Blogs

Entradas con etiqueta ‘elecciones’

Ley electoral y fútbol

Viernes, 22 Diciembre 2017

Decía Ortega y Gasset que filosofar es un modo de vivir y decía don Santiago Bernabéu que el fútbol es un modo de entretener la vida.

-La vida –explicaba- se vive de muchas maneras. Pensar, oír música y jugar al fútbol son mis tres maneras de vivir y entretener la vida.

Pienso hoy –uno piensa de vez en cuando- que las elecciones electorales del 21 D en Cataluña han sido otra manera de mofarse (mofarse: otra manera de entretener la vida) del votante y no resolver por consiguiente el cisco del independentismo catalán. Un cisco, sí. En votos y escaños, ha ganado Inés Arrimadas; sin embargo, no gobernará. Gobernarán, en cambio (otra mofa) los hiaspanófobos.

-O sea, que Inés, que predica conciliación, armonía y unidad, ha ganado para nada.

El fútbol es el gol. Gana el que más goles hace. En la ley electoral, no es así. Por eso Inés, que es la que más goles ha metido en las urnas, no ha ganado. Decisión de la ley electoral.

-Eso parece anómalo.

No lo parece. Es.

-O sea: las reglas del fútbol son mejores que las de la política.

Por supuesto.

-Con el ojo de halcón, además, el fútbol será perfecto.

-Perfecto exactamente no, sólo menos imperfecto que la política.

Por ello, Rajoy, contestando a la aviesa pregunta de un periodista, ha dicho:

-Con quien debo reunirme (para hablar del tumor independentista) es con quien ha ganado, con Inés.

Contundente Rajoy, cuyo defecto, ay, es que no siempre es contundente en el momento oportuno. ¿Entrevistarse con Puigdemont, huido; con Junqueras, entre rejas? Con ellos, por lógica política, no. Están procesados por ciscarse con un par en la Constitución y por vulnerarla, con otro par prestado.

-La verdad es que es de película de los hermanos Marx el cachondeo democrático/electoral de que la ganadora aritméticamente resulta que ha perdido y que los que han perdido, aritméticamente, resulta que han ganado.

Maneras de ver y vivir la vida, políticamente.

Semana Grande

Lunes, 20 Junio 2016

Semana Grande, con mayúsculas, de emociones.

-Una vida sin emociones y sin sueños, no es vida.

Hay que leer a los poetas. Filosofan mejor que los filósofos.

Semana Grande, digo: Brexit, fútbol, elecciones.

El Brexit, como saben, es que a ciudadanos del Reino Unido les ha atacado el virus de la desunión de la Unión Europea.

-Y eso, ¿es bueno o es malo?

-Para España, y también para los desunistas, según los cerebritos en economía, no es bueno. Desunir lo que el sentido común une acertadamente, nunca es aconsejable.

Allá, pues, ellos; allá, pues, los ciudadanos del Reino Unido con sus sensuales apetencias de divorcio.

Fútbol. Que yo recuerde, y al respecto, en esta ocasión, no me falla la memoria, nunca en la Selección se había vivido un clima de unión, fraternidad y convivencia tan memorable como el de los jugadores de Del Bosque en esta Eurocopa de la verde y bella Francia.

-Piqué es encantador, cara a cara.

-Vivimos un buen rollo.

-Del Bosque es un gran señor.

-No hay celos, ni envidias. Todos con todos.

-A lo mejor, con suerte, ganamos la Eurocopa.

Podría espigar más frases como éstas. Todos con todos, nadie contra nadie. A mí estas cosas, amén de gustarme, me emocionan.

¿Qué tiene de ensalmador Del Bosque, que ha hecho del “vergel” de la Selección un edén de compañerismo, amistad y sentido común? Hasta Casillas acepta con franciscana alegría su nuevo “estado· de “reserva” de De Gea.

-La vida –opina- es llegar, disfrutar y aceptar que la vida es también relevo

Algo así ha dicho en la radio.

Nadie sabe, como es natural, si España, ya gran favorita –de momento- en las apuestas, logrará o no el triplete en esta Eurocopa. El fútbol es tan raro como esos británicos que quieren separarse de la UE; pero, raro o no, es así: químicamente raro. Lo importante, hoy, es que España, en fútbol, maravilla, y que el Barcelona, dicho sea al paso, está de enhorabuena: Iniesta es el mago de magos del fútbol en la vieja Europa y Messi, en el Nuevo Continente, es el mejor entre los mejores.

Y el domingo que viene, elecciones. A votar. Lo tengo escrito: la papeleta y la urna son el gol y la portería del “fútbol” democrático. Que ustedes lo voten bien, o sea con la neurona del sentido común.

Dinero y bienestar

Lunes, 21 Diciembre 2015

No creo en los atalajes ideológicos. “Soy rico, luego voto a la derecha”, que se dice todavía. “Soy pobre, luego voto a la izquierda”, que se hace todavía.

