Blogs

Kikiriki

8 Noviembre 2017 por Miguel Ors

España, políticamente, es país de kikirikis. El kikiriki de esta semana es en torno a la nueva camiseta de la selección española de fútbol.

-Es republicana, esa franja de diamantes con ese morado, matrimoniado con el rojo y el amarillo, es un brindis a la república – rezongan unos.

-Es azul, azul petróleo –matizan otros.

Todo depende del color político del opinante.

A Pablo Iglesias le gusta el color morado.

-Claro, es republicano.

Garzón, otro republicano, subraya:

-Me agrada más la tricolor que la rojigualda.

El ministro Méndez de Vigo, sutil, tenue, para no quemarse:

-Ha habido camisetas más bonitas.

Adidas, acollonada:

-Que hemos repartido ya, para su venta, millones de camisetas.

Qué más da el color de la franja. Lo importante es que quienes la vistan ‘cacen’ goles. O sea, lo del gato blanco o negro de Felipe González al regreso de un viaje suyo por Oriente (era joven, y las mujeres le gritaban: “Felipe, capullo, queremos un hijo tuyo”).

Sobre colores hay que respetar todos los colores y todos los gustos. El morado, color de Podemos por cierto, es el color de la constancia y la penitencia.

-¿Opinión tuya?

-Lo he leído en un manual sobre colores. El azul es color de buena suerte. Por eso, las novias, el día de su boda, deben lucir algo azul.

-Qué chorrada.

Qué chorrada, en efecto. Pero es que la casta política española es así: puntillosa, chinchorrera, chocarrera y cascarrabias.

-Se lo pasa bomba cacareando la casta política –me comentaba anteayer en Barcelona un catalán/ español –. ¿No te has caído en ello? Muchos de nuestros políticos razonan poco y cacarean mucho; y para gallo cacareador y descrestado de seny, por cierto, el tal Puigdemont. Cada vez que cloquea huyen de Cataluña cien empresas, como huye él – qué cobarde- de Cataluña. “¡Política, esa vieja puta!”, que dijo un escritor alemán.

En fin, morada o azul - coincido con Felipe González- lo importante es que, con la nueva camiseta Adidas, los chavales del invicto Lopetegui hagan goles hasta ganar el Mundial ruso 2018.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Terapias

6 Noviembre 2017 por Miguel Ors

Descanso, “uf, una semanita de descanso” (Zidane y Simeone). El Barça, si no empuja el viento de popa a las velas del Real Madrid y del Atlético, va a navegar por la Liga con el paradisiaco y relajante placer de la tranquilidad.

-El Atlético es una confusión de dudas –oí el otro día.

-El Real Madrid ha perdido brío y brillo –oí también el otro día.

Si la vida fuese coser y cantar, que entona el dicho popular, la vida –ni se dude- sería aburrida.

–Una de las grandes enfermedades de la vida es el aburrimiento –aseveran los intelectuales que se aburren.

El fútbol, gracias a que es, entre más cosa, un conglomerado de dudas, no aburre. Simeone y ZZ, hace nada, eran dioses. Ya no. Empieza a dudarse de ellos.

-¡Vaya zurdazo de Asensio! -exclamó un aficionado tras el pepinazo de gol de la joven promesa blanca-. Asensio –añadió- en alza. Menos mal. Qué alivio para Zidane.

El Real Madrid, salta a la vista y corroboran los resultados, ha perdido enjundia, garbo. Pero ¿por qué?

-Según Casemiro, hay que trabajar más.

Trabajar y hacer política. En el “turbio deporte” de la política, últimamente, a éste y al otro, no se les cae de la boca la expresión “hacer política”.

-Si se hubiera hecho política – argumentan mayormente los que no tragan a Rajoy-, no tendríamos el problema que hay en Cataluña.

¿Es hacer política dialogar con quien no respeta la Constitución?

-Pues sí –sostiene, entre otros, el veleta Pablo Iglesias (lo de veleta lo digo porque rima con coleta)

Y, claro, ante este maremágnum de opiniones tan contradictorias, el peatón de papeleta y urna y socio de éste o aquel equipo, duda. Duda de todo: duda de la fiabilidad de los políticos y duda de la valía de Zidane y de Simeone.

-Y es que vivir, en fútbol y en política, es dudar.

El Atlético, a pesar de estar invicto en la Liga, no gusta, no está en punto de dulzura ¿Qué le sucede pues?

-Hay que trabajar más – dictamina también Gabi.

