Blogs

Entradas con etiqueta ‘Alemania’

Aquí y ahora

Viernes, 1 Diciembre 2017

El ‘aquí y ahora’ de hoy es el Mundial de fútbol de Rusia. Putin, casi calvo engominado, e Infantino, calvo total, dijeron lo que dijeron.

-Putin ha dicho que los extranjeros lo van a pasar muy bien en el Mundial, en ’su’ Mundial.

Hojarasca. Lo de siempre.

-Infantino, la verdad, soso sin perder la sonrisa.

Más hojarasca. La hojarasca es la retórica de los poco ocurrentes.

Rusia, eso sí, ha hecho unos estadios modernos, llamativos, arquitectónicamente distintos. El Mundial de fútbol es el deporte más globalizado. Lo dijo también Putin:

-El fútbol lo practican aquí más de dos millones. Nada tan globalizado como el fútbol.

Dentro de nada, el fútbol será también el deporte de las mujeres.

-A no tardar, el fútbol femenino gustará tanto como el masculino, o más, porque nosotras en “calzoncillos” somos más guapas, estamos mejor que ellos.

Oído en la radio de un autobús. Asentí para mis adentros.

De momento, ‘aquí y ahora’, hay que hablar del sorteo del Mundial. Portugal, Irán y Marruecos serán los adversarios de grupo de España.

-Serán partidos duros e interesantes –opinan, coincidiendo, Camacho y Lopetegui.

En teoría, lo lógico es que España supere la ‘valla’ de grupo. Pero no será fácil. Por dos razones: la teoría falla, la lógica también. Portugal tiene un buen equipo y es el campeón de Europa. Irán tiene una defensa como la del Atlético de Madrid: dura, fibrosa, áspera. Hacerle gol es tan difícil como que Puigdemont renuncie a Satanás y a la independencia de Cataluña.

-A Satanás, tal vez renuncie. A la independencia, no.

Marruecos, en teoría, es más asequible. Pero, como sostiene Camacho, el Mundial es un torneo que mejora, y mucho, la calidad de los equipos en teoría inferiores.

De todos modos, no debemos quejarnos de las bolas del sorteo. Han rodado benignamente a favor de España.

Hay más, también ‘en teoría’. Los favoritos del Mundial de Putin son Alemania, Brasil, Argentina y España (según encuestas). Otra cosa, a la par, a modo de anécdota aritmética: en fútbol, Rusia, como selección y como país, se le da de dulce o turrón de Jijona a España. En fútbol, si la memoria no me traiciona, Rusia jamás le ha ganado a España. Luego seamos prudentemente –proporcionalmente, que dice Rajoy- optimistas. Si Lopetegui, que es un prudente proporcional, cree en su selección, que es la nuestra, también yo prudente y proporcionalmente creo en nuestra selección, que es la de Lopetegui.

-Total, que en junio lo vamos a pasar de turrón de Jijona en Rusia.

Eso espero, eso creo en teoría.

Negro

Domingo, 3 Julio 2016

 Los entrenadores más o menos de moda (Simeone, Conte, Low) han puesto de moda el color negro. El negro es color luctuoso y maléfico (gato negro, un suponer).

-Y color de gala, que la gente bien, muy bien, en las fiestas de enjundia y brío, sobre todo las mujeres, lo lucen con garbo, escote y elegancia.

De donde se infiere que todo es discutible y relativo en esta vida. Hasta el “mal agüero” del color negro.

-Negro, que te quiero negro –color con el que Simeone, por eso lo celebra, ha hecho del Atlético equipo de tronío, bombo y platillos.

-Y la próxima temporada – que canta- seremos mejores.

Conte, con Italia, de negro riguroso, se cepilló a la España de Del Bosque e Iniesta con futbol insidiosamente atrevido y feroz.

-Caramba con Italia –reflejaba en su rostro Del Bosque-, esta es otra Italia. ¿De dónde ha salido esta Italia?

Del color negro de Conte, Del Bosque. Se ve que al fútbol, qué descubrimiento, le gusta el color negro. Por eso, el alemán Low, tras ver el sopapo de KO de Italia a España, se dijo:

-El Italia- Alemania, va a ser también, además, un duelo entre el negro de Conte y mi negro. El mío, por cierto, es más deportivo.

Y eso fue el Italia- Alemania: un duelo táctico en negro.

-Aburrido, vaya.

Pues sí. En fútbol, los duelos tácticos son casi siempre duelos estéticamente feos. Duelos de jugar a no dejar jugar.

-Duelo de miedos.

Algo así. Pablo Iglesias achaca el “porrazo” sufrido en las elecciones en las que creía que él iba a hacerle al PSOE lo que Italia le ha hecho a España a la campaña de miedo contra su partido

-¿Acierta Pablo Iglesias al pensar así?

