Blogs

Entradas con etiqueta ‘Carles Puigdemont’

Ley electoral y fútbol

Viernes, 22 Diciembre 2017

Decía Ortega y Gasset que filosofar es un modo de vivir y decía don Santiago Bernabéu que el fútbol es un modo de entretener la vida.

-La vida –explicaba- se vive de muchas maneras. Pensar, oír música y jugar al fútbol son mis tres maneras de vivir y entretener la vida.

Pienso hoy –uno piensa de vez en cuando- que las elecciones electorales del 21 D en Cataluña han sido otra manera de mofarse (mofarse: otra manera de entretener la vida) del votante y no resolver por consiguiente el cisco del independentismo catalán. Un cisco, sí. En votos y escaños, ha ganado Inés Arrimadas; sin embargo, no gobernará. Gobernarán, en cambio (otra mofa) los hiaspanófobos.

-O sea, que Inés, que predica conciliación, armonía y unidad, ha ganado para nada.

El fútbol es el gol. Gana el que más goles hace. En la ley electoral, no es así. Por eso Inés, que es la que más goles ha metido en las urnas, no ha ganado. Decisión de la ley electoral.

-Eso parece anómalo.

No lo parece. Es.

-O sea: las reglas del fútbol son mejores que las de la política.

Por supuesto.

-Con el ojo de halcón, además, el fútbol será perfecto.

-Perfecto exactamente no, sólo menos imperfecto que la política.

Por ello, Rajoy, contestando a la aviesa pregunta de un periodista, ha dicho:

-Con quien debo reunirme (para hablar del tumor independentista) es con quien ha ganado, con Inés.

Contundente Rajoy, cuyo defecto, ay, es que no siempre es contundente en el momento oportuno. ¿Entrevistarse con Puigdemont, huido; con Junqueras, entre rejas? Con ellos, por lógica política, no. Están procesados por ciscarse con un par en la Constitución y por vulnerarla, con otro par prestado.

-La verdad es que es de película de los hermanos Marx el cachondeo democrático/electoral de que la ganadora aritméticamente resulta que ha perdido y que los que han perdido, aritméticamente, resulta que han ganado.

Maneras de ver y vivir la vida, políticamente.

Hacer fútbol, hacer política

Lunes, 16 Octubre 2017

Hacer fútbol es hacer goles y hacer política es resolver las cosas

-El gol, es cierto, se nos resiste últimamente.

Así es, admirado y admirable Cholo. El Atlético, en la Liga, en ocho partidos, ha coleccionado sólo trece goles; el Barça, veinticuatro; el Valencia –segundo en la clasificación- veintiuno; el Real Madrid, quince: cifra también parca, tal vez.

-Y sin tal vez.

El Atlético es equipo ponderado por su estructura defensiva. Incómoda para el rival por su solidez con escasas fisuras. En ocho partidos, sólo le han hecho cinco. Al Valencia, diez; al Real Madrid, siete; el Barça, únicamente tres.

-El Barça del ‘pro referéndum Puigdemont‘, está refrendando, de momento, poder, estética y talento –me recuerda un compañero catalán no secesionista.

Como vivir es ‘vivir el ahora’ (no cuentan el pasado por pasado y el futuro porque no ha llegado) lo que cuenta, aritméticamente, es por lo tanto ‘el ahora’.

-La Liga -decía don Santiago, uno de mis siete sabios en fútbol- la gana al final el que menos partidos ha perdido al principio.

Eso, se me dirá, es discutible. Por supuesto. Pero el Barça tiene ya la ventaja de cinco puntos sobre el Real Madrid y seis sobre el Atlético.

-Antes o después, no hay Liga sin baches y socavones. No hay equipo que se libre de ellos.

Otra obviedad. Que el fútbol, como se sabe, es una cosa de goles y obviedades. La obviedad, sin embargo, a veces, es también aviso. El Atlético tiene un Robinson colosal, Griezmann

-¿Por qué Robinsón?

Por su soledad. Está pero, como Crusoe, más solo que náufrago en una isla deshabitada. Ése es uno de los puntos débiles del Atlético, otro punto sensible es que avanza poco por las alas. La virtud esplendente del Barça, en cambio, es que juega con arte e inteligencia a lo largo y a lo ancho del campo.

-Estás crítico con el Atlético,eh.

Criticar sin adjetivar es razonar. “Escribir con adjetivos –decía Azorín- es hacer trampa”.

-¿Estás seguro de que lo dijo Azorín?

-Yo rara vez estoy seguro de nada. Vivir ‘el ahora’ es dudar, también.

Hacer política, por cierto. ¿Qué es hacer política? ¿Dialogar con un señor cuya política es evacuar su vejiga sobre la Constitución? Ha dicho otra vez Pablo Iglesias que hay que dialogar y ha dicho también, dicho sea al paso -esto me hizo gracia- que “no tengo hijos, pero me gustaría tenerlos”.

-Eso, Pablo –pensé-, se soluciona haciendo el amor. Ella es muy mona. La política del amor, además, es la mejor política del mundo.

Bueno, Cholo, como a ti se te da la política del fútbol mejor que el fútbol de la política a los políticos, mejora los defectos del Atlético. Tú puedes, pues tú vales.