Blogs

Entradas con etiqueta ‘Copa Davis’

Soy un E.T.

Lunes, 28 Noviembre 2016

Lo sé. Y lo saben muchos de ustedes, o quizá todos ustedes: los valores de toda la vida apenas se cotizan en la Bolsa de la España de las Autonomías, antaño sencilla y simplemente España.

-Pesimista empieza usted.

Hay motivos. ¿En qué está derivando España? En reyerta, en marimorena: casi todos contra todos. ¿Miento?

-Eso es casi verdad.

Sin casi. ¿A que hay otra vez elecciones?

-¿Cree usted?

-Las olfateo.

Se habla sin parar de los derechos a decidir, a pensar como yo pienso, a ciscarme en la Constitución y a hacer lo que a mí me place, sea o no constitucional (Arturo Más y su herencia.) De valores, nada. El valor de la unidad, el valor a tradiciones que son carne de nuestra carne histórica, el valor a “ayudarnos los unos a los otros por el bien de España” (lo digo por los “demócratas” que viven divinamente, aunque sean ateos o laicos, de la política. ¡Qué teta la teta de la política!).

-Y usted que lo diga.

Un día, hace años de esto, un “demócrata” dijo que la bandera de España era un trapo. Los medios de su ideología celebraron la “ingeniosidad”.

-Qué ingenioso es Alfonso- halagó su grey

De ingenio en ingenio, hemos llegado a lo que hay. Lo siento: soy un ser arqueológico o extraterrestre: creo en los valores. Creo en la tolerancia, creo en el noble saber ganar y saber perder, creo en el valor del Deporte (con mayúscula. Todavía, , qué bien y que dure, no lo ha churreteado la casta política. Dice el nuevo secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete (vasco/gallego, luego español de la vieja escuela), que el Deporte es la esencia de la Marca España (no lo expresa así, pero esa es la idea). No conozco al señor Lete, pero me seduce que piense así.

-Y si tiene “imaginación” para ensanchar la Marca España, mejor que mejor.

El argentino Del Potro ha ganado para su patria la primera Copa Davis: él y sus compañeros, obvio. Lo que ocurre es que Del Potro remontó, contra el croata Cilic, la pina cuesta de dos sets en contra; ganó consecutivamente los tres siguientes. Del Potro, como Nadal, también tenista castigado por las lesiones y artistas en tierra batida, ha hecho, también como Nadal, histórica heroicidad.

-¡Ya puedo irme! Ya he ganado para mi “patria” la Copa Davis! - declarado a diestro y siniestro el veterano y patriota Del Potro.

He aquí, dicho sea al paso, otro valor español pesimamente cotizado: patria. “¿Patria? ¿Qué es la patria?”. Lo de Del Potro, señores descreídos de España.

Lo sé, lo sé. Acabo como he empezado. Soy un E.T., un extraterrestre.

Mujeristas

Mircoles, 24 Septiembre 2014

Emilio Romero, tal vez el mejor director de periódicos del fenecido siglo XX…

-Eh, un momento. ¿Qué es esa mezquindad de tal vez?
Borro el tal vez. Emilio Romero, digo, tenía esta divisa: “Pueblo tiene que sorprender a los lectores y desazonar a la competencia todos los días”. Imaginación, creatividad y trabajar la calle como la trabajan los basureros. Con celo y esmero. Un día, un colega suyo, pudorosamente casto o castamente impotente, le ‘imputó’ (palabra de uso cotidiano en España en la actualidad referida a la casta política, como nadie ignora) que era “mujeriego”.
-Qué imprecisión –sonrió Emilio Romero entre sus redactores-. Soy mujerista, no mujeriego.
Precisando, Emilio Romero como Camilo José Cela: “No es igual estar jodido que estar jodiendo”.
Hay polémica sexista en el tenis, como saben. El presidente de la Federación Española, cuyo nombre no recuerdo en este momento, ha elegido a Gala León (ex jugadora, 40 años y nada del otro mundo cuando le daba a la raqueta, profesionalmente) como capitana del equipo ‘macho’ de la Copa Davis. Revuelo entre los machos. “No la conozco” (Feliciano López). “Es una frivolidad su nombramiento” (Avendaño). “No, no la conozco” (Rafa Nadal).
-Si los machos no saben quién es, ¿por qué ha sido elegida?
Igualdad de derechos, igualdad de oportunidades: eso esgrimen argumentalmente quien o quienes la han preferido a un macho.
-Ya conocemos esa cantinela de la igualdad –me arguye un macho-; pero de lo que se trata, también, es de igualdad de méritos. ¿Y cuáles son los méritos de Gala?
Gala, que debe ser mujer de majeza y chispa, ya ha hecho frase: “Tenis es tenis”. Como Boskov, el de “fútbol es fútbol”.

