Blogs

Entradas con etiqueta ‘Balón de Oro’

Ángel de la guarda

Viernes, 8 Diciembre 2017

Hablar como habla la gente de la calle, pensar como ella y no ser relamido ni barroco a la hora de escribir.

-¡El separatismo es una defecación de ese señor, cobarde encima, que se ha largado a Bruselas para que no lo enrejen, que es lo que se merece!

Toma aire y prosigue:

-Hoy, dos sucesos. El de Cristiano en la Torre Eiffel. Antes, hace muchos años, París, para los turistas, era el Molino Rojo. Ya no. París hoy es su Torre Eiffel. París, hoy, en efecto, es el escaparate de la Torre Eiffel, y la Legión de Honor y el Balón de Oro en cuanto a honores.

-Balón de Oro y Legión de Honor. ¿No es demasiado fuerte igualarlos?

- Ambas distinciones premian el mérito, el reconocimiento, el valor, la virtud.

El fútbol es el enfrentamiento, la pugna, con normas y árbitro.

-Es otra forma de guerrear, civilizadamente.

Como es mi costumbre, apunté la frase.

-¿De quién?

-De un señor/ reliquia del fútbol: don José María de Cossío a quien le gustaba más el fútbol que su libro de Los Toros. Cuando le conocí yo tenía diecisiete años, hoy tengo los que tengo: demasiados. El tiempo también corre los 100 metros de vida que nos da en menos de 10 segundos.

Florentino Pérez, en ABC, dice que CR7 es el sucesor de Di Stefano. Pues sí. Si bien Di Stefano era más omnipresente, omnisapiente y omnisciente que Cristiano.

-Es tu opinión, claro.

El otro suceso: el mismo día, lo de CR7 en París y el debate televisivo de los aspirantes a la Moncloa de Cataluña, la Generalidad. Zafio, penoso. Separatistas y compañía contra constitucionalistas. ¿Es eso hacer España? Eso es desestructurar España. ¿Es eso democracia? Eso es otra defecación, con perdón. El artículo 155, de momento, es el ángel de la guarda de la unidad de España. ¿Podrá seguir siéndolo si ganan los “malos” y pierden los “buenos” el próximo día 21? Esto, sencillamente, es lo que oigo, lo que se oye, en la calle. Con preocupación.

Aritmética

Domingo, 4 Junio 2017

Como España es como es –genial, mágica, única, secular, atrabiliaria, anarquista, sediciosa, cachonda- de vez en cuando gana una batalla como la de Lepanto, “la más alta ocasión que vieron los siglos”, y con una docena de huevos, que diría don Santiago Bernabéu, gana su “primera” docena de títulos. Exactamente, la frase de don Santiago fue ésta:

-El Real Madrid ganará hoy (al Stade Reims, en París: primera Copa de Europa) por fútbol y por huevos, pues los tenemos mejor puestos que ellos.

Cuando Florentino Pérez llegó a la presidencia del Real Madrid (la primera vez), dijo:

-Me gustaría que algún día se me pudiera elogiar como a don Santiago.

Cuatro Champions ya, FP. Y el Real Madrid, ahora, con usted, está en el camino, en el óptimo camino, de brindar al mundo “otra gran ocasión jamás vista por los siglos”.

La aritmética no miente, nada más lejos de la política que la honesta aritmética.

-Si los políticos, además de políticos, fueran aritméticos, la política sería tan maravillosa como la aritmética: una ciencia bella, leal, por su lejanía de la mentira. Lamentablemente, no es así.

-¿Quién dijo eso?

-Un político inteligente y con mucho sentido del humor: Pío Cabanillas. Está en el cielo con don Santiago.

FP, a lo Bernabéu, ha dicho:

-Éste es el punto de partida para volver a ganar la próxima temporada.

Sigamos con la aritmética. Lo más aritméticamente admirable que tiene ahora mismo España es el Real Madrid. ¿Tiene la América del estrafalario Trump un Real Madrid? No. Con la universal internacionalidad del Real Madrid, no. ¿Tiene la Alemania de la señora Merkel , otro poder, un gozo deportivo como el Real Madrid? Tampoco.