Terapia para que el Atlético y el Real Madrid vuelvan a ser los de la pasada temporada: dosis masivas de trabajo. Terapia para que Cataluña vuelva a ser la Cataluña que todos los “sensatos” queremos: hacer política (¿?).

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Hazte como yo

3 Noviembre 2017 por Miguel Ors

Digamos algo del “divertido” juego de la democracia como consecuencia del cisco que no cesa en Cataluña. Acabo de regresar de Barcelona, mi cuna. Cuando nací, me han contado que mi padre dijo:

-Otro españolista.

Españolista, como él, del Real Club Deportivo Español, aclaro.

-¿Acertaba tu padre?

-Acertaba. Acertó. Españolista entonces y españolista ahora, sólo que ahora del Real Club Deportivo, de España y del Atlético de Madrid. Uno es plural, como España.

-Pedro Sánchez es como tú, pluralista.

- Yo soy un pluralista estético. Pedro Sánchez, un pluralista político. La estética, para mí, es más noble que la política.

-¿Por qué?

-Te contestaré con frase de José Luis Coll. “Cada día –dejó escrito- entiendo menos a los políticos. ¿Por qué? No lo entiendo”.

-Comprendido.

Comprendido, no. La democracia española es goyesca e inextricable. Leo hoy un comunicado del Barcelona Club de Fútbol de Bartomeu lamentando el encarcelamiento de los sediciosos e ínclitos Junqueras y Puigdemont (todos vulneradores a lo bestia de la Constitución, lo cual es delito grave) y expresando su solidaridad “con los afectados y sus familias”.

-Podríamos decir, remedando la frase de César, ¿también tú, Barça?

Es una pena que, a veces, la democracia sea una pena.

-La democracia, en efecto, es el menos malo de los sistemas de gobierno, siempre que los que presumen de demócratas no sean como los enchironados que deplora el Barça.

Lo dijo también Coll:

-Si no fuese por los demócratas, la democracia sería el mejor sistema de gobierno.

Ante este laberinto, ¿qué hacer? ¿Alinearse con el comunicado del Barça? ¿Llamar fascista a todos los que no se alinean con el Barça, Puigdemont y Junqueras? ¿Pasar del Barça, de Puigdemont y Junqueras? ¿Declararse ateo en democracia?…

-Hazte, como yo, españolista de España y del Real Club Deportivo Español. Y piensa como pensaba otro humorista, Jardiel Poncela, que decía: ”Si será mala la política que a la suegra se le llama mamá política”. Esta frase la recuerdo de cuando en cuando.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Piensa, Simeone

1 Noviembre 2017 por Miguel Ors

Ser o no ser era lo de Shakespeare, lo de España/Cataluña o Cataluña/España es que deje de ser (que desaparezca, vaya) Puigdemont y lo del Atlético es que ha dejado de ser el que era.

-Qué bien para España/Cataluña si Puigdemont se quedara en Bélgica para siempre –decía ayer no sé quién por la radio.

¿Caerá esa breva? España es una piel de toro, en el toro todo es toro hasta el rabo y Cataluña, solomillo de España, es de toda la vida parte de la hispánica piel de toro.

-Se nota que ama usted a Cataluña. No lo disimula.

Amo a Cataluña, a Madrid, a las dos Castillas y, para cortar la retahíla, a todos los poros de la piel de toro.

-Como Dios manda, claro.

-No. Como manda el ser español desde el pelo a las uñas de los pies.

Amo también, cómo no, al Atlético. El Atlético, antes de la actual temporada, era equipo de real tronío, era equipo jamón-jamón.

-Qué bien funciona el Atlético con Simeone -comentaba unánimemente hasta anoche todo el mundo sin la disidencia de un solo Puigdemont (para mí, desde siempre, Puigdemont es sinónimo de mala hierba, de sustancia dopante).

Ya no es el Atlético jamón, jamón. ¿Por qué? He aquí la cuestión, que diría Shakespeare si resucitase y se hiciera socio -¿por qué no?- del Atlético.

-Vaya catástrofe –rumian, seguro, los cerebros administrativos rojiblancos Gil y Cerezo- sin los ingresos de la Champions.

Si esa es una cuestión, la otra, la de hoy, es ésta: ¿por qué no hace goles el Atlético, por qué su futbol es un fútbol desestructurado? Algo, días atrás, dije al respecto: no juega por la bandas, Griezmann es un “naufrago”. Sube, baja, aparece, se hunde, está, no está, está en la defensa, no está arriba cuando debiera estar.