-Es que Podemos, para mucha gente es sinónimo de neocomunismo ( vetustez arcaica), veleidades (“somos socialdemócrata”) y fragmentación de la unidad España (referéndum de Cataluña), amén de otras incoherencias y miedos.

Política y fútbol, como ven, son parientes. Como el hombre y el chimpancé, tienen muchos genes comunes. Y el miedo existe. Y el miedo acollona. Y “el miedo es más perverso que la perfidia” (¿Nervo?)

¿Ganará la final de la Eurocopa 2016 un equipo con entrenador vestido de negro?

Otra forma de hacer política

Jueves, 13 Noviembre 2014

Hay tantos jugadores extranjeros de tronío en el fútbol español que Vicente del Bosque no ha tenido más remedio que pescar jugadores españoles para la selección en los caladeros extranjeros. Los peces españoles con botas se hacen grandes y atractivos en las “aguas” foráneas: Morata, Callejón, Azpilicueta o Bernat.
-También los futbolistas jóvenes españoles, como los licenciados universitarios, emigran. Qué país, Virgen de la Almudena.
No es el país. Es la globalidad. “Ser global es ser progresista, y ser progresista es saber buscarse la vida. El español, por razones históricas y genéticas, siempre ha sido buen vividor”.
-Mayormente, oiga, en política.
Aparquemos eso ahora.
Del Bosque ha iniciado la renovación de la selección, empeño ciertamente nada baladí.
-Le va a costar –auguran los agoreros y los gurús, que de todas estas especies hay también en el césped verde del Señor.
El éxito, como dice un amigo mío, no es un enlace matrimonial por la Iglesia para toda la vida.
-Lo eterno, a Satanás gracias, no existe en esta vida –proclaman asimismo las masas pensantes ateas o en la oposición a Dios.
Del Bosque, pese a que no le guste a Florentino Pérez, es una de las cabezas mejor amuebladas – valga el cliché- del fútbol español. No es engreído, no se cree lo que no es y cree a botas juntillas que el fútbol es tan puñetero como el pegajoso vuelo del moscardón al que no se acierta a estampar con el periódico hecho rodillo.
-¡Puñetero moscardón!
Yo no lo sé, pues ni soy gurú ni jamás he presumido ni presumiré de saber algo de lo poco que sé, pero creo que Del Bosque está en el buen camino.
-¿Y si pierde contra Bielorrusia y con Alemania, después, en Vigo?
Pudiera ser. Lo que no puede hacer Del Bosque es magia. Xavi, Iniesta, Villa, Puyol y otros – no voy a citarlos a todos- son ya gente de ayer más que hoy. Y fabricar o inventar jugadores como ellos es algo que no ha descubierto todavía esa cosa que avanza tanto que es una barbaridad y que se llama ciencia.
-El tiki taka (otros escriben tiqui taca: vale también) no está de moda –opina el legendario Charlton.
-El tiqui taca lo está estrangulado el enjambramiento de gente atrás –enjuicia otro fénix del fútbol, Platini.
Mi curiosidad, en relación con los dos próximos partidos de Del Bosque, es qué jugadores va a alinear y cómo los va a hacer jugar. No hay que olvidar tampoco que en un equipo de fútbol el entrenador inteligente juega con el sentido común.
-¿Y con qué juegan los jugadores?
-Con el sentido común de la inteligencia y del corazón.
El fútbol es otra forma, socialmente, de hacer política, de igual modo que la política es otra forma de hacer fútbol. Lo que ocurre es que los futbolistas juegan mejor que los políticos.

Dimisión

Mircoles, 15 Octubre 2014

La selección alemana de fútbol ganó, si no se les ha olvidado, el Mundial de Brasil. Lo cual que gracias a ese triunfo Alemania es tetracampeona, de teta y cuatro.
-Tetracampeón. No me gusta ese vocablo, suena feo- rezongó don Santiago Bernabéu tras ganar el Real Madrid, consecutivamente, su cuarto título europeo-. Hay que ganar el quinto título- agregaba-. Tampoco es que suene bonito pentacampeón, pero es más eufónico.
Y, claro es, los jugadores capitaneados por el Gran Capitán Alfredo Di Stefano, complacieron a don Santiago.
El presidente – solía comentar Di Stefano -, con o sin razón, es el presidente.
La Alemania de Joachim Löw, el Del Bosque germano, en pocos días, ha perdido con Polonia y ha empatado, en su germánica casa y ante devota su clientela, con Irlanda.
-Ésta, Löw, no es la Alemania de Brasil. Ni sombra, eh.

Löw, 54 años de vida y de experiencia, filosofa en la contestación:
-Si el fútbol no fuese así, probablemente el fútbol no sería lo que es.

