Blogs

Archivo de la categoría ‘General’

Mentes pragmáticas

Jueves, 13 Julio 2017

Guardiola se ha enfadado con Alves y el Sevilla, con Vitolo. Curiosa coincidencia: Alves le dio su sí al Manchester City de Guardiola, pero ha fichado por el PSG.

-Pero Alves, ¿por qué me haces eso?

-Yo soy yo y mi conveniencia; y París es París, una gran ciudad, que me gusta mucho, y el PSG me da mucho más dinero.

Duda: ¿qué le gusta más a Alves, la ciudad de París o el dinero de PSG?

El hombre, cuando Ortega, era él y sus circunstancias abstractas. Ahora el hombre es él y su pragmatismo mental.

-El hombre de hoy ya no es exactamente cuerpo y alma, sino cuerpo y mente terrícolamente pragmática.

Así se piensa hoy. El Barça es él y Messi. Bartomeu, el presidente azulgrana, hace unos días, en voz baja:

- Messi es carísimo, pero Messi ‘hace’ dinero.

El Real Madrid es él y CR7.

-Sigue cabreado –me aseguran en el entorno blanco- por los pitos en el estadio y por la flauta fiscal; y desde ayer, además, por lo del yate. “La han tomado conmigo –deplora-. ¿Qué he hecho yo a los españoles para que me traten tan desconsideradamente?”.

Pero como es pragmático, deglutirá el cabreo.

-Los goles de Ronaldo son caros, pero dan títulos.

Pragmático CR7 y pragmático también, pues, el Real Madrid. A lo mejor es verdad el pensamiento griego de de que el hombre es moral por sus temores e inmoral por sus deseos.

Temor de Alves, con 34 años: que a su edad ganar lo que le va a darle el PSG es casi imposible, y piensa:

-Lo inmoral para mí bolsillo y mi futuro sería dar gusto a Guardiola. No.

Vitolo, sencillamente, ha hecho un cálculo similar al de Alves

-Si el Atlético me da más dinero, ¿por qué desdeñar tan sustancioso manjar?

El romanticismo es sentimiento arcaico. Lo fructuoso hoy es una mente aritmética y terrícolamente práctica. El valor de los valores tradicionales, éticos y estéticos, ya no se llevan. ¿Qué es Pablo Iglesias? Él y su coleta, mayormente. ¿Qué pretende con su crin y su facha de obrero? Impresionar y seducir bolivarianamente a los incautos. ¿Qué es Pedro Sánchez? Un ser complejamente plurinacional y asimétrico con más sed de Moncloa que un cocodrilo en los desiertos del Sahara. ¿Qué es Mariano Rajoy? Un gallego genéticamente pachorro que lo fía todo al paso del tiempo.

Zanahorias

Viernes, 7 Julio 2017

Zanahoria: palabra puesta de moda por el ministro Montoro.

-¿El del Fisco?

-Exacto.

Vivir y convivir en sociedad, a veces, es tener hacer lo que no nos apetece hacer.

-¿Cómo qué?

-Como no saltarse el disco rojo.

Antipático en la vida es querer llegar a viejo y una vez alcanzada la ancianidad comprobar que la vejez es tan netamente fea, incómoda y puñetera como pagar impuestos.

-Sin en el feo y antipático Fisco –me corrigió severamente una vez un amigo que vive de la fea y antipática profesión de ejercer como ‘ojo de halcón’ de Hacienda-, le debemos cosas tan maravillosas como la Sanidad, la Pensión y otros muchos Bienes Sociales.

Con mayúsculas todos esos parabienes.

-Creo que algo de razón ya tienes – contemporicé.

-No –me replicó-. Tengo toda la razón. Una vida de zanahorias (alegrías), desgraciadamente, es imposible. Vivir es sudar, pasarlas canutas y también, de vez en cuando, por supuesto, comer zanahorias

No me gusta discutir, mayormente cuando detecto que voy a perder. Hay, sin embargo, quien consigue que su vida sea un banquete de zanahorias en forma de goles y millones.

-¿Messi?

-Messi, sí.