-Usted – me han dicho muchas veces- no concibe el fútbol sin extremos.

Exacto. Ahí están los ingleses jugando otra vez, como antaño, con velocidad, furia y peligro por los extremos. Los extremos son las ventanas del fútbol, sus respiraderos.

Simeone, leo, culpa al destino de la actual sequía goleadora del Atlético. Sí y no. Y es que así como se hace camino al andar, el destino se hace también “haciendo mejor las cosas”.

-¿Sigue creyendo usted en Simeone?

-Por supuesto. No soy crítico de inteligencia emocional. Lo mío no es el radicalismo, sino la reflexión.

Simeone, piensa.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Gironazo

30 Octubre 2017 por Miguel Ors

Pues sí: Gironazo. A veces pasa. A veces pasa que el cordero se come al lobo feroz. El Real Madrid, lobo feroz del fútbol, casi 700 millones de presupuesto para “sus colosales gastos”, derrotado por el bovino Girona o Gerona, menos de 50 millones de presupuesto para sus “modestos gastos de recién ascendido”.

-De donde se infiere que también en el fútbol el poderoso caballero, a veces, se la pega.

La Liga, cuya cantinela es que es un torneo de regularidad, en ocasiones cae, no obstante, en la irregularidad: el Real Madrid.

-Y eso que en el palco de ilustres y autoridades, viendo el partido, estaba Florentino.

La vida, de la que un filósofo dijo que forma parte de la “loca” y no siempre domable naturaleza, depara ,de cuando en cuando, tornados y tortazos.

-Mal, mal están nuestro Atlético y nuestro Real Madrid –oigo, leo-. Los dos, en la clasificación, a ocho puntos del Barça.

A lo cual, el tópico, estoicamente, replica: “La Liga es larga”.

ZZ es un gran entrenador, el Mejor Entrenador FIFA de la pasada temporada. El Cholo, en el Atlético, no ha hecho otra cosa, desde que llegó, que hilar historia. Los dos, sin embargo, hoy, en los medios y en las redes, zurriagados, mayormente en las redes.

-¿Es importante el “poder” de las redes?

Contesto con una gran verdad (creo):

-Hacen ruido y cada día es más poder que el cuarto poder.

-¿Cuarto poder? ¿Qué es eso?

-Joven, como se conoce que eres eso, joven. El cuarto poder era el periodismo de papel cuando todavía no había sido parida la tecnología del ordenador y sus derivados. Cuando, las ciencias avanzan que es una barbaridad, ocurre, usualmente, que languidecen los viejos poderes. Vivir es cambiar de generación y de poderes

Los dos, sin embargo, el Cholo y ZZ, son optimistas. ZZ, que dice un vetusto amigo mío, tan vetusto como la alcaldesa Carmela, es, por empatía, el Kennedy del fútbol:

-Kennedy caía bien incluso a la oposición –argumenta-. Era simpático, atractivo y sabía hacer bien lo que hacía, hasta que se lo cepillaron. ZZ tiene también atractivo, simpatía y, si hay que juzgarle por la cosecha de títulos lograda para el Real Madrid y para él, es, indudablemente , un señor que sabe hacer su trabajo. Que lance la primera piedra quien no se haya pegado alguna vez un “gironazo”.

Ocho puntos, en efecto, es una longaniza de puntos en absoluto desdeñable. Pero aun así, ZZ opina que “saldremos de ésta” ¿Por qué no? Y el Cholo, por su parte, a pesar del “resbalón” con el Villarreal (empate), considera que “si el equipo sigue jugando con fe e intensidad como hoy, vendrán cosas mejores”. ¿Por qué no?

Ninguno de los dos, a Dios y al ateísmo gracias, se parecen a Puigdemont y a Junqueras.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Ser demócrata

26 Octubre 2017 por Miguel Ors

¿Qué es ser demócrata? La verdad: no lo sé. ¿Es demócrata el diputado Pablo Iglesias, tan versátil y ambiguo? Si él es así y yo no soy así, ¿quién es demócrata, él o yo?

-A lo peor ni tú ni él.

Si yo quiero una España con Cataluña y Junqueras, no, ¿quién es demócrata, él o yo?

-No lo dudes: tú.

Cuando habla en el Congreso de los “payasos, los tenores y los jabalís” (Ortega), el diputado Tardá, catalán/ no español, dice cosas tan asombrosamente chocantes y tan chocantemente asombrosas, que yo, en seguida, digo, me digo:

-Si este señor es demócrata y yo no comparto en absoluto lo que proclama, ¿quién es el demócrata, él o yo?