-El Real Madrid –pondera el entrenador de la “Vieja Señora” con estupendo señorío- tiene un equipazo.

Aritméticamente exacto. Lo demostró abrumadoramente en el segundo tiempo.

Zidane, otro señor de pica en Flandes: cinco título, en el Real Madrid, de siete posibles: una Liga, dos Champions, un Mundial de clubes y una Supercopa de Europa-

-¡Qué precoz!

De novato, a ese colosal currículo.

-Y con récord mundial: las dos Chmpions, consecutivas.

Más aritmética. CR7: máximo goleador de la Champions con 12 goles (uno más que Messi). Luego “Pichichi” europeo y doblete. ¿Quinto Balón de Oro? Seguro.

Felicidades a todos. Y a don Santiago Bernabéu por la herencia. Anteayer, qué casualidad, fue su 39 cumpleaños de vida celestial.

Príncipes

Viernes, 23 Diciembre 2016

La belleza hace príncipe a quien la posee. Para el mundo del fútbol, incluidos los cinco continentes, los príncipes del balón son CR7 y Messi. Príncipes o reyes, como se prefiera. Majestades o altezas, a elegir. ¿Es más CR7 que Messi, es más Messi que CR7?

-Como soy barcelonista, para mí Messi es más que CR7.

-Como soy madridista, para mi Cristiano es más que Messi .

Las comparaciones no siempre son odiosas.

-Hay odios sanos. El odio y la envidia, por ejemplo, se confunden con frecuencia –dijo quien lo dijera.

¿Odia Messi a CR, odia CR7 a Messi? No lo creo. Se tienen, a lo sumo, envidia. “La belleza del hombre es la estatura”. Bueno. Cristiano es más alto, más atlético, más bello físicamente que Messi.

-Eso es irrebatible.

Tan irrebatible como que Messi es más mágico, más pícaro, más sorprendente y más solvente en recursos que CR7.

-Luego bellos los dos.

Exacto. La comparación sana no es sino una medida. Los españoles medimos en kilómetros, los ingleses en millas. Los ingleses conducen con el volante a la derecha, los españoles con el volante a la izquierda. Los ingleses conducen por la izquierda, los españoles por la derecha. ¿Odiamos por eso a los ingleses? Todo lo contrario: cada vez los amamos más, pensando en el PIB, como turistas

-Amor interesado.

Por interés baila el mono -¿nuestro antepasado? – y por el interés baila también la especie humana.

-Hay excepciones.

Ocultas. No sé de ninguna. Bueno, sé de una: Kubala, en el Mundial de Chile, donde estuvo como cronista de ‘La Vanguardia Española’ (ya no es Española, como se sabe: hace años que se deshizo de su comprometedor apellido), Kubala, digo, en Chile, en plan Midas, regalaba a tutiplén el dinero a sus compatriotas huidos del comunismo.

-Ya no soy Midas –nos dijo un día a Juan José Castillo y a mí-. ¿Podéis prestarme?

Le prestamos, claro. Hasta hoy. Kubala no odiaba el dinero, no odiaba a nadie:

-Lo más bonito del dinero es que sirve para ayudar –decía.

Cuando le comparaban con Di Stefano, no se enfadaba.

-Somos distintos – sostenía-. Él en lo suyo es único, yo en lo mío también.

CR7, en efecto, ha hecho un 2016 colosal, difícil de repetir. Y ha ganado el Balón de Oro. ¿Merecidamente? ¿Ha ganado merecidamente Trump las elecciones USA? Soslayo la discusión. Ahora, en Barcelona jalean ruidosamente los méritos de Messi para que el Premio de la FIFA al Mejor Jugador (The Best) no se lo lleve también CR7.

-Messi –es el argumento que vocean- es mejor, más completo que CR7.

