Betis y el Coruña, inquilinos de la planta baja de la clasificación, jugaron con ahínco y sin relajamiento alguno desde el principio hasta el final, al extremo de que muchas veces –en velocidad, imaginación y ocasiones de gol- parecían mucho mejores.

-La verdad es que juzgando por los partidos de esta semana, no merecen estar en los puestos bajos. Bien conjuntados, animosos, con ideas.

En fin, que por lo que dicen y cómo lo dicen, a veces intuimos, y hasta sabemos, como son.

-Pregunta impertinente, para acabar. ¿A quién votaría usted si fuese de la familia socialista, a Pedro, a Patxi o a Susana.

-A Pedro, no. Rotundamente no. No es liberal. “Tanto si eres de izquierdas como si eres de derechas –tengo leído a no sé quién-, jamás te fíes de los insociables y los radicales. La democracia es el arte de saber pensar, saber elegir y saber convivir”. Jamás el arte de descalificar”. Lo cual que, expuesto lo expuesto, me gusta el talante deportivo de Susana.

Julio Camba tenía razón: el “sport” es sumamente importante tanto deportiva como pedagógicamente.

Por favor

Lunes, 6 Marzo 2017

Soy creyente. Creo en los creadores de trabajo, riqueza y bienestar.

-¿Cómo quiénes?

-Como Domingo Ortega, el de Zara y otras marcas, o como Juan Roig, el de Mercadona, o como Juan José Hidalgo, el de Aire Europa. Tres ases de oro y de altos vuelos. Dos, autodidactas, Ortega e Hidalgo. Los tres, como empresarios, imaginativos, generosos, innovadores. Generales épicos en lo suyo.

-Qué formidable sería si fuesen políticos.

-La política de ellos como empresarios, es, sencillamente, hacer lo que los políticos profesionales no saben hacer como empresarios de la “cosa pública” Política es también hacer lo que hacen Hidalgo, Roig y Ortega: dinero y puestos de trabajo. ¿Qué es en sustancia la política sino eso?

-Es que, palpablemente, racionalmente, la política , es eso.

Eso, sin embargo, es chino para la mayoría de los políticos, que sólo saben pelearse y hablar enigmáticamente de líneas transversales y asimetrías.

Real Madrid. ¿Qué es el Real Madrid? Otra forma de hacer política. Cuando el Real Madrid ganó la primera Copa de Europa. Don Santiago Bernabéu, que era un manchego cachondo y listo como Roig, Hidalgo e y Ortega, dijo:

-Otro símbolo de España. España: el sol, el toro de Osborne y el Real Madrid.

Se celebra hoy, en los periódicos, el cumpleaños del Real Madrid: ya ciento quince años.

-Y pese a tan longeva edad, vigoroso, fértil, fresco, jocundo, creador.

Con este glorioso bagaje: 20 Copas de Europa: 11 en fútbol y 9 en baloncesto.

Fecundidad: esto, amigos, es la vida, esto es la política. “Follar”, que diría Cela, crear y respetar.

-Lo contrario de algunos políticos.

Exacto. La “progresía” de algunos de ellos, dicho sea al paso, en cargarse las tradiciones y los símbolos.

-¿Tú por qué no vas nunca a ninguna manifestación? –me preguntó hace años un político de izquierdas inteligente y caducamente “patriota” (voz desacreditada por los asimétricos y los transversales).

No dudé la contestación:

-No veo en ninguna de ellas, salvo rara excepción, banderas de España, sólo banderas anticonstitucionales. Yo soy un español constitucional, un español de símbolos en extinción. ¡Qué le vamos a hacer!

Que no le cojan manía al Real Madrid los transversales y asimétricos, por favor.

Echar

Mircoles, 1 Marzo 2017

El español es tozudo y echador. Pedro Sánchez quiere echar a Rajoy de la Moncloa.

-¿A que sí, señor Sánchez?

-Claro que sí. Yo quiero mi España, no la España de Rajoy.” Sí es sí”, por lo tanto, a mi tozudez.

Baltasar Garzón quiere echar a Franco (su cuerpo, los restos de su cuerpo, claro es) del Valle de los Caídos.

-Juez tozudo.

-Ya lo creo. A Franco, ahora, lo quieren echar de España hasta los que chuparon hasta saciarse de sus “tetas”.

Artur Más quiere echar a España de Cataluña.