Gala, además, cuando tenga que entrar en el vestuario de los machos, llamará a la puerta con recato: “¿Puedo entrar? ¿Pueden ustedes ponerse los calzones si están como Dios les trajo al mundo? Es que voy a pasar”.
Como Emilio Romero, uno es también mujerista. A ver qué vida. No queremos darnos cuenta de que el sexo macho cada vez es más débil y el sexo débil, cada día que pasa, más macho. El sexo débil, como la ciencia, avanza que es una barbaridad. Siglo XXI: siglo de la globalidad y siglo, cada vez más, de la feminidad.
-En la actual TVE –me comenta un colega de los cuaternarios tiempos de la televisión en blanco y negro, en la que él y yo éramos “figuras”- , como habrás observado, las mujeres presentadoras, directoras y productoras son ya inmensa mayoría. La verdad es que lo hacen igual o mejor que nosotros

Es lo que hay.

Dalí se lo pasaba bomba con su Gala, de la que decía: “Esss mi muuusssa”. ¿Por qué no van a poder pasárselo también bomba los machos de la Copa Davis con Gala León?
Yo, por si acaso, estoy aprendiendo a barrer y a cocinar.

Ser español en Sevilla

Lunes, 5 Diciembre 2011

Lo de Sevilla,gracias a la Copa Davis,ha sido una maravilla por Nadal -Nadal,siempre Nadal-y Ferrer y por la españolidad del ambientazo.
-Ha venido el Rey -me susurra un compañero-,luego vamos a ganar.El Rey -agrega- tiene algo de sortilegio,qué pena que no visite el Calderón de vez en cuando.Acabaría con el pupismo del Atlético.Seguro.
La gente -había que estar allí para disfrutarlo- lo pasó de marisco a tutiplén y de turrón a porrillo .”¡Soy español!,gritó uno.Al momento ,en resonancia:”¡Somos españoles!”.Y el festival de efervescente españolidad duró justo hasta el momento en que Nadal -otra vez Nadal,siempre Nadal- “cerró” el calvario de su partido con Juan María de Del Potro.Tsunami,entonces,de vivas a los jugadores y a España.
Comenté:
-Qué lástima que no esté aquí José Bono,¡cómo gozaría viendo esto!.
El ya ex presidente del Congreso de los Diputados,hace unos días,se quejaba de nuevo,y con toda la razón,de que tenemos miedo al grito de ¡Viva España!.
¿Qué es ser español?.Ah.Hoy ya no lo sé.
-¿Por qué?
-Cuando España era aquella cosa tan rara y acaudillada de una,grande y libre,en el colegio.una tarde,un jesuita (estudié con ellos),dijo,nos dijo:
-Hay que amar a Dios sobre todas las cosas y sentir a España como se siente a Dios.
Ese binomio, hoy,lo repudia por rancio la esnobista y forofa “gauche divine”.
-Un monento.¿Qué es la “gauche divine”.
-Te daré la respuesta que en su día,hace un porrón de años, me dió un amigo que presumía de “gauche divine”.”Exactamente no lo sé -me contestó- ,sólo sé que los antifranquistas tenemos que ser de la “gauche divine”.
Lo reconozco.Soy un español rancio: me encanta gritar ¡Viva España!,como al Rey,como a Bono, y en Sevilla lo he pasado de marisco y turrón.
-Qué patriota eres.Pero ¿qué es hoy ser patriota?
-Ser de la “gauche divina”,creo.

Patochadas

Viernes, 28 Noviembre 2008

La euforia es el vino del ánimo y cuando se sube a la cabeza,pasa lo que pasa, o sea que llega Emilio Sánchez Vicario y , casi seguro que a bote pronto de la improvisación, le lanza a ZP, en su alfombrada pista de la Moncloa, este envenenado y oportunista revés cruzado: “Quiero pedirle, Presidente, que cree el Ministerio del Deporte“. ZP, increiblemente, le devuelve la pelota con este soberbio globo: “Acepto su órdago”.

La bella Soraya Sáez de Santamaría (PP), como era de esperar, nada más enterarse, ha saltado a la cancha con el furioso “Ojo de Halcón” de su discrepancia: “Un Ministerio del Deporte, con la crisis que hay, es una patochada“.

Dos palabras clave en el asunto del Ministerio del Deporte: oportunismo y patochada. La política es oportunista. ¿Cuándo no?. El Deporte español,c on mayúscula, es un vergel de frutos deliciosos: Eurocopa de fútbol, Copa Davis, en fin, alegrías y olés . A lo mejor funciona así, tan encantadoramente, porque va un poco por libre, como despolitizado; y es que la política, a veces, es tan oportunista como mala. “Si será mala la política, que a la suegra se le llama mamá política”, que escribió Jardiel Poncela, laico y ateo en política: por eso le fue de cine en la vida (su éxito fue el talento del humor), como de cine les ha ido a los futbolistas en Austria y Suiza y a los chicos de la Copa Davis en Argentina.

-Yo,en la televisión,ya sólo pongo deporte. Ahí no hay crisis, y ¡resulta todo tan español! -me decía el otro día una vecina que juega al golf..

Patochada. Señora Sáenz de Santamaría tiene usted una carita muy mona,  muy griega, muy atractiva, pero no diga usted monadas. En la actual España de las “disidencias” y las “patochadas”, el Deporte es posiblemente la única actividad que nos españoliza sin “disidencias”,c on la única excepción , claro está,de esos señores que a pesar de haber nacido en España y vivir como “reyes políticos” en España, detestan a España como yo los detesto a ellos. ¿Qué es más patochada,llamar demócratas a esos señores o crear un Minusterilo del Deporte?.

Sufrida, azarosa, gozada

Lunes, 24 Noviembre 2008

Ganar es el gran arte de la vida. Y ganar contra pronóstico,el máximo placer de la vida. En Mar de Plata, el pronóstico era netamente favorable a los tenistas argentinos. Lo era por todo esto: por la baja de Nadal,por la pista (diseñada a medida de ellos), por el graderío (bullicioso y desabrido a veces por los insultos) y por el “Plan B” de Emilio Sánchez Vicario, tan temerario.
-Épico todo, pero especialmente épico por Emilio Sánchez Vicario, el capitán Gonzálo Fernández de Córdoba de esta Copa Davis por sus bravas decisiones.
Bravas, s í, señor Santana. Se la jugó con un par muy ovalmente grueso sentando en el banquillo a David Ferrer, herido moralmente por su “partido patoso”, en palabras que honran la sinceridad del alicantino, contra Nalbaldián, y transafiriendo a Fernando Verdasco la enorme responsabilidad de la victoria en el primer partido individual,casi decisivo en un 90 por 100, de la tercera jornada. Qué mal lo pasó Verdasco ante Acasuso. Cómo sufrió. Delataba su cara, sin disimulo, el inmenso agobio que le palpitaba en el corazón, en el cerebro y en el brazo.
-He sufrido,sí,como nunca -ha reconocido.
Y el capitán,tanto como él. O más. Porque Emilio, postergando al número 1 del equipo, David Ferrer,y transifriéndo a Verdasco el tremendo compromiso de la “épica de la victoria” se jugaba el ser héroe o villano para el resto de su vida.
-Hay derrotas,hay penaltis fallados, hay jugadas, que te marcan para siempre -ha declarado en más de una ocasión el gran ex futbolista Gordillo.
Viendo sufrir a Verdasco la memoria me trajo el recuerdo de la película “Match ball”,de Woody Allen. El azar existe. Nadie sabe cómo es, ni qué es, pero existe. Nunca, que yo recuerde,había visto, tan increiblemente encadenados, tantos errores no forzados de un lado y del otro. Que la “pelota del azar”, pensé, caiga del lado de Verdasco, Señor.
-¿Por qué Señor? ¿Qué tiene que ver el Señor con el tenis?
-Si el azar existe,¿por qué no va a existir el Señor?.
Qué final tan sufrida,tan azarosa…tan gozada al final.