-Tú, en cuanto que tú respetas el catecismo de la Constitución.

A veces, me pasma también la pareja de Pablo Iglesias, la aparentemente frágil Irene Montero. Revoltosa, aguerrida, monilla.

-Mi lógica política no es la suya –rumio para mis adentros- . Cuanto dice es quimérico e irracional. Y sin embargo, ocupa escaño en el hemiciclo de los demócratas con salario del Estado. Yo, en cambio, soy un simple votante de papeleta y urna cada cuatro años, esto es, un ciudadano pacotilla.

Un día, siendo yo joven, leí en un libro de Poncela que el político es un señor enredador que se pasa la vida tocando el pandero de la demagogia.

-Qué observado sagaz era el gran Poncela.

Poncela, en efecto, de vivir hoy, en lugar de asombrarse, escribiría delicias nihilistas contra los políticos y diría una vez más:

-No se pescan truchas en la Puerta del Sol, en la Puerta del Sol se pescan a lo sumo peligrosos bolivarianos podemitas.

Algo así. Lo que sí tiene claro uno es que hay más democracia en el fútbol que en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo. Y en el Parlamento (escribo en castellano) de Barcelona.

-En el fútbol, oiga, hay árbitros, y los árbitros son los políticos del fútbol. Por eso, usualmente, no se habla bien de ellos.

No había caído en ello. Un día, un político cojo de la pierna izquierda –vive todavía- me dijo:

-Me he dado de baja en el “partido” y me he hecho socio del Atlético. Me siento mucho mejor.

Ser demócrata, ¿qué es? Para mí, ser demócrata es amar a tu país ante todo, en lugar de dividirlo, y amar al prójimo, en vez de inquietarle. Hoy los españoles, creo que todos, estamos tristes por el cisco separatista que “nos” han organizado en Cataluña unos “demócratas” despreciables y fuleros. ¿Ser demócrata es ser como ellos? Yo, desde luego, no soy como ellos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

España 155

23 Octubre 2017 por Miguel Ors

Leo siempre con deleite a Javier Reverte. Reverte expresa con el corazón lo que sinceramente piensa su caja neuronal. Ha sin embargo quien amordaza al corazón para que no diga lo que piensan sus neuronas.

-Son los fariseos.

Javier –hace tiempo que lo deduje de la lectura de sus libros-, Javier, digo es un tío que sabe que la vida no es como la describen los escritores rosas o virginales. Esta semana, en ABC, Javier escribe que “el ser humano es, ante todo y en líneas generales, un hijo de puta” Matiza a continuación:” Luego, ya en detalles, puede ser también otras cosas”.

-¡Qué bravo!

Honradamente realista. Lo del 155, por ejemplo, ¿es o no es una putada? El famoso, y ya popularizado artículo 155 de la Constitución, es un artículo legal. Aplicarlo, no es “joder” a los catalanes ni un “golpe” del Gobierno español contra los catalanes, que dice el demediado cerebral Echenique de “Podemos”, para quien Rajoy es un pirómano, tóquense la flauta El 155 lo único que nos dice, que les dice a los no menos demediados políticamente Puigdemont y Junqueras es que sin ley la democracia es quimera, pendencia, desastre.

-¿Es usted demócrata?- pregunta un peatón en el autobús.

Me contesta el interpelado:

-Claro que sí. Yo estoy con el 155.

Pues eso. Cuando aquello (franquismo), se decía, decíamos los viejos de esta piel de toro llamada España que España era una y grande (suprimo lo de libre, pues libre no era: esa era la putada de aquello). Era lo que queríamos, pues, y lo que queremos que siga siendo: una y grande, lo cual, sin Cataluña, no es posible.

-Escribe usted, también, como Reverte, con el corazón, sin cobardía neuronal.

Como debe ser: deber, dicho sea al paso, de todos los periodistas no ideologizados. Las ideologías a rabiar (Podemos, la CUP y todas esas malas hierbas) son las putas avispas y las putas sanguijuelas de las democracias.

-Diga usted que sí.

Gracias.

