Blogs

Archivo de la categoría ‘Real Madrid’

No les gusta España

Jueves, 6 Abril 2017

A la alcaldesa de Barcelona, Ana Colau, no le gusta España.

-La palabra España, a pesar de haber nacido en España, le produce alergia.

Razón por la cual la tiene tomada con la asociación “Barcelona con la Selección”, a la que sanciona a la menor oportunidad.

-Qué gozo, qué placer –se ve que piensa- ser alcaldesa para poder sancionar a esos “fascistas” de España.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es rara también.

-Desdeña las tradiciones españolas.

Y el andaluz Rufián, forofo de la independencia de Cataluña y con escaño en el Parlamento de los españoles – chocante contradicción: vive de lo que detesta-, es el paradigma de la falta de estilo.

-El estilo lo es todo.

Lo dijo un inglés con mucho estilo, Oscar Wilde.

¿Por qué viven tan suculentamente de España quienes la desdeñan tan descarnada y democráticamente? ¿Por qué se les considera demócratas? ¿Por qué no se pena políticamente a quienes viven políticamente de zaherir a España?

-La política tiene razones que la razón política del sentido común no siempre comprende.

Especialmente en España. O tal vez sólo en España.

Había que ver a Bertín Osborne con José María Aznar y lo vi (grabé el partido del Real Madrid). Lo de Bertín en su casa o en la casa de ellos es sencillamente una grata y amable conversación. Siempre.

-Conversaciones eran las deliciosas entrevistas de César González Ruano –me recuerda Marino Gómez Santos.

El difícil y dulce arte el arte de conversar. Aznar nos descubrió que de niño no quería ser político.

-Yo –dijo- quería ser Di Stefano.

Casi como Camilo José Cela.

-Alfonso –le dijo una noche a Escámez , cenando en su casa-, a mí el fútbol, de haber seguido practicándolo, se me hubiera dado tan satisfactoriamente como la literatura.

Satisfactorio, también, el 2-4 del Real Madrid en el campo del Leganés. Cada día me gusta más el “estilo” del joven Asensio. Va a ser, sí, ni se dude, un futbolista extraordinario. Juega a la vez con los pies, con la mente y con los ojos..

Creer

Jueves, 30 Marzo 2017

Creer o no creer: ésta es la cuestión. Dios no existe, y ¿si existe? La suerte no existe, y ¿si existe?

-Qué complicado es eso de pensar y creer, oiga.

Lo es.

-Nunca moriré por mis creencias. Podría estar equivocado –dijo y dejó escrito Bertrand Russell.

¿Es o no es Zidane un hombre de suerte? ¿Es o no es Lopetegui un hombre de suerte?

Zidane, para muchos, es ya, más o menos irónicamente, su flor. De la nada, curricularmente, a campeón de Europa en sólo unos meses.

-No era nadie y ya es campeón de Europa. ¡Fantástico!

¿Suerte? ¿Hombre de suerte? Hacer o no hacer ciertas cosas produce unos efectos; y hacer o no hacer otras cosas produce otros resultados. Zidane, en efecto, es su sonrisa, su talante dialogador y, naturalmente, el talento de sus jugadores.

-¿Son ésas las columnas de su suerte?

Ésas y que conoce la entraña psicológica del fútbol.

-El fútbol – sostenía Kubala- es técnica, talento, psicología y suerte- y realzaba -, y la suerte es tan la más importante.

Creo en Dios, y no creo en Pablo Iglesias porque no cree en nada de lo que yo creo. Es laico, es ateo, descree de las traiciones y los símbolos y su adicción es deslustrar lo que da lustre a la vida. .

-¿Todo eso es Iglesias?

-Y más cosas.

Y creo, como Kubala, en la suerte. ¿Es también Lopetegui un seleccionador con suerte? Intuyo que sí. Como seleccionador, antes con la Sub 21 y ahora con los aristócratas de la absoluta, suma en total 28 partidos sin conocer la derrota.

-Quiero generales con suerte-.

Eso pedía Napoleón a sus generales. Napoleón, pues, creía también en la suerte y en Dios “a su manera”.

-Pienso mucho en Él –decía.