La envidia es tan puñetera como el impuesto. El presidente del Barcelona ha dicho que el coste del nuevo contrato del argentino es un secreto entre Messi, el papá de Messi y él.

-Messi -ha destacado- es la madre de todos los iconos del Barça.

No ha desvelado, por consiguiente, lo que Messi va a cobrar. Se airean, al respecto-, cantidades subliminales, casi gloriosas: especulaciones. Exactamente, nunca las sabremos. El fútbol, gracias a la televisión, es la reoca y la repera: una catarata de Niágara de dinero. Messi es un efluvio de espectáculo y de goles, luego de audiencia (dinero).

-Cierto todo eso –me comenta un directivo de club de fútbol- . El problema es otro: que los que son como Messi se aproximan a él por talento y calidad, piden ya, con descaso, la repera de dinero. A ver lo que cuesta devolverle la alegría a CR7.

Fisco, vida, zanahorias.

Sudar honestidad

Mircoles, 5 Julio 2017

Si fútbol es futbol (Boskov), política es política (yo). Como se sabe, el fútbol es un híbrido de juego, diversión, emoción, patadas, goles, árbitros corruptos (madridistas, vaya, que escriben algunos de mis compañeros forofos del Barça, a lo Puigdemont, o sea, con insania político/futbolística).

-¿No te cae bien el independentista Puigdemot?

-¿Cómo lo has adivinado?

El fútbol es como la política, y, aritméticamente, tanto en el fútbol como en la política, que diría quien lo dijo, dos y dos no siempre son cuatro. Ser constitucionalista hoy en España es tremendamente enojoso, casi de fachas.

-¿Usted es constitucionalista?

-A rabiar. Creo en la ley, en la razón y en la decencia. No creo por lo tanto en los “desviados” que para justificar lo injustificable tienen pegada a las cuerdas vocales, a todas horas y todos los días, las equívocas expresiones “hay que hacer política” y “derecho a decidir”.

-¿No cree en el dialogo político, no cree en el derecho a decidir?

-Claro que sí, pero siempre que no sean trampas “saduceas” ( que es lo que son) para darle codazos y patadas a la Constitución: lo de Puigdemont y compañía. En el Tour, ayer, el campeón Sagan le enjaretó un codazo de lesión y abandono a Cavendish. Resultado: Sagan, expulsado de la ronda francesa. “Hemos decidido tras ver las imágenes…” (los jueces). Eso es “derecho a decidir” como mandan los cánones que todos debemos respetar, no los “cánones políticos perversos de la conveniencia partidista o personal.

-¿Has leído lo que dice Pedro Sánchez?

-No. ¿Qué dice?

-Le pide a Rajoy, referido al cáncer de la independencia catalán, “una solución política”

-¿Ves? Esa vacuidad me recuerda a Napoleón:”A veces –sostenía-, la política es la fatalidad”.

O, también, la falta de agallas.

En el fútbol, en el deporte y en la política, siempre, siempre, como en el Tour ayer, valentía para aplicar justamente la ley, y arrestos para combatir el “juego” sucio, violento y anticonstitucional.

–¿Por qué será que en verano sudamos, porque será que los políticos (algunos, claro es) no sudan honesta y reflexivamente sus decisiones?

Esto me lo dijo un político que está en el cielo con Bernabéu. Seguro. Era madridista.

-Y los madridistas –decía- cuando dejamos la corteza terrestre, tan áspera, somos premiados con la dulzura de una vida en la que siempre ganamos a los otros.

Izquierdas, derechas

Lunes, 3 Julio 2017

Uno está a la que salta. Lee, escucha, ve la televisión y piensa.

-¿Todo a la vez?

-Según. Hay días que casi sí y hay días que casi no. Depende.

El otro día, un señor, en el autobús (cada día doy más horas de descanso al coche), le decía a otro señor:

-El español antepone el prejuicio de la ideología y el forofismo a la virtud de la reflexión y la objetividad.

Apunté enseguida la frase.

-Qué señor más poco español- me dije.

El español, he llegado a esta conclusión, es hiperbólicamente desconcertante.

-¿Sólo ellos o también ellas?