155, qué cifra metafórica, también deportivamente. Deportiva y metafóricamente qué “legales” son nuestros deportistas, todos: en fútbol, en baloncesto, en atletismo, en motociclismo, en golf, en tenis, natación… Tíos 155, a carta cabalísima. Eso es lo que queremos todos los españoles que pensamos, como Reverte, con el corazón: una España 155, esto es, legal, limpia y desintoxicada de oportunistas y gente marca Puigdemont/ Junqueras.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Cracks

19 Octubre 2017 por Miguel Ors

En plural, o sea genios, figuras, encumbrado, seres de oro todos ellos. Mis genios o encumbrados de hoy: el escritor Eduardo Mendoza, el economista Carlos Solchaga, la atleta Ruth Beitia, el futbolista Messi y el entrenador Simeone.

Leo todas las novelas de Eduardo Mendoza. Con deleite, con el placer de la sonrisa. Leer a Mendoza es pasárselo tan bomba como en una final de la Champions con victoria de equipo español.

-¿El Real Madrid?

-¿Es usted del Real Madrid?

-Claro, sí.

-Pues con victoria del Real Madrid.

Eduardo Mendoza quiere una España unida, como todos los españoles nacidos como Dios manda. Le preguntan por “lo de Cataluña” y contesta:

-Algo que no debería haber ocurrido. Es un lío que puede acabar mal. Lo teníamos todo para vivir bien: una ciudad bonita (Barcelona, obvio), un país estupendo (España, obvio) y el Barcelona (obvio).

Culpable del lío, también para él, el virus secesionista.

Carlos Solchaga es uno de los economistas más inteligentes y sensatos que ha dado esta España que quieren romper “El Gordo” (Junqueras) y “El Flaco” (Puigdemont). Le he escuchado esta mañana en la radio. Brillante, didáctico, colosal. ¿Por qué no le entrevistan en “hora de máxima audiencia” en TVE para que de una vez por todas se enteren todos los españoles, mayormente los separatistas, del desastre que sería “para todos los españoles” , catalanes incluidos, el “divorcio” de Cataluña de España.

La atleta Ruth Beitia. “Adios, atletismo, adiós”, se ha despedido. La mejor atleta española de todos los tiempos. Superaba los listones –ay, ya en pretérito- como Messi regatea a los defensas.

-Siempre digo- confiesa- que el salto de altura no lo elegí yo, me eligió él a mí.

Treinta y ocho años. Y quince medallas (su cosecha): cinco oros, seis platas y cuatro bronces. Y su señorial conducta. Excelente atleta, excelente compañera, excelente española.

Messi, siempre Messi, de quien Valdano opina que es “Maradona todos los días”. Ya eurocentenario. Ya cien goles en sus 120 europartidos como azulgrana. Preocupación del barcelonismo:

-¿Por qué sigue resistiéndose a la fotografía de la firma de su renovación?

Eso. ¿Por qué?

A pesar de la “bofetada” del Atlético de Madrid en Bakú, donde se daba por “hecha” la victoria, Simeone no está afectado:

-Creo absolutamente en este equipo –dice-. Estoy tranquilo.

Hombre de fe. La familia rojiblanca, sin embargo, tiene afectada su fe.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Hacer fútbol, hacer política

16 Octubre 2017 por Miguel Ors

Hacer fútbol es hacer goles y hacer política es resolver las cosas

-El gol, es cierto, se nos resiste últimamente.

Así es, admirado y admirable Cholo. El Atlético, en la Liga, en ocho partidos, ha coleccionado sólo trece goles; el Barça, veinticuatro; el Valencia –segundo en la clasificación- veintiuno; el Real Madrid, quince: cifra también parca, tal vez.

-Y sin tal vez.

El Atlético es equipo ponderado por su estructura defensiva. Incómoda para el rival por su solidez con escasas fisuras. En ocho partidos, sólo le han hecho cinco. Al Valencia, diez; al Real Madrid, siete; el Barça, únicamente tres.

-El Barça del ‘pro referéndum Puigdemont‘, está refrendando, de momento, poder, estética y talento –me recuerda un compañero catalán no secesionista.

Como vivir es ‘vivir el ahora’ (no cuentan el pasado por pasado y el futuro porque no ha llegado) lo que cuenta, aritméticamente, es por lo tanto ‘el ahora’.

-La Liga -decía don Santiago, uno de mis siete sabios en fútbol- la gana al final el que menos partidos ha perdido al principio.

Eso, se me dirá, es discutible. Por supuesto. Pero el Barça tiene ya la ventaja de cinco puntos sobre el Real Madrid y seis sobre el Atlético.

-Antes o después, no hay Liga sin baches y socavones. No hay equipo que se libre de ellos.