-Que se sepa , por cierto, España no le ha hecho ningún mal, al contrario.

-Así es, en efecto. Pero el señor Más, cismáticamente hablando, es cismáticamente tozudo también

Y el Barcelona, tozudo en su manía de ver vestidos de blanco a todos los árbitros, sería feliz si pudiera echar a todos los árbitros que en vez de equivocarse a favor de él se equivocan a favor del Real Madrid.

-Hay obsesiones patológicas incurables tanto en el oficio de la política como en juego del fútbol.

Por eso, cuando alguien pide perdón, uno casi lo encuentra raro. Decía Gandhi, aquel ser pulcro y casi divino, que el perdón es la actitud que mejor deja al descubierto la grandeza de una persona.

-Qué bonito..

El otro día, como saben, el árbitro del partido entre el Villarreal y el Madrid, Jesús Gil Manzano, pitó un penalti a favor del Real Madrid.

-¡Eso no es penalti! -gritó enfurecida la parroquia del Villarreal.

Enfurecida y también, hay que subrayarlo, con razón, en cuanto que fue el balón, rebotado, el que golpeó el brazo del submarinista. El caso es que se armó y al árbitro le pegaron en el coche un cartelito con el denuesto de ladrón. ¿Qué ha hecho el club levantino que preside el elegante y pulcro Fernando Roig . Pedir perdón. Así: “Siempre hemos defendido la honradez de los árbitros. El Villarreal entiende la difícil tarea del árbitro y confía plenamente en la profesionalidad e integridad del colectivo arbitral”

-Eso, en el fútbol, por poco habitual, es bombazo de elegancia deportiva.

Por eso es noticia. Pero, ay, bondad y el estilo, máxime actualmente, casi nunca es noticia. Es noticia, y gorda, naturalmente, lo de Pedro Sánchez, lo de Artur Más, lo de Baltasar Garzon y llamar ladrones a los árbitros.

¡Qué gran país!

Lunes, 27 Febrero 2017

Cuando “aquello”, España era diferente, según eslogan de un ministro inquieto, brusco y honrado a carta cabal (todo a la vez), amén de gallego.

-¿Fraga?

-Exacto.

Fraga, a su manera, era, antes que nada, español desde el colodrillo hasta las uñas de los pies.

-Lo importante es España.

Que decía y que es verdad. España, ahora, en muchas cosas, es sin embargo surrealista.

-¿Más surrealista que demócrata?

-Casi sí.

Hay dos pugnacidades surrealistas –entre otras- ahora mismo.

-¿Cuáles?

La de los cismáticos y la de los penaltis. Los cismáticos, como ya han deducido ustedes, que ustedes si no fuesen inteligentes no me leerían, son desde Arturo Mas hasta Carlos Puigdemont, empeñados todos ellos (ellos y sus coristas) es que la Constitución no es una constitución democrática y que lo democrático es lo que ellos exigen y hacen, y que es ciscarse todos los días laborales, festivos y fiestas de guardar en la Constitución que dice en su “impertinente y estúpido” título preliminar que la unidad de España es indisoluble.

-Es que a lo mejor no se han enterado todavía, y de ahí el oneroso cacareo y jaleo que se traen con que España les roba y todas esas zarandajas.

Pudiera ser. Pero no sé, no sé. Ya digo que España, ahora, es surrealista. ¿Acaso no es surrealismo ver a Felipe VI, Rey de todos los españoles, cenando con Puigdemont cuando Puigdemont no quiere ser español?

-Ya dijo el otro día la vicepresidenta Santamaría que España es un país complejo.

Lo es, lo es. Otro ejemplo de “cómo es” o de “cómo somos” actualmente es la otra onerosa manía del Barça con los penaltis “a favor” del Real Madrid.

-Los árbitros, la mayoría –acusan-, en la duda, se equivocan siempre a favor del Real Madrid, y si no dudan, con tal de hacer daño al Barça, algunos se inventan penaltis contra el Barça.

Fraga, como digo, era rudo, tosco, pero honrado. Uno, aunque no es tosco ni rudo –eso creo-, al opinar o criticar, trata de ser honrado como Fraga. Lo cual que, en efecto, el penalti del jugador del Villarreal Bruno, al que le rebotó el balón en el brazo, no fue, en mi interpretación, penalti.

-Eso, viviendo usted en Madrid, es muy objetivamente honrado.