-Error - que me dice mi otro yo. Yo pienso y hablo mucho con mi otro yo.

-¿Y quién es tu otro yo?

-La experiencia, el sentido común.

El dinero, como se sabe, lo es casi todo en este mundo. Hay, claro, excepciones. Pero pocas. Se lo expuse así un día a un banquero:

-En nombre del dinero, se hacen muchos disparates. Pero si el mundo, hoy, es lo que es gracias al dinero. Sin dinero, además, no hay progreso.

Me cortó.

-No sigas. El bienestar, social y económico, lo genera el dinero. Pero el dinero es más bien de derechas. Por eso hay izquierdas y derechas. El otro conflicto es que la izquierda es más torpe para “fabricar” dinero.

Me convenció, casi. Otra cosa es que usted, amigo lector, discrepe: está, naturalmente, en su derecho.

Como tampoco soy emocionalmente forofo, he celebrado, y mucho, la victoria del Barcelona en la final del Mundialito. El Barça, si se me permite decirlo así, es dos veces “uno y trino”. Lo es por el colosal y fraternal trillizo atacante Messi, Suárez y Neymar; y lo es por la enjundia de los trillizos Iniesta, Busquets y Rakitic en el centro del campo. ¡Qué dos benditas trinidades!

-Yo quisiera, algún día, poder “gobernar” un equipo como el Barcelona. El fútbol es belleza y talento: esto es el Barcelona.

Así de expeditivamente elegante y admirador se ha expresado Marcelo Gallardo, el entrenador del River Plate.

Espero que jamás el Barcelona, por los siglos de los siglos, deje de ser español. Uno, en fútbol como en todo, es por encima de todo es indeclinablemente español.

Y como español, ¿qué es lo que uno quiere para España, dado el ajetreado día de urna y papeleta de ayer? Esto: que España tenga un gobierno estable (¿?) que sepa manufacturar dinero para mejorar el bienestar social y económico de todos.

-¿De izquierdas o de derechas?

-Sencillamente honrado, sencillamente solvente, sencillamente enamorado de España.

No es mucho pedir. A la porra las ideologías. Viva el talento decente y creador.

Yo sigo

Martes, 14 Julio 2015

“Me lo piden, luego sigo” (Ángel María Villar). El hombre es él y sus lealtades, también esto, con permiso del señor Ortega.

-A don José, lo intuyo, le gustaría la sustitución de circunstancias por lealtades,

Lo sé. Leo a don José de vez en cuando. A cierta edad, y uno tiene cierta edad, reparte su tiempo de ocio con más esmero.

-Con más inteligencia, vaya.

-Vaya, con más esmero. Las personas inteligentes, que decía no sé quién, inspiran antes envidia que simpatía.

Ángel María Villar entró en la Federación Española de Fútbol con cara de niño. La cara le ha cambiado. El tiempo lo cambia todo. La materia se transforma, el tiempo transforma. Villar no es materia: es carne, alma y lealtad al fútbol.

-Y terco y soberbio.

-Cuando le tocan la gónada, sólo entonces. Si no, no. Javier Tebas, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, es un notorio pianista de gónadas. Por eso no lo traga Villar. La diferencia entre ellos es notable a favor de Villar. Villar sirve mayormente al fútbol, Tebas se sirve mayormente del fútbol.

Alejandro Blanco, que lo está haciendo de cine de la Metro con león, ha elogiado a Villar en la asamblea del fútbol. Con valentía, sin meandros eufemísticos. “Tú sí que vales, Ángel”, vino a decirle. Claro que vale. Si no fuese así, no le hubieran renovado las vicepresidencias en la FIFA y en la UEFA.

-Ángel es el sentido común y la experiencia, y tiene ideas – dijo de él, hace años, Blatter, hoy, como se sabe, entre la picota y la soga del ahorcado.

El problema de Villar es que, amén de terco y soberbio, a veces no es nada político, pues jamás promete lo que no puede prometer (la viceversa de mi querido Adolfo Suárez, a quien quise y quiero), y casi siempre dice lo que piensa cuando a veces no debiera decir lo que piensa.

-¡La verdad es la verdad! -me gritó en cierta ocasión-. No sé disimular.

Si supiese disimular, si supiese callarse las verdades, si supiese pensar y no decir, no sería el presidente de la Federación Española de Fútbol. Probablemente sería político. Y notorio.

El fútbol, hoy, como es a la vez un juego global y una globalidad de intereses, genera en su casta ejecutiva celos, envidias y afanes. Yo no digo que Villar sea un santo, lo que sí digo es que entre el lobo y ansioso Tebas (no ama el fútbol, se sirve de él: estás diferencias hay que tenerlas siempre en cuenta) y el leal al fútbol, elijo a éste, o sea a Villar. Sin dudarlo. Por eso los federativos y votantes de papeleta y urna del fútbol le han pedido a Villar que se presente, que siga. Que se “inmortalice” en la FEF mientras pueda.