Otra obviedad. Que el fútbol, como se sabe, es una cosa de goles y obviedades. La obviedad, sin embargo, a veces, es también aviso. El Atlético tiene un Robinson colosal, Griezmann

-¿Por qué Robinsón?

Por su soledad. Está pero, como Crusoe, más solo que náufrago en una isla deshabitada. Ése es uno de los puntos débiles del Atlético, otro punto sensible es que avanza poco por las alas. La virtud esplendente del Barça, en cambio, es que juega con arte e inteligencia a lo largo y a lo ancho del campo.

-Estás crítico con el Atlético,eh.

Criticar sin adjetivar es razonar. “Escribir con adjetivos –decía Azorín- es hacer trampa”.

-¿Estás seguro de que lo dijo Azorín?

-Yo rara vez estoy seguro de nada. Vivir ‘el ahora’ es dudar, también.

Hacer política, por cierto. ¿Qué es hacer política? ¿Dialogar con un señor cuya política es evacuar su vejiga sobre la Constitución? Ha dicho otra vez Pablo Iglesias que hay que dialogar y ha dicho también, dicho sea al paso -esto me hizo gracia- que “no tengo hijos, pero me gustaría tenerlos”.

-Eso, Pablo –pensé-, se soluciona haciendo el amor. Ella es muy mona. La política del amor, además, es la mejor política del mundo.

Bueno, Cholo, como a ti se te da la política del fútbol mejor que el fútbol de la política a los políticos, mejora los defectos del Atlético. Tú puedes, pues tú vales.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Yo o tú

13 Octubre 2017 por Miguel Ors

El capitalismo lo inventó un avaro, el socialismo un resentido y el deporte, Dios.

-¿Dónde ha leído usted eso?

Ni lo sé, ni me importa. ¿Es verdad o es mentira.

-Las dos cosas, con matices.

Matices. El mundo del mercado, o del dinero, o de ambas cosas, tiene razones que la lógica seca, dura y pura no siempre entiende.

-Si el mundo fuese lógico, la emoción no existiría.

Comparación: Hamilton y Vittel, tal como lo veo yo, son a la F1 lo que CR7 y Messi al fútbol. Los cuatro ganan, ganan y ganan, últimamente.

-Fernando Alonso, en cambio, no.

Sequía en títulos, también últimamente, de nuestro compatriota, sí. Sin embargo, su imagen, su manera de conducir, su fama es, o sigue siendo, fantanstica.

-Nadie conduce como él –estoy harto de leer-. No hay en el circuito nadie que conduzca con su técnica y su talento.

A sus 36 o 37 años, no es viejo. No está acabado o amortizado, que se dice. Sigue siendo el mejor. ¿Cómo matiza o razona esto el mercado neuronal y dinerario de la lógica?

No lo explica. En el mundo hay muchas cosas –a lo mejor la mayoría de cosas- inexplicables.

-El mundo - dijo un hedonista- es para disfrutarlo, no para explicarlo. Esta es la razón por la que casi todos los filósofos son seres tristes o pesimistas. Piensan en lugar de disfrutar.

McLaren parece que le ofrece 40 millones para que no se vaya, para que siga con ellos a Fernando Alonso. Un pastón. Hamilton y Vettel ganan menos. También Messi y CR7, creo.

-¿Qué tiene Alonso, pues, de oculto o velado para que McLaren lo “ame” tan ciegamente? –pregunto a dos compañeros que saben de esto, que yo no.

Me responden casi al unísono

-Le van a cambiar el motor al coche, y Alonso, con un motor como los que tienen en sus marcas Vettel y Hamilton, es el mejor

Mi curiosidad insaciable:

-La F1 es un deporte de mucho riesgo, exige a veces casi jugarse la vida, y el hombre, conforme suma años y millones s, se hace más bien prudente y conservador.

A la vez los dos:

-Todos sabemos que Alonso, con un motor campeón, es el campeón. No hay que darle más volantazos a la cuestión.

Me lo creo. ¿Por qué no? Ellos saben de F1 y yo quiero que el invento de Dios siga dándonos a los españoles el orgullo de ser españoles, eso que tanto nos regatean muchos políticos.

-Es que la política, como se sabe, no es una pugna de “tú y yo”, sino una pugna ambiciosa de “yo o tú”. En el deporte, en cambio, también la pugna es de “yo o tú” pero sin la pecaminosa ambición de joder a los ciudadanos.

Vivir, por lo tanto, es el “deporte” de aprender algo o mucho todos los días.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis