Blogs

Entradas con etiqueta ‘Competir’

Competir

Lunes, 27 Noviembre 2017

Los animales irracionales, entre ellos, compiten a comerse. Los animales racionales, entre ellos, si son futbolistas, compiten en los estadios a ganar, a no perder.

-Yo, los domingos –me dice un amigo de toda la vida, demócrata por lo tanto de toda la vida- o fútbol en el estadio o futbol de pago en la televisión. El fútbol es muchas cosas a la vez: ocio, pugna, desmemoria del trabajo, fanatismo. Es una cosa plural, eso que tano quiere para España Pedro Sánchez. ¿Le conoces, dicho sea al paso?

-De verlo en la televisión y de leer sus opiniones. Es majo, no está mal, lo malo sería verlo un día en la Moncloa.

-¿No crees en él?

-Para la cosa del fútbol, son animoso y optimista; para la cosa de la política, soy entre dubitativo y escéptico. En el fútbol, salvo excepciones, se compite con más nobleza. En el fútbol, hasta los errores, a veces, fructuosos.

-¿Cómo el del árbitro de ayer, Iglesias Villanueva, ‘robándole’ al Barça un gol tan legal como el artículo 155 de la Constitución?

-Pues sí.

Sobre el error podría escribirse un ensayo. Un error no es solamente un error. El error, cuando beneficia, es casi una bendición.

-¡Qué chorrada!

¿Cuál es el encanto de la Liga, cuál es su seducción, cuál es su atractivo? La pugna, la competición. ¿Se imaginan una Liga de veinte equipos, la española, con un Sansón/David totalitarista desde las primeras jornadas? ¿Interesaría una Liga así, tan desigual, cuando el lema más famoso del mundo desde 1789 es el de la igualdad, casada con la libertad y la fraternidad?

-Eso, ciertamente da que pensar.

Comprensible el cabreo de los catalanes, pero no menos comprensible que la alegría de los forofos de los equipos que persiguen al Barça.

-Eso, ciertamente, según del lado que se mire, da también que pensar.

El error, que dijo el filósofo, es humano. No es humano el hombre que no yerra.

-Demasiado filosófico eso para las gentes del fútbol.

Filosófico o no, el error es consustancial a la naturaleza del fútbol, cabree o alegre.