Zidane, del Bosque, Napoleón y Lopeteguie: símbolos de suerte. ¿Por qué no creer en la suerte? Años de suerte al joven Lopetegui, tanto por él como por el “símbolo” España. El fútbol es otra manera de hacer patria. Patria: he aquí otra palabra que jamás oirán ustedes a Pablo Iglesias.

Divisas

Lunes, 13 Marzo 2017

Dicen que los conoceremos por sus frases o divisas. Divisa de Pedro Sánchez: “No es no”.

-Esa es una divisa implacable, inexorable, rígida y peligrosa por insociable

Divisa de Patxi López: “Unión, hay que unir”

-Ya sabes:”La familia que reza unida, permanece unida”. Divisa sociable.

Divisa de Susana Díaz: “Me encanta ganar”.

-Deportiva. El “sport”, que decía Julio Camba, hace liberales y caballerescos a los ingleses.

Divisa de Luis Enrique tras el frenazo y marcha atrás del resultado en La Coruña: “Quedan todavía muchas jornadas”

-O sea: que nada de rendirse. Y que recuperaran la fe gracias a la cual, dicho sea al paso, a lo “peor” el PSG, por “orgullo”, se carga a Umai.

Orgullo. Otro matiz. Lo del PSG ha herido el orgullo galo. Mucho. Y en lugar de tomarla con el árbitro y cebarse con él – lo hispánico-, la han “tomado” con lo mal que planteó el partido el entrenador.

-Es que los franceses son menos místicos que nosotros, menos líricos. Más autocríticos.

Creo que sí Piensan de otra manera. Otra divisa. No quiero que se me pase. Divisa de Bale: “La Premier es más competitiva que la Liga”.

-¿Amor nostálgico de Bale?

No. Análisis certero. En la Premier, todos los equipos pugnan, ganen o no por muchos goles, durante los 90 minutos. Corren sin descanso. En España, no. En La liga –obsérvese que esto es verdad- los equipos, cuando creen “resuelto” el partido, levantan el pie del acelerador. ¿Qué ha pasado esta semana? El Betis y el Coruña, inquilinos de la planta baja de la clasificación, jugaron con ahínco y sin relajamiento alguno desde el principio hasta el final, al extremo de que muchas veces –en velocidad, imaginación y ocasiones de gol- parecían mucho mejores.

-La verdad es que juzgando por los partidos de esta semana, no merecen estar en los puestos bajos. Bien conjuntados, animosos, con ideas.

En fin, que por lo que dicen y cómo lo dicen, a veces intuimos, y hasta sabemos, como son.

-Pregunta impertinente, para acabar. ¿A quién votaría usted si fuese de la familia socialista, a Pedro, a Patxi o a Susana.

-A Pedro, no. Rotundamente no. No es liberal. “Tanto si eres de izquierdas como si eres de derechas –tengo leído a no sé quién-, jamás te fíes de los insociables y los radicales. La democracia es el arte de saber pensar, saber elegir y saber convivir”. Jamás el arte de descalificar”. Lo cual que, expuesto lo expuesto, me gusta el talante deportivo de Susana.

Julio Camba tenía razón: el “sport” es sumamente importante tanto deportiva como pedagógicamente.

Por favor

Lunes, 6 Marzo 2017

Soy creyente. Creo en los creadores de trabajo, riqueza y bienestar.

-¿Cómo quiénes?

-Como Domingo Ortega, el de Zara y otras marcas, o como Juan Roig, el de Mercadona, o como Juan José Hidalgo, el de Aire Europa. Tres ases de oro y de altos vuelos. Dos, autodidactas, Ortega e Hidalgo. Los tres, como empresarios, imaginativos, generosos, innovadores. Generales épicos en lo suyo.

-Qué formidable sería si fuesen políticos.

-La política de ellos como empresarios, es, sencillamente, hacer lo que los políticos profesionales no saben hacer como empresarios de la “cosa pública” Política es también hacer lo que hacen Hidalgo, Roig y Ortega: dinero y puestos de trabajo. ¿Qué es en sustancia la política sino eso?

-Es que, palpablemente, racionalmente, la política , es eso.

Eso, sin embargo, es chino para la mayoría de los políticos, que sólo saben pelearse y hablar enigmáticamente de líneas transversales y asimetrías.

