Blogs

Entradas con etiqueta ‘Cristiano’

El hat-trick de Cospedal

Mircoles, 22 Febrero 2017

Ser hat-trick en fútbol es algo así como ser matrícula de honor en los estudios. O Sir en Inglaterra. O Legión de Honor en Francia. O conde, duque o marqués en España.

-O Toisón de Oro.

El Toisón de Oro, que concede el Rey (Felipe VI ahora), que yo sepa, jamás ha sido otorgado a un deportista.

-¿Por qué?

-No lo sé. Solo sé, si no yerro, que lo han recibido, en este o en el pasado siglo, Javier Solana, Adolfo Suárez, Víctor García de la Concha…Hay algunos más. Deportista, ninguno.

-Rafa Nadal, por si trayectoria, se lo merece sobradamente.

-Claro que sí. Pero…eso: pero.

El hat-trick en fútbol, como digo, es lo que más para los “monarcas” del gol. Por eso se llevan el balón a casa.

-He aquí mi colección de balones hat-rick – presumen con orgullo los “monarcas” españoles del gol CR7 y Messi.

En política, ahora mismo, hay también una ‘hat-trick’: María Dolores de Cospedal, ministra, secretaria general del PP y “monarca” de la autonomía de Castilla-La Mancha.

-¡Qué suerte, qué tía! ¿Y cobra por los tres cargos?

-Lo ignoro.’La’ Cospedal, que dicen y escriben algunos, es al parecer un cerebro. Hace bien todo lo que hace bien, que es todo o casi todo.

-Si no fuese así, Rajoy no la habría abrumado con un ‘hat-trick’ de tanta nobleza y enjundia.

El ser humano femenino, tanto en la política, como en la televisión, en el deporte o en cualquier trabajo, ha dejado de ser el tradicional y secular sexo débil.

-La verdad es que el sexo débil cada vez es más fuerte en igual medida que el sexo fuerte cada vez es más débil

Ya lo ha dicho alguien: “El Siglo XXI es el siglo de la globalidad cada vez más globalmente femenino”.

Como ven el ‘hat-trick’, un galardón tan futbolero, ha invadido el mundo de la política.

-¿Y a usted eso que le parece?

Magnífico. “Las mujeres son fuerzas ‘ciegas’, como los volcanes, las tormentas o las cataratas. Ciegas o no, amo a las mujeres” (Jardiel Poncela). Y yo.

Enhorabuena, señora Cospedal: aquí un rendido admirador de usted y su merecido ‘hat-trick’.

Príncipes

Viernes, 23 Diciembre 2016

La belleza hace príncipe a quien la posee. Para el mundo del fútbol, incluidos los cinco continentes, los príncipes del balón son CR7 y Messi. Príncipes o reyes, como se prefiera. Majestades o altezas, a elegir. ¿Es más CR7 que Messi, es más Messi que CR7?

-Como soy barcelonista, para mí Messi es más que CR7.

-Como soy madridista, para mi Cristiano es más que Messi .

Las comparaciones no siempre son odiosas.

-Hay odios sanos. El odio y la envidia, por ejemplo, se confunden con frecuencia –dijo quien lo dijera.

¿Odia Messi a CR, odia CR7 a Messi? No lo creo. Se tienen, a lo sumo, envidia. “La belleza del hombre es la estatura”. Bueno. Cristiano es más alto, más atlético, más bello físicamente que Messi.

-Eso es irrebatible.

Tan irrebatible como que Messi es más mágico, más pícaro, más sorprendente y más solvente en recursos que CR7.

-Luego bellos los dos.

Exacto. La comparación sana no es sino una medida. Los españoles medimos en kilómetros, los ingleses en millas. Los ingleses conducen con el volante a la derecha, los españoles con el volante a la izquierda. Los ingleses conducen por la izquierda, los españoles por la derecha. ¿Odiamos por eso a los ingleses? Todo lo contrario: cada vez los amamos más, pensando en el PIB, como turistas

-Amor interesado.