La vida me ha enseñado a fiarme de los leales y a cuidarme de los ansiosos. De algo ha de servirme la “cierta edad” que tengo.

Vuelve la ilusión

Jueves, 28 Mayo 2009

Lema de Florentino Pérez en la presentación oficial de su candidatura a la presidencia del al Real Madrid: “Vuelve la ilusión”.

-Vuelve otra vez, podría decirse también - comenta en voz alta un colega.

Hoy, en el hotel Intercontinental, ha dicho casi “más de lo mismo”. Florentino es un gladiador nato, duro y jabato. Nada le arredra. En el mundo de los negocios nada como lo que es (o fue en la otra vida):un tiburón blanco, el más inteligente de los escualiformes. Cuando abre la boca o enseña los dientes,acollona.

-Casi todo le ha salido bien en esta vida. Decía un banquero americano, John Fenton, que el riesgo es la iniciativa de los empresarios con talento. Florentino es eso: talento y riesgo -alaba uno de sus socios.

Florentino, de momento, sólo ha ofrecido en su discurso de presentación retórica bella y seductora. La retórica, como se sabe, anima y vigoriz más que el Ceregumil de una paga extraordinaria. Su lema, repito, es que con él retorna la ilusión. Sus premisas: recuperar la grandeza y los valores del Real Madrid, y el liderazgo y la referencia. Sus promesas: un equipo espectacular, para que todos los partidos sean fascinantes. Su objetivo titánicamente ambicioso: que el Real Madrid revalide en el siglo XXI su título de mejor equipo del mundo del siglo XX.

-¡Ostras,Florentino! .

Ostras, sí. Expresó, sin embargo, que es consciente de la dificultad de los obstáculos.

No habló de fichajes ni nada de eso. El lunes, cuando sea proclamado oficialmente presidente, tal vez diga algo. Presentó, eso sí, a los miembros de su junta directiva: entre madura, canosa, semicalva y sexagenaria.

-Parece que los más jóvenes son Florentino y el “arribista” de “Ética Madridista”, Fernández de Blas -suelta una lengua viperina. La madurez y las canas templan la inteligencia de los hombres: palabra de Sócrates (el filósofo griego,no el ex futbolista brasileño).

¡Destápese, Don Florentino!

Domingo, 22 Marzo 2009

Florentino Pérez es el “tapado” de sí mismo. Se repite su nombre a porfía, desde hace unos días, casi todos los días. Florentino lee y sonríe, seguro. Florentino oye y agudiza divertido el oído, ni se dude. Florentino se ve en la televisión y piensa: “Soy sin ser; no soy, pero es como si fuese. Ser o no ser, o no ser y ser, qué gozada hamletiana”.

Florentino, “tapado de sí mismo”, debe de estar disfrutando como Obama el día de su triunfo electoral. “¡Ya soy!”, exclamó Obama. “También yo seré, pero por aclamación”, rumia el icono Florentino Pérez. Porque en su soberbia, Florentino lo que quiere es el tusnami de la  aclamación.”¿A mí urnas? ¡Venga, hombre! ¡A mí, la aclamación, como en la Legión! ¡A mí todos!”.

Con él, ensueñan quienes creen en él,  el Real Madrid volverá a ser el que ha dejado de ser por culpa de ese ser sin sesera  que se llama Ramón Calderón y que todavía no se cree que ha dejado de ser, según amigos suyos.

¿Será o no será Florentino Pérez?.

Lo que empieza a no parecer serio es que se deje querer con tanto regodeo. El regodeo es el morbo de los narcisistas. Nefasto y falaz vicio.

A Florentino, un periódico inglés, con zumba anglosana, le ha colgado el alias de “El  Depredador”. Pues si hay que hacer caso de lo que se comenta y se publica  a diario, Florentino Perez, en plan Franco franquismo, tiene atado y bien atado a Kaká, a Cristiano Ronaldo, a Alves y a Messi, a Agüero y a Kanuté si, naturalmente, sigue metiendo goles de tres en tres.
Florentino “es un ser superior” (Butragueño) y tal vez, también, el único ser con crédito financiero, esa plaga egipicia en forma de dinero inexistente que pare parados  sin misericordia, para “resucitar” al Real Madrid, que para eso Florentino Pérez no es de este mundo ahogado en deudas, sino, repito, “un ser superior”. Sobrenatural.

¿Por qué  no “se destapa”  de una vez Florentino Pérez para que todos veamos -oyéndole, leyéndole y tocándole- que es en efecto un ser superior?. ¡Habla, Florentino, habla!. Y anuncia: “Yo soy el que soy y vengo a lo que vengo, a hacer del Real Madrid ese equipo superior que todos queréis”.