Blogs

Entradas con etiqueta ‘Europa’

Creencias

Jueves, 7 Septiembre 2017

Una creencia no es simplemente la idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente. Florentino Pérez cree ciegamente en su mente, si no fuese así no seguiría en el Real Madrid.

-Yo tengo clara la idea del Real Madrid que quiero –me confesó hace años, cuando iniciaba su carrera presidencial- , y esa idea me da que pensar. Sueño con ella y ella sueña conmigo.

Su idea: un Real Madrid mandón y poderoso en España y en Europa. Su creencia: que eso, con él, podía ser. Su mente, que diría, de vivir, don Gregorio Marañón (con el don, sí; con el don, al menos yo, expreso usualmente mi rendida reverencia y admiración) es vigorosa y lúcida. El Real Madrid, pues, es Florentino Pérez, de igual modo que Zara y sus otras marcas hermanas son Amancio Ortega.

-Dadme un punto de apoyo y moveré montañas –dijo Arquímedes.

FP y AO, como Arquímedes. Bartomeu, el presidente del Barça, en cambio, está sin punto de apoyo, y encima miente.

-¡No! – ha bufado el plácido Iniesta a la pregunta de si tenía principio de acuerdo con el Barça para renovar el contrato

Bartomeu, en efecto, está empezando a perder el pinto de apoyo del forofismo azulgrana.

-Con otro presidente –me comenta gente de su entorno - , seguro, Neymar seguiría aquí. “Es un presidente de broma”, ha soltado, sorpresiva y doloridamente agresivo, Neymar contra Bartomeu. Enigmática frase. Sería poder desentrañarla desentrañara. ¿Por qué es un presidente de broma? Tampoco ha atinado Bartomeu, por otro lado, con los fichajes que realmente ansiaba. E Iniesta, un bendito de Dios, mosca, o cabreado, como nunca.

-Y en cuanto a Messi, ¿qué?–pregunto.

-Otro cantar. Atado y bien atado, que se dice, no está todavía bien atado

El fútbol de élite es ya en este joven siglo, guste o no, ‘empresa’ tan difícil de gobernar como España.

-¡Exagerado!

-A los hechos me remito ¿Acaso no está cada a día más embolicado el cotarro de los ‘demócratas’ que nos gobiernan?

Creo en las mentes y en las ideas de gente inspirada y lúcida como Florentino y Amancio.

Aritmética

Domingo, 4 Junio 2017

Como España es como es –genial, mágica, única, secular, atrabiliaria, anarquista, sediciosa, cachonda- de vez en cuando gana una batalla como la de Lepanto, “la más alta ocasión que vieron los siglos”, y con una docena de huevos, que diría don Santiago Bernabéu, gana su “primera” docena de títulos. Exactamente, la frase de don Santiago fue ésta:

-El Real Madrid ganará hoy (al Stade Reims, en París: primera Copa de Europa) por fútbol y por huevos, pues los tenemos mejor puestos que ellos.

Cuando Florentino Pérez llegó a la presidencia del Real Madrid (la primera vez), dijo:

-Me gustaría que algún día se me pudiera elogiar como a don Santiago.

Cuatro Champions ya, FP. Y el Real Madrid, ahora, con usted, está en el camino, en el óptimo camino, de brindar al mundo “otra gran ocasión jamás vista por los siglos”.

La aritmética no miente, nada más lejos de la política que la honesta aritmética.

-Si los políticos, además de políticos, fueran aritméticos, la política sería tan maravillosa como la aritmética: una ciencia bella, leal, por su lejanía de la mentira. Lamentablemente, no es así.

-¿Quién dijo eso?

-Un político inteligente y con mucho sentido del humor: Pío Cabanillas. Está en el cielo con don Santiago.

FP, a lo Bernabéu, ha dicho:

-Éste es el punto de partida para volver a ganar la próxima temporada.

Sigamos con la aritmética. Lo más aritméticamente admirable que tiene ahora mismo España es el Real Madrid. ¿Tiene la América del estrafalario Trump un Real Madrid? No. Con la universal internacionalidad del Real Madrid, no. ¿Tiene la Alemania de la señora Merkel , otro poder, un gozo deportivo como el Real Madrid? Tampoco.

-El Real Madrid –pondera el entrenador de la “Vieja Señora” con estupendo señorío- tiene un equipazo.

Aritméticamente exacto. Lo demostró abrumadoramente en el segundo tiempo.

Zidane, otro señor de pica en Flandes: cinco título, en el Real Madrid, de siete posibles: una Liga, dos Champions, un Mundial de clubes y una Supercopa de Europa-

-¡Qué precoz!

De novato, a ese colosal currículo.

-Y con récord mundial: las dos Chmpions, consecutivas.

Más aritmética. CR7: máximo goleador de la Champions con 12 goles (uno más que Messi). Luego “Pichichi” europeo y doblete. ¿Quinto Balón de Oro? Seguro.

