Blogs

Entradas con etiqueta ‘Emilio Romero’

Forges

Jueves, 22 Febrero 2018

“Yo pinto lo que pienso”, decía Picasso. Al periodista Antonio Domínguez Olano, de quien fue bastante amigo, le confesó también que le costaba más pensar que pintar:

-Con los pinceles no me enredo, me enredo siempre con lo que pienso.

¿Por qué me viene ahora a la memoria Picasso? Por Forges. Forges y yo coincidimos en la televisión en blanco y negro del Paseo de La Habana. Trabajaba como mezclador en el equipo de realización de la primera edición de Telediario.

-Oye, Miguel –me dijo un día enseñándome su dibujos-, ¿crees tú que estos chistes podrían publicarse en Pueblo?

Los vi. Asentí:

-Se lo diré a Emilio Romero.

Emilio Romero era el director de Puebl” y su exigente máxima era que “Pueblo, todos los días, absolutamente todos los días, tenía que sorprender a los lectores y desazonar a la competencia”. El Pueblo de Emilio Romero, que fue también el Pueblo /escuela de Juan Luis Cebrián, Jesús de la Serna, Jesús Hermida, Raúl del Pozo, Antonio Casado, José María García, Julio Merino y de quien esto escribe, entre otros, a pesar de ser el periódico de los sindicatos verticales, era descarado, atrevido y audaz como La Codorniz.

-Cualquier día nos echan a todos a la calle.

Nos tranquilizaba Emilio Romero:

-Veréis como eso no ocurre nunca. Hacemos bien lo que otros no se atreven, y quien podría echarnos está encantado con nuestras “travesuras liberales”.

Vio los dibujos de Forges y me dijo:

-A ver si es ingeniosos, porque dibujar no dibuja bien.

Forges publicó sus primeros dibujos en las páginas deportivas. Se me lamentó un día:

-Yo observo mucho (Picasso pensaba, Forges observaba), Miguel, y mi fuerte no es exactamente el deporte.

Era joven. Empezaba. No era nadie todavía.

-Paciencia, majo, y a hacer méritos –le aconsejé.

Los hizo. Hasta don Santiago Bernabéu, en el fútbol, un domingo, celebró uno de sus dibujos.

-No es madridista –me dijo-, pero tiene ingenio y sus muñecos son chocantes.

De Pueblo saltó al desaparecido Informaciones de Cebrián.

Cada vez que se muere alguien de la época del Pueblo de Emilio Romero, qué formidable director, hiere severamente mi corazón el puñal de la nostalgia. A ver qué le parecen a Dios los dibujos de Forges.

Mujeristas

Mircoles, 24 Septiembre 2014

Emilio Romero, tal vez el mejor director de periódicos del fenecido siglo XX…

-Eh, un momento. ¿Qué es esa mezquindad de tal vez?
Borro el tal vez. Emilio Romero, digo, tenía esta divisa: “Pueblo tiene que sorprender a los lectores y desazonar a la competencia todos los días”. Imaginación, creatividad y trabajar la calle como la trabajan los basureros. Con celo y esmero. Un día, un colega suyo, pudorosamente casto o castamente impotente, le ‘imputó’ (palabra de uso cotidiano en España en la actualidad referida a la casta política, como nadie ignora) que era “mujeriego”.
-Qué imprecisión –sonrió Emilio Romero entre sus redactores-. Soy mujerista, no mujeriego.
Precisando, Emilio Romero como Camilo José Cela: “No es igual estar jodido que estar jodiendo”.
Hay polémica sexista en el tenis, como saben. El presidente de la Federación Española, cuyo nombre no recuerdo en este momento, ha elegido a Gala León (ex jugadora, 40 años y nada del otro mundo cuando le daba a la raqueta, profesionalmente) como capitana del equipo ‘macho’ de la Copa Davis. Revuelo entre los machos. “No la conozco” (Feliciano López). “Es una frivolidad su nombramiento” (Avendaño). “No, no la conozco” (Rafa Nadal).
-Si los machos no saben quién es, ¿por qué ha sido elegida?
Igualdad de derechos, igualdad de oportunidades: eso esgrimen argumentalmente quien o quienes la han preferido a un macho.
-Ya conocemos esa cantinela de la igualdad –me arguye un macho-; pero de lo que se trata, también, es de igualdad de méritos. ¿Y cuáles son los méritos de Gala?
Gala, que debe ser mujer de majeza y chispa, ya ha hecho frase: “Tenis es tenis”. Como Boskov, el de “fútbol es fútbol”.

Gala, además, cuando tenga que entrar en el vestuario de los machos, llamará a la puerta con recato: “¿Puedo entrar? ¿Pueden ustedes ponerse los calzones si están como Dios les trajo al mundo? Es que voy a pasar”.
Como Emilio Romero, uno es también mujerista. A ver qué vida. No queremos darnos cuenta de que el sexo macho cada vez es más débil y el sexo débil, cada día que pasa, más macho. El sexo débil, como la ciencia, avanza que es una barbaridad. Siglo XXI: siglo de la globalidad y siglo, cada vez más, de la feminidad.
-En la actual TVE –me comenta un colega de los cuaternarios tiempos de la televisión en blanco y negro, en la que él y yo éramos “figuras”- , como habrás observado, las mujeres presentadoras, directoras y productoras son ya inmensa mayoría. La verdad es que lo hacen igual o mejor que nosotros

Es lo que hay.

Dalí se lo pasaba bomba con su Gala, de la que decía: “Esss mi muuusssa”. ¿Por qué no van a poder pasárselo también bomba los machos de la Copa Davis con Gala León?
Yo, por si acaso, estoy aprendiendo a barrer y a cocinar.