Los dos. La alcaldesa Manuel Carmena, 73 años, luego una señora venerablemente metida en años, es igualmente desconcertante.

-¿Por qué?

-A ver si no, a ver si tengo o no razón. De los cuarenta y seis millones de españoles, unos treinta y siete son cristianos (cifra más o menos oficial). Y unos tres millones (también según cifra más o menos contrastada) del Arco Iris. ¿Por qué, pues, si la patriarcal Carmena es la alcaldesa de todos los madrileños (presume de ello), suprime el Belén de la Puerta de Alcalá, “mírala, mírala, que cristianamente triste está”, y la engalana en cambio con generoso despilfarro (dinero de todos los madrileños) para que los chicos y las chicas del Arco Iris lo pasen de bomba y zambomba.

-Es que es muy de izquierdas. ¿No es usted de izquierdas?

En fútbol, sí. Mucho. Los futbolistas de izquierdas, zurdos, vaya, hacen felices indiscriminadamente tanto a los forofos de derechas como a los forofos de izquierdas, luego también a mí. Puskas, Gento, Collar, Rivaldo, Maradona, Messi, Saúl… Puskas presumía de su izquierda:

-La quiero como a un hijo. Es tan noble, tan buena… Sólo me da alegrías.

Messi, por lo que leo, también:

-No sé qué favor le he hecho a la vida para que me lo agradezca tan amablemente con un amor de mujer y mi amor al fútbol.

Cuando España tenga izquierdas menos venerables y más serenamente reflexivas, empezará a parecerse a las izquierdas del fútbol y entonces, ni se dude, todos seremos de izquierdas. La vida es una cosa de derechas o de izquierdas, según.

Más PP

Sbado, 1 Julio 2017

Aprendo de los que saben. Sé lo que me enseñan los que saben.
-Yo a los jugadores – decía Luis Aragonés-, cuando el adversario es de armas tomar y de poder armártela, les digo: sois mejores pero no os lo creáis.; jugad como si fuerais peores.
Así como no hay enfermedades sino enfermos, también en el fútbol hay equipos con jugadores con talento que pierden y equipos con jugadores con menos talento que ganan.
-Lo que le ha pasado a España contra Alemania.
Algo así. Alemania copió del fútbol español la estética del toque y la posesión, pero sin perder su ética, la ética de las dos uves: velocidad y verticalidad.
-Ganar a España ha sido algo fantástico.
O sea: para el entrenador germano, Stefan Kuntz , la victoria, la victoria de sus jugadores , ha sido poco menos que una sorpresa:
-Jugar como hemos jugado contra España no es fácil. Lo hemos dado todo y todo nos ha salido bien esta vez.
Más sinceridad, imposible. Lo de Luis Aragonés: “Jugar como si fuerais peores”. Jugaron, en efecto, como si fueran peores y, oh sorpresa, ganaron.
-Eso, en el fútbol, pasa.
Las chicas españolas de la selección de baloncesto, el otro día, sorprendieron colosalmente a las francesas, favoritas, según los prescriptores sabios la víspera del enfrentamiento, por poder físico y estatura. ¿Por qué ganaron las españolas, más bajitas y finas físicamente?
Por las dos uves: por velocidad y por verticalidad.
Sí, señor. Por eso. Está bien el fútbol de toque, es necesario también el fútbol de posesión y presión (PP, como el PP de Rajoy), pero todo ese intríngulis táctico y estratégico necesita, para llegar al éxito total, el carburante de las dos uves.
-Porque el talento, sin las dos uves, a veces falla.
Chasco, sí. No esperábamos la derrota de España. Ni los alemanes.
-Estamos tristes, pero también orgullosos – dice Albert Celades, el seleccionador nacional- por haber llegado a la final de este Europeo.
Dijo alguien, y es verdad, que el que gana una final –en cualquier deporte-pasa a la Historia y que la Historia es olvidadiza y desdeñosa con los perdedores.
No obstante, como vivir es aprender y deducir, España tiene jugadores jóvenes de gran talento para no volver a dejarse sorprender en Rusia. Más PP

Fraude, ideología, deporte

Mircoles, 28 Junio 2017

El sablazo era el arte del siglo XIX, que dijo quien lo dijera. El artístico fraude es el sablazo del siglo XXI. Coge uno y pone la televisión, la que sea, y raro es el día sin noticias relacionadas con el sablazo/arte del fraude.