Por interés baila el mono -¿nuestro antepasado? – y por el interés baila también la especie humana.

-Hay excepciones.

Ocultas. No sé de ninguna. Bueno, sé de una: Kubala, en el Mundial de Chile, donde estuvo como cronista de ‘La Vanguardia Española’ (ya no es Española, como se sabe: hace años que se deshizo de su comprometedor apellido), Kubala, digo, en Chile, en plan Midas, regalaba a tutiplén el dinero a sus compatriotas huidos del comunismo.

-Ya no soy Midas –nos dijo un día a Juan José Castillo y a mí-. ¿Podéis prestarme?

Le prestamos, claro. Hasta hoy. Kubala no odiaba el dinero, no odiaba a nadie:

-Lo más bonito del dinero es que sirve para ayudar –decía.

Cuando le comparaban con Di Stefano, no se enfadaba.

-Somos distintos – sostenía-. Él en lo suyo es único, yo en lo mío también.

CR7, en efecto, ha hecho un 2016 colosal, difícil de repetir. Y ha ganado el Balón de Oro. ¿Merecidamente? ¿Ha ganado merecidamente Trump las elecciones USA? Soslayo la discusión. Ahora, en Barcelona jalean ruidosamente los méritos de Messi para que el Premio de la FIFA al Mejor Jugador (The Best) no se lo lleve también CR7.

-Messi –es el argumento que vocean- es mejor, más completo que CR7.

Vale. Hágase la campaña, pero sin odio. Leo a veces cosas…

Relatividad

Lunes, 19 Diciembre 2016

La vida es creer, soñar, sentir, perseverar. Esas cosas y más cosas. Este fin de semana, el Real Madrid, en Japón, el país del sol naciente, ha ganado otro sol de título para su vitrina. Le ha costado, la verdad, pero el Real Madrid tiene en su nómina a CR7. Einstein descubrió la teoría de la relatividad durante un sueño.

-¿Quién ha dicho eso?

-El propio Einstein.

CR7, en Japón, hasta casi la prórroga, estuvo sin estar.

-Se le espera, sin embargo. Cristiano es fulgor.

El genio es así. Sueña y descubre una teoría, como Einstein. Despierta del sueño y hace dos goles. Por eso CR7 vale lo que vale y gana lo que gana.

-Estoy muy feliz, por ellos (en referencia a sus compañeros) y por mí. Sin ellos, no hubiera sido posible conseguir lo conseguido.

La hermosa humildad. Es la primera vez, que yo sepa o recuerde, que CR7 se expresa así. Los compañeros. CR7 es el “sueño” del gol.

-Cuando no hago gol –se sinceró hace años CR7-, me entra como melancolía.

Por eso, en Japón, dos veces que pudo pasar el balón a compañeros en situación de gol, no lo hizo. Chutó él y falló. Le pudo la ansiedad. Pero como es verdad que el genio es un gen divino, en la prórroga el divino gen, previendo catástrofe, le socorrió como tantas otras veces. Dos goles, y él feliz, y sus compañeros también, y el Real Madrid, de nuevo, campeón del mundo de clubes.

-Hoy, en los periódicos –me alerta un compañero-, CR7 es más noticia que Trump. Bueno, y Messi.

Messi es también genio no sólo por los goles que hace o pone casi manufacturados en los pies de sus compañeros, sino por cómo hace lo que hace, por cómo gambetea y por cómo crea. Decía Edison que el genio es el 1% de inspiración y el 99% de transpiración. A veces no es así, a veces es el 99% de inspiración y el 1% de transpiración.

-En el caso de Messi, tal vez.

Todo, en la vida y en el fútbol, es relativo. ¿A que sí? ¿Vale 500 millones de euros Messi? ¿Es verdad que hay quien está dispuesto, en China, a darle eso? Leído en los periódicos. ¿Verdad, mentira, ganas de enredar? Como espectáculo, como industria y como ocio, el fútbol es todo eso. Y si por una pintura se pagan precios astronómicos, ¿por qué no pagar 500 millones por Messi?

-¿Qué opina usted, maestro Einstein?