La diferencia entre Alemania y España es que aquí en España-en fútbol y en política- se pide en seguida la dimisión. “Que dimita”, “es viejo”, “está gastado”, “no vale”.
-El español adjetiva más que razona y zurra más que analiza.
Esta frase la leí hace tiempo, creo que es de Julio Camba y si no de él, de alguien tan ocurrente y delicioso como él.
Los alemanes no han pedido la dimisión de Low – el germano es más paciente y sosegado que el español- pero sí han escrito que “hay que procurar que no se repita el lance de dos resultados tan adversos”.
A raíz, por cierto, del lance de la derrota de la selección Sub-21 ante Serbia, dos críticos de adjetivación y zurra consideran que Ángel María Villar debe dimitir. He reflexionado: ¿por qué? ¿Qué culpa tiene Villar de que jugadores de tanto fuste y futuro, que dicen, como Isco, Munir, Deulofeu , Saúl, Sergio Roberto y otros no acertaran a ganar a una selección teóricamente inferior?
Los Sub-21, pues vi el partido, jugaron con trote borriquero, demorado, dengue, de hecho todo el primer tiempo. Cuando despertaron de la siesta del trote, avanzado el segundo tiempo, no pudieron. Sencillamente no pudieron. Un madridista que en vida se llamaba Pablo Hernández Coronado decía: “Mi táctica, aritméticamente, es la 1-10″. O sea, el portero y diez jugadores subiendo y bajando, corriendo, los 90 minutos.

Luego, eso: pedir a los trabajadores del balón más intensidad y más desconfianza.

Viva Arquímedes

Lunes, 14 Julio 2014

Decía Arquímedes: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Digo yo: demos un club de apoyo a Del Bosque y volverá a mover el mundo del fútbol.
Alemania ha ganado el Mundial de Brasil, gracias al “estilo de la selección española”. El germano es soberbio y prepotente, pero ha cambiado: eso era antes. “Se ha europeizado, ha humanizado su carácter seco y soberbio”. El seleccionador alemán Joachim Löw reconoce que “el estilo de hacer” de la selección española le ha ayudado no mucho, sino muchísimo, a conformar y fortificar su selección:
-Admiro el fútbol-arte (me alegra que se use el vocablo arte, puesto que arte es, en todo, el vino de la vida, que dijo Ritcher). España le ha hecho mucho bien al fútbol.
¿Cuál ha sido el secreto de la selección española? ¿Cuál el de la selección alemana? El punto de apoyo: el club. El de la selección española fue el Barcelona; el de la selección alemana, el Bayern.
-Si España no hubiera llegado a Brasil estragada de fútbol (Liga, Champions, amén de otros partidos y compromisos: temporada extenuante), otra hubiera sido su suerte.
Pienso que sí. Löw es un ser didáctico y pacienzudo, y sencillo: “Estudio y veo fútbol a todas horas”. Cree en el futuro de “su nueva” Alemania. Y cree en el punto de apoyo del club. El club, ciertamente, no es una selección, pero una selección sin el punto de apoyo de un club que aporte varios jugadores básicos y asociado no es perfecta.
No existe la perfección absoluta, sí la perfección relativa. Es lo que consiguió en su día Del Bosque, es lo que acaba de conseguir en Brasil con sus germanos Löw.
Pedro Escartín, el mejor árbitro español de fútbol de todos los tiempos (¿?), sostenía en su tiempo -uf, la de años que hace de eso- que la Selección era mejor cuando estaba bien el Athletic.
El club. El punto de apoyo. Arquímedes tenía razón. España se olvidó de la furia, su sello durante años y años, y descubrió, gracias a ‘Colón’ Aragonés, el fútbol-arte. El fútbol sinfónico. El fútbol de asociación sinfónicamente artístico. ¿Hay que renunciar a él por haber “tropezado” (me niego a usar la palabra fracaso en Brasil) No, sencillamente no. ¿Hay que jubilar a Del Bosque por el tropezón y poner en su lugar a otro que a lo mejor ni piensa, ni trabaja, ni teje como Del Bosque? No.
Lo que sí es verdad es que si los equipos- puntos de apoyo de la Selección- siguen importando estrellas que cuestan los tres ojos del cuerpo humano, malo. Es lo que le ha pasado, en parte, a Brasil, y en parte también, a Argentina.

Löw y Del Bosque

Viernes, 11 Julio 2014

Como sobre gustos no hay códigos, mi gusto es éste: el Mundial de Brasil, de los que llevo vistos, ha sido el más aburrido de los muchos que llevo vistos.
-Claro, tú eres español y a España se la cepillaron en el abrir y cerrar de ojos de la fase de grupo.