Es que si todos fuésemos honrados en política y en fútbol, España sería única y maravillosa en Europa y en todo el mundo. Un periodista francés, Jean Eskenazi (ya en el cielo), me dijo hace muchos años, saliéndole del alma (él vivía y yo era joven):

-¡Qué gran país es España, tan afable, tan cordial, tan soleado!

Eso es verdad

Jueves, 26 Enero 2017

Lo veo todo a través de la lupa del deporte, que es una lupa fiable. Como “somos lo que pensamos”, yo pienso que España es un gran país, a pesar de las autonomías y los partidos políticos, y que el Real Madrid es un gran equipo a pesar del fiasco de Vigo.

-España, partidos políticos, Real Madrid, vaya gazpacho. A ver, explíquese.

“Somos lo que pensamos”, repito, y pienso que los partidos políticos se llevan entre ellos, por dentro, como chiitas y sunitas, y por fuera, como sunitas y chiitas. El PSOE, leo, está descabezado, y desde Felipe González no ha vuelto a tener un líder como él.

-Eso es verdad.

López, Sánchez y Susana, ¿qué hacen? Mirarse por encima del hombre y vigilarse. Pugnan deslealmente entre ellos cuando son “jugadores” de la misma plantilla?

-Eso es verdad.

Podemos: juventud divino tesoro. Chicho a la greña y falacia. Iglesias y Errejón no es que se admiren, es que no se tragan.

- Eso es verdad.

PP: el ayer de Aznar y el presente de Rajoy. Si Aznar es ya, le guste o no, lo que Felipe González al PSOE, un “ex”, ¿por qué, en cuanto surge la oportunidad, es tan antipáticamente beligerante con los “suyos”, si es que siguen siendo los “suyos”, que más bien parece que no.

-Eso es verdad.

Ciudadanos, según signos, también empieza a tener grietas.

-Eso es verdad.

Luego está la ensaladilla rusa o roja, obviamente rencorosa, de los partidillos. Peligrosos como alacranes algunos de ellos.

-Y España, en medio, actuando de cancha de sus enfrentamientos y zancadillas, que eso es realmente España para los que en lugar de pensar en ella sólo piensan en ellos.

¿Exagero? Si sí, pues encantado, y si no…no hay si no.

Cierto igualmente: el Real Madrid, contra “natura”, ha sido eliminado de la Copa de Felipe VI por el glorioso Celtiña.

-La alegría del pobre.

El fútbol, por lo menos, como el Gordo de Navidad, da alegrías de vez en cuando ¿Qué alegrías y qué pedagogía dan los partidos políticos?

-Interesante interrogante.

La otra interrogante, para acabar, es ésta: ¿ganará la Liga, ganará la Champions, el Real Madrid? El Real Madrid, afortunadamente, no está ‘agrietado’, tan sólo ‘lesionado’, y por aquello de que a veces se gana y a veces se aprende, es de esperar que aprenda del sobresalto de Vigo. Y gane el ‘duplete’.

Cariño

Lunes, 23 Enero 2017

Vitamina C contra la gripe y vitamina C de cariño con los equipos de fútbol. El público “forofo” del Real Madrid, en el Bernabéu, es más exigente que forofo.

-Digamos que más estético.

Zidane, tan comedido, tan mesurado, opina –y opina bien, creo- que a veces el público del Real Madrid, En lugar de quejarse y censurar, debería ayudar.

-Debe –dice- ser más cariñoso con el equipo

El cariño ayuda. El cariño empuja. El cariño motiva.

-San Mamés –recuerdo que se escribía- es la catedral del fútbol. Su público es exigente, pero cambia la exigencia por generosidad cuando ve en apuros a su Athletic.

Catedral de sabiduría. Los sentimientos no deben ser jamás ni radicales ni inmovilistas.

-Necesito que se me quiera –recuerdo que dijo no hace tanto tiempo Cristiano.

El Real Madrid es verdad que ha perdido gas, potencia. Se le resiste el gol, y el gol es la potencia (caballos en los coches) del equipo. Echo un vistazo a la tabla Pichichi y veo lo siguiente: la encabezan, con quince goles cada uno, Luis Suárez y Messi. Ronaldo, con doce, es el tercero. El siguiente jugador blanco mejor clasificado, con seis goles, es Sergio Ramos, bastante abajo.

