Blogs

Archivo de la categoría ‘Leo Messi’

Llegar y libres indirectos

Domingo, 1 Abril 2018

El Barça, sin Messi, llega hasta donde llega y si no llega, llega Messi.

-Messi, venga, quítate el chándal, hay que remontar este dos a cero que nos ha metido el Sevilla

Messi, en la alineación o en el banquillo, no dice nunca nada.

-Contento, Messi –le felicitó una vez un periodista.

-He cumplido con mi trabajo- contestó sin sonreír

Opaco, silente, feliz a su manera.

-Y sin embargo, es un tornado. El tornado Messi.

Un Tornado “humilde”, qué contradicción.

Cuando vea a Bertín Osborne, se lo sugeriré:

-Bertini, oye, tienes que llevar a tu casa a Messi y conversar con él (una cosa es conversar, otra entrevistar) como conversas con todos. A ve si tú consigues sonsacarle por qué es como es: calmoso, plácido, frío, mudo, nada envidioso.

-En el césped, no; en el césped, todo lo contrario: raudo, agresivo, feroz.

Feroz y calmoso: eso es lo que vemos, eso es lo que transmite. Pero algo especial y desconocido tiene que haber en su fuero interno para ser, como es, el mejor entre los mejores, a pesar de que CR7 opine que él es el mejor, “digan lo que digan” (como canta Raphael)

-Es que CR7, digan lo que digan, es otro tornado.

Dos estrellas polares del fútbol. Estrellas como ellos hacen que el fútbol siga siendo el deporte “señorito” y preferido de ls televisiones.

-La televisión, ciertamente, es actualmente la medida de todos gustos de la especie humana.

Lo que sigo sin entender del fútbol, cambiando de tercio, es que los árbitros no piten ya libres indirectos dentro del área. En las áreas, en casi todos los partidos, se cometen faltas que no son penaltis pero sí infracciones que, por motivos que ignoro, no sancionan los árbitros. ¿Por qué?

-Si se resucitasen los libres indirectos, el fútbol ganaría en ardor y suspense.

Con el VAR, que antes o después va a ser al fútbol lo que las redes sociales a los ordenadores, pienso que debería revivirse el libre indirecto.

-Añadiría, sin discusión, emoción a la emoción del fútbol y haría todavía más atractivo el deporte favorito de la televisión.

Diez

Domingo, 18 Septiembre 2016

Nota diez al cinco a uno del Barça al Leganés y al cinco a cero del Atlético al Sporting.

- Con un cinco pelado, dos sobresalientes. También el fútbol, aritméticamente, es así de curiosamente paradójico.

Messi es “patrimonio universal del fútbol”. Con la selección argentina o vestido de azulgrana, o vestido de blanco, o de rojiblanco, o de morado, Messi es, como Florentino Pérez “un seño especial” (Butragueño). Especialísimo cum laude.

-Prodiga, dilapida, regala su prodigioso talento indiscriminadamente.

Los fanatismos y los extremismos son, en efecto, enfermedades del intelecto.

-¿A quién se le ha ocurrido eso?

-No lo sé. A alguien, a mí, vaya usted a saber.

Ver jugar a Messi es gozo hasta para quienes no simpatizan con el ocio del fútbol.

-Qué cosas tan bonitas hace ese chico…- tengo reiteradamente oído a legos y espectadores objetivos.

El Barça, sin Messi, ni se dude, no sería lo que es.

Piqué, hace tiempo, dijo de él:

-Contagia entusiasmo y ganas, aunque uno ese día este de mala uva.

Como Simeone en el Atlético. Otro ser FP, o sea otro “ser especial”. El Atlético, con sus cinco goles, redondeó un partido 10, y el público, con su ovación 10 a Simeone, no hizo sino reconocer que Simeone es el Messi del Atlético.

-¿En qué se parecen estos dos argentinos exquisitos?

-En que Simeone, como Messi, también regala y dilapida talento.

Lo más globalizado en este siglo globalizado que yo veo, además del cine –el fútbol del escritor alicantino Azorín- es el fútbol.

-Con cine, fútbol y un salario que cubra las obligaciones perentorias, yo feliz.

Hay mucha gente que piensa así. Que ve la vida así. Lo que ocurre –se me ocurre hoy- es que tanto fútbol tantos días a las semanas puede acabar fatigando. Y lo que fatiga, acaba hastiando.

-Fútbol- aperitivo a la una de la tarde, fútbol-siesta a las cuatro de la tarde , fútbol- tarde, por la tarde, y fútbol-noche, por la noche.

