Blogs

Entradas con etiqueta ‘Bartomeu’

Creencias

Jueves, 7 Septiembre 2017

Una creencia no es simplemente la idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente. Florentino Pérez cree ciegamente en su mente, si no fuese así no seguiría en el Real Madrid.

-Yo tengo clara la idea del Real Madrid que quiero –me confesó hace años, cuando iniciaba su carrera presidencial- , y esa idea me da que pensar. Sueño con ella y ella sueña conmigo.

Su idea: un Real Madrid mandón y poderoso en España y en Europa. Su creencia: que eso, con él, podía ser. Su mente, que diría, de vivir, don Gregorio Marañón (con el don, sí; con el don, al menos yo, expreso usualmente mi rendida reverencia y admiración) es vigorosa y lúcida. El Real Madrid, pues, es Florentino Pérez, de igual modo que Zara y sus otras marcas hermanas son Amancio Ortega.

-Dadme un punto de apoyo y moveré montañas –dijo Arquímedes.

FP y AO, como Arquímedes. Bartomeu, el presidente del Barça, en cambio, está sin punto de apoyo, y encima miente.

-¡No! – ha bufado el plácido Iniesta a la pregunta de si tenía principio de acuerdo con el Barça para renovar el contrato

Bartomeu, en efecto, está empezando a perder el pinto de apoyo del forofismo azulgrana.

-Con otro presidente –me comenta gente de su entorno - , seguro, Neymar seguiría aquí. “Es un presidente de broma”, ha soltado, sorpresiva y doloridamente agresivo, Neymar contra Bartomeu. Enigmática frase. Sería poder desentrañarla desentrañara. ¿Por qué es un presidente de broma? Tampoco ha atinado Bartomeu, por otro lado, con los fichajes que realmente ansiaba. E Iniesta, un bendito de Dios, mosca, o cabreado, como nunca.

-Y en cuanto a Messi, ¿qué?–pregunto.

-Otro cantar. Atado y bien atado, que se dice, no está todavía bien atado

El fútbol de élite es ya en este joven siglo, guste o no, ‘empresa’ tan difícil de gobernar como España.

-¡Exagerado!

-A los hechos me remito ¿Acaso no está cada a día más embolicado el cotarro de los ‘demócratas’ que nos gobiernan?

Creo en las mentes y en las ideas de gente inspirada y lúcida como Florentino y Amancio.

Machada

Jueves, 16 Febrero 2017

Hay que cuidar la imagen, Pablo Iglesias; hay que cuidar la imagen, Luis Enrique.

-Un hombre notorio es él y su imagen, amén de su talento.

Pablo Iglesias, cada día más, es su agresividad e inane su barroquismo verbal.

-Y el mal gusto de su estética. Así como el hábito no hace al monje, la coleta, el vaquero y la camisa como chaqueta y corbata tampoco hace al demócrata más demócrata. Lo hace, en todo caso, más demagógico.

Luis Enrique, a lo que se ve, tampoco cuida por razón genética su imagen. “Va de sobrado por la vida”, que se dice. Fatuo, sardónico, petulante.

-Es que él es así.

Malo para él, pues. El 4-0 al Barça del PSG ha generado, inopinadamente, dos comentarios que ponen en tela de juicio el talento de Luis Enrique. Iniesta: “Todo negativo, hoy”. Busquets: “Tenían un plan y lo han desarrollado bien”.

-Dos ganchos a la barbilla del engreído asturiano.

De dos capitanes.

Virtualmente, el Barça está fuera de la Champions; virtualmente, es difícil que gane la Liga: virtualmente, es casi seguro que gane la Copa del Rey Felipe VI.

-Premio monárquico, cuando el Barça, en su cúpula, presume de soberanista. Qué paradoja.

El fútbol es cruel. Lo es de un día para otro. Antes del cuatro a cero, el Barça aspiraba a “reinar” en la Champions. Salvo “machada”, en expresión del propio Luis Enrique, no hay esperanza, sin embargo.

-Yo confío en la “machada”- machaca Luis Enrique

Hay dos clases de esperanza: la imposible y la que se sueña. Hace bien Luis Enrique en soñar la virtual esperanza de la “machada”.

-Es que si no…

Eso. Futuro negro para él. Bartomeu, el presidente azulgrana, dice que sigue confiando en Luis Enrique, y “que en marzo, como muy tarde, se le renovará el contrato”. Qué va a decir.

-Hay que esperar –me susurran en el entorno del Barça- a ver qué sucede en el partido de vuelta. Hasta ese momento, hasta el momento no descartable de la machada, Luis Enrique goza de la confianza de la directiva (hay, sin embargo, excepciones).

Todo es relativo, todo es virtual en el fútbol.

Ser y estar

Domingo, 28 Junio 2015

Hay que estar y ser. Estar a gusto y ser considerado.

-Y ser querido.

-También.

Ya dijo alguien que la felicidad consiste en estar y ser, y si no lo dijo alguien, lo digo yo ahora.

Unai Emery, por ejemplo, es feliz en el Sevilla. Está a gusto: por eso no se ha ido, a pesar de las sustanciosas ofertas a un equipo extranjero (eso se dice). Y su manera de ser en el trabajo convence a los ejecutivos y a los jugadores del Sevilla.

-Es honesto y sabio en su trabajo.

Olé. Los hechos lo corroboran.

El cariño. Sentirse querido es también, a veces, tan importante como el delicioso “vicio” del dinero. O más.

-No exagere. Dinero es dinero. No hay que pasarse.

Yo no sé quién de los precandidatos a la presidencia del Barcelona ganará: ¿Bartomeu, Laporta?

-¿Descarta usted a los otros?

-Pues sí. Soy así de atrevido. Claro que mi atrevimiento tiene el aval de la información que me llega, fiable para mí.

Bartomeu, al margen de los ciscos judiciales que le producen insomnio, “es” menos atractivo para el votante (el votante, como se sabe, es un ser más emocional que razonador). Bartomeu no arrebata.

-La inteligencia emocional” –me adoctrina un sociólogo-político- psicólogo- catedrático de filosofía- es un imperial poder.

-¿De qué es imperial poder?

-De seducción. España, en democracia, ha tenido seis presidentes. El más guapo, Adolfo Suárez (si bien, hay que agregar, eso va en gustos). El tenorio, el seductor por antonomasia, Felipe González. Por eso las mujeres le gritaban: “¡Felipe, capullo, queremos un hijo tuyo!”.

Laporta, en bajito y ancho de espaldas, cintura y nalgas (hay que cuidarse), amén de puñetero independentista, es el Felipe González, de los cinco, seis o siete precandidatos ( he perdido la cuenta) a la presidencia del Barcelona.

-Lo sabe él –me informan- y lo sabemos todos por sondeos recientes. Laporta cae bien, no es H2O, agua. O sea, que no es incoloro, inodoro e insípido. A eso hay que sumar su carácter populista, efusivo, desembarazado.

Es pues, Laporta, ser que gusta y atrae. Por eso está en el puesto número uno –hoy, mañana no se sabe- de los precandidatos a la presidencia del Barça. Ser y estar: he aquí la cuestión. Otro día escribiré de FP, el H2O del Real Madrid.

Complejo de persecución

Viernes, 6 Febrero 2015

En España, por lo que se lee y se ve, crece la hierba de la imputación y trepa por el ánimo de algunos de nosotros la enredadera del complejo de persecución.

-A Marcelo le persiguen los comités de castigo de la Federación Española de Fútbol. No hay derecho. Son del Atlético- tronan voces.

El propio Marcelo, cuyo arte para poner balones de gol en las cabezas de sus compañeros es magistral, se siente, en efecto, afectado por el complejo de persecución.

-Yo no hice nada, ni lo toqué, pero el árbitro me enseñó la tarjeta amarilla. En mi sentir los árbitros la tienen tomada conmigo.

El complejo de persecución es como una gripe psicológica. Se afincó hace tiempo en España; se ve que pensó: “Al sol de este país, qué bien se está”. Y la sensación es que está haciendo estragos.

- Yo lo he hecho todo bien – se defiende el presidente del Barça, señor Bartomeu, como respuesta a la persecución de que es objeto por parte de Hacienda.

El señor Bartomeu incluso da a entender que esa persecución es una venganza de los “poderes fácticos” de Madrid

-Como le “pisamos” al Real Madrid el fichaje de Neymar … -insinúa sobilinamente.

Un inspector de Hacienda, al que le he preguntado sobre la cuestión, barcelonista por cierto, me asevera:

-Cuando Hacienda llama a la puerta de alguien es por algo, es para recordarle a ese alguien que Hacienda somos todo y que con Hacienda no se juega “al escondite”.

Hay, sin embargo, quien no lo ve así. Hay quien, como el señor Bartomeu, lo ve como una venganza de los “poderes fácticos” madridistas. Porque los “poderes fácticos”, para el señor Bartomeu, son, obviamente, madridistas.

-¿Está usted seguro, señor Bartomeu, de lo piensa y dice?

-Es que ni lo dudo.

-Pues los “poderes fácticos” de la Federación Española de Fútbol, entidad que también considera usted más próxima al Real Madrid que al Barça, ha sido inflexible con Marcelo, no le ha levantado la sanción.

Tenemos, en efecto, una democracia infectada de imputados “inocentes”, como el clan Pujol, pobrecitos, y de gripados por el complejo de persecución.

Ideas

Lunes, 10 Marzo 2014

Entre el cero y el infinito. O entre el infinito de lo que fascinó el Barça en Manchester y el cero del Barça en Anoeta y en Valladolid. Dijo Gerardo Martino, alias “Tata, tras el fracaso de Anoeta:

- No ha habido ideas.