Real Madrid. ¿Qué es el Real Madrid? Otra forma de hacer política. Cuando el Real Madrid ganó la primera Copa de Europa. Don Santiago Bernabéu, que era un manchego cachondo y listo como Roig, Hidalgo e y Ortega, dijo:

-Otro símbolo de España. España: el sol, el toro de Osborne y el Real Madrid.

Se celebra hoy, en los periódicos, el cumpleaños del Real Madrid: ya ciento quince años.

-Y pese a tan longeva edad, vigoroso, fértil, fresco, jocundo, creador.

Con este glorioso bagaje: 20 Copas de Europa: 11 en fútbol y 9 en baloncesto.

Fecundidad: esto, amigos, es la vida, esto es la política. “Follar”, que diría Cela, crear y respetar.

-Lo contrario de algunos políticos.

Exacto. La “progresía” de algunos de ellos, dicho sea al paso, en cargarse las tradiciones y los símbolos.

-¿Tú por qué no vas nunca a ninguna manifestación? –me preguntó hace años un político de izquierdas inteligente y caducamente “patriota” (voz desacreditada por los asimétricos y los transversales).

No dudé la contestación:

-No veo en ninguna de ellas, salvo rara excepción, banderas de España, sólo banderas anticonstitucionales. Yo soy un español constitucional, un español de símbolos en extinción. ¡Qué le vamos a hacer!

Que no le cojan manía al Real Madrid los transversales y asimétricos, por favor.

Echar

Mircoles, 1 Marzo 2017

El español es tozudo y echador. Pedro Sánchez quiere echar a Rajoy de la Moncloa.

-¿A que sí, señor Sánchez?

-Claro que sí. Yo quiero mi España, no la España de Rajoy.” Sí es sí”, por lo tanto, a mi tozudez.

Baltasar Garzón quiere echar a Franco (su cuerpo, los restos de su cuerpo, claro es) del Valle de los Caídos.

-Juez tozudo.

-Ya lo creo. A Franco, ahora, lo quieren echar de España hasta los que chuparon hasta saciarse de sus “tetas”.

Artur Más quiere echar a España de Cataluña.

-Que se sepa , por cierto, España no le ha hecho ningún mal, al contrario.

-Así es, en efecto. Pero el señor Más, cismáticamente hablando, es cismáticamente tozudo también

Y el Barcelona, tozudo en su manía de ver vestidos de blanco a todos los árbitros, sería feliz si pudiera echar a todos los árbitros que en vez de equivocarse a favor de él se equivocan a favor del Real Madrid.

-Hay obsesiones patológicas incurables tanto en el oficio de la política como en juego del fútbol.

Por eso, cuando alguien pide perdón, uno casi lo encuentra raro. Decía Gandhi, aquel ser pulcro y casi divino, que el perdón es la actitud que mejor deja al descubierto la grandeza de una persona.

-Qué bonito..

El otro día, como saben, el árbitro del partido entre el Villarreal y el Madrid, Jesús Gil Manzano, pitó un penalti a favor del Real Madrid.

-¡Eso no es penalti! -gritó enfurecida la parroquia del Villarreal.

Enfurecida y también, hay que subrayarlo, con razón, en cuanto que fue el balón, rebotado, el que golpeó el brazo del submarinista. El caso es que se armó y al árbitro le pegaron en el coche un cartelito con el denuesto de ladrón. ¿Qué ha hecho el club levantino que preside el elegante y pulcro Fernando Roig . Pedir perdón. Así: “Siempre hemos defendido la honradez de los árbitros. El Villarreal entiende la difícil tarea del árbitro y confía plenamente en la profesionalidad e integridad del colectivo arbitral”

-Eso, en el fútbol, por poco habitual, es bombazo de elegancia deportiva.

Por eso es noticia. Pero, ay, bondad y el estilo, máxime actualmente, casi nunca es noticia. Es noticia, y gorda, naturalmente, lo de Pedro Sánchez, lo de Artur Más, lo de Baltasar Garzon y llamar ladrones a los árbitros.

¡Qué gran país!

Lunes, 27 Febrero 2017

Cuando “aquello”, España era diferente, según eslogan de un ministro inquieto, brusco y honrado a carta cabal (todo a la vez), amén de gallego.

-¿Fraga?

-Exacto.

Fraga, a su manera, era, antes que nada, español desde el colodrillo hasta las uñas de los pies.