-De todos modos, en la clasificación general, la diferencia de goles entre el Real y el Barça es solo de tres goles a favor de los azulgranas.

Cierto. Pero el Real Madrid, goleador, goleador, sólo tiene a Cristiano y éste ha perdido velocidad y vigor. Tarda más en llegar al balón. Y tarda más, también, en encontrarse consigo mismo. Lógica por lo tanto la preocupación de Zidane:

-Tenemos que mejorar – reconoce públicamente.

Por eso pide la “piedad” del cariño.

El Barça, a pesar de que, como el Real Madrid, está también acosado por las lesiones, tiene de momento la “ventaja” –lo es- de Messi. Un Messi radiante, luminoso, con la extraordinaria ubicuidad de hacer goles y de proporcionarlo casi hechos.

-Contra el Barça hay que jugar contra el equipo y contra Messi –observa diestramente el entrenador del Eibar, José Luis Mendilibar.

No exagera.

Presiento que la Liga, que parecía exclusiva totalitaria del Real Madrid, vuelve a ser competitivamente interesante.

-La competitividad es la vigorosa salud del futbol, al margen de forofismos.

La competitividad y el cariño.

Obama

Jueves, 19 Enero 2017

                Democracia y fútbol, “deportes” de masas.  La papeleta y la urna,  o sea el gol y la portería. “En democracia,  unas veces se gana y otras veces se pierde”,  ha dicho  Obama a los periodistas en su discurso de despedida. Adiós  a la  Casa Blanca, adiós  a la política”.  Pero si fuese necesario,  amenazó también, “volveré”.

                El deporte como la política es esfuerzo y compromiso. En España, por cierto, viven, chupan o maman de la política casi medio millón de españoles.

-¡Qué barbaridad! ¿Está usted seguro?

-Acabo de leerlo.

                Acabo de oír también en la radio (Radio Nacional: octogenaria ya. Felicidades)  la nada boba sugerencia de un españolito de papeleta y urna. Hela aquí:” ¿Por qué no se convoca  un  referéndum nacional preguntando a los españoles  que opinan de  la independencia de Cataluña y de la  España de las autonomías?”. Eso: ¿por qué no?

-Sería divertido, oiga.

                Ya lo creo. Divierte y regocija (sea para bien o para mal) lo que entretiene; y el  Real Madrid, ahora mismo, pese a su formidable trayectoria de  cuarenta partidos invictos, consecuencia de su esfuerzo y compromiso  ha entrado, críticamente, en “crisis de credibilidad”.

-Ya no es –dogmatizan en las ondas- el Real Madrid  lo  que ha sido.

                Dos tropezones y  zurriagazo crudo y despiadado  al Real Madrid. El fútbol, en efecto, es como la política: hoy sol, mañana frío polar.

-Y así seguirá  siendo en la política y  en  el fútbol por los siglos de los sioglos

                ¿Es genio Zidane, es genio Guardiola, es genio Luis Enrique? Los tres dependen de los  resultados. Helenio Herrera, de quien tanto aprendí, dijo una vez:

-Yo no soy  yo, yo soy el talento de mis  jugadores. Yo soy un parásito de ellos.

                Pensará ya más de uno de ustedes:

-¡Qué cínico!

                El cinismo es la verdad disfrazada de dandismo, que dijo alguien.

                Obama, que se jubila  con un “salario” de 200.000 dólares anuales hasta que la muerte se lo lleve al cielo con los “angelitos negros” de Machín,  entretendrá  a partir de ahora su ocio de  pensionado   jugando al   golf, donde, como en la política y en el fútbol, unas veces se gana y otras veces de pierde. Lo que ya  no va a perder nunca es  su  formidable renta de político  jubilado.

-Hijo, de mayor, yo quiero que seas político.

Zidane cum laude

Mircoles, 4 Enero 2017

La tierra para quien la trabaja y el dinero del fútbol para quien triunfa sobre la tierra con césped, sea jugador o entrenador.

-¿Está usted pensando en mí?

-Si, Zidane, estoy pensando en usted.

Zidane, otra extraterrestre. En sólo un año, bachillerato, licenciatura y doctorado “cum laude” como entrenador. En sólo un año, tres títulos de solio: Champions, Supercopa de Europa y Mundialito. En sólo un año, 37 partidos consecutivos sin perder.