-Que todo es relativo.

Otro gesto de humildad, esta semana, que me ha gustado: a pesar del 4-1 del Barça al Español, Quique Sánchez Flores, acabado el partido, felicitó a los jugadores y muy especialmente a Messi, de quien dijo “y además, es humilde”.

Crisis

Martes, 4 Octubre 2016

Es verdad: algo le pasa al Real Madrid. No lo digo yo. Lo afirma Zidane. Veamos: el empate, de momento, es lo suyo. Cuatro partidos y cuatro empates, uno detrás del otro

-Y, fíjate que tontería, contra cuatro equipos con color amarillo.

Tontería o no, que yo creo que sí, si bien lo que yo crea no debe tomarse en consideración, el amarillo es color con connotaciones negativas desde que el autor y actor francés Moliere, vestido de amarillo, murió durante la representación de su obra ‘El médico a palos’.

-Pura casualidad.

La casualidad existe, el azar existe, el destino existe, pero la racionalidad, irracionalmente, repudia el destino, el azar y la casualidad.

-Es que la racionalidad tampoco es de de mucho fiar.

Pudiera ser.

¿Qué le pasa al Real Madrid? Sin suma los mismos puntos que el Atlético en la Liga (quince) y el Atlético es maravilloso (unánime esta opinión), ¿cómo se explica, racionalmente, que el Real Madrid esté en crisis y el Atlético no?

-Se explica –me soplan- porque el fútbol, hoy en día, hay que jugarlo con el compromiso de la intensidad durante los noventa minutos. El Real Madrid y el Barça, precisamente los dos, le meten caña a la velocidad de la intensidad en los segundos tiempos, cuando las nubes negras del empate y la gallardía del adversario amenazan con chaparrón de susto.

Hay más cosas. El Barça, sin Messi y sin Iniesta, no obstante la enjundia de clase y talento de los demás, baja mucho, pero que mucho. Neymar es, en efecto, un gran futbolista pero sin la velocidad creativa y mental de Messi.

-Y eso, oiga, se nota.

De igual manera que Real Madrid, sin Marcelo, sin Modric y sin Casemiro, baja también la efervescencia de su poder, sobre todo cuando el trial de la BBC no está físicamente en plena forma.

-Y Cristiano, por lo que sea, no acierta tanto esta temporada con la diana del gol, y Benzema, también por lo que sea, está a tiempo luz de lo que él es cuando está en forma.

-Eso, ¿qué le pasa a Benzema? Se le nota como desgastado. Aparece, desaparece…

Zidane, de todos modos, es hombre con buena estrella. Le falta quizá madurez, o sea experiencia, y ‘coraje’ para creer más en Lucas y en los ‘jóvenes’ valores que esperan pacientemente -o impacientemente- con las posaderas pegadas al banquillo.

-Vaya, ¿que no ve en crisis al Real Madrid?

-La palabra crisis es grave. Crisis es la del PSOE por culpa del verderón (políticamente) y guaperas Pedro Sánchez.

-Me cuentan que está hundido, anímicamente.

-Es lógico. ¿Cómo no va a estar hundido quien ha hundido al PSOE? Con lo bien que funcionaba este partido con Felipe González.

-Por supuesto. Por eso las mujeres le gritaban “¡Felipe, capullo, queremos un hijo tuyo!”.

En fin: que el Real Madrid, todavía no es no, o sea que todavía no está en crisis. Se aceptan respetuosa y pedagógicamente las opiniones en contrario.

Zidane y Pedro Sánchez

Lunes, 18 Enero 2016

Empatía: he aquí la clave. El Real Madrid, sin Benítez, se siente mejor. Más a gusto.

-¿A qué sí, Sergio?, ¿a qué sí, Cristiano?

Los dos, sin desmerecer a Benítez –como debe ser; hay que discrepar o disentir con elegancia, nunca con la coleta del enojo-, resaltan el carácter del novato Zidane.

-Novato, pero dulce en el decir y en el trato – me informa un jugador de enjundia y bravo del equipo blanco.