¿No es demasiado fútbol, no es exprimir el gusto por el fútbol?

-La globalización –me exponen como argumento exculpatorio- es así. Para que el fútbol de dinero que da y los clubes puedan pagar los s dinerales que pagan, hay que programarlo teniendo en cuenta no sólo las horas idóneas de aquí, sino las de Asia, Australia y las Américas de Cristóbal Colón.

No discuto lo “innecesario”, que diría el “innecesario” Pedro Sánchez.

Ser rey

Domingo, 6 Marzo 2016

“Es bueno ser rey”, que se decía en aquella película. Claro que es bueno ser rey. Rey del petróleo. Rey de las finanzas. Rey de los negocios a tutiplén, como el aspirante a presidente de los Estados Unidos Donald Trump, quien por cierto me recuerda a Jesús Gil y Gil.

-Gil y Gil no era rufo.

-Lo sé. Gil y Gil, como Trump, era grande y fuerte físicamente, y arrojado y huracanado para los negocios como Trump y, como Trump, populista.

Gil y Gil, en lo suyo y a su manera, en su día, fue rey. Comí con él, por él invitado, en su oficina de de Príncipe de Vergara. No era leído, pero sí ocurrente y muy directo.

Tú –me dijo, metiendo la quinta velocidad de su carácter directísimo- no me tragas. Perdona que te lo pregunte así, a bote pronto, pero es que quisiera saber por qué no me tragas.

Metí la cuarta de mi carácter y me puse, en cuanto a carácter, a la altura de su carácter.

-No es eso. Es que usted me da la impresión de un ser apisonador, usted no se detiene ante nada ni ante nadie.

No se enojó. Es más: creo que le divirtió mi franqueza.

- Vivir – era, también a su manera, algo filósofo-, si quieres ser rey en lo tuyo, hay que ser como soy.

A su manera y en lo suyo, lo fue. Y en Marbella, a pesar de sus follones, la gente sin pretensiones de urna y papeleta, le quería.

- Hará lo que hace, pero el “pueblo” le quiere, con el “pueblo” se porta bien. Es un político listo, cachondo, bueno, un tío que te “entra” –me dijo un votante suyo.

Ser rey. Cada vez que veo a Messi, me digo: “Rey de reyes”. Hace goles que no se los he visto hacer a nadie. Goles de ratón, de ardilla, de jabato, de artista.

-Y si a eso agregas – me decía recientemente un directivo azulgrana- que en la convivencia con sus compañeros es el más humilde de todos…

Lo digo como lo veo, lo pienso y lo siento: yo no sé si durará en el Barça treinta o cuarenta años, como opina- y supongo que quiere- Luis Enrique. Lo que sí digo es que como él, en el mundo, ahora mismo no hay nadie, y que con él y sus príncipes (Neymar, Suárez, Busquets, Iniesta…), el Barça no va a ser destronado en mucho tiempo… Rey Messi y rey el Barça. ¡Qué reino el reino del Barça, Florentino Pérez!: del reino de este mundo, que no del otro, del bíblico.

Conciencia

Domingo, 21 Febrero 2016

El Barça es un crisol de amor, talento y sentido común. Amor: de los jugadores entre los jugadores y de los jugadores al Barça, cuyo escudo (símbolo) lucen y empapan de sudor.

-Jamás me había sentido tan a gusto y dichoso en un equipo. Aquí –en el Barça- todo es alegría –dijo recientemente Neymar.

Talento: como futbolistas, ejecutan muy bien con las piernas lo que piensan.

-Son imprevisibles: de ahí que cuanto se prevea para anularlos sea tan difícil de conseguir.

Otra verdad.

Valdano, que entiende y piensa el fútbol, pondera el amor, el talento y el sentido común del Barça:

-También esta temporada vuelve a estar cerca del triplete..

En el fútbol, a lo sumo, hay errores o mala suerte. En la política, no. El crisol de la política a día de hoy es el desamor, es la Moncloa (símbolo del máximo poder) y la desunión.

-¡Qué pena que sea así!

-Es que es así.

Desamor: no hay manera de que los políticos se quieran entre sí como entre sí se quieren los jugadores del Barça. Cada uno va a lo suyo, y a España, que le den.

-¡Hombre!

-Es que es así también.

Ahora, mofarse de Padrenuestro o de la Religión o de la fiesta de los Reyes Magos, no es falta de respeto, no es ni delito.