Un ingenioso, el otro día, en una tertulia radiofónica:

-Fraude, impuestos, unos muchos y otros poco o casi nada: estos son los verdaderos enemigos del hombre/ciudadano de hoy

Gritó a continuación con énfasis:

-¿Dónde viven Cristiano y Messi? En España. ¿Dónde se forran? En España. Pues que paguen sus impuestos, lo laborales y los de imagen, a eso que con zumba decimos que es de todos los españoles, o sea Hacienda. ¡Ya está bien el cachondeo de los países fiscales y de las sociedades pantallas y el cachondeo de cachondearse de todos nosotros, los parias de nómina controlada!

Rifirrafe.

-Oye, oye, deja en paz el fútbol -se queja otro tertuliano- . El balón de oxigeno del ocio es el fútbol. Messi y Cristiano por lo menos divierten. ¿Por qué no te metes nominalmente, empezando por los Pujol , con todo ese enjambre, con toda esa turba, de españoles investigados, presuntos, imputados y no sé cuántas cosas más que o no entran en la cárcel o entran para salir al poco tiempo.

Mientras eso se comenta, se oye y se ve, los políticos, como también se ve a diario en los telediarios, se llevan unos contra otros como hambrientos hienas por el sustancioso – y poderoso- solomillo de la Moncloa.

-¡Qué verdad incuestionable, oiga!

“¡Rumbo a la Moncloa”, exclamó el apóstol Pedro Sánchez tras ‘conquistar’ la secretaría del PSOE. “Cuando lleguemos a la Moncloa…”, suspira el apóstol Pablo Iglesias entre diente, a lo zorrón. ¡Qué dos pájaros tan poco fiables como peligrosos , querida España!

Consuelo: el deporte. Como siempre. De ellos y de ellas. Qué gozo, qué ilusión, qué alegría ver como ennoblecen el nombre de España, la España –no lo duden- que los apóstoles desmembrarían con la asesina sierra de la pluralidad y la asimetría si algún día llegasen a la Moncloa.

-¡Oh, no!

La única ideología democrática que realmente funciona España es la democrática ideología del Deporte.

Fútbol y Rufián

Jueves, 22 Junio 2017

El fútbol, para moderar el carácter peligrosamente agresivo de los jugadores, dispone del instrumento de las tarjetas.

-Se lo advertí la primera vez. Le dije que no se podía entrar al compañero del equipo adversario como usted lo hace. Debo amonestarle por lo tanto con el aviso de la tarjeta amarilla. Si reincide, me obligará a mostrarle la roja –le dijo en cierta ocasión un árbitro fino y educado a un jugador peligrosamente agresivo.

El fútbol, como deporte, debe rendir culto al primer mandamiento del Deporte: el Deporte es nobleza, es respeto, es educación, es ganar al adversario jugando mejor que él.

-No siempre es así.

Como no siempre es así, se inventó el juego de las tarjetas amarillas y rojas para calmar y hacer pensar a los violentos o asilvestrados.

-Cuidado, que la próxima vez le hecho. Queda usted advertido.

Suele surtir efecto. Ya dijo el doctor Marañón que la educación es la superación ética de los instintos.

Al diputado separatista catalán Gabriel Rufián le recomiendo la lectura de los ensayos liberales del doctor Marañón: siguen frescos, vigentes, pedagógicos.

-¿Y por qué al señor Rufián?

El señor Rufián se sienta en el “estadio” (hemiciclo) de los diputados. Y el otro día llamó “miserable” el ministro del Interior.

-Que burdo, qué zafio. Discrepa, pero no insultes - se oyó

No retiró el insulto. Lo sostuvo. El señor Rufián, lamentablemente, es así: estulto y desagradable.

-Pues, como dijo quien lo dijera, quien polemiza o combate con el estilete del insulto, a veces, acaba apuñalado por su propio estilete.