-Lo importante es España.

Que decía y que es verdad. España, ahora, en muchas cosas, es sin embargo surrealista.

-¿Más surrealista que demócrata?

-Casi sí.

Hay dos pugnacidades surrealistas –entre otras- ahora mismo.

-¿Cuáles?

La de los cismáticos y la de los penaltis. Los cismáticos, como ya han deducido ustedes, que ustedes si no fuesen inteligentes no me leerían, son desde Arturo Mas hasta Carlos Puigdemont, empeñados todos ellos (ellos y sus coristas) es que la Constitución no es una constitución democrática y que lo democrático es lo que ellos exigen y hacen, y que es ciscarse todos los días laborales, festivos y fiestas de guardar en la Constitución que dice en su “impertinente y estúpido” título preliminar que la unidad de España es indisoluble.

-Es que a lo mejor no se han enterado todavía, y de ahí el oneroso cacareo y jaleo que se traen con que España les roba y todas esas zarandajas.

Pudiera ser. Pero no sé, no sé. Ya digo que España, ahora, es surrealista. ¿Acaso no es surrealismo ver a Felipe VI, Rey de todos los españoles, cenando con Puigdemont cuando Puigdemont no quiere ser español?

-Ya dijo el otro día la vicepresidenta Santamaría que España es un país complejo.

Lo es, lo es. Otro ejemplo de “cómo es” o de “cómo somos” actualmente es la otra onerosa manía del Barça con los penaltis “a favor” del Real Madrid.

-Los árbitros, la mayoría –acusan-, en la duda, se equivocan siempre a favor del Real Madrid, y si no dudan, con tal de hacer daño al Barça, algunos se inventan penaltis contra el Barça.

Fraga, como digo, era rudo, tosco, pero honrado. Uno, aunque no es tosco ni rudo –eso creo-, al opinar o criticar, trata de ser honrado como Fraga. Lo cual que, en efecto, el penalti del jugador del Villarreal Bruno, al que le rebotó el balón en el brazo, no fue, en mi interpretación, penalti.

-Eso, viviendo usted en Madrid, es muy objetivamente honrado.

Es que si todos fuésemos honrados en política y en fútbol, España sería única y maravillosa en Europa y en todo el mundo. Un periodista francés, Jean Eskenazi (ya en el cielo), me dijo hace muchos años, saliéndole del alma (él vivía y yo era joven):

-¡Qué gran país es España, tan afable, tan cordial, tan soleado!

Eso es verdad

Jueves, 26 Enero 2017

Lo veo todo a través de la lupa del deporte, que es una lupa fiable. Como “somos lo que pensamos”, yo pienso que España es un gran país, a pesar de las autonomías y los partidos políticos, y que el Real Madrid es un gran equipo a pesar del fiasco de Vigo.

-España, partidos políticos, Real Madrid, vaya gazpacho. A ver, explíquese.

“Somos lo que pensamos”, repito, y pienso que los partidos políticos se llevan entre ellos, por dentro, como chiitas y sunitas, y por fuera, como sunitas y chiitas. El PSOE, leo, está descabezado, y desde Felipe González no ha vuelto a tener un líder como él.

-Eso es verdad.

López, Sánchez y Susana, ¿qué hacen? Mirarse por encima del hombre y vigilarse. Pugnan deslealmente entre ellos cuando son “jugadores” de la misma plantilla?

-Eso es verdad.

Podemos: juventud divino tesoro. Chicho a la greña y falacia. Iglesias y Errejón no es que se admiren, es que no se tragan.

- Eso es verdad.

PP: el ayer de Aznar y el presente de Rajoy. Si Aznar es ya, le guste o no, lo que Felipe González al PSOE, un “ex”, ¿por qué, en cuanto surge la oportunidad, es tan antipáticamente beligerante con los “suyos”, si es que siguen siendo los “suyos”, que más bien parece que no.

-Eso es verdad.

Ciudadanos, según signos, también empieza a tener grietas.

-Eso es verdad.

Luego está la ensaladilla rusa o roja, obviamente rencorosa, de los partidillos. Peligrosos como alacranes algunos de ellos.

-Y España, en medio, actuando de cancha de sus enfrentamientos y zancadillas, que eso es realmente España para los que en lugar de pensar en ella sólo piensan en ellos.