Como estamos en era de tridentes, hablemos de los tridentes. El tridente de la Liga lo forman el Barça, el Atlético y el Real, por orden de clasificación, en el comienzo de la segunda vuelta. El Barça, hay que reconocerlo, jorobe o no, está como nunca. Segrega su fútbol como segregan miel los ricos panales de las queridas hermanas abejas: con la máxima dulzura y con el arte con que las hermanas abejas estructuran su trabajo y su vida.

-O sea: colectivamente, bien avenidas y solidarias. Para ellas, lo prioritario es que el panal de rica miel funcione fraternal y ricamente, sin iras, sin mochilas y sin envidias de poderes individuales y disolventes. Lo importante para ellas es el panal, lo que para nosotros es el Estado. Pedro Sánchez, por ejemplo, sería una mala abeja, una abeja unánimemente repudiada por la colectividad. La perra perruna de Sánchez es echar de la Moncloa, cueste lo que cueste, al abejorro Rajoy. “O echo a Rajoy o me ahorco”, podría ser el diagnótisco de su neurosis.

O sea: que el tridente Rajoy, Sánchez, Rivera, hoy –no se sabe mañana- es pura y triste quimera.

-Qué pena. Tenía razón quien dijo: “España es un país maravilloso: su problema son los españoles”. Mayormente, si esos españoles “juegan” al divertimento de la política.

El Real Madrid FP, con el galo Zidane, es verdad que ha mejorado. Pero, y aquí la mota crítica, no mantiene el ritmo de intensidad todo el partido.

-Se amuerma en cuanto golea- desaprueban sus críticos.

Afortunadamente, el tridente Bale, Benzema, Cristiano vuelve a estar en racha. Es de esperar, dicho sea el paso, que sólo haya levedad en las lesiones de Benzema y Bale.

El Atlético es sólo tridente, o trino, o trinidad, por su clasificación en la Liga. No obstante, el Atlético es el equipo con más volumen de intensidad de los tres. Insiste, insiste, insiste. No decae, no decae, no decae. Fe, fe, fe. Voluntad, voluntad, voluntad.

-La energía del talento es la voluntad.

-¿Quién dijo eso?

- Alguien que pensaba.

Segunda vuelta de Liga, pues, emocionante. Que no decaiga ni la intensidad, ni la fe, ni la voluntad. Aprenda Pedro Sánchez, joven y alto, pero tozuda y torpemente insolidario, del fútbol.

“Confío en vuestros cojones”

Jueves, 19 Noviembre 2015

Si la política es el arte de lo posible, el rumor también.

-Cuando no tenéis de qué escribir, escribís rumores – reprochó una vez a mis colegas Ramón Mendoza, ya con Dios en el verde o azul valle de la felicidad sin urnas y sin ideologías.

Lo escribiré una vez más: ignoro si Dios existe o no existe, pero como quiero que exista (soy así de egoísta espiritualmente, creo en él).

A lo mío de hoy. Al rumor. El Clásico es un despeñadero de rumores.

-¿Es verdad que si el Barça le atiza al Real Madrid, el sábado, caerá Benítez? –pregunta la gente-. ¿Es verdad que Cristiano está hasta el colodrillo de Benítez? ¿Es verdad que Bale y Cristiano se saludan de perfil? ¿Es verdad que el Barça, esta vez, es mucho más favorito que el Real Madrid y que por ello Florentino duerme mal?

Rumores. El rumor, como se sabe, es como las setas. Hay setas riquísimas y hay setas que pueden hacerte carnalmente cenizas. Aleluya.

Otro rumor: ¿jugará Messi? Posiblemente sí, posiblemente no. Lo que realmente sé:

-De entrada, en la alineación inicial, no estará. Es lo que “recomiendan” los médicos. Pero ya sabes. El Clásico – agrega mi topo azulgrana- es siempre un partido de “mucha psicología”.

Pues sí. El Barça, dicen lo que eso dicen, está ahora mismo mejor de forma, de fuerza física, de asociación y de ánimo que el Real Madrid. Es posible. Porque, como señalo más arriba, en el Real Madrid hay desazonadora marejada de rumores nada positivos. He investigado.