Ha reiterado tras el sopapo de Valladolid:

- Nos han faltado ideas.

Valle-Inclán, a raíz de no sé qué, escribió: “Ideas tenemos todos, lo difícil es pintar un burro con un gitano”.

El Barça, en el último trimestre del extinto 2013, parecía que iba a tocar otra vez el gozoso infinito de la Liga. 1914, sin embargo, le ha dado la espalda al Barça de ‘Tata’ y, tal vez por culpa de la orfandad de ideas, sólo ha sumado 17 puntos de 30 posible (si he hecho bien la cuenta). El Real Madrid, en cambio, se lleva con 2014 dionisíacamente. Suma y suma puntos y, gracias a su fútbol de pegada, chispa e ideas, le saca ya al Barça de ‘Tata’ cuatro puntos.

- Si no ganamos en el Bernabéu…

“Liga perdida”, ha dado a entender Busquets. O casi perdida. Así son los tsunámicos hechos del fútbol, que hoy te da la efervescencia de la felicidad igual que días después, sin pausa ni causa racionales ,te da el acíbar del fracaso.

¿Qué le pasa al Barça, a ver? La pregunta se la he formulado a “mi hurón” en el territorio más o menos comanche del Barça.

- Martino ha dudado. En el Barça -me refiere- ha pretendido ser lo que él, futbolísticamente, no es. Ha querido “medio adaptarse” a la identidad del Barça pero sin convicción. No es el único culpable del aparente desmonoramiento moral del Barça. Hay más cosas. Hay que Neymar, como tú tienes escrito, es “más bonito que pugnaz”. Hay que Messi , por otras razones (mejoramiento supino, de nuevo, de su contrato, tal vez), no se siente a gusto. Y hay que donde flojea  ”la convivencia psicológica” (vestuario), la solidez de grupo ratea.

-Y a todo esto -inquiero-, ¿qué dice el presidente Bartoméu?

- No dirá nada hasta después del partido con el City. Está, eso sí, preocupado. Bartoméu es como Rajoy: silente, reflexivo. No es hombre de fulgurosos prontos.

Se cree asimismo que Martino, se niegue o no ahora, dejará el Barça cuando acabe la temporada. El ‘Tata’ tampoco se siente cómodo en el Barça desde hace algún tiempo “Aquí hay mucha presión…”, repite.

No se gustan

Lunes, 27 Enero 2014

El ser humano es un sujeto de gustos. Y la disconformidad de gustos, por lo tanto, es causa, a veces, de desavenencias y disgustos.

-A usted, señor Rajoy, ¿le gusta el señor Rubalcaba?

-No.

-A usted, señor Rubalcaba, ¿le disgusta el señor Rajoy?

-Sí.

El Barça y el Real Madrid, de siempre, no se han gustado. Cuando le calentaban la sesera, don Santiago Bernabéu, a pesar de la censura (vivía Franco), no se rajaba: “Si no tuviese catalanes, qué tierra fabulosa sería Cataluña”. Lo dijo, para un periódico de Murcia, en Santa Pola, su mediterráneo nido de descanso. “Rectifique inmediatamente” (Fraga, en un telegrama). “No me da la gana” (Bernabéu). No pasó nada. Con o sin censura, con o sin dictadura, el Real Madrid era y sigue siendo un “poder fáctico”.

-Como el Barça.

Exacto. El Barça es el otro “poder fáctico” del fútbol español. Sandro Rosell, joven, nueve títulos en algo más de tres años (cifra aritméticamente gloriosa), ha salido sin embargo pies en polvorosa, huyendo no se sabe a ciencia cierta de qué ni de quién.

-¡Un español que dimite de la presidencia del Barça! ¡Milagro!.

De la presidencia del Barça y de la del Real Madrid, ese empresario admirable, amén de empático y elegante, que es Villar Mir me dijo hace en cierta ocasión:

-Además de la Moncloa por la que pugnan los políticos, hay la Moncloa del Real Madrid y la Moncloa del Barça igualmente pugnables.

Florentino Pérez, si quisiera, podría corroborarlo. El poder social, empresarial, político y aristocrático goza y presume exhibiéndose en el palco del Bernabéu.

-Ayer vi el partido en el palco de Florentino – sacaba pecho un político amigo mio- . Dos espectáculos a la vez, el social y el futbolístico.

Es manipulación -burda, zafia- que quiera hacerse creer, ahora, que Sandro Rosell ha sido víctima de una “conspiración centralista” (Florentino, Madrid). En efecto, ha sido víctima, pero de un socio azulgrana con nombre y apellido: Jordi Cases. Víctima también del “turbio” fichaje de Neymar. Si será esto verdad, que su amigo José María Bartomeu (amigo y sucesor suyo en la presidencia del Barcelona) ha dicho: “No volverá a suceder lo de Neymar” .¡Qué más contundente testimonio que éste!

De todos modos, el Barcelona y el Real Madrid no se gustan.