-ET, aquella película, asombró al mundo entero. ZZ es el ET del fútbol. ¡Asombra también!

Hoy, cuatro de enero, santo de las Genovevas (santa francés, compatriota pues de ZZ), el Real Madrid de aquel experimentado Benítez era sustituido por el novicio ZZ.

-¡Qué par le ha echado Florentino! Un bisoño por el notorio Benítez.

En la presentación del bisoño galo,, Florentino, si mal no recuerdo, dijo algo así:

-Creo que con Zidane todo va a ser mejor.

Zidane, por la sonrisa y otras bondadosas circunstancias, me recuerda a Adolfo Suárez, de quien fui amigo, con quien me llevé como se lleva el bisoño Zidane con el Real Madrid.

-Adolfo –le pregunté una vez siendo director general de TVE-, ¿por qué caes bien a casi todo el mundo?

-Sé sonreír y no me enfado cuando me dan motivos para encolerizarme porque a veces son ellos los que tienen razón, no yo

¿Cuál es el secreto de Zidane? Es calvo y sonríe hasta cuando le formulan preguntas necias, torpes o zafias.

-La diferencia entre él y Luis Enrique –me dice un compañero catalán- es que Luis Enrique, como Mourinho, no es simpático. Mou y Luis se creen, tal vez, superiores. Zidane, en cambio, no es absolutamente nada engreido. La calva, quizá, por venerable, vigoriza también la afabilidad de su carácter.

Cuando escribo todo esto, el Real Madrid, un Real Madrid con bajas de enjundia (Cristiano, Sergio Ramos, Pepe, Bale, Lucas, Kovacic) no se ha enfrentado todavía al todo poderoso “lobo” del Sevilla. Hay que empezar el nuevo año 2017, Zidane, como empezaste el viejo año de 2016. ¿Es mucho desear? ¿Es mucho pedir?

No es no

Domingo, 1 Enero 2017

Esto es la vida: acaba un año y empieza otro, y unos cumplen un año más y otros cumplen un año menos.

-¡Ay! –suspiran los que padecen ya los alifafes de la tercera juventud.

-¡Jo, estoy hecho un Arnold Schwarzenegger- presumen los que gozan de los veniales y gozosos placeres de la primera juventud.

20l6, entre otras frases, nos ha dejado, por perseverante y pomposa, la de “no es no”.

-A Pedro Sánchez, en el futuro, se le recordará únicamente por la tenacidad de su “no es no” –recalcan hasta quienes le conocen.

2017. ¿Qué hay que pedirle a este año? Hay que pedirle “no es no” a la corrupción. “No es no” al paro. “No es no” a la insolidaridad. “No es no” al desguace de la unidad de España, “No es no” a otra Navidad sin Belén, sin villancicos, sin panderetas y apenas sin ambiente navideño por culpa, entre otros culpables, de la muy venerable y nada democrática alcaldesa de Madrid.

-Doña Manuel, que este país, mayoritariamente, cree en Dios, exista o no exista. No sea usted tan totalitariamente estalinista y laica.

Otro “no es no” a la falta de ayuda al deporte. Una de las mejores cosas del fenecido 2016, a pesar de la cicatera ayuda gubernamental que recibió , ha sido el deporte. El mayoritario y el minoritario. En el deporte hay más solidaridad y amor a España que en la política El otro día, por cierto, vi en una tertulia a los señores Corcuera, Leguina y Vázquez (ex embajador de España en Roma) , tres socialistas históricos de enjundia y sentido común.

-Lo importante no es el partido, es España.

Coincidieron los tres en ese noble y hermoso sentimiento.

Como debe de ser.

-El populismo -dijeron también a su manera- no sirve a España, se sirve de España.

Da gusto ver y oír cosas así, de igual modo que desazona ver y oír “federalismo, asimetría e independentismo”.

-Sandeces y ganas de confundir con chorradas desguadecedoras a la ciudadanía.

El espejo del deporte. ¿Por qué no se miran todos en él?

-Yo -me dice un amigo- soy más ateo en política que la alcaldesa en religión. Con una diferencia: mi religión es el deporte, ¿cuál es la religión de la alcaldesa?

A lo mejor, se me ocurre, el resentimiento. No nada precisamente la munícipe, según los hechos, en el igualitario lago de la democracia como sistema de gobierno tolerante y de todos con todos y para todo, respetuosamente.