-¿Tan mal están las “cosas” del ánimo, de la armonía y de la convivencia en el equipo?- le expongo a mi confidente blanco.

Antes de contestar, medita (eso creo).

-Mira –me dice por fin-, parece, insisto, parece que, en efecto, el Barça está mejor. Pero el Real Madrid tiene a su favor que “si le da la gana y le da la gana de ser el que suele ser cuando le da la gana”, debe de ganar. Es verdad, no lo niego, que hay disidencias de criterio entre ellos, esto es, entre los jugadores y Benítez. Benítez, como se sabe, es hombre de sistema y de orden, pero el orden y el sistema, en el fútbol, a veces conviene que sean “liberales”. Y los jugadores señeros del Real Madrid, afortunadamente, son más “liberales” que Benítez: esta, resumiendo, es la cuestión.

Como yo también soy bastante liberal, entiendo su liberal explicación. Incluso la comparto. ¿Cómo debe jugar el Real Madrid contra el Barça? ¿Con miedo, con complejo de inferioridad, al contraataque, con más preocupación defensiva que ofensiva? Digo lo que en cierta ocasión dijo don Santiago a sus jugadores:

-Ellos, en efecto, acojonan. Pero lo que ellos ignoran es el formidable diámetro de vuestros cojones. Confío en vuestros cojones.

Esa táctica, en ocasiones, lo digo por experiencia, da muy buenos resultados.

Se necesitan

Lunes, 16 Noviembre 2015

El mundo, en efecto, es un parques de atracciones o un valle de lágrimas, según. O lloramos o reímos. O lo pasamos como Bond o nos aburrimos como loros centenarios. El fútbol es uno de los juegos del parque de atracciones.

-Si no existiese, habría que inventarlo.

Empieza hoy la semana del Clásico. Hay razones para que Cataluña siga siendo España y para que el Barça siga en la Liga.

-¿Cuáles?

-Sin España, económicamente, Cataluña se empobrecería y mucho –lo dicen los empresarios catalanes- y sin la Liga, ¿qué sería del Barça? Un equipo de chirigota y sin el bombón del Clásico. El Clásico es mucho clásico.

Es verdad lo que dice el filósofo. El hombre nace y vive para pugnar y pelear. Lo que ocurre es que hay muchas maneras de pugnar y pelear. Pero ninguna tan caballeresca y emocionante como la deportiva.

-Y en fútbol, en España, el Clásico es la prez.

El Real Madrid de Benítez, por cierto, está cuestionado.

-Escriba con propiedad, por favor. El cuestionado no es el Real Madrid, es Benítez.

Le pegan estos días, por cierto, sin piedad, con la porra de la aritmética. La moda en el fútbol, de un tiempo a esta parte, son los números. Comparan, por ejemplo, los números de de los anteriores entrenadores con los actuales de Benítez.

-Lo hacían mejor sus antecesores – le echan además en cara a Benítez.

Ser entrenador del Real Madrid es tan difícil como gobernar España.

-O más.

- Consí, consá –que dirían Tip y Coll

De España, se ha dicho: “Es un país maravilloso: su problema son los españoles”.

-¡Qué exageración!

Consí, consá.

El Clásico del sábado, según los que saben, tendrá una teleaudiencia de 500 ó 600 millones. El Clásico, si lo pierde el Real Madrid, avivará tremendamente el fuego de la furia de Florentino Pérez.

-Prohibido perder el Clásico –me cuentan que exige imperativamente, a los Carlos V, FP.

Exigencia lógica. Racional. El Barcelona, a día de hoy, parece que juega mejor y está mejor en todo; a día de hoy, la impresión, al parecer, es que el Real Madrid está sin fraguar.

-¿Es verdad –pregunto- que Cristiano le ha puesto la popa a Benítez?

-Lo realmente verdad es que Florentino quiere que Cristiano vuelva a ser el que ha dejado de ser.