Felicidades a todos. Y a don Santiago Bernabéu por la herencia. Anteayer, qué casualidad, fue su 39 cumpleaños de vida celestial.

Creer y gobernar

Lunes, 16 Enero 2017

El mundo cree en quien cree en sí mismo. En fútbol, en política, en todo.

-La primera y más importante lección de la vida es que hay que aprender a creer. A creer en uno, a creer en que uno no es menos que el que más, a creer que nadie es invencible.

El entrenador del Sevilla es calvo, como Zidane. Calvos los dos. Calvo Zidane y calvo, si bien en bajito y peor hecho, Sampaoli.

-El Sevilla –me dicen- es Monchi, que sabe fichar bueno y barato (lleva así años); Sampaoli, que sabe gobernar el equipo psicológica y tácticamente, y la plantilla, que sabe aprender y está encantada con su entrenador.

Por cierto: el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, va a gobernar su poderoso país “como una empresa”.

-Esa manera de gobernar, a mí, me ha dado resultado –presume.

A él, sí; como empresario, sí, ni se duda. Se duda, sin embargo, que el trasplante de su sistema prenda en el duro terreno de pelar de la política.

¿Quién lo duda?

-Menos Putin, el resto de Europa, si hay que hacer caso de lo que se escribe y de lo que opinan, en las tertulias, los sabios en política.

Creer, creer. Qué difícil es eso. ¿Cree el mundo en quien cree tanto en sí mismo, o sea en Trump?

-Yo creo en el Sevilla –me dice un compañero sevillista-. Creo que el Sevilla, en efecto, posee un equipo vigoroso y con fe, capaz de todo por ansias. Hay sintonía, en el Sevilla, entre lo que hace y lo que siente.

Vamos a creer, pues, en esa misteriosa fuerza que nos dice: “Sigue así, no desfallezcas y tú mismo te asombrarás de tus logros”.

Elegante Zidane (el estilo es el hombre y Zidane es un hombre con estilo):

-Es duro perder como hemos perdido, pero eso pasa.

Elegante también con el partido de Sergio Ramos.

-Estoy orgulloso de su partido, de su personalidad. ¿Su gol en propia puerta? No pasa nada, eso en fútbol pasa.

Fe, estilo, pugnacidad, sistema de gobierno. Valores. ¿Por qué, sin embargo, en España, se da oxígeno y vida en los graderíos de algunos estadios a quienes llaman “hijo de puta” a Sergio Ramos? ¿Por qué no se acaba con esa ‘casta’? Lo dijo Aristóteles: “Sin educación, no hay democracia”. Rajoy lo ha dicho de esta otra manera: “Sin ley, no hay democracia”.

Sevilla y olé. Y olé el Real Madrid, que también cree en sí mismo y en Zidane; y olé Trump si , en efecto, consigue gobernar la empresa de los Estados Unidos con el mismo éxito con que gobierna sus empresas.

¿Estamo de acuerdo entre gente y prensa?

Jueves, 25 Febrero 2010

La prensa sirve para que la gente se entere de lo que dice la prensa, y la gente sirve para que la prensa se entere de lo que dice la gente.

La gente del fútbol, el gentío forofo, no siempre disente del crítico, a veces hasta están de acuerdo en todo.

-¿A usted le ha gustado el fútbol del Real Madrid en Lyon, contra el Olympique?

-Casi nada

-Gracias.

El Barça, ayer , en Stuttgart, ¿era el Barça de la temporada pasada?.

-No,no lo era -me contesta otro forofo, éste blaugrana.

La Champions es a las competiciones nacionales (copas, ligas) lo que el olimpismo a los campeonatos del mundo.Europa es más, estimula más. Gasol lo explicaba de una manera muy expresiva: “El Campeonato de Europa -dijo tras ganarlo- te exige en todo la quinta velocidad, en temperatura belicosa, en amor propio,en orgullo”.

-¿De acuerdo,querido lector? ¿Sí? Sigo.

El Real Madrid y el Barça, la bicefalia del fútbol español, no están finos. El Olympique debe de ser eliminado por el Real Madrid.Es lo lógico por muchas razones: ¿qué tiene el Olimpyque mejor que el Real Madrid? Nada:ni el presupuesto económico, ni la calidad de sus jugadores. Bueno, sí tiene algo mejor que el Real Madrid, o tuvo el otro día:su feroz pugnaciodad, el todos para todos en todos los momentos del partido. En Stuttgart, el Barça, al igual que el Real Madrid en Lyon, no se enteró de que en Europa, como dice Gasol,hay que jugar todo el partido con la quinta velocidad.

El fútbol, supuesta la técnica y el talento, es lo de los griegos en la batalla de las Termópilas: coraje sin límites, velocidad, no dejar pensar al contrario. El Barça y el Real Madrid, en todo eso, defraudaron.

Europa, no se olvide, era, según la mitología, una amante insaciable.Hay que ser insaciable en Europa. ¿Estamos de acuerdo gente y prensa?