Sugerencia. ¿Por qué no se inventa un instrumento como el de las tarjetas amarillas y rojas para amonestar e incluso expulsar a los maleducados y toscos oradores que quitan brillo, lustre y ética al estadio de los leones, al estadio de los diputados?

-Y que hacen que el ciudadano de papeleta y urna dude –cada vez más- de la eficacia y de la bondad del menos malo de los sistemas de gobierno.

Ser político, ser empresario

Lunes, 19 Junio 2017

Ser político, o sea Pedro Sánchez, o ser empresario, o sea Florentino Pérez.

¿Hay diferencia?

-La hay, sí.

-Cuando el político es como Pedro, cuidado. “¡Rumbo a la Moncloa!” -exclamó ayer, al verse ganador.

Su fijación -fíjense en ello- es el poder, es echar a Rajoy. Rajoy es la pesadilla que no le deja dormir.

-Hay dos clases de político -dijo un filósofo-: el que piensa prioritariamente en él y el que, sacerdotalmente, piensa en la ciudadanía.

Pedro Sánchez sigue siendo un “no es no” (su cáncer). No a la derecha (a la que descalifica sectaria y globalmente), no a la curación de heridas, no a Podemos, por supuesto, si Pablo Iglesias no se le subordina, no a Ciudadanos, “la muleta del PP” (otro modo de demagógico descalificar).

-Mollera revanchista.

“Una creencia u obsesión no es la idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente”. Apócrifo. Vale para el señor Sánchez.

-Y eso, obviamente, herrumbra la tolerancia, el liberalismo, el diálogo, el sentido común: los pétalos de la democracia “virtuosa y sabia” (Aristóteles).

Exacto.

Florentino Pérez, que fue político, se retiró a tiempo, pronto, de la política. ¿Qué vio en ella que no le gustó? Nunca se lo han preguntado, que yo sepa. El caso es que, afortunadamente para su empresa y para el Real Madrid, puso su empeño y su talento en lo que ha triunfado. FP, sencillamente, es un empresario con estrellas de general.

-Es soso -se quejan algunos.

Cierto. Pero que el mundo dé sosos como él. El Real Madrid, con él, es, a todos los efectos (notoriedad, admiración, prestigio, riesgo), el club número uno del mundo

-¿Más que el Manchester de Sir Ferguson?

-Según la aritmética deportiva, y hasta casi la económica, sí.

Amancio Ortega (Zara, mayormente), Juan Roig (Mercadona) y FP: de la nada, a césares.

CR7 y FP. ¿Qué pasa? Cuanto se diga, comente y escriba a día de hoy, pura y dura especulación. Cristiano, entre “estoy triste” (¿lo recuerdan?) y “me voy” (lo de ahora). CR7 es, en efecto, jactancioso y charro, pero hace goles a tutiplén. .Y así como el hombre es cuerpo y alma, el futbolista/delantero es gol y gol.

-Tiene 32 años, pero, claro, eso no lastra todavía su capacidad goleadora.

CR7, cuando dijo que estaba triste, “arregló enseguida su tristeza contractualmente”. ¿Se irá, como amenaza? Mi especulación: si Messi sigue en el Barça , FP, que es un empresario con infinitas estrellas, , dudo que cometa la “ligereza” de facilitar la salida de CR7!gol/gol. Si la “pela es la pela”, que dicen los catalanes, “el fútbol, es gol y gol” .

Boxeo

Martes, 13 Junio 2017

A ver qué vida. Vi el combate dialectico entre Mariano Rajoy y Pablo Iglesias. Excesivamente largo. ¿Aburrido? A veces sí. Antes de que subieran al podio o cuadrilátero del Congreso de los Diputados los “pesos pesados” Rajoy e Iglesias, intervino como telonera, para calentar el clima, el peso femenino Irene Montero.

¿Qué te pareció?

-Goyesca. Lo suyo es el color negro. Verlo todo de color negro, como las pinturas negras de Goya: garrotera, saturninamente devoradora, muy amiga de las parcas.

-¿Te defraudó?

