Blogs

Entradas con etiqueta ‘feminismo’

Mujeres

Mircoles, 6 Junio 2018

Si las ciencias avanzan que es una barbaridad, el feminismo también. El siglo XXI, amén del siglo de la globalidad y del internet y de los robots, es el siglo de la mujer. Cuando la mujer empezó a sustituir la falda por el pantalón, una compañera, riendo, me vaticinó:

-Dentro de nada seguirán mandando los pantalones, pero no los vuestros, sino los nuestros.

Durante siglos, ¿qué fue la mujer? El descanso del guerrero y la guerrera de la casa. Ya no, ya no. La mujer, hoy, es tanto o más, cerebralmente, que el hombre.

-Si se nos deja, el hombre acabará haciendo las labores del hogar –me dijo también, para chincharme, la misma compañera.

No me chinchó. Yo creo en la mujer. He creído en ella siempre. Sin ella, tengo escrito, la vida sería un asco.

-La vida, en efecto, no sería vida.

Sería peor que un asco. Pedro Sánchez, con el hacha de la moción de la censura, se ha cargado a Mariano Rajoy. Pedro Sánchez no es progresista: se afeita y anuda corbata. Es, sencillamente, un socialista con estilo.

-¿Qué es el estilo para ti?

-Buen gusto y no lucir barba fea y sucia de varios días

Kierkegaard relacionaba el declinar de los valores (patria, familia, hogar…) con la pérdida de Dios y el declinar del estilo con el declinar de la educación y el buen gusto.

-¿Estás seguro?

-Lo diré una vez más: yo nunca estoy seguro de nada.

Sí estoy seguro, en cambio, de lo que me hace feliz. Me hace feliz el tenis de Garbiñe Muguruza cuando juega con fe y cree en su mente.

-¿Hay que creer en la mente?

- Como en la fe. Lo dijo el doctor Marañón: el hombre es cuerpo, espíritu y mente, y la mente es más que el cuerpo y el espíritu.

Es verdad. Y lo demuestra Garbiñe cuando juega como lo ha hecho esta vez contra Maria Sharapova.

-Yo –confesó en cierta ocasión Garbiea - quisiera tener la mente de Rafa Nadal.

La mente es una cuestión de voluntad.

-La voluntad es la joya de la conducta.

Retorno a Pedro Sánchez. Me encanta su Gobierno de mujeres: pocos hombres y muchas mujeres.

-Qué valiente, qué feminista.

-Más bien qué mujerista, que no qué mujeriego.

¿Ha habido alguna vez en Europa un Gobierno tan amujerado como el de Pedro Sánchez? En fin, creo en Dios por si acaso y creo en la Tierra en la belleza (mental y física) de la mujer. Es lo único en que coincido con Pedro Sánchez.