-¿Qué es?

-Libertad de expresión

Vuelvo al deporte. El TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), compuesto por “siete hombres justos”, ha pospuesto la apertura de expediente a Ángel María Villar. ¿Qué es lo que realmente quiere Miguel Cardenal? Qué se castigue a Villar por “agravio comparativo” o “menosprecio del principio de igualdad”. Quiere inhabilitarlo. Echarlo. Lo que ha demostrado el TAD al demorar su “resolución” es que tiene “conciencia”. La conciencia es el espíritu de la Ley, con mayúscula.

-¿Defiendes a Villar?

-Sí y no. Si realmente ha incurrido en “delito grave”, que lo dudo, que lo inhabiliten. Lo chocante, la paradoja, al comparar fútbol y política, es que en política el delito o la falta grave (pitar el Himno, pitar al Rey, mofarse de los valores o de la tradición) ) es libertad de expresión: ni es delito ni es falta. En el mundo del fútbol, en cambio, el “agravio comparativo” es delito, ¡nada menos!, que de inhabilitación.

Celos y psicología

Jueves, 24 Septiembre 2015

Cariño, fútbol y rumor. Cristiano Ronaldo es celoso.

-A Cristiano –me cuenta fuente totalmente fiable- le gustan dos cosas: el dinero y sentirse querido. Diría yo que sentirse querido más que el dinero.

El Barcelona ama a Messi sobre todas las cosas, no en balde es su dios. Y Luis Enrique, a la menor oportunidad, jalea ese amor

-Messi es el mejor del mundo- clama a periodistas y a los cielos.

En el Barça, Luis Enrique ha aprendido mucha psicología.

-El fútbol –me cuentan que opina- es gol y psicología.

Que Cristiano sienta celos de Messi, es humano, y que Messi sienta celos de Cristiano, es lógico, a pesar de que no siempre casan humanidad y lógica.

Hay rumor fraguado .

-Cristiano, si se produjese el hecho de no sentirse querido, podría irse: no se descarte esto –me comenta la misma fuente.

Hace unas semanas, se difundió en periódicos y otros medios el “amor” de Florentino por Bale. Y se publicó, incluso, que Florentino le había pedido a Rafa Benítez que lo mimase tácticamente

-A Cristiano, cuando lo leyó, le dio un patatús de celos. –me informaron en seguida

No hice caso. Pero sí, hubo patatús. Por eso el “buenazo y manso” Benitez –lo digo en sentido compasivamente cariñoso - reaccionó. Y ahora lo elogia con el mismo énfasis que el Barça admira a Messi.

Un político, más bien ex político, cáustico y cínico, amén de decepcionado (lo tiene marginado su partido: eso cree él), y poco amigo de los medios informativos, me soltó desabrido una vez:

-No se debe prestar oído a los rumores de los periodistas y a las promesas de los políticos, si bien la vida sin rumores y sin promesas es muy aburrida.

Qué paradoja.

Lo cierto, sin embargo, es que Cristiano sigue siendo objeto de muchísimo deseo de tres equipos: dos ingleses y uno francés. Ronaldo, desde hace algún tiempo, está entre relativamente a gusto y no excesivamente a gusto en el Real Madrid. Contrastado.

-Psicológicamente, Ronaldo - siguen informándome- cree que Madrid y el Real Madrid no “se le han entregado” como el Barça y los medios” catalanes a Messi. Cristiano es hombre de ego fuerte y de celos poco menos que patológicos.

Y sin su ego y sus celos, hay que añadir, el Real Madrid dejaría de ser lo que es.

Cristiano Ronaldo acojona

Lunes, 6 Abril 2015

Abril, aguas y partidos de fútbol mil. La figura más figura de hoy en Europa y en otras partes del mundo es Cristiano Ronaldo.

-El monstro del lago Ness del fútbol, Ronaldo Acojona.

Cinco goles es algo así como si en el lago Ness de la política un partido político, el que sea, llega a la Moncloa goleando como Ronaldo. Más que con mayoría absoluta, con mayoría aplastante.

Acojona, acojona el portugués. Yo no sabría decir si es el pie o es el ánimo lo que tiene aquejado Messi. Sin Messi, el Barça tiene poco que hacer: de ahí que el Barça esté también aquejadamente acojonado.

Es curioso esto del fútbol. Si no fuese por lo singular, estrafalario y versátil que es, seguro que no sería el rey de los deportes.

-Prefiero – filosofa el sensato Ancelotti- ganar nueve partidos por uno a cero, que uno por nueve a cero.