Vale. Hágase la campaña, pero sin odio. Leo a veces cosas…

No hay color

Domingo, 7 Diciembre 2014

La vida en rosa, aquella canción francesa. La España en negro, sin música. Al nombre de España hay que añadirle siempre algo: un adjetivo, un concepto, un color, un sambenito. O sea, ahora mismo: España plural y diversa (antes, hay que recordarlo, era diferente: arcaísmo), o España black.

-¿Black?

-Negro. España en negro, en black

Tarjeta (de crédito) black, dinero black, factura black.

-El color negro o black se asocia a tristeza, a luto, a tiniebla, a luto. No me gusta.

Tampoco a mí. El negro, opinan sin embargo muchos modistos, es el color elegante por excelencia para las fiestas nocturnas, o sea, negras, black.

-Yo vi una vez, de rojo, en una gala nocturna, a nuestra Reina y ex compañera Letizia y llamaba la atención, por bella y distinguida, por ambas cosas, más que el resto de las reinas y aristócratas asistentes –me recuerda Julio Merino.

Rosa, negro, rojo. Y blanco. El color de Cristiano Ronaldo es el blanco. 200 goles lleva marcados con la blanca camiseta del Real Madrid.

-Y los que marcará.

El blanco es el color superlativo r de la pureza y de la luz, y del “talento”. El color de Cristiano.

-Ya decía Bernard Shaw que cuando alguien destella superlativamente en su profesión, es que es un profesional superlativo por nacimiento.

Observa un amigo mío. Hombre de fe:

-Es alto, guapo, atractivo, no se lesiona y marca los goles en racimos fe tres. Seguro que su madre es una santa. Es casi imposible ser tan perfecto, sin tener alguien santo en la familia.

Leo esto días, sólo por curiosidad, lo que especialmente se escribe en Inglaterra, Italia y Francia sobre Cristiano Ronaldo. Unanimidad: es casi perfecto. Copio:” Si el fútbol es gol y el gol es lo que se le da a Crsitiano como a nadie, el fútbol es Cristiano”.

Si no existiese Messi, Cristiano sería, sin discusión, la “bomba atómica” del fútbol. La única.

-Lo que pasa, para bien del fútbol, es que existe Messi, que es también otra bomba atómica u otro solomillo de fútbol.

Un compañero francés con nombre y nombradía profesional en su país (debo silenciar por discreción su nombre) es contundente:

-No hay color esta vez. Te lo digo yo. El Balón de Oro tiene ya color y nombre: Cristiano Ronaldo.

A Dios gracias. Que a uno lo del color “black” le tenía preocupado.

CR7

Martes, 14 Enero 2014

Si  Florentino Pérez es un ser superior, que dice Butragueño, Cristiano Ronaldo es un ser potente. En CR7  todo es potencia. Físicamente, es potente. Potente es su voluntad  e inmensamente  potente es su amor propio.

-¿Y por qué llora si es tan potente?

-Quien siembra lágrimas, recoge alegrías (esto no es mío, no recuerdo la autoría).

Un jugador de oro, pues. Lo formidable de CR7 es que, amén de ser potente, cree en él.

-He trabajado mucho para con seguir este Balón de Oro.

Trabajo. Obsérvese que la palabra “trabajo” es latiguillo suyo. “Trabaja, negro, trabaja”, letra de una canción; él, blanco, alto, rico, guapo, famoso  (lo tiene casi todo, dado que guapa, guapísima, es también su pareja), sabe que lo que lo ha labrado con trabajo.

-En casa, hago horas extras de trabajo –dijo una vez.

Un ser potentemente  y trabajador. ¿Colma o doctora su carrera el Balón de Oro conseguido? No.  ”Es, dice, sólo  un nuevo estímulo”. Agrega: “Ahora, para validarme, tendré que trabajar más” .

Su cuarta potencia: la soberbia. No quiere formar parte únicamente  de la historia de Portugal, su patria, sino que aspira a hacerse “un hueco en la historia del mundo”. Quiere, así de sencillo,  inmortalizarse históricamente.

-Que se hable de mí, cuando deje de existir.