Benítez es un profesional, Cristiano también.

-Lo que tienen que hacer, pues, es servir al Real Madrid con amor y lealtad.

Porque en la ciudad condal, por lo que leo, creen que el Barça puede, y hasta debe, ganar en el Bernabéu. ¿Lo ven? España y Cataluña se necesitan como se necesitan el Real Madrid y el Barça.

Gustar y gustarse

Jueves, 21 Mayo 2015

La vida es debate plural y diverso, como España y el fútbol.

-Como el fútbol siempre y como España en estos días por la cosa de las elecciones. Sin el debate del fútbol y el debate de las promesas que rara vez cumplen de los partidos políticos, la vida, ciertamente, sería soporífera –que dijo de otra manera y con otras palabras Sócrates.

En fútbol, ahora mismo, la vida es el probable triplete del Barça y el cero patatero del Real Madrid en títulos.

-Florentino –que le recuerdan insistentemente los memoriones-, que en los últimos siete años, el Barcelona ha agavillado doce títulos y tu equipo, Florentino, la mitad, sólo seis. Florentino, así no podemos seguir

La vida es que sería divertido, según los profesionales del runruneo, que el Barça fichase a Ancelotti y el Real Madrid a Luis Enrique.

-¿Y por qué no? El trueque le echaría sal, pimienta y orégano a la eterna rivalidad entre el Real Madrid y el Barça. De todos modos, ese trueque es imposible. Luis Enrique va a seguir en el Barça. Dalo por hecho aunque nadie, todavía, lo dé por hecho.

La vida es que los tres equipos europeos que más dinero invierten últimamente en jugadores, City, PSG y Real Madrid, no brillan como debieran brillar.

-Ya lo dice hoy Cruyff. En fútbol, el dinero no lo es todo. El fútbol, amén de dinero, por descontado, es un proyecto sólido y una gestión con mucha sesera.

La vida es que en el Real Madrid, en este momento, hay nerviosismo, discrepancias y rabia.

-Uno de los problemas del Real Madrid es que así como “yo soy el líder” (Luis Enrique), Florentino Pérez, como gestor, no es “líder que destile empatía”. De FP no fluye carisma, y de ahí que Cristiano vuelva a estar disgustado. En el Real Madrid eso de estar disgustado, en el vestuario, es gripe no erradicada..

La vida es que Ancelotti, del que curiosa y unánimemente todos los entendidos hablan bien, tiene disgustado a Florentino Pérez.

-¿Lo ven? El disgusto es pez que nada en el del Real Madrid como si el Real Madrid fuese el Mediterráneo del fútbol . Los “sensatos” consideran que Ancelotti debe de continuar. Ancelotti, sin embargo, no cree que ganen los sensatos. ¿Otro entrenador y otra vez volver a empezar?

La vida es que el Atlético de Madrid, esta temporada, no ha sido el de las temporadas anteriores .

-Simeone y Cerezo y Gil deben reaccionar lo antes posible y resolver algunos problemas (hablaremos de ellos próximamente).

La vida, en fin, es estar a gusto. Hacer las cosas con gusto. Gustar y gustarse.

Fascina el Barça

Jueves, 19 Febrero 2015

El fútbol oscila entre el gol y la estética. El Barça, hoy, es las dos cosas: gol y estética. Para Luis Aragonés, el fútbol era “ganar, ganar y ganar”, pero también estética, si bien lo más relevante que ha quedado de él es lo de “ganar, ganar, ganar”.

-Para un banquero – decía Alfonso Escámez, ya en el más allá-, lo primero es hacer dinero; lo segundo, ayudar a la sociedad. Se retroalimentan sociedad y dinero.

La Champions es, en Europa, la competición de competiciones. “Hay que ganar la Décima, antes la Décima que la Liga”, exigía la pasada temporada Florentino Pérez. Fuera de la Copa del Rey y sintiendo el incómodo aliento del Barça en la Liga esta temporada, es lógico que Florentino vuelva a pensar en la Champions.