Es gritadora. ¿Por qué vociferan sus razones, en lugar de exponerlas en tono sereno y lozano? ¿Por qué trufan sus gritos con insultos? El insulto, usualmente, es la razón de quienes dudan de sus razones.

-¿Es verdad que se metió con Florentino?

-Sin nombrarlo. Se refirió a los palcos de fútbol. Dio a entender que en ellos se hacen amistades peligrosas y negocios económicamente pecaminosos.

Es monilla, menos mal. Pero su estilo como oradora, en la actualidad, es estilo desfasado. Estilo Dolores Ibárruri, estilo ‘Pasionaria’. Arcaico.

-La verdad es que sí, pienso como tú. Pero pienso también que la gente joven en el paro, cabreada o frustrada, que es mucha, seguro que está encantada con el peso femenino Irene, que, ciertamente, como bien dices, es monilla.

-Callada, sentada en el escaño, gana mucho.

Iglesias contra Rajoy. Lo de siempre: monocorde y reiterativo el “gancho” de Pablo (se le notaba por cierto el consciente lavado del pelo; ahora, en vez de coleta, se ha dejado melena. ¿Qué hay, psicológicamente, de feminoide en ese gusto?). Sin darse cuenta, se le escapó una frase leninista: “Estar al lado del pueblo es estar al lado de España”. Sustitúyase España por la ‘patria’ rusa. Lo suyo es la sobreactuación, como ya nadie ignora. Y su ‘programa’ como estadista es menos fiable que un gato salvaje en una jaula con canarios. Pobres pajaritos.

Rajoy, también como casi siempre, ingeniosamente galaico y, esta vez, contra Pablo, repentino, chocarrero, guasón, divertido.

-La seda de la ironía contra el esparto de lo vulgar.

Algo así. Le dijo a Pablo que siembra la división entre los españoles y que España no se merece el castigo de que la gobierne. Mi impresión, como resumen, es que Pablo Iglesias, como estadista, no está todavía a la altura de sus ambiciones. Hala, a hacer banco, como los futbolistas reservas.

A Felipe VI

Domingo, 11 Junio 2017

En un foro, hace años, me preguntaron:

-¿Es usted monárquico?

Sacié la curiosidad del preguntador:

-Soy “juancarlista”. Yo – le maticé a continuación- no soy hombre de ideología. Creo sencillamente, sin más, en el hombre. Voy por libre. Cuando Franco, yo no era franquista ni antifranquista. Era de Emilio Romero, director del diario “Pueblo”, cuya máxima –genial- como periodista era ésta: “Cada día, tenemos que sorprender a los lectores y desazonar a la competencia”. Cuando murió Franco, me dije: “He viajado con don Juan Carlos. He hablado varias veces con él. Me gusta. Intuyo que va a ser de verdad el rey de todos los españoles. Si es así, me haré “juancarlista”. Me hice “juancarlista” ¿Le satisface mi respuesta?

Replicó con curiosidad:

-¿Sigue siendo “juancarlista”?

-Lo he sido, lo soy y lo seguiré siendo. Lo que no he sido y no seré nunca es “transpolítico”.

Estamos en 2017. Soy “nadalista”, soy de Rafa Nadal, la majestad más majestuosa de la historia del deporte español. ¿Quién como él? ¿Quién, y en Paris, ha brillado más que la ciudad de la luz con una raqueta de tenís? ¿Quién más trinitario que él? Nadal es su pasado, su presente y un dignísimo y majestuoso merecedor del “Toisón de Oro” como español y como deportista.

Nadal resucita, resucita y resucita, y vuelve a ganar y vuelve a ganar y vuelve a ganar Roland Garros. ¡Diez veces ya! ¡Ahí queda eso y ese mayestático número probablemente para los siglos de los siglos-

No sé lo que opinará al respecto nuestro rey Felipe VI. Yo solo le digo, con todo el respeto del mundo, que España es también la grandeza de sus deportistas, y que España, gracias a sus deportistas, sigue siendo una GRAN NACION. No sé usted, Señor, pero yo me emocioné una vez más oyendo el Himno de España matrimoniado con el flamear de Nuestra Bandera.Y de espectador, casi de incógnito, estaba mi admirado don Juan Carlos.