Un Balón de Oro más (el segundo) y una joya de jugador, asimismo,  por su insaciabilidad. El mejor fichaje de  Florentino Pérez desde que se le ocurrió sentarse en la presidencia del Real Madrid. CR7 sí ha amortizado, “y con creces” (de un directivo madridista), lo que costó en su día y lo que sigue costando. “Partido a partido” (lo de Cholo). “Día a día” (lo de CR7). Lo suyo, de todos modos, es el gol. Y  el gol es el cuerpo, el alma y el espíritu del fútbol. Trinitario CR7.

Para Florentino Pérez, el jurado del Balón de Oro ha hecho justicia dándoselo a Ronaldo. Eso es discutible, creo, en cuanto que lo justo no  siempre es virtuoso, de igual modo que la castidad no es una virtud, sino un vicio contra la biología humana (Voltaire). Al margen de esta disquisición, lo  ineluctable, hoy,   es que el Balón de Oro  de a la vez que engrandece a Cristiano ensancha el envidiable  escudo de blasones  del Real Madrid.

Balón de oro

Viernes, 25 Noviembre 2011

No hay religión sin dios y no hay fútbol sin el dios del gol, y el dios del gol es Messi.

-¿Por qué cae mejor Messi que Cristiano Ronaldo a la mayoría más o menos inmensa de la Europa del euro y del fantasma de la prima de riesgo?

-En efecto, ya no se dice que viene el coco, sino que viene la prima de riesgo -asiento-. En cuanto a que Messi fascina más que Cristiano, es verdad, sí, pero es que sobre gustos no hay cánones, tampoco naturalmente en el fútbol.

El Balón de Oro discrimina. Sí. No se da al mejor jugador, sino al jugador que hace más goles, y ese va a ser de nuevo Messi, según leo. Messi le quita el sueño incluso a Neymar, que dice que “pagaría por verle jugar”.

El Barça, ciertamente, es mucho Messi pero también es mucho Xavi. Para “La Gazzetta dello Sport”, la biblia italiana del fútbol, entre otros deportes, “Xavi y Messi son dos robots”, y para ”The Guardian”, “ver hacer goles a Messi es un espectáculo, como espectáculo es igualmente ver tejer fútbol a Xavi”.

¿Cuándo los votantes del Balón de Oro, que es algo así como el Príncipe de Asturias del Fútbol, premiará al genio creador, al tejedor, haga pocos o muchos goles?

-Mira -me dice un amigo-, un coche no es sólo la potencia de su motor, es también la conducción, y eso es Xavi, un conductor. Xavi, el Fernando Alonso del balón.

Como soy español de consensos y fácil de seducir por el dios de la razón, lamento que Xavi, también este año, al parecer, vuelva a quedarse marginado por el dios del gol.

Los dioses no siempre son justos, que se quejaba Alejandro Magno. Magna verdad.

El mejor diciembre de Messi

Jueves, 17 Noviembre 2011

 Diciembre puede ser el mejor mes de Messi desde el día de su nacimiento. Ese mes,puede ser elegido “Personaje” del año 2011 por la revista “Time”. ¡Casi nadie, la revista “Time”! Messi es, como les supongo enterados, uno de los 31 candidatos seleccionados junto a Obama, Merkel, Sarkozy y otros, entre los cuales figuran “Los Indignados de Wall Street”, que reclaman un reparto más “cristiano” del dinero: “Menos mucho para  tan pocos. Mucho más para los pocos, que somos muchos más”. Algo así. ¡Messi, en el Walt Street del poder de la fama y del dinero! Messi es ya mucho Messi entre los ricos del mundo, los indignados del orbe y los niños de los cinco continentes, que lucen su camiseta con el 10 a la espalda como luce títulos y marido nuevo la muy castiza y encantadora octogenaria (por la edad) duquesa de Alba. Si Hollywood es la meca del cine, que se dice, “Ti”, que se dice también, es la meca de la cima del summum, y ahí está Messi.

(more…)