¿Exagero? Si sí, pues encantado, y si no…no hay si no.

Cierto igualmente: el Real Madrid, contra “natura”, ha sido eliminado de la Copa de Felipe VI por el glorioso Celtiña.

-La alegría del pobre.

El fútbol, por lo menos, como el Gordo de Navidad, da alegrías de vez en cuando ¿Qué alegrías y qué pedagogía dan los partidos políticos?

-Interesante interrogante.

La otra interrogante, para acabar, es ésta: ¿ganará la Liga, ganará la Champions, el Real Madrid? El Real Madrid, afortunadamente, no está ‘agrietado’, tan sólo ‘lesionado’, y por aquello de que a veces se gana y a veces se aprende, es de esperar que aprenda del sobresalto de Vigo. Y gane el ‘duplete’.

Zidane cum laude

Mircoles, 4 Enero 2017

La tierra para quien la trabaja y el dinero del fútbol para quien triunfa sobre la tierra con césped, sea jugador o entrenador.

-¿Está usted pensando en mí?

-Si, Zidane, estoy pensando en usted.

Zidane, otra extraterrestre. En sólo un año, bachillerato, licenciatura y doctorado “cum laude” como entrenador. En sólo un año, tres títulos de solio: Champions, Supercopa de Europa y Mundialito. En sólo un año, 37 partidos consecutivos sin perder.

-ET, aquella película, asombró al mundo entero. ZZ es el ET del fútbol. ¡Asombra también!

Hoy, cuatro de enero, santo de las Genovevas (santa francés, compatriota pues de ZZ), el Real Madrid de aquel experimentado Benítez era sustituido por el novicio ZZ.

-¡Qué par le ha echado Florentino! Un bisoño por el notorio Benítez.

En la presentación del bisoño galo,, Florentino, si mal no recuerdo, dijo algo así:

-Creo que con Zidane todo va a ser mejor.

Zidane, por la sonrisa y otras bondadosas circunstancias, me recuerda a Adolfo Suárez, de quien fui amigo, con quien me llevé como se lleva el bisoño Zidane con el Real Madrid.

-Adolfo –le pregunté una vez siendo director general de TVE-, ¿por qué caes bien a casi todo el mundo?

-Sé sonreír y no me enfado cuando me dan motivos para encolerizarme porque a veces son ellos los que tienen razón, no yo

¿Cuál es el secreto de Zidane? Es calvo y sonríe hasta cuando le formulan preguntas necias, torpes o zafias.

-La diferencia entre él y Luis Enrique –me dice un compañero catalán- es que Luis Enrique, como Mourinho, no es simpático. Mou y Luis se creen, tal vez, superiores. Zidane, en cambio, no es absolutamente nada engreido. La calva, quizá, por venerable, vigoriza también la afabilidad de su carácter.

Cuando escribo todo esto, el Real Madrid, un Real Madrid con bajas de enjundia (Cristiano, Sergio Ramos, Pepe, Bale, Lucas, Kovacic) no se ha enfrentado todavía al todo poderoso “lobo” del Sevilla. Hay que empezar el nuevo año 2017, Zidane, como empezaste el viejo año de 2016. ¿Es mucho desear? ¿Es mucho pedir?

Tanto monta, monta tanto

Martes, 13 Diciembre 2016

Tanto monta, monta tanto, CR7 como Messi. Son los mejores. Como ellos, hoy, nadie; mañana, no se sabe. La votación del jurado se ha entregado mayoritariamente al jugador del Real Madrid. Cristiano, 745 votos; Messi, 316.

-¡Vaya diferencia!

Cantidad y calidad, magia y pragmatismo. La cantidad es un instrumento aritmético, productivo. La calidad es la excelencia. Messi hace cosas mágicas; Cristiano, no. Messi es más asombroso con el balón en los pies que Cristiano, pero Cristiano, en este 2016 que agoniza, ganó las dos competiciones europeas de más tronío: la Champions con el Real Madrid y la Eurocopa con la selección portuguesa.

-Las dos columnas dóricas del fútbol continental.

Exacto. Messi, en este moribundo 2016, fue menos europeo que Cristiano. Ganó, sólo, la Liga y la Copa.