No es eso, esencialmente. El fútbol de jugar a no perder, es feo. Siempre lo ha sido. Van Gaal dijo hace años que la defensa te puede hacer invencible, pero la victoria te la da el ataque, la alegría del ataque. El fútbol, cuando es rima y ritmo, velocidad, agresividad, es bello.
-A Del Bosque –me cuentan- le gusta también Alemania.
Del Bosque, por cierto, va a seguir. En realidad no es que vaya a seguir, es que va a cumplir el contrato de dos años más que tiene firmados.
-El criterio de Villar es que Del Bosque sigue siendo el mejor. El Real Madrid trajo a Mourinho, “0h Mourinho, el mejor, FP ha fichado al mejor”, se cantó, y con Mourinho el fútbol colectivo del Real Madrid irritaba a los gatos del Bernabéu y a los aficionados con sensibilidad estética. Hubo de irse. ¿A quién traer que pueda epatar a Del Bosque?
-Benítez – digo por decir un nombre.
-Es caro. Benítez, con él, arrastra siempre una cohorte de gente. Carísimo, amén de que tiene contrato con su club y su fútbol supondría una revolución “aburrida” en el estilo de la selección.
Alemania está triunfando en Brasil, en parte, con el estilo “más o menos plagiado” a la selección española. Y su técnico,

Joachim Löw, en cuanto se le pregunta, loa “el toque de balón de España, su talento y su gusto”.
-Desde que tengo uso de razón - ha declarado-, a nadie he visto tocar y mover el balón como a los jugadores de la selección española.
A Brasil, como se vio, le dio una lección de “arte”. ¡Qué artístico guantazo! Alemania, ahora mismo, es poderosa por “parecerse a España”, a la España, hay que precisar, que asombró en el continente africano.
-¿Cree usted –me preguntan- que Alemania ganará a Argentina?
Es que ni lo dudo. Argentina ha ganado la mayoría de sus partidos con sangre, sudor y lágrimas. Con resuello. Sin gracia.
La Alemania de Löw es lozana, atrevida, descarada, y es “un patrón” de juego.
Conclusión: Löw va a seguir gobernando la selección germana, acabada la fiesta de Brasil, y Del Bosque va a cumplir su contrato con Villar. Me lo aseguran.
-Veréis como reconstruye la selección mejor que Sánchez, Madina o Tapias la “selección” del PSOE –me ironiza no una garganta profunda, , sino una garganta con excelentes cuerdas vocales.
¿Por qué no?

Dos Chupinazos

Lunes, 5 Julio 2010

Dos chupinazos este próximo miércoles 7 de julio: el de San Fermin en Pamplona y el de España-Alemania en Africa. Los navarros, con el pañuelo rojo al cuello y España, con”la furia roja” bien puesta ,bien calzada, bien preñada de coraje y casta Osborne o torera. Esto de “la roja”, por cierto, se le atribuye indebidamente a Luis Aragonés, cuando fue ocurrencia de un periodista italiano, en 1934, para destacar “la endiablada furia roja” de España contra la Italia de Mussolini, por culpa del cual el árbitro favoreció con indisimulado descaro político a los chicos de “la bella e inferior Italia”.
-A España la derrotó Mussolini, él con su poder e influencia, que no la selección italiana-me reiteraba cada vez que tenía ocasión el no menos histórico Pedro Escartin, el mejor árbitro español de todos los tiempos.
¿Lo ven? Los políticos manchan mucho,salvo las excepciones (¿?).
Chupinazo de sueño.Del Bosque es cerebralmente frío:”Hay que pensar también con el corazón”.¿Ganar a Alemania? “Un sueño”, contesta. Eso, deportivamente , es España en estos días.”Un sueño ganar por segunda vez en Wimbledon” (Nadal) “Sueño, ahora sí, con ser el mejor este año” (Jorge Lorenzo, a quien ya llaman el “Rossi” español: que lo sea por tantas veces y tantos años como el italiano).
Desde Calderón, la vida en España es un sueño , sí, pero él era pesimista y agregaba que “los sueños, sueños son”.Para Nadal,para Gasol, para Jorge Llorenzo, en cambio, como son optimistas,soñar es llegar,ver,jugar y ganar.
-¿Podremos decir lo mismo de la selección de Del Bosque
el miércoles por la noche?.
-No hay que descartar ese chupinazo,no.Como Del Bosque,también uno lo sueña.
Lo que ocurre es que los alemanes, de momento,también calculan (el pueblo alemán no sueña) esa posibilidad. Löw, el Del Bosque germano, cauto,no hace sino jalear, por si truena la santa Barbara de la decepción, las refulgentes virtudes de los españoles:”Tocan y pasan y esconden el balón -dice- como artistas”. Ahí queda eso. Los españoles, artistas. Más agrega: “Nuestro arte es la velocidad, la juventud, que queremos ganar y que creemos que imposible no es“. Qué bien matiza la caución:”… que imposible no es”.
Contra mi “talante” poco dado a la chanza jacarandosa y politiquera voy a soñar,sin embargo , que si elimina a Alemania,casi seguro que España se hace con el Mundial del humanamente venerable y venerado Mandela.