-Las dos cosas, la Liga y la Champions, Ancelotti, pero sobre todo la Champions.

Ancelotti hace lo que puede. Ancelotti lo está pasándolo mal, últimamente.

-El signo externo –me cuentan- que más diáfana y sinceramente delata su estado de ánimo es la forma de masticar chicle. Cuando lo mastica abriendo mucho la boca y sin parar, con prisa, es que algo le desazona mucho.

¿Será verdad?

La Champions. El Real Madrid, tras el 0-2 al Schalke 04, está ya virtualmente en los cuartos de final. Gran zancada. Pero el Real Madrid, a pesar de que “ha vuelto Cristiano” (Ancelotti), no es el Real Madrid de la Décima. ¿Volverá ese Real Madrid, como ha vuelto Cristiano?

-Cuando recupere a todos los lesionados, cambiará la cosa –sostiene Ancelotti.

En Europa, sin embargo, hoy, el equipo que realmente fascina otra vez es el Barça. Fascina la belleza de su juego: alegre, incisivo, creador; fascina la imaginación del goleador y vicegoleador (sus pases de gol) Messi, y fascina su excelente buen momento.

Por lo que leo y me llega, toda Europa destaca, desde hace unas semanas, que el Barça, en efecto, es estética y gol. Lo primero en fútbol, pragmáticamente, es hacer gol; lo segundo, artísticamente, impresionar “a la sociedad del fútbol”. Escámez lo diría así.

A ver si despierta pronto el Real Madrid de la Décima

Cardenal, Villar y Tebas

Jueves, 29 Enero 2015

Las dos Españas (cuando Machado; ahora son más Españas), los dos toreros, los dos futbolistas (Cristiano y Messi), los dos partidos (PP y PSOE), los dos clubes (Real Madrid y Barcelona) y…España, como casi siempre, es siempre es una cosa de dos o de más.

-Inventé el número del teléfono –me confesó Gila, en una entrevista- para hablar con humor con el enemigo. Las guerras, si se tiene buena voluntad, son evitables. Lo que pasa es que la gente tiene más mala voluntad que buena voluntad.

Hay muchas clases de guerras, como nadie ignora: la de los cañonazos, en la que siempre mueren más inocentes que implicados; la de las suegras contra los yernos; la de los partidos políticos, que se llevan como suegras contra yernos por muy demócratas, fatal, y la de hoy.

-¿La de hoy? ¿Cuál?

-La del binomio Cardenal-Tebas contra Villar.

-¿Y quiénes son ésos?

Miguel Cardenal es el secretario de Estado para el Deporte: cargo político designado a dedo. Javier Tebas, personaje confuso y difuso, es el presidente de la Liga de Fútbol Profesional.

-Dicen que su objetivo es “echar” a Villar de la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol. ¿Es verdad?

Eso creen muchos. “Tebas, escalador tenaz. Su cima, la FEF”, opinan.Ángel María Villar se casó con la presidencia de la RFEF en 1988 como Dios manda, con el sagrado y laico sí de las urnas.

-Y como es cristiano y se lleva de cine oscarizado con su esposa la RFEF, divorciarlo no va a ser fácil.

Villar viene del fútbol. Y el fútbol federativo está con él. Villar es amigo de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, y a Alejandro Blanco lo parió también el deporte.

-Que no separe la política y la intrusión –me dicen-, lo que unió y une el deporte. Cardenal es un H2O -agua- de la política: incoloro, inodoro e insípido, y muy aficionado a salir en las fotografías, tanto en el extranjero como en España, siempre que le rodeen ases y triunfadores.

-¿Qué piensa el deporte de él? –sondeo.

-Que es un pájaro de paso. Por el deporte, importante, no ha hecho nada. Lo suyo es la ley, la política y la auditoría. Gris tirando a negro en imaginación.

Es curioso que “la gente” del deporte esté con Villar y Blanco, no con Tebas y Cardenal, que no vienen del deporte aunque vivan de él.

Lío, pues, y “guerra”, y “tú más que yo”, esto tan políticamente español, es lo que ha empezado.