Ancelotti “enamora” a los no forofos, a la gente de “centro”, por su talante equilibrado, reflexivo, distante del sarampión demagógico. Casi siempre piensa antes de hablar:

-En los puestos ejecutivos expuestos a la crítica de los medios, hay que templar el ánimo, no sobrecargarlo de estrés.

Estamos, como se sabe, en la recta final de la Liga, y en fútbol, en las rectas finales, sin curvas, hay quien se la pega también a veces. El batacazo de una derrota en la recta final descalabra a la vez ilusiones y títulos.

-A partir de ahora –dijo el otro día Luis Enrique-, es el ahora lo que me preocupa.

O sea, lo de Simeone, solo que vez de “partido a partido”, “ahora”. Llega más a la calle lo de “partido a partido”.

Viendo al Barça contra el Celta, contra el que tanto sufrió, y viendo a Piqué, otra vez en redonda plenitud de forma, y viendo el gol de Mathieu, me dije:

-Es verdad: hay partidos que los ganan los defensas y no los delanteros. Piqué evitó tres goles del Celta. Mathieu, hizo el gol del triunfo del Barcelona.

¿Quién se impondrá a quién en la recta final?

-Como Messi no supere su alifafe en el pie y Ronaldo siga siendo el monstruo de la Liga, pues…

Eso: un pues entre interrogantes. Qué bonita es la primavera y que bonita es la Liga con rectas finales tan primaverales como la de este año. No decae la pugna del combate Messi- CR7. No decae y que no decaiga.

Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3?

Lunes, 20 Octubre 2014

Entramos en la primera Semana Grande de las varias semanas grandes que disputan cada temporada el Real Madrid y el Barcelona desde que la Liga, salvo sorpresa del Atlético de Madrid, es una competición tan injustamente desigual como desigualmente injusta.

- No se me haga usted pucheritos demagógicos. La naturaleza, desde que el mundo es mundo, es pugna que gana siempre el más fuerte. La desigualdad, que dijo un filósofo, es la sustitución de la cantidad por la calidad.

¿Es eso verdad?

-Los filósofos, como se sabe, yerran menos que los políticos.

-Caramba, no había caído en eso, ahora que caigo.

El sábado, el Bernabéu, con todas las entradas vendidas, ofrecerá a millones de espectadores de sillón, cerveza y tele, el morboso espectáculo cum laude del portero Bravo, imbatido, contra Cristiano Ronaldo, el goleador jamás visto por los siglos.

A Luis Enrique y a Pablo Iglesias les une el mismo amor: el amor por el verbo poder.

-Querer es poder: por eso es poderoso el Barcelona: puede porque quiere.

Así piensa Luis Enrique.

-Creo en Podemos. Podemos es el partido de la honradez. Vamos a acabar con los ladrones.

Así piensa, más o menos maniobrero, Pablo Iglesias.

Luis Enrique, como no es político, conjuga el verbo poder con más credibilidad, respeto y cautela, pues sabe que “acabar” con la fortaleza del Bernabéu es tan difícil como para Pablo Iglesias “acabar” con Rajoy o el PSOE del “lindo y tierno” ( oído en la radio) Iglesias.

Ancelotti, de momento –se ve que ha leído a Platón y a Maquiavelo- ve, escucha, levanta la ceja y rumia:” Vaya yo caliente mientras no se me lesione Cristiano)

Cristiano, nunca, desde que se empadronó en el Real Madrid, ha estado tan feroz como en el comienzo de la actual temporada. Quince goles en sólo ocho partidos

-¿Cómo estás, hijo?

-Ya lo ves, madre: como Moisés separando las aguas.

Si yo jugase a algo –al fútbol, a las apuestas, a la primitiva, a la lotería- apostaría por…No, no ha puesto, no me gusta jugar.

-¿Miedo al Barça?

-Al Barça exactamente, no. Miedo a herir mi reputación si yerro.

-Los periodistas no sois infalible; hay que ver la de veces que, pronosticando, erráis.

Ciertísimo. Por eso, precisamente, opinaré después de la la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona. Hay que ser objetivos.

De todos modos, a partir de hoy, esta que empieza va a ser la Primera Semana Grande de las varias semanas grandes (2014-15) entre el Barça y el Real Madrid.

-La vida, si no es espectáculo grande, no es vida.

Sobre todo, si pierde el Barça. No quiero imaginar el patatús anímico de TV3. Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3? Se me ocurre.