-Cantidad. Luego para el jurado que otorga el Balón de Oro lo principal no es la capacidad goleadora, sino la suma de títulos relevantes.

Así parece que es y así es casi siempre. Iniesta es otro jugador pasmoso por su talento creador y su imaginación. Calidad: esto es Iniesta. El Balón de Oro, sin embargo, no evalúa eso. Lo ignora.

-Es bello, ciertamente, el juego de Iniesta; pero la esencia del fútbol es el gol y su cima, el título.

Cristiano tiene otra ventaja: es alto, es atlético, es guapo, es mediático

-Pero eso, oiga, eso…

-Eso, aunque no se crea, puntúa también.

El líder político es ideología, que he leído no sé dónde, y la ideología del fútbol es el gol, el título. Y la papeleta del voto, a veces, es un puñal de papel para el perdedor.

Cuatro Balones de Oro Cristiano. Cinco Messi. 2017, ya verán como sí, volverá a ser otro duelo entre Messi y Ronaldo.

-¿Está triste Messi? –he preguntado.

-Sorprendido por la diferencia de votos. Triste, no. Abatir o herir su ánimo es casi imposible –me aseguran..

Gracias a CR7, otro hecho formidable, el Real Madrid vuelve a ser notorio y formidable en todo el mundo.

-El mundo de la globalidad son las redes sociales y el fútbol.

No digo que no, tampoco que sí.

Flor y antifonario

Sbado, 3 Diciembre 2016

Está en la condición humana, se crea o no, allá los que no creen, que el ser humano es él y su flor.

-¿Qué flor!

-La de la suerte, que es un capullo que les nace en el antifonario a algunos.

El otro día, en un periódico de la ciudad condal, a la que amo soberanamente –nací en ella- a pesar de la carcoma independentista de los Rufianes de ahora, que no sino los nefastos herederos del no menos nefasto señor Mas, se citó la flor de Zidane. Alertaba: “Ojo con su flor en el culo”. Eso, ojo. En el minuto 89, la flor de Zidane abandonó su habitual trasero y se posó en la testa de Sergio Ramos y éste, otra vez, hizo gol para la historia –la suya y la del Real Madrid- al empatar un partido que parecía clausurado con el gol de Suárez.

-Hasta el rabo todo es toro, hasta el final todo es partido.

Hay quien se expresas así, sabiamente.

-Zidane estará aquí eternamente –decía hace unos días Florentino Pérez.

La gloria en vida es nacer con una flor como la del galo en ese sitio o en el AD, que tanto monta.

-Y que la riegue todas las noches, poquito, para que no se pudra.

Luego si fútbol es fútbol, también flor es flor.

-Cabreo monumental en Barcelona –me telefonea mi primo barcelonés.

Este primo mío es, como yo, un español desde los pies hasta el colodrillo. O sea: un español como el dios catalán del sentido común manda.

-¿Es que hay un dios catalán del sentido común?

-Sí, claro Lo que pasa es que los heterodoxos del separatismo, por heterodoxos, no se enteran de nada. Allá ellos. Sólo creen en su herejía separatista. A ver si los ilumina el dios del sentido común o Nuestra Señora de Monserrat.

El partido, claro, no fue bonito. Duro y turbio de ideas al principio. La emoción, en esta clase de partidos, sustituye frecuentemente a la calidad. Cuando salió Iniesta, tan venerable en mi admiración, el Barça agrisó al Real Madrid; y Neymar, qué mala suerte, qué poca flor, malogró dos espléndidos pases de gol de manchego.

-¡Esto ya no se gana! – me cuenta mi primo que gritó entonces en el estadio, a su lado, un culé.

Acertó el desesperado culé.

Hace bien Florentino en no perder la fe en Zidane.

-Lo malo de las flores es que se amustian.

-No sea usted agorero.

Messi, por cierto, esta vez, estuvo sin apenas estar. Y a Cristiano, por cierto, no se le notó demasiado el embrollo “evasor” que tiene con Hacienda.

-Cuando le vea, se lo diré –me dice un amigo suyo-. Le diré que al César lo que es del Cesar, a Dios lo que es de Dios y a Montoro lo que es del Fisco.

Ah. El partido fue visto por 185 de los 194 países que hay en el planeta Tierra, gracias a la televisión. Otro ah: Zidane, invicto todavía.